domingo, 29 de julio de 2012

Presos Enfermos

Esta nota ha sido publicada en Gara:

Etxerat ha anunciado una ronda de conversaciones con todos los partidos políticos en busca de una «respuesta unitaria» a la situación por la que atraviesan los catorce presos políticos que siguen encarcelados con enfermedades graves o incurables; entre ellos, Iosu Uribetxeberria. Siete años después de detectársele un cáncer de riñón, le acaban de diagnosticar metástasis en el pulmón y en la cabeza. «Le impidieron sanar», afirman desde Etxerat.

Etxerat anunció ayer que en los próximos días iniciará una ronda de contactos con todos los partidos políticos «buscando la denuncia y la respuesta unitaria» que requiere la situación por la que atraviesan las presas y presos políticos con enfermedades graves o incurables. Se dirigirá también al Ararteko y al Defensor del Pueblo de Nafarroa. Así mismo, hizo un «llamamiento urgente a la determinación y a la responsabilidad» de la sociedad vasca.

«Nunca hubo justificación y ya no hay excusas. Porque no puede volver a repetirse, nuestros familiares enfermos a casa ya», reclamaron los portavoces de Etxerat en una rueda de prensa convocada de urgencia en Arrasate después de que se conocieran las últimas noticias sobre el estado de salud de Iosu Uribetxeberria, que permanece ingresado en el hospital de León desde que se le detectaran nódulos en cabeza y pulmón, siete años después de diagnosticársele un cáncer de riñón.

Sus abogados pidieron en 2006 la libertad condicional para el arrasatearra por padecer una enfermedad grave e incurable, tal y como contempla la legislación. Seis meses después la petición le fue denegada.

La asociación de familiares de presos políticos explicó que desde el diagnóstico inicial, los siete años transcurridos, «sujeto forzosamente a la influencia de la cárcel en su enfermedad», han agravado el estado de salud de Uribetxeberria, por lo que valoraron que a Iosu «le impusieron una condena de muerte». «Por esa y no por otra causa denegaron su libertad condicional, le mantuvieron sujeto a las condiciones de vida en prisión, le impidieron sanar», manifestaron, para insistir en que «ignoraron leyes y violaron derechos», y lo hicieron «siendo plenamente conscientes de ello».

«Fuertes dolores de cabeza»

Los hermanos del preso de Arrasate, Jabier y Marilu Uribetxeberria, también comparecieron ante los medios para dar testimonio del estado de salud de Iosu. Jabier contó que antes de su ingreso en el hospital les comunicaron que Iosu padecía fuertes dolores de cabeza que no conseguían paliar con el tratamiento puesto por los médicos, razón por la que decidieron su traslado al centro hospitalario. Explicó que hasta ver los resultados de la resonancia no podía establecerse la causa de los dolores, aunque dado el historial de Iosu, los médicos ya intuían que podía tratarse de metástasis, como se ha confirmado.

Ahora están a a espera de la realización de otra prueba, un punzamiento que determinará el alcance de la metástasis, según precisó el hermano del preso, al tiempo que señaló que pese a la gravedad de su estado se encuentra fuerte de ánimo. Sus hermanos expresaron, además, su agradecimiento «por el apoyo recibido en una situación tan dura».

Por su parte, Herrira anunciará hoy la convocatoria de «una gran movilización popular», que tendrá lugar la semana que viene en Arrasate, para denunciar la grave situación por la que está atravesando Iosu Uribetxeberria.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario