martes, 28 de julio de 2015

Continúan las Extorsiones


No ha sido suficiente con convertir a la UEFA en un brazo represivo más del régimen, ahora es la propia Españistán la que ha procedido a extorsionar al Athletic de Bilbao, al FC Barcelona, etc, etc, etc... y aún están a la búsqueda del inventor de los silbatos.

Lean esta nota publicada en Deia:


La pitada al himno español cuesta 18.000 euros al Athletic

Antiviolencia impone la multa más baja al club bilbaino, ya que castiga al barça con 66.000 y a la Federación con 123.000. carga contra los colectivos soberanistas, multados con 890.000

U. Muñoz

Dos meses después de la imponente pitada que el himno español se llevó por buena parte de los asistentes a la final de Copa, con Felipe de Borbón como testigo de excepción en el palco, la Comisión Antiviolencia decidió ayer proponer una serie de multas económicas a todos los actores que de una u otra manera se dieron cita en el Camp Nou. No hubo cierre de San Mamés, como algunos auguraron, pero el órgano dependiente del Gobierno español quiso lanzar un aviso a navegantes a base de euros. Sobre todo a las plataformas soberanistas catalanas que instaron a acallar la interpretación del himno. A todos se les acusa de “transformar el espectáculo deportivo en un escenario de reivindicación política mediante actitudes intolerantes, generadoras de riesgo en el propio recinto (por los antagonismos políticos que podrían haberse suscitado de producirse reacciones contra aquéllas) y en el futuro (al generarse la falsa identificación, en todo el territorio nacional, de una determinada condición política por parte de los aficionados de los clubes intervinientes)”. En total, casi 1,1 millones de castigo para Athletic, Barcelona, Federación Española de Fútbol y colectivos como Catalunya Acció. Una lista de agraviados en la que el conjunto rojiblanco, viendo cómo han sido tratados el resto, es el menos afectado, ya que Antiviolencia propone una multa de 18.000 euros. Eso sí, la máxima legalmente aplicable por los hechos de los que se le acusa a Ibaigane.

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y el presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, justificaron las diferentes sanciones. Al Athletic le reprocharon “la inacción y falta de colaboración mostrada respecto de las convocatorias, efectuadas por diferentes entidades y que fueron expresamente advertidas, para realizar en el recinto deportivo diferentes actos de reivindicación política, algunos de ellos de contenido intolerante, con ocasión del partido”. Aunque el ambiente entre las dos aficiones en las gradas fue festivo durante todo el encuentro del pasado 30 de mayo y no se registró ningún incidente, Antiviolencia arremete contra el Barça. A la entidad blaugrana le impone 60.000 euros de multa por incumplir, a su juicio, las obligaciones “exigibles al diseño y ejecución del dispositivo de seguridad y los controles de acceso, determinante de la mezcla de aficionados de las aficiones rivales y de la introducción y encendido de objetos prohibidos (varias bengalas) en el interior del recinto deportivo”. Además, el conjunto catalán deberá abonar otros 6.000 por el mismo motivo que el Athletic, aunque en su grado mínimo atendiendo parcialmente las alegaciones formuladas por el Barcelona, que aportó las declaraciones públicas previas a la final por parte de algunos directivos en distintos medios de comunicación, “reconociendo lo improcedente de la convocatoria y de las conductas auspiciadas, solicitando expresamente respeto”.

La Federación Española de Fútbol, como organizadora principal del evento, tampoco se va de rositas. Su presidente, Ángel María Villar, enemistado desde hace tiempo con el CSD, tendrá que pasar por caja. Concretamente, se enfrenta a tres multas que suman 123.000 euros.

Las mayores multas son para once colectivos independentistas catalanes, especialmente para Catalunya Acció, que se enfrenta a un castigo de 100.000 euros “en calidad de instigadora de la convocatoria y por el reparto de silbatos efectuado para maximizarla”. Mientras que su presidente, Santiago Espot, ha sido castigado con 90.000. Asimismo, las otras diez entidades amonestadas deberán abonar 70.000 cada una. Las reacciones políticas no se harán esperar. 



Y es así pues como el estado español, camorrista por antonomasía, se dedica a extorsionar a vascos y catalanes. Neocolonialismo le llamarían algunos, tardocolonialismo otros... para el caso es igual.

Sobra decir que ni el Athletic de Bilbao ni el FC Barcelona promovieron la pitada, hay situaciones a las que no necesitas invitar a la gente a hacer, lo hacen de mil amores y de motu propio.
 




°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario