jueves, 21 de diciembre de 2017

43 Marionetas del Sionismo

Al final de cuentas no va a servir de nada y el asunto va a quedar registrado por su mero valor anecdótico. El caso es que, siguiendo los pasos de la UE, 128 naciones han decidido mostrar abiertamente su rechazo a la más freciente agresión por parte de la oligarquía estadounidense en contra del pueblo palestino y en favor de sus compinches sionistas.

También para la memoria queda el hecho de que en 2017 Tel Aviv contaba, para su campaña genocida en contra de los auténticos posesonarios de la tierra ocupada, con la abyecta colaboración de 42 países además de la mortífera lealtad yanki.

Les compartimos el reporte que ha publicado Cuba Debate con respecto a la votación que se ha dado en el seno de la ONU como respuesta a la designación de Al Quds como capital del espurio estado de Israel por parte de Washington:


La Asamblea General de la ONU ha aprobado con 128 votos a favor, 9 en contra y 35 abstenciones una resolución para rechazar el reconocimiento estadounidense de Jerusalén como capital de Israel. La decisión, tomada este jueves durante una sesión de emergencia, reitera que todo fallo sobre el estatus de la Ciudad Santa queda sin efecto y debe ser revocado.

El resultado de la votación fue aclamado como una “victoria” por parte de Palestina. “Continuaremos nuestros esfuerzos en las Naciones Unidas y en todos los foros internacionales para poner fin a esta ocupación y establecer nuestro Estado palestino con Jerusalén Este como su capital”, afirmó el portavoz del presidente palestino Mahmud Abbás, Nabil Abu Rdainah.

La resolución de Naciones Unidas contraría la decisión tomada por el presidente estadounidense Donald Trump a inicios de mes, que involucra el futuro traslado de la Embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén. Sin embargo, la postura de la ONU no tendrá influencia alguna en los planes de Washington, según afirmó la embajadora de EE.UU ante ese órgano, Nikki Haley.

“Cuando hacemos contribuciones generosas a la ONU, también tenemos expectativas legítimas de que nuestra buena voluntad sea reconocida y respetada”, declaró Haley. La diplomática agregó que la votación será “recordada” por EE.UU. y “marcará una diferencia sobre lo que los estadounidenses piensan de la ONU”.

Haley había señalado este martes que Washington “apuntará los nombres” de los que criticaran la postura de su país durante esta votación. Trump, por su parte, amenazó ayer con suspender la ayuda financiera a los países que votaran a favor de la resolución.

A inicio de semana, EE.UU. vetó una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para confirmar el estatus internacional de Jerusalén y dejar sin efecto legal la reciente decisión estadounidense. El proyecto contó con todos los votos a su favor excepto el de Washington.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario