martes, 24 de abril de 2012

Allá en Elgeta


Hace unas horas ya mencionábamos que el régimen borbónico franquista había enviado a un contingente militar a hacer maniobras en Elgeta, precisamente en el 75 aniversario de la sangrienta toma de esta localidad por parte de los sublevados y sus aliados. He aquí la editorial de Gara al respecto:

Un día como ayer, 24 de abril de 1937, Elgeta caía en manos de las tropas fascistas apoyadas por alemanes, italianos y marroquíes. La batalla de Intxorta enfrentó a un Ejército vasco de miles de gudaris y milicianos contra los fascistas y tercios de requetés del Ejercito español, ayudados por la siniestra escuadrilla de bombarderos y cazas alemanes Legión Cóndor que dos días después bombardeó y calcinó Gernika en fósforo rojo. Los gudaris lucharon con bravura e hicieron retroceder varias veces a los fascistas, pero la aplastante superioridad aérea -150 aviones contra ninguno- terminó por minar su resistencia y abrió las puertas de Elgeta a las tropas comandadas por el general Camilo Alonso Vega. Entraron a sangre y fuego, ejecutaron a conocidos vecinos, abusaron sexualmente de las mujeres, fusilaron a padres delante de sus hijos. Ese es el legado que dejó el Ejército de Franco, un reguero de atrocidades que, gracias a la labor de asociaciones culturales como Intxorta 1937, no han quedado en el olvido, sino todo lo contrario.
75 años después, el mismo día, en el mismo sitio y horas antes del aniversario de Gernika, el Ejército español -heredero de los fascistas y jamás depurado- volvía a tomar Intxorta y a pasearse armado y desafiante por Elgeta. En un gesto de enorme significado simbólico y sicológico, actuó como lo harían los hijos naturales de los sanguinarios generales Mola o García Valiño de entonces. La orden de volver a tomar Intxorta quiso dejar un mensaje claro como tarjeta de visita: provocar a los vascos, humillar sentimientos de país y hacerlo con impunidad es una lección permanente del presente que sirve para recordarles su derrota, para hacerles ver que ese pasado perseguirá siempre cualquier esfuerzo por un futuro nuevo.
Ni la casualidad ni ninguna otra contingencia puede explicar ni explicará lo ocurrido. Pero se equivocan de plano. Intxorta es ya un espacio y un símbolo cincelado en la memoria colectiva de Euskal Herria, y la lucha de los gudaris por la libertad, inspiración y ejemplo.

Y en esta nota la reacción al respecto:

Denuncian la «provocación» del Ejército español en Elgeta 75 años después del asalto fascista
El Ayuntamiento de Elgeta considera una «grave provocación» la presencia del Ejército español en la localidad el mismo día en el que se cumplía el 75 aniversario de la toma del municipio por las tropas fascistas. El alcalde, Oxel Erostarbe, quiere saber quién dio la orden.
Nerea Goti

El alcalde de Elgeta, Oxel Erostarbe, denunció ayer la «grave provocación» que supone la presencia del Ejército español en el mismo centro de la localidad ayer, coincidiendo con el 75 aniversario de la entrada de las tropas fascistas. «El mismo día en que se cumplen 75 años de la toma de Elgeta por las tropas de Franco, los vecinos han tenido que ver cómo soldados del Ejército español armados tomaban el pueblo», explicó el primer edil, para destacar que esta situación es «dolorosa para todo el pueblo», y especialmente para los familiares de los fallecidos en el frente y de quienes sufrieron la violencia de las tropas fascistas una vez tomado el pueblo. Erostarbe se preguntó si «alguien imagina que los militares españoles hicieran maniobras mañana en Gernika», cuando se cumplen 75 años del bombardeo de la villa foral a manos de la aviación alemana y la italiana a las órdenes de los militares españoles golpistas.
Vecinos de Elgeta se encontraron con militares armados hacia las seis de la mañana, efectivos que también fueron vistos en Intxorta y Kanpantzar. La aparición del Ejército español fue recibida como un mazazo, al que algunas personas respondieron saliendo a la calle con ikurriñas y banderas republicanas. La irrupción del Ejército español en Elgeta en una fecha tan señalada no se pasará por alto a tenor de lo manifestado por Oxel Erostarbe, quien a mediodía informaba de que había realizado repetidas llamadas telefónicas a la Delegación del Gobierno español sin respuesta. «Queremos saber con nombres y apellidos quién ha dado la orden de realizar hoy [por ayer] maniobras militares en Elgeta», manifestó a Gara.
La Corporación elgetarra y la asociación por la recuperación de la memoria Intxorta 1937 Kultur Elkartea han convocado una concentración para hoy mismo, a las 20.00 en la plaza, bajo el lema «Egia, justizia eta kalte ordian, zauriak ixteko eta askatasunez bizitzeko» (Verdad, justicia y reparación, para cerrar heridas y vivir con libertad).







Y todo esto dentro del contexto de un proceso de paz acompañado por observadores internacionales, un proceso de paz que ha sido obstaculizado entre otras cosas por que se exige todo a una de las partes y nada a la otra.

Hemos llegado al hastío escuchando exigencias como disolución, arrepentimiento, solicitudes de perdón, entrega de armas, condenas... mientras que en el otro lado de la acera todo sigue inamovible.

Así pues, podemos asegurar sin temor a equivocarnos, que los españoles de hoy que no denuncien esta alevosa agresión se convierten en cómplices de todos los crímenes de lesa humanidad cometidos por los españolazos en contra de los vascos... entonces y ahora.



°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario