viernes, 6 de abril de 2012

Las Cuitas de Günter Grass

Hace algunos años al alemán Günter Grass se le ocurrió la bufonada de firmar un infame texto publicado en la página del Foro Ermua. En aquella época nadie lo acusó de nada por que el objetivo era el pueblo vasco.

Pero ahora se le han complicado las cosas a Herr Günter, pues parece ser que nueve años después ha entrado en razón pero ahora se metió con quien no debía, lean esta nota publicada en Rebelión:


Süddeutsche Zeitung publicó un poema de Günter Grass en el cual el Premio Nobel de Literatura opina sobre la participación alemana en el armamento israelí y la posibilidad de un ataque contra Irán.
Günter Grass ataca al Estado de Israel en su nuevo poema sobre el conflicto atómico con Irán. El periódico informa que representantes de organizaciones judías y políticos alemanes han reaccionado con una serie de imprecaciones contra el autor. Lo acusan de antisemita y de ignorar la situación política de Oriente Medio.
“Estoy horrorizado” dijo el presidente del Consejo Central de los Judíos en Alemania. Considera que el poema es un “panfleto de odio”. La embajada israelí en Berlín rechazó las críticas del Premio Nobel de Literatura a Israel.
El propio Grass no parece querer reaccionar ante esas críticas. “El señor Grass ha dicho en su poema, lo que tenía que decir y no se pronunciará más al respecto por problemas de salud”, dijo su secretaria personal Hilke Ohsoling.
Para información de nuestros lectores publicamos una traducción del poema en cuestión.

Por qué guardo silencio, demasiado tiempo
sobre lo que es obvio y que fue ensayado
en juegos de guerra, a cuyo fin solo seremos
en todo caso notas al pie de página.
El presunto derecho a un ataque preventivo,
que podría destruir al pueblo iraní
oprimido por un bravucón
y guiado hacia el júbilo organizado
porque se supone que en su territorio
se construye una bomba atómica.
¿Pero por qué me prohíbo,
mencionar el nombre de ese otro país,
en el cual hace años –aunque en secreto–
existe un creciente potencial nuclear
pero fuera de control, porque no es sometido
a ninguna inspección?
El silencio generalizado sobre este hecho,
al que se ha subordinado mi silencio,
lo considero una mentira inaguantable
y la presión, que amenaza con castigo,
en cuanto no es acatado;
el veredicto de “antisemitismo” es corriente.
Pero ahora, porque desde mi país,
que por crímenes muy propios,
que no admiten comparación,
es una y otra vez atrapado y debe dar explicaciones,
de nuevo y como si fuera normal, aunque
declarado sin esfuerzo como reparación
se debe entregar otro submarino a Israel
cuya especialidad es enviar ojivas destructoras
a un sitio donde la existencia
de una sola bomba no ha sido probada
donde solo el temor sirve de prueba
digo lo que hay que decir.
¿Pero porqué guardé silencio hasta ahora?
porque pensé que mi origen,
que está marcado por un baldón imborrable,
prohíbe, imputar ese hecho como verdad expresada
al país Israel, al que estoy unido
y quiero seguirlo estando
¿Por eso lo digo solo ahora,
envejecido y con mi última tinta:
la potencia atómica Israel amenaza
la ya frágil paz mundial?
porque hay que decir,
lo que ya mañana podría ser demasiado tarde;
también porque nosotros –como alemanes suficientemente incriminados–
podríamos llegar a proveer un crimen,
que es previsible, por lo cual nuestra culpabilidad
no podría ser borrada
por ninguna de las excusas acostumbradas.
Y confieso: ya no me callo,
porque estoy cansado de la hipocresía de Occidente
además se puede esperar,
que muchos se puedan liberar del silencio,
exigir la renuncia a la violencia a
los promotores del peligro visible
y al mismo tiempo insistir,
en que un control ilimitado y permanente
del potencial atómico israelí
y de las instalaciones atómicas iraníes
por una institución internacional
sea permitido por los gobiernos de ambos países.
Solo así será posible ayudar a israelíes y palestinos,
más aún, a todos los seres humanos, los que
en esa región ocupada por el delirio
viven enemistados estrechamente
y finalmente a nosotros mismos.

Traducido del alemán para Rebelión por Germán Leyens


Al respecto, se ha publicado esta nota en la página de SDP:


El Premio Nobel de Literatura Gunter Grass calificó a Israel como una amenaza a "la paz mundial, de por sí frágil", en un poema publicado el miércoles, que generó duras críticas en Alemania y en el estado judío.
En el poema titulado "Was gesagt werden muss" (Lo que debe decirse) publicado en el diario alemán Sueddeutsche Zeitung y en La Repubblica de Italia, entre otros, Grass criticó lo que describió como la hipocresía de occidente, que tolera el supuesto programa nuclear de Israel, pero podría emprender acciones militares contra Irán para que deje de construir una presunta bomba atómica.
Grass, de 84 años, dijo que se sintió impulsado a escribir por la reciente decisión de Berlín, de venderle a Israel un submarino capaz de "enviar ojivas destructivas adonde la existencia de una sola bomba nuclear no ha sido demostrada".
"El poder nuclear de Israel ha puesto en peligro la paz mundial, de por sí frágil", escribió. Su poema critica específicamente la postura de Israel, que reclamaría "el derecho a atacar primero" a Irán.
Grass también pidió un "control permanente e ilimitado sobre las capacidades nucleares de Israel y las instalaciones atómicas de Irán a través de un organismo internacional".
Israel considera a Irán como una amenaza para su existencia, argumentando entre otras cosas que Teherán se ha propuesto la destrucción del estado judío. La amenaza habría crecido con las sospechas de que el gobierno iraní busca producir armas nucleares.
Grass no mencionó esos pronunciamientos sobre la destrucción de Israel, hechos por el presidente Mahmoud Ahmadinejad, pero de forma indirecta se refirió al pueblo iraní "subyugado por un hablador".
Muchos consideran que Israel tiene un arsenal de armas nucleares pero el país nunca lo ha admitido y en cambio ha buscado una política de "ambigüedad" para disuadir a los posibles atacantes.
Israel cuenta actualmente con tres submarinos Dolphin, uno parcialmente creado y dos completamente construidos por Berlín. Dos más están en construcción y el contrato para un sexto submarino se firmó el mes pasado.
Los submarinos de esta clase pueden transportar misiles con ojivas nucleares, pero no existe evidencia de que Israel los haya equipado con ese armamento.
Grass dijo que no habló antes sobre el programa nuclear de Israel porque su país cometió "crímenes que no tienen comparación". Sin embargo, señaló que se ha dado cuenta de que el silencio es una "mentira pesada y una coerción" cuya omisión implica un castigo: "el veredicto 'antisemitismo' se usa comúnmente".
El izquierdista Grass se convirtió en una figura literaria prominente con "El tambor de hojalata", publicado en 1959, y ganó el Premio Nobel en 1999.
Instó a los alemanes a confrontar su doloroso pasado nazi en las décadas tras la Segunda Guerra Mundial, pero su imagen sufrió daños cuando admitió en su autobiografía de 2006 que lo reclutaron para la Waffen-SS, la división de combate de la organización paramilitar de los nazis, en los últimos meses de la guerra.
Los comentarios de Grass rápidamente generaron criticas el miércoles.
"Lo que debe decirse es que Israel es el único país del mundo cuyo derecho a existir es cuestionado públicamente", dijo la embajada israelí en Alemania en un comunicado. "Queremos vivir en paz con nuestros vecinos en la región".
Efraim Zuroff, director del centro antinazi Simon Wiesenthal en Jerusalén, dijo que el poema de Grass era "escandaloso" y agregó que parecía un signo de que Israel "se está convirtiendo en el chivo expiatorio de las frustraciones de aquellos que están hartos de escuchar sobre el Holocausto".
La canciller alemana Angela Merkel, una aliada incondicional de Israel, y su vocero Steffen Seibert reaccionaron fríamente a las declaraciones de Grass.
"En Alemania hay libertad artística y afortunadamente también hay libertad para que el gobierno no haga comentarios sobre cada producción artística", dijo Seibert.
La asistente de Grass Hilke Ohsoling dijo el miércoles a la agencia noticiosa alemana dapd que el autor no explicará ni defenderá su poema y que tampoco planea responder a las reacciones que ha generado, por motivos de salud.



Pero Günter, ¿acaso nadie te dijo que una cosa era firmar manifiestos en contra de los vascos y otra muy diferente hacer un poema acerca de la genocida inclinación mostrada por los sionistas?

Günter, de los vascos puedes decir lo que quieras, que son terroristas, que las ikastolas son incubadoras de futuros etarras, que el euskera es impuestos violentamente a pobres niños cuyos padres quieren que aprendan solo español, que los partidos políticos soberanistas son satélites de ETA, que los periódicos publicados en euskera son panfletos de propaganda nazionalista... y un largo etcétera.

Pero a los sionistas, a esos Günter, no se les toca ni con el pétalo de un poema, por que entonces resulta que tú Günter, eres el violento, el antisemita, el que desea la destrucción del estado judío.

Por cierto, invitamos al funcionario israelí que escribió en el comunicado eso de que  Israel es el único país del mundo cuyo derecho a existir es cuestionado públicamente, que venga y lo diga en Euskal Herria.



°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario