viernes, 6 de julio de 2007

Raíces

Este escrito nos llega vía Vascos México, por cierto, esperemos que estos jóvenes tengan razón por que en el Centro Vasco de la Ciudad de México el racismo y el clasismo impera por lo que los vascos de tercera generación en adelante no son bienvenidos.

Aquí lo tienen:

De regreso a sus raíces

Son vascos y vascas de segunda o tercera generación. Son los participantes del programa 'Gaztemundu 2007', organizado por la Secretaría General de Acción Exterior del Gobierno vasco y dirigido a la juventud de las Euskal Etxeak.

Nekane Lauzirika

SON jóvenes y con la ilusiones intactas. Ilusión de conocer y aprender sobre todo. Algunos ya habían estado con anterioridad en los lares de sus mayores, pero para la mayoría de ellos y ellas es esta la primera toma de contacto con la tierra de la que tanto y tanto habían oído hablar a sus padres o familiares.

En la memoria y en el recuerdo siempre queda un poso de idealización que inevitablemente se transmite a quien escucha el relato de su pasado; y en este relato siempre el punto ineludible del retorno, tal vez no para siempre pero si para conocer, o tal vez mejor reconocer, lo que nos habían contado nuestros mayores. En este punto de retorno para sentir la tierra madre se encuentran los treinta jóvenes, en edades comprendidas entre los 18 y 30 años, de Gaztemundu. Están viviendo la realidad de un sueño contado.

Tal vez no encuentren el caserío idílico ni la foto fija de lo que les contaron, pero seguramente sí encontrarán en la actividad cotidiana que observan en Euskadi el espíritu vasco del que oyeron hablar en tertulias, conversaciones, historias de boca de quienes desde aquí tuvieron que marchar a Uruguay, Argentina, Chile, Perú, Boise... o cualquier país que entonces les ofrecía lo que Euskadi no tenía, tal vez mejora económica tal vez libertad o seguridad.

Los chicos y chicas de Gaztemundu durante su estancia entre nosotros están teniendo un conocimiento directo del País Vascoy se están relacionando con organizaciones, empresas y personas que trabajan y actúan en Euskadi.

Además, los jóvenes intervendrán también con sus ponencias en el IV Congreso Mundial de Colectividades Vascas que reunirá a 150 representantes de los Centros Vascos de dieciocho países en el Palacio Euskalduna de Bilbao, del 9 al 13 de julio.

Bajo el lema Zubigintzan (Construyendo puentes) el objetivo del Congreso es "tender puentes y canales de comunicación multidireccionales con las Colectividades Vascas, una pieza importante dentro de la construcción del País Vasco desde fuera".

Jacqueline

"Mi ama, de Benafarroa, me enseñó a amar el País Vasco"

Estudiante de Biología no oculta su alegría por estar en la tierra de la que su ama, de Benafarroa tanto le ha hablado. Del cuello pende un lauburu plateado que muestra con orgullo. En su casa desde pequeña, ahora tiene 18 años, siempre le han transmitido el gusto por la cultura vasca. De ahí que en su California natal enseñe danzas vascas y txistu en la Euskal Etxea, "Me encanta y siempre saco tiempo para ir al Centro", comenta sonriente, al tiempo que reconoce que las escasas noticias que llegan a EE.UU. sobre el País Vasco son muy negativas. ¿Qué es lo que más le ha impresionado/gustado de lo que ha visto hasta ahora en Euskalherria? "El paisaje me ha parecido maravilloso y también Gernika y la Casa de Juntas. He escuchado hablar tanto de la Villa foral y de sus instituciones que cuando he estado allí me he emocionado. Es una experiencia estupenda que no voy a parar de comentarla a mis amigos cuando vuelva a California. Y es que allí la gente no sabe mucho de lo que pasa por por estos lares. Y cuando se enteran es por alguna noticia que no es representativa de los vascos. Eso sí, la gente allí está muy interesada por la comida vasca y tengo mucha experiencia como camarera en el Centro Vasco. Es una forma de contactar con la gente de allí".

Cecilia Ballarín y Andoni Iriberri

"Los jóvenes vamos tomando el relevo de las Euskal Etxeak"

"Nuestros mayores crearon los Centros Vascos y nosotros les estamos tomando el relevo", dicen al unísono Cecilia, de 25 años de Perú y Andoni, de 28 de La Plata. Andoni ya había estado hace unos años en Euskadi. "Me ha sorprendido gratamente lo bello que están dejando Bilbao". Cecilia, por su parte, había visto fotos, videos, "pero vivirlo en primera persona me está resultando toda una experiencia". ¿Que hace una Euskal Etxeak en Perú? "Dar a conocer el País Vasco. Allí nadie sabe nada ni siquiera muchas personas que son descendientes de este pueblo. Y si llega alguna información es sobre el terrorismo". Andoni gesticula asintiendo. "Aunque en Argentina es algo diferente, también tenemos que servir de contrapunto a las informaciones, interesadas en muchas ocasiones, que nos llegan de Euskal Herria". Andoni enseña danzas en la Euskal Etxea y reconoce que le gusta Euskadi, pero no se quedaría a vivir aquí. "Me gusta difundir lo que me inculcaron mi ama y los aitites pero desde la Argentina. Creo que también podemos ayudar a Euskal Herria".

Iñaki, Aranzazu y Aitor

"Al pisar esta tierra el corazón empieza a latir más rápido"

Iñaki Ormaechea, de 29 años, Aranzazu Esnal de 26 y Aitor Amayo, de 25, han llegado a Euskadi desde Lomas de Zamora, Rosario y La Plata en Argentina. A pesar de conocer las historias, anécdotas y costumbres de esta tierra, aseguran que "al pisar tierra el corazón empezó a latir más rápido. El paisaje, los edificios.. lo teníamos visto por internet. Pero lo que uno no conoce es sentir el hecho de estar acá". Iñaki estudia periodismo y su programa Palabra de vasco le llena de satisfacción. Los tres viven en primera persona lo que pasa en Euskadi, pero son ante todo argentinos. "Lo ideal es venir acá, conocer la tierra de nuestros padres, volver a nuestro país, extrañar Euskadi y si se puede volver de nuevo", apostillan. En Argentina, los vascos de las Euskal Etxeak pertenecen ya a la cuarta o quinta generación de vascos que tuvieron que abandonar Euskadi. "Nuestros abuelos van falleciendo y nosotros nos empeñamos a través de los cuerpos de baile y otras actividades atraer a los jóvenes a las Euskal Exeak. Es complicado pero con esfuerzo se puede conseguir", dicen sonrientes, mientras aguardan impacientes su participación en el Congreso a punto de comenzar.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario