miércoles, 10 de diciembre de 2008

En Memoria de Aitor Zabaleta

Este artículo ha sido publicado en Diario Vasco, lo reproduzco aquí para recordar a todos que la violencia del estado español en contra de los vascos no se reduce al aspecto político, también se extiende a la cultura, al arte y en este caso, al deporte. Aquí lo tienen:


Aitor Zabaleta, en la memoria

Una serie de actos sencillos y sentidos conmemoraron ayer los diez años del asesinato del seguidor realista en las puertas del estadio Vicente Calderón. Se anunciará hoy la creación de una jornada contra la intolerancia en el deporte

Fernando Becerril

Los familiares y amigos de Aitor Zabaleta conmemoraron ayer el décimo aniversario de la desaparición del seguidor realista con una serie de actos sencillos y sentidos que vinieron a mostrar que el aficionado asesinado sigue presente en la memoria colectiva de la afición txuriurdin y del conjunto de la sociedad guipuzcoana.

Precisamente ayer se cumplieron diez años del asesinato de Aitor Zabaleta, que murió apuñalado por un grupo de ultras seguidores del Atlético de Madrid. A las 19.30 horas de la tarde de ayer, minutos después de que se hubieran cumplido los diez años del trágico suceso, la imagen de Aitor fue proyectada sobre el monte Urgull y su silueta pudo ser contemplada desde el puerto donostiarra con el lema que desde entonces ha hecho propio la sociedad guipuzcoana: «Aitor beti gogoan».

Aitor Zabaleta Cortázar, de 28 años, falleció en la madrugada del 9 de diciembre de 1998 en el hospital de La Concepción de Madrid, después de ser apuñalado la tarde anterior en los alrededores del estadio Vicente Calderón poco antes del encuentro entre el Atlético de Madrid y la Real Sociedad correspondiente a la Copa de la UEFA.

La familia sigue convencida de que el ataque a los seguidores realistas estuvo perfectamente organizado y Aitor Zabaleta fue la víctima como podía haber sido cualquier otro aficionado guipuzcoano. El juicio posterior condenó tan solo al autor material de la puñalada mortal, Ricardo Guerra, perteneciente a un subgrupo neonazi del Frente Atlético, los ultras colchoneros, que se había autodenominado Bastión 1903. El asesino fue condenado a 17 años de prisión, pero ya en 2006 le fue concedido un permiso penitenciario.

Los amigos y familiares de Aitor manifestaron públicamente el domingo su posición al declarar que «la justicia trató el asunto superficialmente al condenar tan solo a una persona» en un acto en el que presentaron la plataforma Aitor beti gogoan, que tratará de mantener vivo el recuerdo del seguidor realista.

El dolor de la familia

La familia de Aitor Zabaleta mantiene vivo el recuerdo de su hijo y hermano. Estos días Miren, la hermana de Aitor, ha dejado claro el sentimiento de la familia: «Desde los primeros días tanto los estamentos como la gente nos dieron muchísimo cariño. Es de agradecer porque es un aliento incondicional de todas las personas durante diez años».

Miren Zabaleta exponía también que ese apoyo pudo venir dado porque «la gente lo sintió como algo suyo. Creo que todos sintieron que fue algo que le pudo suceder a cualquiera y eso se nota a la hora de darte cariño. Además es algo que puede volver a pasar en cualquier momento. El hecho no tuvo nada que ver con el fútbol».

Fue un poco más allá: «Estos individuos no fueron a por Aitor sólo porque era de la Real. Esta gente no va a ver fútbol sino a practicar la violencia. Yo creo que fueron a por él porque era vasco, pero esta gente practica la violencia según su criterio y lo único que pretenden es hacerse propaganda gracias al mundo del deporte».

En esencia es el mismo discurso mantenido el domingo en la rueda de prensa de presentación de la plataforma «Aitor beti gogoan». Lo que pasó puede volver a pasar porque «el factor que provocó la desaparición de Aitor sigue presente y por lo tanto hechos como éste pueden volver a repetirse».

La familia de Aitor Zabaleta admite que todos estos homenajes les ayudan a superar el dolor que todavía sienten: «Todo lo que sea en su honor es de agradecer y no nos hace sufrir. Sufrir nos hicieron otros».

El aita, en Madrid

El Consejo Superior de Deportes (CSD), Aficiones Unidas, el Movimiento contra la Intolerancia y la plataforma «Aitor in memoriam» anunciarán hoy la institución de una jornada contra la intolerancia en el deporte, en coincidencia con el décimo aniversario de la muerte de Aitor Zabaleta. Por ese motivo Javier Zabaleta, el padre de Aitor, estará hoy en Madrid en la presentación de esta iniciativa.

Según informó el CSD la semana pasada, las instituciones citadas «han coincidido en la oportunidad de fijar una fecha para proclamar el respeto y la solidaridad entre aficiones y el rechazo a la intolerancia en el deporte», en unas fechas en las que se cumplen diez años del asesinato del seguidor donostiarra.

El secretario de estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, junto a Esteban Ibarra, presidente del Movimiento contra la Intolerancia, José María Suárez Braña, presidente de la Federación de Aficiones Unidas y Javier Zabaleta, padre de Aitor, explicarán los objetivos de esta iniciativa en la sede madrileña del Consejo Superior de Deportes en el curso de una conferencia de prensa que se celebrará al mediodía esta misma mañana.



.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario