domingo, 26 de agosto de 2007

El PNV Madridista

Esta nota apareció hoy en Gara:

«El PNV ya está encaminado hacia un nuevo pacto político con Madrid»

Desde las escaleras del Ayuntamiento de Bilbo y frente a miles de personas, Pernando Barrena cargó ayer contra PSOE y PNV. Al partido que dirige Josu Jon Imaz le acusó de aceptar, por intereses partidistas, el veto de Madrid a las decisiones que toma la sociedad vasca.

Iker BIZKARGUENAGA | BILBO

Varios miles de personas respondieron ayer a la convocatoria de la izquierda abertzale en las calles de Bilbo, donde una multitud de ikurriñas y banderas de Nafarroa desfilaron tras la pancarta que con el lema «Konponbidea gure esku. 4 herrialdetarako autonomia. Erabakitze eskubidea», llevaban los convocantes. Una enorme enseña nacional vasca, portada por miembros de las comparsas, abría la marcha y, varios metros más adelante, hasta cinco furgonetas de la Ertzaintza hacían el seguimiento policial a la manifestación.

Entre los presentes se hallaban varios mahaikides, como Joseba Permach, Jone Goirizelaia, Pernando Barrena, Hasier Arraiz y Eusebio Lasa; representantes de LAB, como Txutxi Ariznabarreta y Lola Gómez, así como personas referenciales de la izquierda abertzale en el herrialde. La manifestación, que fue engrosando a medida que se acercaba al Ayuntamiento, discurrió entre lemas en favor de la ikurriña y en contra de la bandera española -que el alcalde la capital vizcaina, Iñaki Azkuna, volvió a colocar en la balconada del consistorio-, así como en demanda de democracia para Euskal Herria y en solidaridad con los presos políticos vascos.

«No nos van a engañar»

Ya frente al consistorio, tras la intervención de una bertsolari y de la juntera electa de ANV Arantza Urkaregi, Pernando Barrena tomó la palabra para recordar que «la clave para un esquema de resolución del conflicto pasa por decidir cómo se respeta y se hace cumplir la palabra y la decisión de este pueblo», y que «el poder alcanzar un nuevo escenario político pasa por el derecho de decidir» de Euskal Herria.

El mahaikide hizo un pormenorizado repaso a la actualidad política vasca, denunciando en primer lugar la actuación del tripartito y su mediático rifirrafe en torno a una eventual consulta popular y, centrándose en el PNV, apuntó que «a las gentes de la izquierda abertzale no nos van a engañar, porque hemos compartido con ellos muchas horas en estos tres años y sabemos perfectamente qué piensan y qué están dispuestos a hacer Josu Jon y compañía».

«Saben que el debate central pasa porque los vascos y vascas tenemos que decidir, no lo pueden evitar y ellos también tienen que hablar de ello» apuntó, para agregar que, sin embargo, «a cuenta de la consulta el PNV decidió no ir un milimetro más allá de lo que el PSOE le marcó en la mesa de negociación».

En esa mesa de negociación, según el portavoz abertzale, el líder jeltzale «demostró que su concepto de transversalidad no es sino un eufemismo para otorgar el derecho de veto al PSOE para que este país no pueda decidir líbremente su futuro». Una actitud, la del PNV, que para Barrena «no se hace por debilidad o dejación», sino porque la formación jeltzale «ya está encaminada hacia un nuevo pacto político con Madrid, que incluye el reparto de papeles para perseguir a la izquierda abertzale y, por supuesto, para compartir la gestión».

Sobre esta base, el mahaikide valoró que «Imaz ha programado una voladura controlada del tripartito», ya que «ya han decidido que que el futuro pasa por un PNV aliado con el PSOE en lo institucional y en lo político, para volver a amarrar el negocio clientelar que tienen en este pueblo desde hace más de 25 años y sin importarles que nuevamente sea Madrid quien decida y tenga el derecho de veto sobre el futuro de los vascos».

Volviendo a la mesa de negociación, el dirigente independentista censuró que el PSOE «no estuvo dispuesto acambiar el ordenamiento juridico ni siquiera en lo más mínimo», y que «hasta el último momento rechazó que los vascos tenemos derecho a decidir nuestro futuro». «Y lo más triste fue que el PNV de Imaz se plegara a los límites que le impuso el PSOE», se lamentó, para censurar que ambos partidos «se levantaron de la mesa y dejaron a la izquierda abertzale sola, en defensa de la autodeterminación y la territorialidad de este pueblo».

Antes de concluir, Barrena quiso recordar a Fernando Morroni y Roberto Facal, jóvenes uruguayos muertos hace 13 años en Montevideo por mostrar su solidaridad con tres refugiados políticos vascos que iban a ser entregados a Madrid.


~ ~ ~

No hay comentarios.:

Publicar un comentario