jueves, 31 de enero de 2019

Lo Que Oculta la Derecha

Por medio de Facebook nos han invitado a leer este artículo publicado por Contexto, tras hacerlo, nos ha parecido obligatorio compartirlo con ustedes:


Los grupos de ultraderecha buscan desviar la mirada del proceso de desposesión y expulsión que estamos viviendo. Solo en un clima de tensión, violencia e histeria es posible esconder dicho proceso

Yayo Herrero

El Club de Roma advertía en 1972 sobre la inviabilidad del crecimiento indefinido de la población y sus consumos en un planeta con límites físicos. Aunque esas proyecciones sobre la disponibilidad de recursos fueron denostadas, la información científica que disponemos hoy valida en buena medida lo que entonces se auguraba.

El IPCC advierte en su último informe que disponemos de doce años para mitigar el calentamiento global y limitar el alcance de la catástrofe global. De lo contrario, millones de personas estarán en peligro ante las crecientes sequías, inundaciones, incendios, hambrunas y pobreza.

La Agencia Internacional de la Energía en su último informe anual advierte que en 2025 será imposible satisfacer la demanda de petróleo. Igualmente señala problemas con el carbón, uranio y gas natural. También lo afirma Brufau, máximo responsable de Repsol, que habla de previsible escasez de petróleo en un par de años. Estos desajustes provocarán una fortísima inestabilidad en los precios del petróleo.

El declive de la energía fósil y la crisis climática obligan a una transición del sector energético y del transporte hacia energías renovables. Ello implicará depender de otros minerales que también son finitos. La electrificación de los vehículos estará probablemente limitada por el uso de cobalto, litio y níquel; podría haber restricciones para las aleaciones de acero que necesitan cromo, molibdeno o vanadio y en equipos electrónicos que requieren plata, cobre o tántalo. La energía solar fotovoltaica demandará materiales tales como indio, selenio, estaño o teluro y la energía eólica está asociada a imanes permanentes que requieren neodimio y disprosio. La extracción de los minerales nombrados se encuentra en situación de riesgo alto, cuando no ha sobrepasado ya sus picos.

Todos estos factores inciden en la economía y las personas. Tras la crisis de 2007 y sin habernos recuperado, estamos en puertas de una nueva recesión económica. Los síntomas están ahí para quien quiera verlos. General Motors anuncia el cierre de cinco plantas en Norteamérica, Arcelor anuncia un ERTE para 2019, Vodafone anuncia un ERE en España, Alcoa pretende cerrar las secciones con más consumo energético, el sector financiero afronta dos grandes ERE, etc. Seguirán las refinerías, empresas de automoción y otras, no porque se apliquen políticas ecológicas como se dice a veces, sino porque los capitales abandonan sectores que no dan los beneficios que esperan y, con ellos desechan a las personas trabajadoras.

A su vez, las condiciones materiales de vida empeoran. La vulnerabilidad económica afecta al 32,6% de la población española. Casi un 30% de las familias emplean ahorros o piden dinero prestado para hacer frente a sus gastos. Se extreman las formas de explotación y, los empleos mal pagados y precarios se convierten en una nueva normalidad.

Wallerstein plantea que las crisis cíclicas del capitalismo se producirán cada vez más seguidas al topar con los límites del planeta. Tiene razón. La economía, no nos cansamos de repetir, es un subsistema del medio natural en el que se inserta, no al revés. Tanto por el lado de la extracción como de los residuos, nuestro planeta se encuentra en una situación de translimitación. Eso significa que el decrecimiento de la esfera material de la economía es simplemente un dato. El crecimiento económico actual está directamente acoplado al uso de materias primas y, ante su declive, se estanca y retrocede inevitablemente.

Hoy, la humanidad necesita un planeta y medio para vivir. La huella ecológica mide la superficie ecológicamente productiva necesaria para producir los recursos consumidos por una persona media de una determinada comunidad humana, así como para absorber los residuos que genera. Esa superficie se dispara en lugares como Estados Unidos o Europa. Es decir, los países enriquecidos no viven con los recursos de sus propios territorios, sino con las materias primas y productos manufacturados con cargo a otros lugares. En España, el 80% de la energía y 75% de los minerales utilizados proceden fundamentalmente de América Latina y África, y los alimentos que consumimos requieren el doble del territorio nacional.

En su obra Mein Kampf, Hitler declaró que los alemanes merecían “espacio vital” acorde con la dignidad de la raza aria y defendió la legitimidad moral de ocupar los territorios de otros pueblos inferiores y eliminar a quienes vivían en ellos. Si cambiamos espacio vital por huella ecológica iluminamos dimensiones ocultas que explican la emergencia de movimientos de extrema derecha.

El capitalismo mundializado en este planeta translimitado ha intensificado los mecanismos de apropiación de tierra, agua, energía, animales, minerales y explotación de trabajo humano. Instrumentos financieros, deuda, compañías aseguradoras, y todo un conjunto de leyes, tratados internacionales y acuerdos constituyen una verdadera arquitectura de la impunidad que allana el camino para que complejos entramados económicos transnacionales, apoyados en gobiernos a diferentes escalas, despojen a los pueblos, destruyan territorios, desmantelen las redes de protección pública y comunitaria que existan, y criminalicen y repriman las resistencias que surjan.

Este es el fascismo territorial que, dice Boaventura Souza Santos, establece fronteras internas y externas que separan a quienes están dentro de quienes son población sobrante. Un fascismo que se esconde detrás de una democracia vaciada.

Esta construcción política es asumida como ley natural y cuenta con amplio consenso, no solo de las derechas sino también de la socialdemocracia. Las tensiones sociales que se crean pueden hacer saltar las costuras del modelo. Los chalecos amarillos, las movilizaciones en Polonia, el movimiento feminista, el de pensionistas, las propias personas migrantes organizadas en caravanas y/o grupos de asalto a las vallas, son manifestaciones de ese malestar.

En medio de estas turbulencias se produce un repunte significativo de opciones políticas de ultraderecha. Trump, Bolsonaro o Abascal enarbolan un discurso xenófobo, misógino, histriónico y agresivo que evoca un pasado glorioso que nunca existió. Buscan desviar la mirada del proceso de desposesión y expulsión que estamos viviendo. Solo en un clima de tensión, violencia e histeria es posible esconder dicho proceso.

La economía globalizada asienta el fascismo territorial a partir de la ingeniería social y la racionalidad económica que considera que las vidas y los territorios importan solo en función del “valor añadido” que produzcan. La extrema derecha es el cómplice necesario que criminaliza, estigmatiza, deshumaniza y legitima el abandono y expulsión de las personas “sobrantes”. La ultraderecha pretende mantener el orden del fascismo territorial mediante el miedo, la desconfianza y el ejercicio del poder contra el último.

El feminismo está en el centro de su diana, creo que por tres motivos. Uno, por ser un movimiento organizado, de masas y transversal que ha lanzado un órdago al sistema en su conjunto y que reclama revertir las prioridades económicas y políticas poniendo las personas en el centro; dos, porque en un marco de recortes y destrucción de servicios públicos, se pretende que las mujeres garanticen la reproducción cotidiana de la vida; y tres, porque es fácil generar rechazo contra un movimiento que cuestiona los privilegios de la mitad de la población y que pone patas arriba la ética reaccionaria familiarista que lleva milenios asentada.

La extrema derecha exacerba la virilidad más añeja y cobarde. Una virilidad sumisa al poder,  fuerte con los débiles, que quiere “poner a las mujeres en su sitio”, se crece cuando trata con brutalidad a los animales o cuando humilla y criminaliza a personas extranjeras o a quienes piensan distinto… sin complejos. Todo vale excepto señalar las lógicas económicas y los agentes que provocan la crisis y levantan vallas para proteger los privilegios de los ricos. Ocultan el despojo material y canalizan la rabia y el miedo a través del linchamiento social de colectivos declarados como monstruosos.

¿Cómo hacer para garantizar las condiciones de vida para todas las personas? ¿Cómo afrontar la reducción del tamaño material de la economía de la forma menos dolorosa? ¿Qué modelo de producción y consumo es viable para no expulsar masivamente seres vivos? ¿Cómo mantener vínculos de solidaridad y apoyo mutuo que frenen las guerras entre pobres, vacunen de la xenofobia y del repliegue patriarcal?

Señalar las causas estructurales y a quienes están detrás de este proceso de acumulación por desposesión es condición necesaria para crear las condiciones políticas que permitan recomponer un metabolismo social en el que la vida digna sea posible.






°

La CUP y Gladys del Estal

En lo que respecta a las víctimas de la violencia estatal, los partidos adscritos a las directrices de La Zarzuela cierran filas en contra de cualquier intento de reconocimiento mientras que las formaciones políticas socialdemócratas prefiern optar por una supuesta equidistancia.

Veamos lo que estos posicionamientos generaron en Tutera por medio de esta nota en Naiz:


El Pleno del Ayuntamiento de Tutera ha rechazado una proposición de la Candidatura de Unidad Popular (CUP) que reclamaba que se se organizara un acto en recuerdo de la ecologista de Egia muerta por disparos de la Guardia Civil en el puente del Ebro hace 40 años.

La proposición de la CUP fue rechazada con los votos en contra de UPN, PSN, PP y un concejal no adscrito, mientras que I-E y Tudela Puede se abstenían. Solo logró, por tanto, el apoyo de la edil de la CUP, Patricia Lorente.

La moción de la CUP solicitaba al Ayuntamiento de Tutera que organizase un acto de reconocimiento y reparación de Gladys del Estal, de cuya muerte por disparos del agente de la Guardia Civil José Martínez Salas se cumplirán 40 años el próximo 3 de junio.

Asimismo, se solicitaba que se añadiera el nombre de Gladys de Estal a nuevo centro cívico El Molinar y se colocará un panel informativo. Junto a ello, se instaba al Ayuntamiento de Tutera a que contactara con el Ministerio español del Interior para que se retire la condecoración otorgada en su día al guardia que acabó con la vida de Gladys del Estal cuando participaba en una protesta antinuclear en la ciudad ribera. Además, se reclamaba al Gobierno español que la reconociese como víctima de abusos policiales.

I-E justificó su abstención achacando a la CUP buscar protagonismo con su propuesta. La edil del PSN Silvia Cepas también acusó a la CUP de «uso partidista» de esta causa y mostró su extrañeza por el hecho de que hubieran elegido un centro cívico dedicado al medio ambiente para recordar a Gladys del Estal.








°

Entrevista a Ana Fernández Asperilla

Tomando en cuenta la crisis generada a partir de la negativa por parte del régimen español para que se hagan a la mar dos embarcaciones - el Open Arms y el Aita Mari - cuyo destino es asistir a los migrantes que cruzan el Mediterráneo, les compartimos esta entrevista publicada por El Diario:


"Muchos españoles preferían la emigración irregular porque la protección que les ofrecía el régimen era de muy baja calidad y tenía desventajas importantes"

Teguayco Pinto

La irrupción de Vox en el panorama político español ha dado un nuevo impulso a los mensajes antiinmigración, que parecen haber calado en un sector de la población, a pesar de los múltiples estudios que demuestran que el aporte neto de los inmigrantes es positivo, tanto desde un punto de vista económico como social.

Puede resultar paradójico que en un país de emigrantes, como es España, haya calado un discurso que muestra a las migraciones, no como un fenómeno normal dentro de un mundo cada vez más global, sino como un problema que hay que regular, mantener o controlar, a menudo mediante métodos que violan los derechos humanos más básicos.

Para salvar esta aparente contradicción, no son pocos los que defienden que, a diferencia de los inmigrantes que hoy tratan de entrar en España, los emigrantes españoles lo hicieron siempre mediante los cauces legales y con un contrato de trabajo. Hablamos sobre este tema con la profesora de la Universidad Complutense de Madrid Ana Fernández Asperilla, especialista en historia de las migraciones contemporáneas en España y directora del Centro de Documentación de las Migraciones de la Fundación 1º de mayo.

¿Qué opinión le merece la actitud que tienen ciertos sectores contra la inmigración?

No sé cómo leer este proceso que estamos viviendo. Creo que se ha intentado superar un pasado emigrante que nos parecía vergonzoso. Hemos sufrido una rápida transformación y nos hemos convertido en un país receptor de inmigrantes, cuando no teníamos esa tradición. Pero no debemos olvidar que España ha sido siempre un país de emigrantes y que, en parte, lo sigue siendo.

Durante la segunda mitad del siglo XX España fue un país de emigrantes ¿cómo fue esa emigración?

Aunque en la década de los 50 aún persistía una emigración hacia América, a partir del 56 se produce un declive de la emigración americana y comienza un nuevo ciclo migratorio que se dirige mayoritariamente a países europeos, principalmente a Alemania, Francia, Suiza y, en menor medida, a Bélgica, Holanda e Inglaterra. Esta migración, que se da después del exilio que sufrieron los que huyeron de la dictadura, fue eminentemente de carácter laboral. Esencialmente los españoles buscaban mejorar sus condiciones de vida, ante una España que estaba muy marcada por las consecuencias de la Guerra Civil.

¿Fomentó el franquismo la emigración?

Sí, fomentó la salida de trabajadores al extranjero para mejorar su relaciones exteriores y tener una fuente de ingresos exterior. Para ello construyó todo un discurso destinado a presentar la emigración masculina como una expectativa de desarrollo personal llena de elementos positivos.

¿Solo la emigración masculina?

Sí, había un doble discurso, ya que mientras que se fomentaba la emigración de los hombres, que se anunciaba siempre como un derecho, se trataba de evitar la de las mujeres, que se presentaba como una experiencia rodeada de peligros y en la que se ponía en riesgo la moral, especialmente la moral sexual.

¿Emigraban los españoles con contrato de trabajo como se suele decir?

No, esa afirmación solo es un mito persistente. Lo cierto es que la emigración que el franquismo llamaba "no asistida" supuso más del 50%. Durante el ciclo migratorio que se produjo entre 1956 -año en el que se creó el Instituto Español de Emigración (IEE) y en el que se firma un primer acuerdo bilateral con un país europeo (Bélgica)- y 1973, cuando se cierra el ciclo a consecuencia de la crisis energética, emigraron unos 2 millones de personas. De todos estos trabajadores, al menos la mitad salieron del país de forma irregular.

Si existía una emigración asistida ¿por qué tantos españoles recurrían a la clandestinidad?

Hubo una importante labor propagandística para difundir la idea de que la emigración estaba protegida por el franquismo, pero muchos españoles preferían la emigración irregular porque la protección que les ofrecía el régimen era de muy baja calidad. Además, realizar el proceso migratorio por los cauces legales conllevaba un tramitación burocrática que exigía periodos muy largos de espera y también podías enfrentarte a desventajas importantes. Por ejemplo, en el caso del acuerdo alcanzado con Bélgica, los trabajadores españoles debían pasar al menos un año trabajando como mineros en el sector del carbón, en unas condiciones muy duras.

¿Se tomaron medidas para reducir esta emigración ilegal?

Sí, incluso en 1955 se creó un juzgado específico para perseguir los delitos de emigración. Pero hay muchas pruebas documentales que demuestran la persistencia de la emigración irregular. Hay declaraciones del director del Instituto Español de Emigración evidenciando el peso y la importancia de esta emigración clandestina, pero también circulares de la fiscalía del Tribunal Supremo e incluso declaraciones de los ministros de Trabajo o de Justicia que demuestran que el problema no se conseguía abordar.

¿Cómo conseguían los emigrantes españoles llegar a su destino?

A menudo viajaban con un visado de turista, lo que les permitía estar tres meses en el país, pero en cuanto llegaban, lo primero que hacían era ponerse a buscar empleo o recurrir a conocidos o familiares que ya estaban establecidos y que les facilitaban la búsqueda de empleo y un alojamiento temporal. Algunos también recurrían a redes de tráfico de inmigrantes. Por ejemplo, en 1970 se descubrió la existencia de una red entre Galicia e Inglaterra. Los que querían emigrar debían pagar grandes cantidades de dinero para conseguir viajar con un contrato.

¿Qué condiciones se encontraban al llegar al país de destino?

Las dificultades a las que se enfrentaban eran, esencialmente, abusos derivados de su condición de irregulares, como la explotación laboral. Especialmente vulnerable fue la situación de las mujeres, ya que el gobierno no solo desincentivó la emigración femenina, sino que también desprotegió a las que se marchaban. Por lo general, los acuerdos bilaterales de regulación laboral estaban orientados hacia el trabajo masculino.

¿Hubo reacciones xenófobas ante la llegada de los inmigrantes españoles?

Sí, aunque no fue el discurso predominante, pero tampoco fue algo anecdótico. Los españoles fueron objeto de una percepción muy negativa en varios países. En Suiza, por ejemplo, eran considerados un peligro para las mujeres e incluso se les clasificaba como potenciales violadores. En Holanda hay constancia de manifestaciones en algunos pueblos en contra de la llegada de trabajadores españoles y en varios países era relativamente frecuente que les pusieran impedimentos para alquilar una vivienda.

Utilizar visados de turismo, redes de tráfico, abusos, explotación… La situación que describe parece similar a la de los inmigrantes actuales ¿son comparables?

En cierta medida sí, porque básicamente las condiciones iniciales eran bastante similares. Sin embargo, el tiempo en el que esas malas condiciones de inicio mejoraban era mucho más reducido en aquella época, ya que los españoles conseguían regularizar su situación con bastante facilidad. Tampoco se daban esas situaciones de irregularidad sobrevenida que hay en la actualidad, en la que inmigrantes que están establecidos y llevan años trabajando en España, de pronto se encuentran en situación de irregularidad tras perder un empleo, ni sufrían situaciones de detención, como sufren ahora los inmigrantes que están en los CIEs, que son instalaciones más bien carcelarias.

¿Son las migraciones un problema para España, Europa o el mundo?

Las migraciones, la movilidad de los trabajadores o incluso la acogida de refugiados son realidades que, a día de hoy, deberían estar mucho más normalizadas, porque constituyen un factor importantísimo de desarrollo económico, cultural y social. Pensar que suponen un problema es una percepción de otra época. Todos estos planteamientos ultranacionalistas, que ya en el pasado tuvieron efectos devastadores para la humanidad, están completamente desfasados y son absolutamente ajenos a lo que es el mundo del siglo XXI.







°

Medio Siglo del Concierto de Azotea

Nos hemos puesto nostálgicos con este artículo publicado por Sin Embargo acerca de uno de los hitos más importantes en la música contemporánea, el muy icónico adiós a los escenarios por parte de The Beatles:

El último concierto que The Beatles ofreció en la azotea de Apple Corps cumple 50 años

El cuarteto de Liverpool llegó a considerar que su última presentación se llevará a cabo frente a las pirámides de Egipto, finalmente decidieron que esta fuera en la azotea del estudio de grabación.

30 de enero de 1969. Fecha esencial para la historia de la música en particular y la cultura popular de nuestro tiempo en general. Y es que ese día The Beatles dieron el que sería su último concierto, materializando su despedida desde la azotea de Apple Corps. Este miércoles hace ya 50 años.

El cuarteto había decidido en 1966 dejar de actuar, sin duda sobrepasados por todo lo que la beatlemania significaba en aquellos días de historia incontrolable. Pero Paul McCartney no estaba del todo contento con esa decisión, por lo que trató de convencer a sus colegas para una última actuación especial.

La discusión en el seno del grupo al respecto fue tan intensa como disparatada, pues llegaron incluso a sopesar seriamente la opción de que el concierto fuera frente a las pirámides de Egipto. Todo valía con tal de pegar el enésimo golpe de efecto, pero todo resultaba especialmente complicado porque los músicos no pasaban por su momento de mayor hermandad.

Así las cosas, finalmente se impuso una idea bastante más simple y factible: tocar en la azotea del estudio de grabación de Apple Corps, en el número 3 de Saville Row (Londres) donde estaban dando forma al que sería su último disco, “Let it be”, editado en mayo de 1970. Tan solo tenían que subir sus instrumentos y los amplificadores al tejado y comenzar a tocar. Efectista, desde luego.

Y eso fue lo que pasó más o menos a la hora de comer de aquel 30 de enero de 1969, cuando atronaron a los atónitos vecinos y transeúntes con temas como “Get back”, “Don’t let me down”, “I’ve got a feeling”, “One after 909” y “Dig a pony”. El tumulto fue creciendo mientras los músicos se encontraban cada vez más cómodos, pero el recital no pudo durar mucho más.

Porque en esas estaban cuando apareció la policía para explicarles que no tenían autorización para tocar. Además, les alertaron de los posibles problemas de orden público que podrían provocar y que, de hecho, ya estaban provocando, pues la multitud crecía y crecía a los pies del edificio (menos mal que no había redes sociales para convocar a las masas por aquel entonces).

Un día para la historia, como decíamos, registrado por Michael Lindsay-Hogg y que sirve para hacernos una idea del nivel de leyendas vivas que Paul McCartney, John Lennon, George Harrison y Ringo Starr tenían ya en aquellos días, en la cima de la locura por los Beatles. La banda más grande de todos los tiempos.

El video en YouTube:

.

Otro video:

.
.






°

miércoles, 30 de enero de 2019

Sidrerías 4.0

Si hay algo en lo que insisten Savater y sus sicarios literarios es en que el pueblo vasco no puede volverse cosmopolita mientras se ate a sí mismo a sus tradiciones.

Bueno, este artículo en Noticias de Gipuzkoa viene a cerrarle la boca al voxero vasco de la derecha cavernícola española:


Se llenan para comer en vez de cenar, ofrecen excursiones de fin de semana, miran más a la familia y menos a la cuadrilla, venden por Internet y ahora lanzan un motor de reservas online. Sidrerías de última generación

Mikel Mujika

El zumo, para el niño. Hecho en casa, por supuesto. Y con su menú infantil. ¿Han probado a reservar una sidrería un sábado al mediodía? Los teléfonos echan humo y los correos electrónicos también. Muchas sidrerías ya no tienen sitio para comer los próximos fines de semana, especialmente en sábado. ¿Quizás para cenar? Familias y cuadrillas. Carne y pescado; sidra, zumo y agua también. Es la metamorfosis vasca, la evolución de las sidrerías. Negocios con más de 500 años en algunos casos, que han cambiado como de la noche al día y actualmente abrazan al siglo XXI con propuestas impensables hace una década.

Venden sidra online: natural, ecológica, con Denominación de Origen Euskal Sagardoa, espumosa, de hielo o a la pera. Ofertas innovadoras. El abanico aumenta. También ofrecen visitas guiadas en sus instalaciones, degustaciones en pleno flysch de Zumaia, excursiones a Albaola o cualquier destino turístico de Gipuzkoa. Paseos en trainera por La Concha o en canoa por el Urumea, la “autopista de la sidra” en el siglo XIX, cuando en Donostia había un centenar de sidrerías.

Y esta campaña los sidreros de Gipuzkoa han lanzado un motor de reservas online poder elegir la sidrería que buscamos online. Ocho de ellas, además, ofrecen alojamiento. Es el plan completo. Con transporte incluido, en muchos casos. Así son las sidrerías de última generación, que, ¡cómo no!, también mantienen viva la chispa del txotx.

La asociación de sidra natural de Gipuzkoa lleva funcionando desde 1977 y hoy en día podría pasar por una agencia de turismo. Su visión del negocio es global. En su sala de máquinas, en Astigarraga, trabajan por un producto moderno, sugerente. Para todos los públicos. El año pasado creó Sagardo-Route, un recorrido por 74 sidrerías de toda Euskal Herria (54 en Gipuzkoa, 8 en Bizkaia, 4 en Araba, 5 en Navarra y 3 en Iparralde), con un amplio catálogo de “experiencias” asociadas que invitan a la gente “no solo a venir a comer o cenar, sino a pasar todo el día o el fin de semana”, explica Amaia Zubeldia, responsable de Comunicación de la asociación que agrupa a 42 productores de sidra natural de Gipuzkoa.

Excursión garantizada a un click

La novedad este año es el citado motor de búsquedas y la posibilidad de contratar online “experiencias” o excursiones online. Algunas a un solo click, garantizadas en cuanto pulsamos el botón del ratón o la pantalla del móvil. Otras, pendiente de confirmación. A la carta, como pueden ser exhibiciones privadas de herri kirolak para empresas.

La transformación de las sidrerías no es casual. Hay mucho trabajo detrás. “El tipo de consumidor ha cambiado y las sidrerías se están adaptando al nuevo tipo de clientes y los nuevos mercados”, añade Zubeldia. Niños, familias y turistas, entre ellos muchas mujeres, son los nuevos colonizadores de un escenario en el que antes cobraban protagonismo las cenas de cuadrillas.

“La afluencia ha descendido entre semana, y se concentra los fines de semana, pero no solo eso, también ha habido un traslado de la noche al día. Nuevas tendencia a las que hay que adaptarse y ofrecer respuesta”, recuerda Zubeldia.

Según explica, la propuesta de las sidrerías se dirige a “hacer un viaje por Euskal Herria a través de la sidra, conociendo nuestra tradición y la historia. Tenemos un producto para niños, veganos, vegetarianos...”, añade, con excursiones a ver la nao San Juan en Albaola de Pasai San Pedro o al caserío museo Igartubeiti de Ezkio para aquellos que se trasladan en autobús desde Bizkaia o Araba. “El mensaje es, ven a comer, vale, pero haz algo más. “Turismo sostenible”, en todo caso, aclara, “para un tipo de cliente que consume, además de sidra, “otros servicios”. En marzo, de hecho, el stand vasco en la Feria Internacional del Turismo de Berlín, se convertirá en una sidrería del 8 al 10 de marzo y, la sidra también será producto de referencia en ferias de Madrid y Barcelona.






°

Naizen | ¿Quién Soy?

En la página de Bebés y más se ha publicado esta nota acerca del video que la recién lanzada Naizen ha presentado en redes sociales:

'¿Quién soy?'

Vascos famosos se unen en apoyo a la transexualidad infantil en un vídeo que invita a reflexionar

Karmen Pascual

Son solo tres minutos en el que nueve caras conocidas de la sociedad vasca trasladan su apoyo, cariño y respeto a niños y niñas transexuales de Naizen, Asociación de Familias de Menores Transexuales del País Vasco.

Pero los verdaderos protagonistas del vídeo son los niños y niñas que son felices con el sexo con el que viven, aunque no sea el mismo con el que nacieron, porque como nos recuerdan en el vídeo "hay niñas con pene y niños con vulva". Por cierto, ¿Quién soy?, ¿Qué me define? Es momento de reflexionar.

"Hay niñas con pene y niños con vulva"

Es una de las verdades que contiene este vídeo en el que Miguel Indurain, Edurne Pasaban, Karlos Argiñano, Itziar Ituño, Pedro Miguel Etxenike, Patricia Gaztañaga, Aritz Aduriz, Zuriñe Hidalgo y Alex Sardui, hablan, bromean, ríen y se funden en abrazos con los niños y niñas de esta asociación vasca: Ekhi, Yerik, Sofía, Erik, Nahiane, Zuhar, Ander, Kimetz...

Y entre todos ellos, un mensaje:

"¿Quién eres? ¿Quién soy? A menudo cuando nos preguntan esto contestamos qué hacemos porque, a menudo, no sabemos quienes somos".

Nueva asociación, mismo objetivo

Las más de un centenar de familias que hasta la fecha se agrupaban con el nombre de 'Chrysallis Euskal Herria' ahora se llaman Naizen. Y con motivo de su nuevo logo y web, han publicado un vídeo que explica perfectamente su mensaje: ¿Qué es más importante, qué soy o quién soy?

Y para reforzar la idea, los niños nos cuentan quiénes son en el vídeo. Puedes leer sus historias completas, cómo son a ojos de sus padres y su familia en la nueva página web de esta asociación, que "aspira a convertirse en referencia internacional para comprender y acompañar la transexualidad infantil".

También las letras del nuevo logo de la asociación tienen mensaje:

Entre el rosa y el azul hay todo un continuo de colores, porque cada uno, cada una, es de un color diferente. Porque todas y todos tenemos dentro nuestro todos esos colores, cada quien en diferentes medidas y proporciones”.


El video en el canal de YouTube de Naizen:

.
.

¿Quién soy?

Conoce las historias de Nahiane, Ekhi, Sofía, Erik, Ander, Zuhar, Yerik, Ekhi, Kimetz y de sus familias: http://naizen.eus/conoce-sus-historias/










°

Sociatas Injerencistas

Desde la página de France24 nos llega información que deja bien clara la inoperancia de los supuestos partidos socialistas del orbe.

Resulta que han emitido una declaración en la que se posicionan en contra de Venezuela y de Nicaragua.

Lo ha leído usted bien.

Para añadir insulto a la injuria, Pedro Sánchez, representante de un régimen que está a días de iniciar un proceso legal en contra de los independentistas catalanes a los que mantiene en "prisión preventiva" por llevar a cabo un referéndum duramente reprimido por las fuerzas policiales españolas, se dio gusto declarando lo que quiso en contra del presidente Nicolás Maduro. 

Ya para terminar, y como para volver el asunto aún más kafkiano, se ha reconocido el derecho de Puerto Rico a su autodeterminación y eventual independencia de Estados Unidos.

Aquí la información:


"Quien responde con balas y con prisiones a las ansias de libertad no es socialista, es un tirano", le advirtió el presidente Pedro Sánchez a Nicolás Maduro, al término de una sesión del Consejo Internacional Socialista.

Daniela Blandón Ramírez

Aunque resulte paradójico, dos gobiernos que se consideran socialistas no salieron bien librados de la más reciente sesión del Consejo Internacional Socialista (IS), que culminó este 29 de enero una sesión de dos días en República Dominicana.

Se trata de Venezuela y Nicaragua, cuya situación política fue analizada por los representantes del gremio que aglutina a 145 partidos políticos socialdemocrátas, socialistas y laboristas de todo el mundo.

Por un lado, el Consejo firmó una declaración en la que consideró que la única manera de avanzar en Venezuela es la celebración urgente de nuevos comicios, para “conducir hacia una transición hacia la democracia, apoyada en la legítima Asamblea Nacional”.

Y por otro lado, también expulsó de sus filas al Frente Sandinista de Liberación Nacional, partido de Gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua, por las violaciones de derechos humanos y de los valores democráticos contra los manifestantes que protestan desde el pasado abril.

Reiteran la falta de legitimidad del Gobierno de Maduro

Venezuela ni siquiera estaba en la agenda oficial, pero surgió por la coyuntura y fue el tema central de la declaración final del encuentro.

En su declaración, el Consejo de la Internacional Socialista reiteró su posición de que el proceso electoral de mayo de 2018, en el que el presidente Nicolás Maduro logró un segundo mandato, "no contó con credibilidad democrática", ya que fue realizado "ilegalizando líderes y partidos políticos".

Asimismo, reconoció los esfuerzos del líder opositor y proclamado presidente interino Juan Guaidó "de conducir una transición hacia la democracia, apoyada en la legítima Asamblea Nacional".

La clausura del encuentro corrió por cuenta del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, quien envió un contundente mensaje al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro: "Quien contrapone socialismo y libertad, y responde con balas y con prisiones a las ansias de libertad y democracia, no es socialista, es un tirano".

Aunque el partido de Guaidó, Voluntad Popular, está en la IS, ningún representante acudió a esta reunión en Santo Domingo.

El partido de Daniel Ortega también resultó castigado

En la última jornada del encuentro, la IS expulsó de la organización al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), el partido gobernante en Nicaragua.

La decisión se basó en "las violaciones de derechos humanos y de los valores democráticos" cometidas por el Gobierno que preside Daniel Ortega.

La conclusión de un informe sobre la situación en Nicaragua a cargo del presidente del comité de disciplina de la IS, Rafael Michelí, fue que el FSLN "ya no nos representa".

El representante de ese partido, Francisco Rosales, calificó la expulsión de “un verdadero adefesio jurídico”.

La situación política de Puerto Rico también estuvo en la agenda

La IS también aprobó una resolución en la que reiteró su apoyo "al derecho inalienable" de Puerto Rico, Estado Libre Asociado de Estados Unidos, "a su libre determinación e independencia". Igualmente, aprobó otro documento que habla de acciones contra la discriminación, la xenofobia y el populismo.

La reunión de la IS en el país coincidió con el 80 aniversario del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), que presidió hasta su muerte el líder socialdemócrata José Francisco Peña Gómez y que en la actualidad es dirigido por el canciller del país, Miguel Vargas.

Aquí la declaración en contra de Venezuela:






°

El Nuevo Ataque a Gara

Con este escrito dado a conocer en las páginas de Público, nuestro amigo Danilo Albin amplía la información con respecto al más reciente capítulo de la larga lista de agresiones por parte del régimen español en contra de los medios de comunicación vascos, misma que denunciara Gara precisamente durante su vigésimo aniversario:


Tras alcanzar un acuerdo con la Seguridad Social, el periódico vasco tendrá que afrontar dicha deuda proveniente del diario cerrado por la Audiencia Nacional. Su director, Iñaki Soto, pide ayuda a la sociedad civil para garantizar la continuidad del proyecto.

Danilo Albin

Hay distintas maneras de celebrar un cumpleaños. En la redacción del diario Gara, que acaba de alcanzar las dos décadas de vidas, no hay muchas ganas de brindar. Tras sufrir un auténtico calvario jurídico, el periódico vasco deberá finalmente afrontar una deuda superior a los tres millones de euros, heredada del cierre del diario Egin por parte de la Audiencia Nacional. El periodista Iñaki Soto, director de Gara, ha denunciado que se trata de un “duro golpe” contra este proyecto periodístico y ha pedido el apoyo de las instituciones y de la sociedad civil para garantizar su continuidad. La libertad de expresión vuelve a estar en juego.

Sobre las 12.00 de este miércoles, los periodistas de Gara cambiaron de papel. Esta vez no ha tocado hacer preguntas ni cubrir una comparecencia: las cámaras, en esta ocasión, apuntaban hacia su director, quien se encargó de leer una declaración ante sus colegas de profesión. “Dos décadas después de cerrar ‘Egin’ y quince años después de que Baltasar Garzón intentase hacer lo mismo con nuestro medio de comunicación, endosándonos la deuda del periódico que él clausuró ilegalmente, hoy tenemos que anunciar que hemos llegado a un principio de acuerdo con la Seguridad Social. Cerramos así un periodo de resistencia”, afirmó.

Soto recordó que en 2003, el juez Garzón –uno de los principales promotores de la teoría del “Todo es ETA”- otorgó quince días a la empresa editora de Gara para que pagara 4,7 millones de euros. Ahora, tras una negociación con la Seguridad Social, el periódico vasco deberá finalmente pagar un montante que superará los tres millones de euros.

“El pago de la deuda de ‘Egin’ es absolutamente injusto. La justicia española lo cerró ilegalmente, encarceló a sus responsables durante una barbaridad de tiempo en condiciones terribles, luego arruinó su patrimonio y decidió venir a por nosotros. Pese a tener un capital nuevo logrado con la aportación de miles de personas, un equipo nuevo y un proyecto nuevo, nos aplicaron una ‘sucesión ideológica de empresas’ y nos endosaron la deuda”, denunció Soto.

En cualquier caso, el director quiso destacar que aquello ocurrió en 2003, mientras que ahora, en 2019, “solo una minoría autoritaria y marginal puede querer el cierre de medios de comunicación o la quiebra forzada de una empresa que da trabajo de manera directa e indirecta a más de 200 trabajadores”. “Es un despropósito y por eso pedimos amparo a las instituciones y apoyo a la sociedad vasca”, indicó.

En tal sentido, adelantó que el convenio con la Seguridad Social les obligará a hacer pagos de medio millón de euros cada seis meses durante los próximos años. “Al final del convenio de los acreedores el montante será superior a los 3 millones. Es más dinero que la masa salarial completa de todo un año, es decir, los sueldos de todos nuestros trabajadores y trabajadoras”, puntualizó.
"Reflexión interna"

Tras denunciar este “expolio”, el responsable de Gara ha anunciado “un periodo de interlocución con instituciones, partidos y sociedad civil”. Asimismo, se realizará “una reflexión interna” para valorar “cómo hacer frente a este golpe”. Desde nuestra fundación no hemos pedido más apoyo económico. Ahora abriremos mecanismos para encaminar un apoyo eficaz y articular la solidaridad ante este ataque. Siempre hemos dicho que nuestro compromiso es con el pueblo vasco y con los lectores y lectoras. Hoy les decimos que vamos a seguir peleando por ofrecerles un periodismo político, independiente y profesional”, afirmó.






°

Amargo Aniversario de Gara

En una paradójica vuelta de tuerca hoy, fecha en la que Gara cumple su vigésimo aniversario, se da a conocer el resultado de una negociación a la que fue forzada su admninistración tras el golpe judicial asestado materializado en la exigencia por parte del régimen español de que este diario pague por las deudas dejadas en su momento por Egin tras su cierre por órdenes de José María Aznar en una acción represiva protagonizada por Baltasar Garzón.

Aquí lo que nos informan:


Responsables del diario GARA, que hoy cumple 20 años en los kioscos, han anunciado esta mañana un principio de acuerdo con la Seguridad Social para hacer frente a la deuda de “Egin”, que el juez Garzón endosó al nuevo periódico cinco años después de cerrar de forma ilegal el primero. «Un duro golpe» que la dirección de GARA ha calificado de «expolio» y ante el cual ha pedido «amparo a las instituciones y apoyo a la sociedad vasca».

@zalduariz

Primero, los antecedentes. El juez Baltasar Garzón decretó en 1998 el cierre del periódico “Egin”, a lo que siguió, cinco años después –y de forma coordinada con el cierre de “Egunkaria”–, la adjudicación al periódico GARA de la deuda que “Egin” tenía con la Seguridad Social. Lo hicieron bajo el pretexto de una «sucesión ideológica de empresas». La cifra era de 4,7 millones de euros y nada cambió que en 2009 el propio Tribunal Supremo declarase ilegal el cierre del periódico con sede en Hernani.

Esta mañana, en el mismo día en que 20 años atrás vio la luz GARA, la dirección del periódico ha anunciado en rueda de prensa un principio de acuerdo con la Seguridad Social que supondrá realizar pagos de medio millón de euros cada seis meses durante los próximos años. Cuando se formalice el convenio de acreedores, el montante a pagar será de más de tres millones de euros. «Es un expolio y un ataque a la libertad de prensa», se puede leer en la declaración presentada por el director de GARA, Iñaki Soto.

Flanqueado por el presidente del Consejo de Administración de Euskal Komunikabideen Hedapenerako Elkartea (EKHE), Juanpe Plaza, la primera directora de GARA y consejera de EKHE, Mertxe Aizpurua, la responsable de la sección de Euskal Herria, Iraia Oiarzabal, y el administrador de Baigorri Argitaletxea –editora del diario–, Rubén Andrés, Soto ha considerado, no obstante, que con el pago se cerrará «un periodo de resistencia».

En la declaración dada a conocer este mediodía, los responsables de GARA explican que se han «preparado para este momento», lo que no quita para considerarlo «un duro golpe». Ante lo que consideran un despropósito, han pedido «amparo a las instituciones y apoyo a la sociedad vasca», dado que, según afirman, en 2019 en Euskal Herria «solo una minoría autoritaria y marginal puede querer el cierre de medios de comunicación o la quiebra forzada de una empresa que da trabajo de manera directa e indirecta a más de 200 trabajadores».

«Ningún medio soportaría un golpe así»

La dirección del periódico ha recordado el contexto de «crisis permanente» de un sector «que ha realizado una reconversión a pulso», y ha considerado que ningún otro medio del entorno «podría soportar un golpe así». De ahí el agradecimiento «a las instituciones, organizaciones y personas» que han ayudado a abrir una vía de solución, así como «al resto de acreedores». «Seguimos necesitando su apoyo para lograr cerrar este triste episodio», se añade en la declaración.

Con todo, en el texto se recuerda que, «pese a la discriminación», el periódico sigue siendo el segundo en los kioscos de Gipuzkoa y el tercero en los otros tres territorios de Hego Euskal Herria. También se subraya que ha realizado «la transición digital con éxito» y que en internet compite «con fuerza con empresas mucho mayores y que reciben muchas más ayudas».

«Pese al golpe, nuestra idea es seguir influyendo en el debate público, formando personas críticas y ejerciendo el control del poder», se lee en la declaración dada a conocer por Soto, en la que se informa de la apertura de «un periodo de interlocución» con instituciones, partidos y sociedad civil». Un tiempo en el que también se desarrollará «una reflexión interna sobre cómo hacer frente a este golpe».

Los responsables de GARA han recordado que no han pedido más apoyo económico desde la fundación del periódico, tras lo cual han anunciando la apertura de «mecanismos para encaminar un apoyo eficaz y articular la solidaridad ante este ataque». «Vamos a seguir peleando por ofrecer (a lectores y lectoras) un periodismo político, independiente y profesional», se añade en una declaración en la que se pide apoyo «para mirar al futuro» desde un firme punto de partida: «Creemos en nosotros y en nosotras mismas».






°

El Imperialismo Progre del NYT

Se viven horas difíciles en Cuba tras el paso del tornado que afectó fuertemente a los habitantes de La Habana y desde este blog mandamos nuestros saludos solidarios.

Precisamente con respecto a la isla y tomando en cuenta la campaña mediática en contra de una Venezuela tan asediada como lo ha sido Cuba durante las últimas seis décadas, les compartimos este texto dado a conocer por Cubainformación:


José Manzaneda | Coordinador de Cubainformación

“The New York Times”, el diario por excelencia en EEUU y uno de los de mayor difusión en el mundo, fue un importante factor de influencia al acompañar y apoyar la política de diálogo hacia Cuba del presidente Barack Obama.

En estos días, este rotativo ha publicado cinco artículos en torno al 60 aniversario de la Revolución cubana, en una sección que –asegura- reúne “a escritores, intelectuales, artistas, protagonistas, disidentes y partidarios de la Revolución”.

¿Sí? ¿De verdad “The New York Times” ha dado espacio a “partidarios de la Revolución” cubana? Veamos en qué consiste esta supuesta “pluralidad”. Tenemos: un artículo del nicaragüense Sergio Ramírez, que asegura que “Cuba, Nicaragua y Venezuela” encarnan “dictaduras militares que violentan los derechos humanos”. Otro, en términos similares, de la bloguera contrarrevolucionaria Yoani Sánchez.

Además, un texto del escritor Leonardo Padura, sobre “emigración y exilio”, políticamente indefinido. Un cuarto, del periodista Jon Lee Anderson que, entre otras perlas, propone a Cuba “replantearse su relación con Venezuela y Nicaragua” para “garantizar (…) las necesarias transiciones políticas” en dichos países.

El quinto trabajo es un curioso reportaje. Se titula “Lo que podemos aprender del sistema de salud de Cuba”. Recoge opiniones expertas, como la de Paul Farmer, de la organización Partners in Health, que asegura que Cuba es “ejemplo” por su “concepto de atención médica para todos”; o la de Gail Reed, de la revista Medicc Review, que aboga por “reconocer la red nacional de atención primaria que Cuba ha construido” en los “vecindarios de todo el país”. Según el reportaje, “Cuba registra excelentes resultados en la salud”, como una tasa de mortalidad infantil menor a la de EEUU, y concluye que la Isla “tiene el “Medicare para todos” que muchos estadounidenses anhelan”.

Todo muy positivo. Pero incluso para esto, para confirmar lo que, desde hace años, asegura la Organización Mundial de la Salud, “The New York Times” se ve en la obligación de lanzar dardos fuera de contexto contra Cuba, un país –leemos- con “un régimen opresor y una economía disfuncional”, donde su pueblo “sobrevive sin un voto efectivo y sin el derecho a hablar de política con libertad”, y cuya cooperación internacional es “un negocio lucrativo”.

Conclusión: “The New York Times” sigue vendiéndonos “pluralidad”, mientras sigue poniendo una mordaza a quienes –en la Isla y también en EEUU- apoyan a la Revolución cubana. Como estrategia, prioriza las condenas menos viscerales a Cuba, e inserta –incluso- ciertos reconocimientos. Es implacable, eso sí, con Venezuela, para cuya caída aboga por la traición de La Habana. Es el papel que juega hoy, en relación a Cuba, el brazo mediático “progresista” del imperialismo del siglo XXI.


.
.







°

Desenmascarar a Abrams

Efectivamente, tal como nos lo dice Koldo Campos, vivimos tiempos de canallas.

Para dimensionar tal afirmación, baste leer este artículo dado a conocer por Tasio en su perfil de Facebook:


Jorge Gómez Barata | Moncada

A Elliott Abrams no le interesa fortalecer la democracia en Venezuela ni en ningún otro lugar, su tarea es derrocar a Nicolás Maduro y colocar en Miraflores a Juan Guaidó. De concretar el enroque cambiaría a un presidente electo, que no es perfecto, por un fantoche que tampoco lo es, asumiendo el riesgo de provocar una guerra civil que colombianice para siempre a Venezuela.

Si alguien quisiera restaurar la democracia en algún país latinoamericano no debería encomendar la faena a Elliott Abrams, el viejo halcón al que le quebraron las alas en el escándalo Irán-Contras no es apto para la tarea, no sabría cómo hacerlo y además no quiere; su fuerte son las conspiraciones y las guerras sucias, gestión que lo llevó a mentirle al Congreso de su país y le valió una condena de prisión.

Abrams vino al mundo en la ciudad de Nueva York en 1948, en el seno de una familia judía. Debutó en política en 1975 como asistente de senadores en campaña hasta 1979 cuando se hizo republicano para apoyar a Ronald Reagan, quien lo nombró subsecretario de Estado para Derechos Humanos y Asuntos Humanitarios y más tarde, para Asuntos Interamericanos.

En 1979, la guerrilla del Frente Sandinista derrocó a la dictadura de Anastasio Somoza. Desde ese momento, Estados Unidos apoyó a la contrarrevolución, cosa que se incrementó con la llegada al poder de Ronald Reagan en 1980 y que, en 1986 el Congreso de los Estados Unidos prohibió totalmente.

Para evadir la prohibición, se concibió una operación triangular que consistió en vender armas a Irán de forma clandestina y destinar ese dinero para apoyar la contrarrevolución nicaragüense. La operación que aportó unos 50 millones de dólares fue concebida y dirigida por el coronel Oliver North, integrante del Consejo de Seguridad Nacional de los Estados Unidos adscrito a la Casa Blanca.

La maniobra, una de las más sucias en toda la historia política estadounidense, se conoció cuando en octubre de 1986 el ejército sandinista derribó un avión pilotado por el norteamericano Eugene Hasenfus, con armas para la contrarrevolución nicaragüense. El 3 de noviembre, la prensa reveló la operación y el 25 el presidente Reagan reconoció la participación de miembros de su administración en los hechos, lo cual motivó la creación por el Senado de una comisión de investigación.

La investigación reveló que, además del contrabando de armas para Irán, los funcionarios se habían involucrado en el tráfico de drogas, incluso para ser consumidas en territorio estadounidense. En aquel proceso fue condenado Eliott Abrams, quien además de su involucramiento, bajo juramento, mintió al Congreso de su país, cosa zanjada por el indulto de George Bush (padre).

Reciclar este nefasto personaje como antes ocurrió con John Bolton y creer que puede aportar algo a la solución de un problema de la trascendencia y complejidad de la Revolución Bolivariana, es una tragedia mayor que el problema que pretenden resolver. Se trata de la confesión de que Estados Unidos retoma épocas imperiales y sórdidas maniobras que deberían haber sido trascendidas. Allá nos vemos.






°

Igualdad de Género muy Masculina

Vaya vaya... como cuando una campaña de mejoramiento de imagen pública va terriblemente mal.

Vean el esperpéntico ridículo que nos reportan desde las páginas de El Diario:


Las autoridades emiratíes han sido ridiculizadas en las redes sociales tras la entrega de los premios de igualdad de género

Bethan McKernan | Traducido por Javier Biosca Azcoiti

Las autoridades en Emiratos Árabes Unidos (EAU) han sido ridiculizadas tras revelarse que todos los ganadores de una iniciativa diseñada para fomentar la igualdad de género en el lugar de trabajo han sido hombres.

Sheik Mohammed bin Rashid al Maktoum, vicepresidente de EAU y gobernador de Dubai,  entregó el domingo los certificados y medallas en las categorías de "mejor entidad gubernamental en el apoyo al equilibrio de género", "mejor autoridad federal en el apoyo al equilibrio de género" y "mejor iniciativa de equilibrio de género".

Los premios fueron al Ministerio de Finanzas, a la Autoridad Federal de Competitividad y Estadísticas y al Ministerio de Recursos Humanos respectivamente. Todos representados por hombres.

El viceprimer ministro y ministro de Interior, el general Sheikh Saif bin Zayed al Nahyan, fue reconocido como la "mejor personalidad en apoyo del equilibrio de género" por sus esfuerzos por implementar las bajas por maternidad en el Ejército de EAU.

Un tuit que celebraba los premios fue recibido con burlas, con comentarios tales como: "Wow, sí que hay diversidad ahí. Uno de esos tipos iba vestido de gris". "¿Os ha hackeado The Onion?", escribía otro usuario de Twitter en referencia a la publicación satírica.

Los premios Índice de Equilibrio de Género de EAU reconocen el progreso logrado el año anterior en el sector público sobre el cumplimiento de los objetivos de paridad establecidos por el Gobierno en 2015.

"Estamos orgullosos del éxito de las mujeres emiratíes y su papel es fundamental en el futuro del país", rezaba un tuit de la oficina de Prensa de Dubai. "El equilibrio de género se ha convertido en un pilar de nuestras instituciones de gobierno". The Guardian ha intentado sin éxito contactar con la oficina de Prensa.

Un estudio del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) de 2018 reveló que EAU era el país del Golfo con mayor igualdad de género y que había progresado considerablemente a la hora de introducir a las mujeres en el mercado laboral. El informe señala que en 2015 unas 135.000 mujeres emiratíes participaron en el marcado laboral, comparado con tan solo 1.000 mujeres en 1975. Un 43% de las mujeres ahora tienen carreras universitarias, comparado con el 23% de los hombres.

Sin embargo, según grupos de derechos humanos, la discriminación de género sigue siendo un problema arraigado en el país. Especialmente en el sistema judicial, que prioriza los derechos de los hombres en los asuntos familiares y personales tales como el matrimonio, el divorcio y la custodia de los niños. La legislación de EAU también permite la violencia machista en el marco de la pareja siempre y cuando el ataque no exceda los límites establecidos por la ley islámica.










°

martes, 29 de enero de 2019

Boicot Vasco a Tranvía Israelí

Por medio de El Diario nos llegan excelentes noticias desde Beasain.

Los obreros de la planta constructora de trenes se han negado a que la empresa para la que trabajen participe en una licitación para construir un tranvía en Al Quds.

El hecho nos recuerda a la negativa por parte del bombero Ignacio Robles a participar en un operativo de seguridad para el embarque de armas hacia Arabia Saudí desde el puerto de Bilbo.

Aquí la información:


La guipuzcoana CAF participa en el proceso de licitación abierto por el Gobierno de Israel para adjudicar la construcción de una nueva línea de tranvía que recorrerá territorio palestino para servir a las colonias judías en el este de la ciudad

Eduardo Azumendi

El comité de empresa de Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) no quiere construir el tranvía de Jerusalén. El Gobierno israelí ha incluido a la empresa guipuzcoana (con sede en la localidad de Beasain) en un proceso de licitación para construir una nueva línea de tranvía de la ciudad. CAF es la principal empresa de Euskadi en ferrocarriles y una de las más importantes de España. Para realizar la construcción, habrá que expropiar tierras palestinas, lo que ha suscitado una gran polémica internacional. Ante esta situación, el comité de empresa de CAF Beasain ha considerado que la empresa no tiene que participar en trabajos en contra de la legalidad internacional.

Las autoridades israelíes han previsto crear una nueva línea en la red del tranvía que circula por la ciudad de Jerusalén, que actualmente cuenta con otra línea, la roja, que también será ampliada. El problema reside, según advierten los representantes de la plantilla, en el trazado planteado, que debe recorrer territorio palestino para servir las colonias judías en el este de la ciudad. Es decir, que el tranvía diseñado supone la expansión de la colonización de Jerusalén Este por parte del Estado de Israel.

"Existe un consenso general respecto de la ilegalidad del proyecto, tanto por su trazado, como por ser discriminatorio al ser de uso exclusivo de colonos en tierra Palestina", recuerda el comité.

"Cualquier proyecto de tranvía, de cualquier ciudad del mundo, y, por supuesto, de Jerusalén, debe producirse respetando los derechos humanos y la legalidad internacional. Tanto el plenario, como el Consejo de seguridad de la ONU, así como la Corte Internacional de Justicia, a través de diferentes resoluciones, se han mostrado en contra de la ocupación de los territorios donde transcurrirá el citado tranvía”, recalcan desde el comité.

ELA, sindicato nacionalista mayoritario en Euskadi, ha apoyado la postura del comité. "Resulta incomprensible que la dirección de CAF apueste por esta licitación. Las personas que trabajan en CAF no merecen asumir la responsabilidad de realizar un trabajo rechazado por la inmensa mayoría de la comunidad internacional".






°

Cinco Millones de Tontos

Fernando Savater se ha decantado por quitarse la mascareta de demócrata progre.

¿No nos creen?

Les invitamos a leer esto que se ha dado a conocer por parte de Público:


El escritor defiende a Vox y arremete contra la formación morada: "Lo que hemos visto como cosa masiva y peligrosa y antidemocrática ha sido Podemos".

El novelista Fernando Savater ha concedido una entrevista al diario ABC con motivo de la publicación del que dice que será su último libro, La peor parte. Memorias de amor. En ella, el escritor habla principalmente de su esposa fallecida en 2015. Pero en la charla se cuelan unas cuantas preguntas relacionadas con la política en las que Savater aprovecha para sentenciar que no creía "que hubiera tantos tontos en España", en relación a las cinco millones de personas que votaron a la formación morada en las elecciones generales de 2016.

Savater explica en la entrevista que la lucha por defender a la ciudadanía "no se tiene de acuerdo a un territorio, un sexo o una ideología, sino que está por encima de todo eso", afirma después de ser preguntado por el independentismo catalán. "Todo el que quiera acabar con la ciudadanía española nos invalida como sujetos políticos. Me he pasado la vida intentando explicarlo, pero veo que no lo entienden. No solamente los nacionalistas. Los no nacionalistas siguen defendiendo identidades culturales", insiste.

Ante estas afirmaciones, el periodista le pregunta si se refiere a Vox, a lo que Savater responde que aunque la mayoría de sus propuestas "no le gustan", no se trata de un partido que "pretenda pasar por encima de la Constitución ni privar de su ciudadanía a nadie que la tenga". Y aprovecha para señalar que Podemos sí pretendía "saltar por encima del Estado de derecho".

"Desde el punto de vista teórico fue mucho más peligroso Podemos. Y además tuvo mucho más apoyo mediático y de votos —responde—. Cinco millones de votos. Imagínese, no creía yo que hubiera tantos tontos en España. Y esto de Vox después de todo es una cosa bastante menor. Lo que hemos visto como cosa masiva y peligrosa y antidemocrática ha sido Podemos. Y hay gente que está encantada".

También ha aprovechado para apoyar a Juan Guaidó, el líder opositor venezolano que la semana pasada se autoproclamó presidente. "Maduro está fuera de la constitución desde hace un montón de tiempo. En cuanto hubo una Asamblea Nacional que no le gustaba se inventó otra. Desde ese momento, Maduro no podía decir que él representa ninguna legalidad", asegura en la entrevista el escritor. "La legalidad la representa la Asamblea Nacional que salió elegida y con la que Juan Guaidó se ha propuesto presidente. Está recuperando la legalidad que Maduro se ha saltado", añade.






°