lunes, 31 de octubre de 2016

Los Vascones Invaden Westeros

Continúan los reportes acerca de los indómitos vascones y sus incursiones en Westeros.

Les invitamos a leer este reportaje publicado en el Diario Vasco:

'Juego de tronos': «Hemos dejado de rodar ciertas escenas por preservar la trama»

El equipo de producción de 'Juego de tronos' valora como «fantástica» su estancia en Zumaia, pero lamenta la sobreexposición vivida en Euskadi

Ignacio Iturrarte

«Todo ha ido sobre ruedas». De esta manera describe Peter Welter, productor ejecutivo de Fresco Film –productora colaboradora de ‘Juego de tronos’ en España–, el paso de la popular serie norteamericana por Euskadi. El rodaje llegó ayer a su fin y, si bien «ha sido una experiencia fantástica rodar en Zumaia», según palabras del propio Welter, el equipo de producción de la serie hubiera deseado trabajar con más discreción.

Hablamos de uno de los fenómenos históricos de la televisión. Su argumento y sus característicos giros dramáticos congregan a millones de personas frente a la pantalla, haciendo imprescindible evitar cualquier filtración que pueda detallar el futuro de la trama y arruinar una temporada. Sin embargo, la visita de ‘Juego de tronos’ al País Vasco se ha caracterizado por la gran, y atípica, cantidad de imágenes que se han tomado de las tareas de filmación. «Es algo que fastidia. No entiendo qué gana la gente retransmitiendo prácticamente en directo el rodaje de una serie como esta. Si alguien piensa que está haciendo un favor colgando una foto en Twitter de Jon Nieve grabando una escena, se equivoca. Lo único que consiguen es acabar con la ilusión de millones de seguidores», comenta Welter.

En Zumaia, el equipo de la serie intentó controlar la ladera oeste del pueblo, desde donde se han tomado imágenes de la playa a diario. «Sabíamos que ese punto nos podía traer problemas. Negociamos con los dueños de los terrenos, pero no llegamos a un acuerdo con todos». Para cada rodaje, la productora acostumbra a tratar con los vecinos dueños de tierras aledañas para, a cambio de una compensación económica, poder tenerlas vigiladas durante los días de trabajo. «En Zumaia nos encontramos con gente que había accedido a cobrar 500 euros cuando rodaron ‘Ocho apellidos vascos’ y que, ahora, a nosotros nos han pedido hasta diez o veinte veces más», confiesa. «Ya nos ha pasado en otros puntos de España, pero no tanto como lo que nos han pedido ciertas personas en Zumaia. Se aprovechan de que esta es una producción con un presupuesto de varios millones de dólares y buscan ‘su parte’», añade.

A pesar de la falta de acuerdo con los terratenientes locales, ‘Juego de tronos’ decidió seguir apostando por Zumaia: «La playa se ajustaba a las necesidades creativas de los creadores y no quisimos irnos. No queríamos perjudicar al pueblo por culpa de dos o tres». No obstante, la sobreexposición a la que se sometió la grabación en Gipuzkoa supuso que ciertas escenas se tuvieran que grabarse, finalmente, lejos de Itzurun: «Nos vimos obligados a dejar de rodar algunas escenas aquí para poder preservar la trama. Quisimos filmar una serie de secuencias muy comprometidas, pero hubo que trasladarlas a Irlanda del Norte». El Ayuntamiento, conocedor de esta circunstancia, intentó mediar con los vecinos, aunque sin éxito. De haberse alcanzado un precio, la serie habría permanecido un día más en Euskadi.

En cuanto al papel de los medios de comunicación en la cobertura de un rodaje de estas características, Welter hace extensibles sus críticas a los usuarios de redes sociales que han filtrado información: «Los responsables de ‘Juego de tronos’ llevan siete años grabando por distintos países y comentan que no han sufrido tanta presión mediática como en España». «Lo que ocurrió en Barrika, con un fotógrafo usando un teleobjetivo gigante desde el otro extremo de la bahía, fue brutal. En la televisión pública vasca se emitió un programa centrado únicamente en cómo burlar la seguridad del set de rodaje para poder sacar fotos. Fue una broma de mal gusto», comenta Welter. Asimismo, el administrador de Fresco Film considera que esta situación puede perjudicar la imagen de España como lugar acogedor de rodajes: «En este mundillo la gente habla, se comenta que España quizás no sea un buen destino. Ante casos así, un rodaje como el de Star Wars, con toda la confidencialidad que le rodea, podría no estar interesado en venir aquí. Tenemos que hacer autocrítica».

«Dar a conocer esta tierra»

A través de su empresa, Welter lleva tres años encargándose de localizar y gestionar los rodajes de la ficción de la HBO en el estado. En palabras suyas, su trabajo consiste en «vender bien esta tierra y darla a conocer». Para ello, cada año Welter visita junto a sus socios aquellos lugares de la Península que no conozca de primera mano, buscando qué lugares se ajustan más a las exigencias creativas de las películas y series que contratan sus servicios. En esta ocasión, se recorrió toda la costa atlántica, «desde Galicia hasta Hondarribia», en busca de ese enclave costero que ‘Juego de tronos’ necesitaba.

«La costa que buscaban tenía que estar, por motivos de presupuesto, en España o en Irlanda», y Zumaia resultó ser lo que los creadores estaban buscando, a pesar de que no fuera la mejor opción desde un punto de vista logístico. ‘Juego de tronos’ estableció su base de operaciones en Bilbao. «Pensamos en quedarnos en Donostia, pero la gran cantidad de eventos (Zinemaldia, San Sebastián Gastronomika...) que acogía la ciudad en las fechas previas hizo que hubiera pocas plazas hoteleras para todo el equipo», señala Welter. Con todo, un total de 200 trabajadores han tenido que viajar por carretera cada día entre Bilbao y Zumaia. «Unas veinte personas se han alojado en el pueblo; en el Zelai y en varias casas rurales. El resto del equipo era gente de aquí».

Cercanía, mucha cercanía

De Euskadi, Welter destaca su calidad de vida y la hospitalidad y la cercanía de su gente. Según ha podido saber, el elenco ha disfrutado de su estancia en Bilbao, así como de la oferta cultural y, sobre todo, gastronómica de otras ciudades que han podido visitar como Donostia. Destaca, sin embargo, que la fuerte presencia de fans ha llegado a suponer, en ocasiones, alguna molestia para los las estrellas de la serie a la hora de dar un paseo o salir a comer. «En Euskadi y Andalucía la gente está muy encima de ellos. Hemos ido a restaurantes de una y de tres estrellas en los que no sólo los gerentes, sino todos los trabajadores se han fotogafiado con los actores. Veo una cierta falta de profesionalidad en eso», afirma el alemán, que destaca el comportamiento ejemplar en este sentido de los vecinos de Girona, donde rodaron el año pasado.

Welter hace hincapié en el intento por convertir los rodajes en los que trabaja en algo que aporte tanto a sus clientes como a las localidades. «Queremos que cada sitio al que vamos a trabajar se beneficie antes, durante y después de las tareas de grabación, porque un montaje como este te sitúa en el mapa». «En Peñíscola y Osuna, por ejemplo, la afluencia de turistas ha crecido un 30% tras los rodajes», indica. «Hay que intentar no encariñarse con un lugar, porque en seguida hay que viajar a otro», comenta el productor. ‘Juego de tronos’ abandona Euskadi. Ahora toca esperar a verano de 2017 y ver si los efectos especiales han dejado el litoral vasco reconocible en la próxima temporada.






°