sábado, 11 de julio de 2015

Ayudar al Desarme

La organización antifascista vasca ETA está haciendo todo lo posible por continuar adelante con su procesos de DDR. París y Madrid, por contraparte, están intentando obstaculizar a toda costa que esto suceda pues quedarían expuestos ante la comunidad internacional por lo que realmente son, estados tardo colonialistas, conculcadores de los derechos colectivos de los pueblos bajo su dominio.

La historia, lo saben muy bien los mandamases en ambas metrópolis, es implacable y, si bien su relato tergiversado de la lucha del pueblo vasco por su autodeterminación es el que priva entre los líderes de opinión, saben muy bien que los datos duros y contrastables darán al traste con ese relato en favor de los hechos históricos.

Desde Gara traemos a ustedes este artículo acerca de lo sucedido en Iparralde en horas recientes:


Ortzaize fue de nuevo ayer escenario de la detención de una de sus vecinas. Se trata de Grazi Etxebehere que, de vuelta de Iruñea, se presentó en su casa al enterarse de que la Policía se encontraba en ella. Reconoció que fue ella quien albergaba a Reta y Goienetxea y pidió la liberación de sus amigos a quienes exculpó de toda responsabilidad.

La quinta detención de la operación policial iniciada el martes al anochecer en Ortzaize tuvo lugar ayer por la mañana, prácticamente ante las cámaras. Grazi Etxebehere llegaba hacia las 10.00 a los alrededores de su casa donde la Policía francesa procedía al registro en presencia del alcalde de la localidad bajonavarra. Lo hacía ataviada de blanco y rojo «porque vengo de Iruñea donde me he enterado por la prensa que la Policía había ocupado mi casa» declaró a los medios de comunicación que, junto a varias personas y vecinos, estaban concentrados ante la barrera de la Gendarmería que cortaba el camino de acceso a la casa.

Ella misma tuvo que esperar después de identificarse a que los responsables policiales de la operación le hicieran entrar en la misma. Durante la espera, la enfermera recientemente jubilada y muy conocida en todo el valle respondió a las preguntas de los periodistas. Lo hizo con emoción y firmeza.

Con emoción porque, según manifestó, «mi máxima preocupación son Jef y Terexa [los dueños de la casa donde fueron detenidos los dos presuntos militantes de ETA el martes] que acogieron por amistad conmigo a esas dos personas para que yo me fuera unos días a Iruñea. Ellos lo hicieron únicamente porque yo se lo pedí y espero de todo corazón que los saquen pronto de ese agujero y vuelvan con sus dos hijos a casa».

Etxebehere reconoció sin ambages que albergó a Iñaki Reta y Xabier Goienetxea porque considera que hay que «aportar» al proceso de paz. «La solución no es la vía policial. Estamos en un proceso de paz y hace poco en la misma Conferencia de París se ha hablado de la necesidad del desarme. Yo no he hecho más que ayudar a una organización, a unas personas que quieren proceder al desarme. No me arrepiento de ello» dijo con rotundidad.

Llevar el proceso hasta el final

La ortzaiztarra fue más lejos en sus declaraciones. «Creo que todo militante tiene que comprometerse dentro de sus posibilidades para hacer que este proceso llegue hasta el final. Se han dado pasos muy importantes para resolver el conflicto en Euskal Herria y hay que seguir hasta conseguirlo. (...) Espero haber puesto mi pequeña piedra. Soy consciente de lo que me espera ahora pero me voy con una gran serenidad interna, muy enriquecida por las personas que he tenido la suerte de conocer y muy fortalecida» afirmó.

Hacia las 11.00 dos gendarmes le conminaron a pasar la barrera y, entre gritos de ánimo de los presentes, accedió a su casa donde, tal y como informaron las agencias de noticias, la Policía habría hallado dos pistolas pertenecientes a Reta y Goienetxea.

Grazi Etxebehere fue posteriormente trasladada a la comisaría de Baiona donde se encuentran también los otros cuatro detenidos.

Continúan las muestras de apoyo y las manifestaciones de protesta por los arrestos

La operación policial ha generado una gran movilización en el valle bajonavarro de donde son originarios los tres ortzaiztarras detenidos. Además de sus vecinos, muchas personas venidas de otros puntos de Ipar Euskal Herria se han unido a las protestas ya que tanto Grazi Etxebehere como Jef Mateo y Terexa Lekunberri son muy conocidas en todo el territorio.

Precisamente, los trabajadores del Instituto Cultural Vasco (Euskal Kultur Erakundea) donde trabaja esta última como antropóloga ha hecho pública su «extrema conmoción» por el arresto de su compañera y ha expresado su «total solidaridad» tanto a Lekunberri como a su familia, al tiempo que «subraya su gran profesionalismo, su lealtad y sus profundas cualidades humanas».

Como lo hicieran el miércoles 350 vecinos en Elorrio y 600 en Errenteria de donde son originarios Reta y Goienetxea, también ayer hubo movilizaciones para reclamar la liberación de los detenidos. Así, 400 personas se manifestaron en Errenteria y 600 en Ortzaize, movilización que repetirán hoy a las 19.00. Han llamado a la comparencia masiva del sábado a las 10.30.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario