jueves, 27 de octubre de 2016

Una Arboleda en Mont de Marsan

La desaparición forzada de José Miguel Etxeberria Naparra es uno de los crímenes de terrorismo de estado -que en este caso involucra a Madrid y a París- que más ha marcado a la sociedad vasca.

Como ha venido anunciando el propio Iñaki Errazkin en su cuenta de Facebook, tal vez la verdad acerca de su desaparición por fin salga a la luz.

Les ofrecemos este artículo al respecto publicado en Noticias de Navarra:

El testimonio de Errazkin ante el juez acerca el hallazgo de Naparra

El periodista contó al juez Ismael Moreno la versión sobre el caso que le filtró una fuente del CESID

A. Irisarri
Los plazos para encontrar definitivamente los restos de José Miguel Etxeberria, Naparra, se van acortando. Ayer, tal y como estaba previsto, el periodista Iñaki Errazkin declaró ante Ismael Moreno, juez de la Audiencia Nacional, quien conoció de primera mano la confesión que una fuente anónima le hizo al periodista sobre el paradero del cuerpo de Naparra -secuestrado y asesinado en 1980- y que, en esencia, ha permitido reabrir el caso, sobreseído provisionalmente en 2004.

En declaraciones posteriores a los medios de comunicación, Iñaki Errazkin arrojó algo de luz sobre la enigmática figura de la fuente que ha posibilitado elaborar un croquis preciso del lugar en el que podría haber sido enterrado el exmiembro de los Comandos Autónomos Anticapitalistas.

Errazkin relató cómo una persona sin identificar pero que se denominó “de nacionalidad española, residente en Latinoamérica y conocedora de la guerra sucia del Estado”, le habló del paradero del cuerpo de un “etarra desaparecido”. Entonces, el periodista decidió viajar hasta el país sudamericano, donde mantuvo una entrevista personal con la fuente, un antiguo espía del CESID (Centro Superior de Información de la Defensa, el actual CNI) gravemente enfermo y que, según le indicó, tiene en su poder un extenso archivo con documentación comprometida para “las altas instituciones del Estado”.

En dicha entrevista, la fuente dibujó un croquis detallado del lugar en el que estaría enterrado -se desconoce si la fuente participó directamente en la desaparición- el cuerpo de Naparra, además de proporcionar una serie de detalles que permitieron al abogado de la familia, Íñigo Iruin, y al forense Paco Etxeberria, llevar a cabo una inspección ocular del lugar indicado, una arboleda situada en Mont de Marsan a una hora en coche de Ziburu, donde desapareció Naparra en 1980. Todo esto ha servido para que la Audiencia Nacional haya reabierto la causa, y por eso el juez Moreno tomó declaración ayer a Errazkin, al que le solicitó el croquis elaborado por la fuente y que Íñigo Iruin se ha comprometido a remitir en breve al juzgado. En un primer momento también estaba previsto que declarase como perito Paco Etxeberria, pero finalmente su comparecencia se ha pospuesto hasta el próximo 10 de noviembre.

Tanto Iruin como Errazkin se mostraron ayer, tras la declaración ante el juez, confiados en que los testimonios y las nuevas pruebas permitan localizar el cuerpo de José Miguel Etxeberria. De encontrar los restos, Iruin señaló que entonces se abriría una segunda fase que se centraría en determinar “la autoría material e intelectual”, además de investigar lo realmente acontecido.





°