sábado, 8 de octubre de 2016

Reabrir el Caso Naparra

Hablanda del tá-pá-pá y las cosas que hicieron, les compartimos esta nota publicada en La Información:


La Fiscalía de la Audiencia Nacional española pidió reabrir la investigación sobre el asesinato hace 36 años de un militante vasco en Francia, un crimen atribuido por su familia a una milicia de extrema derecha española, informó el viernes una fuente judicial.

Presentado como un presunto miembro de la organización separatista armada ETA por la Fiscalía, José Miguel Echeverría, "Naparra", desapareció en el suroeste de Francia en junio de 1980.

Según sus allegados, el secuestro y asesinato del joven de 22 años fueron reivindicados por una milicia de extrema derecha, el Batallón Vasco Español, uno de los grupúsculos tolerados por las autoridades que actuaron contra ETA a fines de la década de 1970 y principios de 1980.

La más conocida de estas milicias, los comandos parapoliciales de los GAL (Grupos Antiterroristas de Liberación), próximos al Estado español, perpetraron también atentados anti ETA, principalmente en Francia.

Fueron años en los que policías, guardias civiles y mercenarios estuvieron implicados en asesinatos y secuestros.

La investigación de la desaparición de "Naparra" no rindió mayores frutos y la Audiencia Nacional, especializada en casos de terrorismo, finalmente la archivó.

Pero la familia ha aportado "nuevos datos que permitirían identificar el lugar exacto del territorio francés en el que fue enterrado el cuerpo del desaparecido (...) en las proximidades de Mont de Marsan", en las Landas (suroeste), según la ordenanza del jefe de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza.

Estas informaciones justifican "la reapertura del sumario", señaló el magistrado, que busca la declaración de testigos y el envío a Francia de una comisión rogatoria a la autoridad judicial competente en el vecino país.

A partir de ahora, un juez debe decidir si da luz verde a la solicitud.

El abogado de la familia, Iñigo Iruin, señaló en una rueda de prensa que el cuerpo se encontraría en una zona arbolada "al norte de Mont de Marsan (...) a poco más de hora de Ciboure", lugar donde desapareció.

"Al menos esperamos nos permita ratificar lo que siempre ha defendido la familia, que el secuestro y asesinato de José Miguel es un hecho de terrorismo de Estado", agregó.

La Fundación para la Memoria del País Vasco (Euskal Memoria Fundazioa) aseguró que una fuente "ligada a las cloacas del Estado", un término usado frecuentemente para referirse a miembros de los servicios secretos, aportó las informaciones.






°