domingo, 21 de diciembre de 2003

Elkarri Marcha en Bilbo

Lo que nos llama la atención de notas como la que les presentamos a continuación es la caradura de los miembros del PP que hace solo unos meses ilegalizaron a una formación política a la que acusaron de no condenar la violencia pero ahora se niegan a marchar por la paz. ¿No que tan opuestos a la violencia?

Eso para los que dudan de que el Partido Popular sea un partido de gente con ideas fascistas apegadas a las de Francisco Franco.

Esta es la nota publicada hoy en la sección Mundo de La Jornada:



Marchan pacifistas en Bilbao para exigir el cese de la violencia en el País Vasco

Promoverá una campaña de recolección de firmas en favor de un plan concreto de paz

Miles de personas, convocadas por la organización pacifista Elkarri, se manifestaron este sábado en esta ciudad para pedir el diálogo de todas las fuerzas políticas y en defensa de los derechos humanos.
La manifestación, a la que acudieron representantes de todas las fuerzas políticas, excepto del Partido Popular (PP, derecha, en el poder en Madrid), recorrió en silencio las principales calles de Bilbao encabezada por una pancarta en la que se podía leer "Diálogo y acuerdo entre todas las propuestas".

La multitudinaria marcha, de la que la policía no dio cifras y que los organizadores calcularon con una asistencia de más de 20 mil personas, finalizó junto a la sede del ayuntamiento de Bilbao, donde el presidente de Elkarri, Jonan Fernández, leyó un manifiesto en vasco y castellano para pedir "más diálogo" y reclamar la creación de "una mesa de partidos abierta a la sociedad y a los agentes sociales" en el País Vasco.

Fernández abogó por el respeto a los derechos humanos, expresando su solidaridad y apoyo a todas las víctimas "sin excepción".

"Es hora de poner fin a la violencia, a los atentados y las amenazas", por lo que pidió a la organización vasca ETA que "escuche y respete esta voluntad expresa de la sociedad", afirmó Jonan Fernández.

Los cuatro pilares de la voluntad popular

Elkarri reafirmó los "cuatro principios que representan las voluntades sociales mayoritarias: respeto a los derechos humanos, a la voluntad popular, diálogo multipartita y acuerdo plural".

Es necesario un "diálogo entre quienes están dispuestos a buscar una solución no unilateral y compartida", afirmó la organización pacifista, en un momento de máxima tensión entre el Ejecutivo regional vasco y el gobierno central, tras la presentación de un plan para hacer del País Vasco un Estado libre asociado a España.

El plan Ibarretxe, por el apellido del presidente regional vasco Juan José Ibarretxe, busca organizar a partir de 2005 un referendo para hacer de Euskadi (País Vasco) un Estado libremente asociado a España por voluntad popular, en lugar de una región autonómica como estipula la Constitución española.

"Cuando en democracia se descarta el diálogo, sólo quedan el unilateralismo y la imposición y se acaba la política", concluyó Fernández.

El movimiento pacifista anunció la víspera que en el corto plazo llevará a cabo una campaña de recolección de firmas para impulsar una propuesta concreta de diálogo.

Fernández especificó que esta iniciativa se fundamenta en el llamado "derecho de petición", vía legal por la que ciudadanos y organizaciones sociales pueden presentar propuestas ante las instituciones, que éstas deben tramitar y responder. De tal suerte, no se enmarcaría en la reforma al código penal impulsada por el gobierno del presidente español, José María Aznar, que penaliza la celebración de referendos para la autonomía en el País Vasco y Cataluña.

El movimiento pacifista Elkarri ha afirmado que un centenar de personas del ámbito cultural, incluido el premio Nobel portugués José Saramago, apoyan la propuesta de diálogo de la organización pacifista.




.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario