domingo, 25 de junio de 2017

De Visita por Iparralde

Les compartimos esta guía turística que invita a visitar Iparralde, misma que ha sido publicada por el periódico argentino El Día:


En las comunas francesas de San Juan de Luz y Hendaya, se pueden vivir experiencias únicas y descubrir lugares fascinantes a lo largo de sus diferentes temporadas climáticas, como una de las mejores playas para aprender a surfear de toda Europa, antiguos y bien conservados castillos, y el siempre atractivo paisaje de la cadena de los Pirineos

Primavera, verano, otoño e invierno. Todas las estaciones del año son buenas para visitar el País Vasco francés (Pays Basque) o PVF y descubrir este territorio histórico y fronterizo con España que, desde la cadena montañosa de los Pirineos, desciende hasta el mar y que, pese a contar con innumerables atractivos, es bastante desconocido.

Esta comunidad integrada dentro del departamento de los Pirineos Atlánticos, en la región de Nueva Aquitania , y con unos 50 kilómetros de costa, desde Hendaya hasta Bayona, es un lugar privilegiado para la práctica del surf y para descubrir diferentes localidades que van, desde lo sofisticado y cosmopolita, hasta lo tradicional y mariner.

Larga playa y castillo

Uno de los rincones mágicos de la zona es Hendaya, lugar privilegiado por tener la playa más larga de la costa vasca francesa, además de un castillo neogótico sobre un acantilado diseñado por el arquitecto Viollet-Le-Duc, y por el ser uno de los centros de talasoterapia en Francia.

El otro tesoro costero del PVF es San Juan de Luz, localidad variopinta con un casco histórico que es un laberinto de callejuelas, y que cuenta con un pintoresco puerto pesquero y la iglesia de San Juan Bautista, donde el rey francés Luis XIV contrajo matrimonio con la infanta de España, Teresa de Austria.

Distantes apenas 12 kilómetros, la una de la otra, en estas dos localidades costeras se puede disfrutar de una gran variedad de actividades de todo tipo y para todas las edades, a lo largo de todo el año.

Las oficinas de Turismo de Hendaya y San Juan de Luz elaboraron una guía para los visitantes y en ella, entre otros atractivos, destacan para esta época del año al pico de Larrún, y el tren y su vista panorámica.

El pico de Larrún forma parte de las montañas más celebres de todo el País Vasco francés y se pueden aprovechar unas vacaciones en San Juan de Luz-Hendaya para montarse en el famoso tren de cremallera que lleva hasta la cima, permitiendo disfrutar de la inolvidable vista panorámica.

Caminatas

También existe la posibilidad de subir a la cumbre caminando unas dos horas y media aproximadamente apreciando en el paisaje la costa vasca, los Pirineos y el valle del río Bidasoa.

Con sus 905 metros de altura, Larrún es el último pico antes de llegar al litoral atlántico y está en un emplazamiento repleto de historia, que ha sido frecuentado por cazadores neolíticos y por la emperatriz Eugenia de Montijo, mujer de Napoleón III.

Desde la construcción del tren, en 1924, el acceso a su cima se halla a tan sólo 35 minutos del centro de la localidad, atravesando una naturaleza salvaje habitada por ovejas y ‘pottokas’, característicos caballos de pequeña envergadura que viven en el macizo en total libertad.

Cada año, el tren de Larrún acoge un gran número de visitantes provenientes de cualquier rincón del planeta.

Las cuevas de Sara

La visita guiada y organizada, de una hora de recorrido, permite conocer distintos aspectos de esta cavidad natural: su fascinante geología atípica, su ocupación temporal durante la prehistoria, los rasgos que hacen comprender mejor los orígenes del pueblo vasco, su mitología, su lengua y sus paisajes.

Las cuevas de Sara son consideradas uno de los patrimonios naturales más importantes de todo el País Vasco, por lo que son una visita imprescindible, apta para todas las edades.

Surf

Con sus 3 kilómetros de longitud, Hendaya posee una playa de arena fina que, en 2015, la web turística “Tripadvisor” clasificó como la tercera mejor playa de toda Francia.

Ubicada en una extensa bahía, este manto de arena de suave marea es la indicada para los principiantes y amateurs del surf, donde existe un gran número de escuelas especializadas que ofrecen, desde clases particulares hasta todo el material necesario, según las capacidades y motivaciones personales.

Cada 13 de julio, tiene lugar la “Fiesta del chipirón”. Esta celebración gastronómica consiste en una degustación de estos calamares de pequeño tamaño, acompañada de diversas y deliciosas salsas locales, con una presencia única de música vasca y los famosos “toros de fuego” (armazones que imitan a estos animales y llevan elementos pirotécnicos).

Cultura

San Juan de Luz y Ciboure son dos ciudades de alto interés, cultural, artístico e histórico, y debido a su riqueza patrimonial, gastronómica y musical, son consideradas de visita “obligada”.

San Juan de Luz, además de su historia, se puede disfrutar a través de largos paseos por el litoral y el jardín botánico, así como apreciar su destacable arquitectura, cuyos orígenes que remontan hasta el siglo XVII, además de sus brillantes y tradicionales instalaciones portuarias.

Los profesionales de la seguridad marítima y los ejércitos de mar y de tierra francesa, así como la patrulla aérea (una de las más reputadas del mundo) realizan un espectacular “show” desplegando aviones, tropas y paracaidistas en vivo, para demostrar sus capacidades militares cada 2 de septiembre, en la bahía de San Juan de Luz.

Por otra parte, San Juan de Luz y Hendaya, son dos localidades consideradas como la meca de la talasoterapia (método curativo basado en el clima y los baños marinos) en Francia, son zonas ideales para relajar cuerpo y mente en un marco idílico de arena y océano.

Dos son las propuestas para disfrutar de los tratamientos de talasoterapia. Ma Thalasso, un ‘spa’ marino con sauna y baño árabe, recientemente renovado, ubicado cerca de la playa de Hendaya, a sólo unos kilómetros de Biarritz, entre el Atlántico y las montañas, y en el que cada cliente cuenta con una prescripción médica para que el tratamiento se adapte a sus necesidades personales. Y también Thalazur & Hotel Heliantal; ubicado junto a la suave arena de las playas de San Juan de Luz, con acceso directo al mar desde el establecimiento, propone una experiencia única para una estancia en simbiosis con el océano y cuenta con sauna, ‘hamman’ (baño árabe), salas de ‘fitness’ y de reposo e incluye un novedoso masaje con crema de algas rojas, denominado ‘Uhaïna’ (“olas”).

En otoño y en invierno, en la cornisa vasca, concretamente en Urrugne, aparece cada año la única “ola gigante” de toda Europa: “la Belharra” (en referencia al arrecife que permite su creación).

Gracias a determinadas condiciones climáticas, un fuerte oleaje impacta contra un peñasco submarino el cual permite la aparición de una monumental ola de entre 10 y 15 metros de altura. Esta ola es surfeada por diversos profesionales cada año, siempre acompañados por un sistema marítimo de seguridad formado por motos de agua.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario