domingo, 15 de diciembre de 2019

Egaña | Crímenes Diferidos

Inspirado en el reciente aniversario del fallecimiento de Karmele Solaguren, víctima del terrorismo de estado español, Iñaki Egaña nos ha compartido este texto en Facebook:


Iñaki Egaña

En octubre de 2003, dentro de esa excusa gigantesca del “todo es ETA” que inventó el Estado profundo español y ejecutó con diligencia el entonces magistrado Baltasar Garzón, 34 jóvenes vascos fueron detenidos bajo la acusación de pertenecer a una organización juvenil independentista. Hubo querellas de torturas, pero ningún juez quiso implicarse en eso que llaman derechos humanos. Garzón no iba a ser más que nadie y pasó olímpicamente de las denuncias.

La noticia aún se halla colgada en la página web del Ministerio del Interior. El entonces ministro, Ángel Acebes, señaló que se trataba de un golpe a la “estructura básica de ETA”. Acebes, imputado en varios casos de corrupción, abandonó su cargo y después de varios destinos recabó en el consejo de administración de Iberdrola, donde por cierto coincidió con otro ilustre de Interior, esta vez del Ejecutivo de Gasteiz, Juan Mari Atutxa. El vasco dejó Iberdrola en 2016 y Acebes hace unos meses. Pago a sus servicios prestados.

Sólo unos días después de la detención de los 34 jóvenes, la Guardia Civil quiso mostrar su sello propio y se anotó otra redada, esta vez contra la edición vasca: 8 detenidos pertenecientes a empresas como Elkar, Zabaltzen… La acusación, blanqueo de dinero en favor de ETA. Todo era una gran mentira, pero el juez Juan del Olmo, muy tocado con el montaje de Egunkaria, no reculó, sino que gestionó una huida hacia adelante.

A pesar de la inocencia de los acusados, el ministerio del Interior sigue sin rectificar en su página web la página que relata aquel suceso: “Los detenidos están acusados de irregularidades económicas y contables, blanqueo de capitales, desvío de subvenciones y ocultamiento de beneficios, todo ello en relación con un delito de terrorismo”. Fracasada la andanada contra Egunkaria y Elkar, del Olmo se retiró a la Audiencia de Murcia, donde sus sentencias sobre la violencia de género, en la onda del discurso de Vox, han agrandado su leyenda.

Entre los detenidos de la primera redada de 2003, se hallaba Ekain Guerra Solaguren, un chaval de 23 años, de Barañain. Tratado de terrorista, al igual que sus compañeros, Garzón lo mandó a prisión, a Alcalá Meco. Hace ahora 15 años, José Luis y Karmele, sufrieron un accidente en la provincia de Soria cuando iban a visitar a su hijo Ekain. La noche anterior había llovido y la carretera se había convertido en una pista de hielo. José Luis y Karmele decidieron detener la marcha y aparcar el coche. Cuando lo hicieron, otro coche les golpeó por detrás. Karmele falleció y José Luis quedó gravemente herido.

Las muertes no son iguales y para demostrarlo, la prensa canalla aireó inmediatamente el pasado de Karmele, concejal de Herri Batasuna. Porque resultaba que Herri Batasuna, también era una organización terrorista según la había definido el Estado español a través de sus voceros, en especial la Audiencia Nacional. Y el hijo, encerrado en Alcalá, un “etarra de tomo y lomo”.

Ekain recibió el permiso de Instituciones Penitenciarias para acceder al funeral de su madre. Y la Policía cargó contra los concentrados. Una semana más tarde, un grupo de solidarios, simuló en Madrid un accidente de circulación para denunciar el alejamiento y la dispersión de los presos políticos vascos. También fueron detenidos por “alteración del orden público”.

Nuevamente la nota de Interior incitaba a que los medios titularan “proetarras simulan un accidente en Madrid”. No solo eso, sino que en la “noticia” desplegada se identificaba a los miembros de Zuzen Ekintza Taldea, autores de la performance, y se añadía que habían sido acompañados de los familiares de una presa vasca internada en la prisión palentina de Dueñas. El objetivo: diluir el carácter criminal de la dispersión y, por el contrario, criminalizar a los familiares de los presos por una supuesta alteración del orden público, convirtiendo su naturaleza humana (familiares) en política, (proetarras).

Hubo una tercera pata, simultánea a la muerte de Karmele y la ofensiva contra la cultura vasca, en la historia de la ignominia española. En esos días, los sectores más ultras continuaban expandiendo el mensaje del entendimiento entre yihadistas y abertzales. Aún, esos sectores que reconstruyen la historia a su antojo, mantienen la tesis vasca sobre los atentados yihadistas del 11M. Hoy son tratados como chiflados, pero entonces eran soportados y apoyados por gran parte de los medios.

Cuando Karmele Solaguren falleció, la cuña que intentaban entonces abrir esos sectores, en especial Vocento, era la de una conversión exprés de militantes abertzales al islam. Y para ello la “prueba” era que uno de estos supuestos conversos había trabajado en una revista donostiarra en euskara, Irutxuloko Hitza, y había asistido a un taller de cultura en Arte-Leku, dependiente de Diputación. El afectado lo negó rotundamente, pero, construido el mensaje, la realidad sobraba.

Ekain Guerra salió de prisión, libre y sin cargos, y una mañana, cuando volvía en bicicleta a casa, fue atropellado por un turismo y murió casi en el acto. La mayoría de la prensa se cebó nuevamente en su personalidad: el fallecimiento de un etarra. La candidatura de ANV en la que formaba aparte en Barañain había sido ilegalizada porque su nombre aparecía en la misma: etarra. La falsedad y el montaje era colosal. Y funcionaba.

Unos años más tarde, noviembre de 2009, la Guardia Civil y la Policía abordaban una nueva redada: 40 jóvenes fueron detenidos. Entre ellos, Jon Ziriza, natural de Barañain. El informe policial decía que Ziriza era un “terrorista” y para ello aportaba que en el registro de su vivienda se habían encontrado “un díptico y dos pegatinas de recordatorio de una persona llamada Ekain Guerra Solaguren, de quien se dice que fue miembro de ETA y falleció en junio de 2007”. Ziriza pasó un año en prisión, y como en su tiempo Ekain, fue absuelto. Pero eso, al parecer, es lo de menos. Ya había sido condenado de por vida.






°

Educar Contra la Violencia Machista

La violencia machista está a la alza, baste ver la reacción en muchos causada por el éxito del performance 'Un violador en tu camino'.

Ante ello, es necesario redoblar esfuerzos para que lo más pronto posible podamos acabar con esa lacra.

Desde Naiz traemos a ustedes este artículo con respecto a una propuesta muy interesante:


La socióloga Marina Subirats y la profesora de la UPV-EHU Beatriz Ugarte han expuesto este sábado, en un encuentro organizado por InteRed Euskal Herria, unas claves para prevenir las violencias machistas desde la coeducación.

Asier Robles

La fundación InteRed Euskal Herria ha organizado este sábado en el edificio de la Alhóndiga de Bilbo el encuentro ‘CoEducando para prevenir las violencias machistaS’.

El objetivo de este encuentro es «poner de manifiesto la importancia de la coeducación en las aulas, la promoción de la cultura del cuidado y valores basados en la igualdad, corresponsabilidad, respeto mutuo, erradicación de prejuicios de género y estereotipos y la prevención de violencias machistas en el ámbito escolar».

Las dos primeras charlas se han centrado en los centros educativos. La primera ponente ha sido la socióloga Marina Subirats Martori, que ha hablado a través de una pantalla. Subirats ha destacado que hay que «borrar las fronteras de lo que es ser mujer u hombre, y empoderar a las niñas para lograr un cambio real en la sociedad».

La socióloga ha dado mucha importancia al espacio de los centros educativos, donde ha explicado que actualmente están «masculinizados». «Los patios de los colegios los ocupan en su gran mayoría campos de futbol o de baloncesto, donde juegan especialmente los niños. Las niñas se sitúan en las esquinas de los patios, prácticamente sin espacio», ha lamentado asegurando al mismo tiempo que los juegos «tradicionalmente de niñas» están desapareciendo.

Subirats también ha hablado sobre los roles de mujeres y de hombres y ha explicado que a las niñas se les educa «como cuidadoras» y a los niños «como si fueran guerreros». «Esta educación es una amenaza para la sociedad y los propios hombres, porque no necesitamos este modelo masculino. Hay que educar a los niños para que abran su corazón», ha asegurado Subirats.

La segunda ponente ha sido la profesora de la UPV-EHU Beatriz Ugarte, que ha explicado la importancia de deshacer para poder construir. Entre otras cosas, Ugarte ha señalado unas claves para ayudar a los alumnos y alumnas a construir su propia identidad libremente y ha asegurado que hay que pasar «de un sistema binario a un sistema de diversidad».

Ambas ponentes han insistido en la importancia de analizar e intentar ver las situaciones que actualmente no se ven a primera vista, y han señalado los libros de texto, los espacios, los referentes que se muestran o los puestos de dirección, entre otros, como puntos a analizar y transformar.






°

Xabier Morrás

Desde las páginas de el Diario de Navarra traemos a ustedes este reportaje acerca del pintor Xabier Morrás:


Vida y pintura discurren unidas en el caso de Xabier Morrás. El Condestable acoge hasta el 19 de enero una panorámica de medio siglo de producción artística y de existencia vital del pintor navarro, enriquecida con obra nueva, creada este año.

Paula Etxeberria Cayuela

La exposición que habita desde ayer las salas 1 y 2 del Palacio del Condestable es una explosión de arte que activa los sentidos y la memoria. Que nos mide con grandes temas de la existencia humana; con la belleza, la tragedia, la muerte o la supervivencia, colocándonos frente a creaciones de escala imponente que tienen algo -o mucho- de testimonios históricos de un tiempo, el que le ha tocado vivir al artista, teñido de sombras y sangre pero con anhelo de luminosidad y esperanza en el fondo. El que refleja el brillo de los ojos del artista cuando conversa sobre su pintura, que es su vida.

Xabier Morrás nació en enero del 43 en la calle Arrieta, frente a la Plaza de Toros de Pamplona. Y nacer en el 43 en Pamplona “marca muchísimo. No se lo recomiendo a nadie”, decía ayer el propio Morrás en la presentación de la gran muestra Pinturas y dibujos que protagoniza, cinco años después de su exposición homónima en la Sala de Armas de Ciudadela en 2014. El pintor navarro recopila de nuevo un centenar de obras con esa mirada propia entre lo urbano y lo humano con la que sacude pensamientos y remueve conciencias entre el público visitante. Aunque lleva trabajando el arte más de 60 años -desde que tenía 18-, presenta aquí una retrospectiva de sus últimos cincuenta años de producción de una pintura que, dice, “es fundamentalmente autobiográfica” y va “del gris al negro con matices de rojo”. Así, la 1ª planta del Condestable reúne pinturas y dibujos realizados entre 1975 y la actualidad, aunque la mayor parte son obras fechadas a partir de 2000. Aunque hay dibujos y cuadros pequeños, íntimos, Xabier Morrás apuesta por lo que le define -por lo que necesitan sus temas-: la gran escala, con lienzos de más de 2 x 2 metros en los que plasma su cosmopolitismo y también las sombras y fascinaciones con las que creció y alimentó su mente inquieta de niño.

Así, están “los terrores de la primera niñez” vivida en Pamplona. Un “temor” que se quedó “clavado en su ser profundo”, convertido en tema de algunos de sus imponentes pinturas: el Telón de Acero. “Todo lo malo venía de ahí. Nos asustábamos al escuchar hablar del Telón de Acero con 8 o 10 años”, recuerda. “Y yo me decía: no puede ser que la vida sea esto. Yo tenía que salir de Pamplona, para mí era una necesidad vital”, afirma. El niño seguramente ya con sensibilidad de artista sabía que había otros mundos y quería abrirse a ellos para no asfixiarse de por vida en “el magma” que mamó de niño y que, reconoce hoy, marcó su camino como creador plástico con un interés por “todo lo que es tragedia, tristeza, dolor, sufrimiento”. Por eso le han obsesionado los temas bélicos, como la batalla de Verdún y sus trincheras y bayonetas, sobre la que leyó con 6 o 7 años.

Xabier Morrás salió de Pamplona, y vivió el “impacto” de la gran ciudad. De Londres -su primer destino extranjero, al que fue becado y sin apenas saber inglés-; por supuesto, su amado Nueva York y la fascinación que “los primeros rascacielos levantados en la ciudad, de piedra, neogóticos y neorrománicos, con esculturas en las paredes”, causó en el artista, pero también los personajes inquietantes y marginales de los suburbios y subsuelos neoyorquinos; Chicago, Berlín o Manchester, “que era terrible (aludiendo a la escala de su arquitectura), maravilloso en los años 60”.

Pero no solo hay cosmopolitismo en Pinturas y dibujos. De hecho, el artista dedica un importante espacio, enriquecido con un texto del escritor Pablo Antoñana, a la Navarra tradicional y rural con la que él tuvo estrecho contacto en Lácar (Tierra Estella), donde pasó parte de su niñez, y rinde homenaje a sus gentes luchadoras de tez curtida;a un modo de vida “ya desaparecido”, dice con cierta nostalgia este pintor que tuvo claro que quería la libertad de no vivir del arte.

Homenajes a artistas amigos | Juliantxo Irujo, Isabel Baquedano, Jabier Villarreal

Xabier Morrás dedica en esta panorámica de medio siglo de vida y pintura tres homenajes a otros tantos artistas amigos que han muerto en los últimos años: Juliantxo Irujo, Isabel Baquedano -una de sus maestras en arte- y Jabier Villarreal, éste fallecido hace unos meses. Recuerda a Irujo con una obra de los oscuros muelles de Londres, a Baquedano con el cuadro Holborn Viaduct, centrado en el puente de carretera de Londres llamado así y contemplado en el lienzo por una mujer inmortalizada de espaldas, “una obra que emocionaba a Isabel Baquedano siempre que venía a mi casa”; y, cómo no, a través de Chicago conecta con su amigo y artista Jabier Villarreal.

La pintura de Morrás es la realidad bella y descarnada, el verismo de un pintor que, reconoce, alguna vez se ha visto tentado por la abstracción, pero ha sabido reconocer que no era su camino. Su camino fue felizmente trazado hace tiempo, aunque siempre ha estado muy vivo y abierto a nuevos matices en el rumbo. “Tengo la suerte de que todas estas obras son de mi propiedad, y es un placer de dioses coger un día un cuadro pintado hace veinte años, iluminarlo y retocarlo”, cuenta el artista, quien en estos momentos está “haciendo esfuerzos muy fuertes por meter más color” en su obra y “flotar”. Ese intento se plasma en nuevas creaciones, realizadas expresamente para esta muestra: muchos dibujos y cuadros pintados en acuarelas y pasteles, de arquitecturas urbanas; la mayoría de ellos dedicados a Nueva York, ciudad que sigue interesando al artista, así como Londres. “Sigo fascinado por las arquitecturas industriales, aunque cada vez quedan menos de las que me gustan... Pero por otro lado, está apareciendo un mundo de arquitecturas nuevo y está empezando a atraerme...”, dice Xabier Morrás, que reivindica como espacios expositivos para la cultura contemporánea en el centro de Pamplona dos lugares que hoy “están infrautilizados”: Baluarte y la Ciudadela, a la que cree que podría sacársele mucho más partido.

Ahora, vive un momento vital y pictórico de anhelo de cierto cambio. “Estoy esperando mi epifanía. Estoy en un momento en que tengo que quitarme un cascarón que me pesa mucho, este pasado nuestro, estas vivencias nuestras que hemos tenido pesan mucho y desearía liberarme de ellas. Me gustaría meter más color, figuración y abstracción, y otros temas. Porque al final esto (dice señalando las imponentes obras de la exposición que son testimonio histórico y que ha pintado con pasión y pulso acelerado), esto te aplasta”.

Proyectos

Terminar la ‘Batalla de Amaiur’. Xabier Morrás sigue completando su imponente cuadro. “Quiero ampliarlo y terminarlo para 2022, cuando se celebra el quinto centenario”, dice el artista, que trabaja también en una gran obra sobre los fusilamientos en la Ciudadela de Pamplona en el 36.

La imagen de la memoria histórica. Morrás lleva unos cuatro años trabajando junto a otra decena de artistas, entre ellos José Ramón Anda y Xabier Idoate, en “un proyecto de arte y conferencias en torno a la memoria histórica que nos gustaría que dentro de dos o tres años recorriese distintas salas de Navarra. Porque de memoria histórica tienes un sinfín de libros, pero imagen artística hay poca”, opina.






°

Cronopiando | La Furgoneta Amarilla

Tomemos un receso del trajín diario y de la mano de Koldo Campos recordemos el sentido de ser humanos:

La furgoneta amarilla

Koldo Campos Sagaseta | Cronopiando

Conmigo esperando en la estación, el tren en el que venían María y Xara desde Madrid llegó con una hora de retraso a Zumarraga y la demora provocó que perdiéramos el autobús que nos traería a los tres a Azkoitia, a casi media hora de distancia en coche. María y Xara son dos entrañables amigas y, entre esperar hora y media a otro autobús y coger un taxi, optamos por hacer autostop. Pronto se haría de noche pero tres minutos bastaron para que una furgoneta amarilla se detuviera.

-¿A dónde vais? Era una joven pareja a cuatro meses de cuentas para ser un trío y que nos invitó a sentarnos en la cautivadora sala de estar en que habían convertido la furgoneta. Nunca se me había hecho tan corto el trayecto. La pareja aún era más encantadora que la hippiesca furgoneta amarilla. Hablamos de la vida, del mundo, de lo poco que se hace dedo y de lo insólito que resulta que una pareja de Zumarraga que volvía a su pueblo tras visitar a un familiar en un caserío vecino, recoja a tres desconocidos y, sin más, se decida a llevarlos hasta su destino, porque sí, porque estamos vivos.

Tanto se habló que ni tiempo quedó para los nombres. Sé que él producía un CD “A Fuego lento”, que en la sala de estar de la furgoneta amarilla ya debe haber una cuna, y que si no conté antes esta entrañable crónica fue porque temía que nadie me creyera.

(Preso politikoak aske)






°

sábado, 14 de diciembre de 2019

Placer Ugarte | El Obispo Munilla

Habitual colaborador de Gara, Félix Placer Ugarte ha procedido a pintarnos un escenario bastante detallado en donde no termina de encajar un individuo que se ha caracterizado por siempre maniobrar hasta colocarse del lado equivocado de la historia del pueblo vasco:


Félix Placer Ugarte | Teólogo

Aunque hoy nuestra sociedad vasca es plural y laica, la Iglesia católica y, en especial, algunas intervenciones de su jerarquía no dejan de tener amplio eco mediático. Uno de sus centros de interés ha sido y continúa siendo el obispo de Donostia, José Ignacio Munilla, que cumple en estos días los diez años de su nombramiento (21.11.09) al frente de esta diócesis de Euskal Herria. Varios reportajes y crónicas han analizado su trayectoria y sus opiniones sobre temas socialmente candentes (aborto, feminismo, eutanasia, etc.) muy criticadas por su carácter conservador y polémico. También sus decisiones pastorales en parroquias, arciprestazgos, consejos, nombramientos han suscitado en amplios sectores del laicado y del clero profundos desacuerdos, razonados por su falta de participación y sentido evangélico.

La designación de este obispo para la Iglesia guipuzcoana tuvo ya desde sus comienzos unos objetivos especialmente significativos marcando líneas muy diferentes a las de sus predecesores inmediatos, José María Setién y Juan María Uriarte, quienes asumieron posturas pastorales de compromiso por la justicia y por la paz en Euskal Herria defendiendo sus derechos contra toda violencia y buscando la paz desde la justicia. José Ignacio Munilla ya manifestó sus discrepancias con José María Setién cuando era sacerdote y párroco en su diócesis.

Entre las acciones pastorales relevantes de estos obispos anteriores cabe destacar la intensa actividad por lograr una Iglesia vasca unida en la llamada «Provincia Eclesiástica Vasca» que relacionara pastoralmente las cuatro diócesis de Hegoalde unidas en el arzobispado de Pamplona. Fue un empeño común ya desde sus antecesores inmediatos. En efecto, desde hacía años, venían solicitando esta unión que superara la anómala división entre Burgos, a cuya provincia pertenecen Vitoria y Bilbao, y Pamplona, donde está adscrita San Sebastián, con otras diócesis. Pero siempre han chocado con la oposición del Gobierno central por sospechas nacionalistas. El Vaticano se ha plegado en este asunto a la política española haciéndola prevalecer sobre los criterios pastorales del Concilio Vaticano II.

El nombramiento de José Ignacio Munilla, como ya antes de Francisco Pérez (2007) para Iruña, y los posteriores nombramientos episcopales para las diócesis de Bilbao, Mario Izeta (2010), y Vitoria, Juan Carlos Elizalde (2016), no han favorecido una disposición jerárquica positiva a esta estructuración eclesiástica de los territorios de Euskal Herria. De hecho, por parte de los actuales obispos de las cuatro diócesis, tal Provincia Eclesiástica no ha sido propuesta ni mencionada. No entra en sus objetivos conocidos.

En concreto, el obispo de San Sebastián ha marcado un claro rumbo alejado de las posiciones de sus antecesores en este asunto. Su línea está orientada en direcciones diocesanas que dejan a un lado una Iglesia vasca unida en una sede metropolitana común, con proyectos pastorales que respondan a lo que hoy es y necesita Euska Herria en su nueva coyuntura social, política, ecológica y cultural.

Sin embargo los nuevos signos de los tiempos, en el contexto de la nueva situación político-social, son momento oportuno para el afianzamiento de una Iglesia vasca o euskal Eliza que impulse dinámicas ilusionantes compartidas y, a la vez, audaces, entre las diversas diócesis vascas, a fin de hacer frente a los retos que la sociedad moderna y el futuro de Euskal Herria plantean. Ejerciendo la antigua tradición de las iglesias metropolitanas, un sínodo o concilio particular de la solicitada Provincia Eclesiástica podría sentar las bases de una colaboración pastoral estable y fructífera en la Iglesia de Euskal Herria. No está de más recordar las reivindicaciones de la Memoria al Papa Pío XII (1944), la carta de los 336 sacerdotes (1960) por la libertad y derechos de Euskal Herria, las luchas del grupo ‘Gogor’, las peticiones de consejos presbiterales y de grupos como la Coordinadora de Sacerdotes de Euskal Herria y otros colectivos.

Pero esas voces se han ido acallando y hoy la Iglesia oficial está alejada en nuestras diócesis de este tema y en un preocupante conflicto y tensión interna en Gipuzkoa. Además, los «planes de evangelización» no responden a lo que el Foro de Curas de Bizkaia llama «hechos mayores» sociales y económicos que exigen una evangelización liberadora de pobres, cautivos y oprimidos. En general, nuestras diócesis vascas están más preocupadas por su mantenimiento y subsistencia que por su compromiso profético y eficaz en las necesidades de su pueblo y en sus esperanzas de justicia, de libertad, de paz, de derechos humanos, con los más desfavorecidos por un sistema económico «que mata», en frase del papa Francisco, con personas presas, con la cultura e identidad de Euskal Herria, como lo hicieron, por ejemplo, Antonio Añoveros en Bilbao, José María Setién, Juan María Uriarte, en Gipuzkoa. Son, sin embargo, desafíos urgentes para una Iglesia vasca.

Hoy, tal como nuestra Iglesia está estructurada y dividida, pienso que carece de estas opciones y audacia para realizarlas. Y en sus diez años de intensa y extensa actividad episcopal, estos temas urgentes no ha sido afrontados pastoralmente por parte de José Ignacio Munilla con la intensidad y urgencia pastorales que requieren; tampoco por los demás obispos vascos. Creo además que faltan conciencia y convicciones de lo que Euskal Herria es y necesita para la paz basada en la justicia, respetando la pluralidad y legítimas diversidades, como lugar de diálogo y encuentro dentro de ella y en la sociedad vasca en su conjunto.

En esta encrucijada vasca, si la Iglesia quiere responder desde los signos de los tiempos a lo que expresamente pidió el Concilio Vaticano II –«ser solidaria del género humano y de su historia»– para construir otro mundo diferente desde el lugar concreto de Euskal Herria, necesita una profunda renovación en sus comunidades, en su relación como Iglesia vasca, en sus obispos.

Todavía estamos lejos de lograrlo. Nos encontramos en una fase involutiva. Sin embargo se mantienen vivas estas referencias básicas que deberán conformar una Iglesia vasca, comunitaria, de relaciones dialogantes, sinodales; que comparte los problemas del pueblo; que sirve evangélicamente a los pobres; liberadora de opresiones. Una euskal Eliza que asume la lengua y cultura específicas de Euskal Herria, defensora de sus derechos como pueblo y nación; que afirma la identidad vasca y colabora para que sea libre en sus decisiones, desarrolle su cultura y contribuya, desde el respeto de sus derechos, a la paz y a la convivencia entre los pueblos.







°

viernes, 13 de diciembre de 2019

Condena a La Manada de Arandina

Pues bien según nos informa El País, a los heteronormados de La Manada de Arandina no le ha ido tan bien como a sus contrapartes de La Manada original.

Lean ustedes:


El tribunal considera que hubo “intimidación ambiental” y aplica por primera vez la doctrina de la cooperación necesaria en una violación múltiple

La Audiencia Provincial de Burgos ha condenado a tres exfutbolistas de la Arandina por agresión sexual a una adolescente de 15 años. La pena para cada uno de ellos es de 38 años de cárcel, aunque el máximo cumplimiento será de 20, conforme a lo dispuesto en el Código Penal.

La sentencia, que será recurrida por las defensas, suma 114 años de prisión, que se corresponden a la aplicación de la doctrina de la cooperación necesaria: cada uno de los acusados es condenado a 12 años como autor de la agresión cometida por él mismo y a otros 24 como cooperador de la realizada por los demás. Varias fuentes jurídicas explican que es la primera vez que se aplica esta doctrina en un caso de violación múltiple.

El Tribunal Supremo, en la sentencia del caso de La Manada, en el que los acusados fueron condenados a 15 años de prisión, señaló entonces que se incurrió en un error de calificación jurídica de los hechos: "La correcta calificación hubiera sido considerar a los acusados autores y partícipes de una pluralidad de delitos de agresión sexual". Si las acusaciones hubieran incluido el delito de cooperación necesaria en sus alegatos —cosa que no hicieron—, las penas habrían sido probablemente muy similares a las del caso de la Arandina, señalan fuentes jurídicas.

Los tres magistrados han aceptado casi en su totalidad el relato de las acusaciones y de la propia víctima. Dan por probado que en diciembre de 2017 los tres acusados (Carlos Cuadrado, Lucho, de 24 años; Víctor Rodríguez, Viti, de 22, y Raúl Calvo, de 19) invitaron a la menor al piso que compartían en Aranda de Duero para mantener relaciones sexuales, a sabiendas de su edad. Una vez allí, la víctima se negó y ellos la forzaron. Según la menor, se sometió para evitar "males mayores". El testimonio quedó corroborado tanto por las declaraciones de sus personas más allegadas como por el informe psicológico, de acuerdo con la sentencia.

El tribunal ha apreciado "intimidación ambiental" por el hecho de que los tres acusados actuaran sobre la víctima con la luz apagada y por sorpresa, sin que la menor pudiera reaccionar, debido a la diferencia de edad y complexión física de ellos. El juicio, que tuvo lugar entre el 21 y 28 de noviembre, se celebró a puerta cerrada para garantizar la privacidad de la menor, que testificó en la segunda jornada tras un biombo.

En opinión de Viviana Waisman, presidenta de Women's Link Worldwide, es "muy importante" que los jueces hayan incluido el delito de cooperación necesaria, así como el agravante de la intimidación ambiental. "Estamos viendo muchos casos de agresiones sexuales de dos o más hombres a una mujer. Esto reconoce esa violencia. Este fallo muestra que los jueces y las juezas logran aplicar la ley con perspectiva de género y sin estereotipos sobre el comportamiento de la víctima", señala.

En el mismo sentido se manifiesta Elena Ocejo, presidenta de la asociación Abogadas por la Igualdad: "Por fin una audiencia provincial actúa con perspectiva de género. Vemos que aunque la revisión del Código Penal es necesaria, no lo es tanto si se interpreta la ley adecuadamente. El mensaje que lanza la sentencia es que hay tolerancia cero a este tipo de conductas y que vamos a perseguirlas con todas las herramientas que tenemos".

La sentencia impone también una indemnización a la víctima de 50.000 euros a la que los condenados tendrán que responder de forma conjunta y solidaria. Además, no podrán acercarse a menos de un kilómetro de la menor durante 15 años.

Los tres procesados han sido absueltos del delito de proposición de actividades sexuales. También ha sido absuelto Raúl Calvo del delito de agresión sexual continuada. Era el único de los tres sobre el que pesaba esta acusación, ya que, tras la violación en el salón mantuvo relaciones con la chica en el dormitorio. El tribunal estima que en este caso no existió intimidación y hace referencia al informe psicológico del agresor cuya madurez, recoge, "era similar" a la de la víctima.

Luis Antonio Calvo, abogado de la acusación particular en representación de la asociación Clara Campoamor, se mostraba “muy satisfecho con el fallo”, aunque no está de acuerdo con esta última absolución, ya que "la intimidación no desaparece". “Es una sentencia dura, pero se trataba de delitos muy graves contra una niña de 15 años a la que trataron como si fuera un desecho; hicieron con ella lo que les dio la gana”, explicaba a EL PAÍS tras conocerse la decisión del tribunal.

Las investigaciones del caso se iniciaron a raíz de una llamada de los padres de la menor agredida a la Fundación ANAR, una ONG que atiende a menores y adolescentes en situación de riesgo y desamparo. La joven estaba en tratamiento psicológico, por lo que acudía a Madrid cada semana con sus padres a recibir dicho tratamiento. Fue durante una de estas consultas cuando la joven explicó la agresión. Tras la denuncia, el club de fútbol en el que jugaban los tres chicos les dio de baja de forma inmediata y definitiva. Los acusados fueron enviados a prisión dos días después de su detención y permanecieron allí durante tres meses hasta que fueron puestos en libertad bajo fianza y con cargos, en marzo de 2018.

Los condenados recurrirán

Los tres exjugadores de la Arandina han asegurado tras conocer la sentencia que la recurrirán porque se trata de una "denuncia falsa". A la salida del tribunal, Lucho ha calificado de "vergüenza" el fallo y ha mostrado su perplejidad por que "un sumario con más de 8.000 páginas se haya podido despachar en dos semanas".

El exjugador de la Arandina ha negado los hechos por los que se les considera culpables de agresión sexual y ha insistido en que la presencia de un cuarto jugador del club el día de los hechos en el piso es clave, ya que estuvo presente en todo momento en el salón de la vivienda, salvo cinco minutos que acudió a su habitación.

En este sentido, ha lamentado que el juez haya considerado inválido ese testimonio y ha desvelado que existe un vídeo en que el que se ve a ese cuarto jugador en la vivienda, así como mensajes de texto de la menor en los que asegura que no había sido violada y apostillaba, en relación a ellos tres: "Se van a cagar".






°

"Vergüenza me Daría ser Policía"

La izquierda internacionalista desde siempre ha advertido a los pueblos en lucha acerca del peligro que representan los integrantes de los cuerpos policíacos, personas emergidas del pueblo que asumen por completo la ideología de derecha y se convierten en los peores enemigos de su propia clase.

Si encima de ello nos referimos a un cuerpo policíaco con tintes de fuerza de ocupación colonialista, ya se podrá imaginar lo que puede llegar a suceder.

Tal es el caso de la Ertzainta, que con mucho que su designación esté en euskera no deja de ser un tentáculo más de la Guardia Civil.

En esa luz les presentamos este artículo que nuestro amigo Danilo Albin ha dadoa conocer en su medio habitual, Público:


El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Bilbao analiza este jueves el caso de Eduardo González, multado en marzo de 2018. También estudiará la sanción impuesta a un comparsero que pidió que un policía municipal le hablase en euskera.

Danilo Albin

Hay un lema que la Ertzaintza no quiere ni oír. Y si lo oye, responde con multas vía Ley Mordaza. El lema “vergüenza me daría ser policía” llegará este jueves al juzgado de lo Contencioso Administrativo de Bilbao, que deberá dirimir si la sanción impuesta a Eduardo González, un conocido militante del movimiento memorialista y antifascista vasco tiene razón de ser o si se trata, tal como denuncia el afectado, de un golpe directo a la libertad de expresión.

17 de marzo de 2018, Plaza Moyua de Bilbao. En una fría mañana, unas cincuenta personas protestan en el centro de la capital vizcaína contra la Ley Mordaza. No estaban solas: ese mismo día, casi medio centenar de ciudades habían organizado acciones similares contra la norma represiva que instauró el Gobierno de Mariano Rajoy.

“Surrealista”, resume González cuando trae a su memoria lo vivido aquella jornada. “Llevábamos veinte minutos de concentración y no había pasado absolutamente nada –relata–. Justo cuando estábamos por terminar aparecieron dos furgonetas de la Ertzaintza. Dieron un volantazo, se dirigieron hasta la fuente y, tras descender de los vehículos, fueron directamente hacia mí”.

Este militante del colectivo Sare Antifaxista (Red Antifascista) había sido el encargado de legalizar la concentración. “Acompáñeme que le vamos a denunciar”, le dijeron los ertzainas. ¿El motivo? Los agentes alegan que durante el acto se coreó “vergüenza me daría ser policía”, una frase que González asegura que no se cantó textualmente así, sino con algún matiz. Sin embargo, no valió de mucho su explicación: hubo una multa de 80 euros que el afectado ha recurrido.

“No es por el dinero, sino por la libertad de expresión. Hemos recurrido porque sentimos que es injusto y denunciable: lo que buscan es coartarte para que la próxima vez no te movilices”, remarca.
Multa a comparsero

González no va a estar solo este jueves en los juzgados de Bilbao: allí también declarará Arkaitz Zarraga, un militante del colectivo Hau Pittu Hau que fue multado vía ley mordaza. Entonces el motivo no fue gritar una consigna, sino pedir que un policía municipal le hablase en euskera.

Este caso se registró a finales de agosto de 2018, cuando integrantes de Hau Pittu Hau participaban en las tareas de desmontar las txosnas (casetas) de las fiestas populares de Bilbao. Zarraga mantuvo una discusión con un agente municipal, a quien pidió que le hablase en euskera.

El comparsero denunció posteriormente que había recibido dos multas por 900 euros vía ley mordaza. Su caso llegó incluso al pleno del ayuntamiento de Bilbao, donde el alcalde, Juan Mari Aburto, relativizó los hechos y negó que la multa fuese por la petición del ciudadano de que el funcionario policial le hablase en euskera.

Coincidiendo con las declaraciones de Zarraga y González, distintos colectivos han llamado a concentrarse este jueves a la mañana frente al Palacio de Justicia de Bilbao. 






°

Crónica de un Golpe Anunciado

Con respecto al golpe de estado perpetrado por la derecha mojigata en Bolivia traemos a ustedes este texto dado a conocer por Granma:


Tan temprano como el 30 de abril de 2008, a las 9:50 p.m., Fidel firmaba, bajo el título de «Una prueba de fuego», las Reflexiones que llevaban en sí una premonición relacionada con el posible futuro de Bolivia, lamentablemente cumplida en nuestros días

Alfonso Nacianceno

«Fidel viaja al futuro, regresa y lo explica», afirmó años atrás Abdelaziz Bouteflika. El entonces presidente de Argelia, impresionado por los análisis y la facultad de adelantarse a los acontecimientos del líder del Revolución Cubana, resumió en esa frase su admiración por el estadista amigo.

Fue precisamente un colega quien por estos días nos indujo a releer una de las Reflexiones que el Comandante en Jefe publicara en este diario, en la que quedaban expuestos su discernimiento y previsión sobre los problemas del mundo.

Tan temprano como el 30 de abril de 2008, a las 9:50 p.m., Fidel firmaba, bajo el título de «Una prueba de fuego», las Reflexiones que llevaban en sí una premonición relacionada con el posible futuro de Bolivia, lamentablemente cumplida en nuestros días.

«Cuando de todas partes del mundo llegan noticias escalofriantes sobre la escasez y costo de los alimentos, precio de la energía, cambios climáticos e inflación, problemas que por primera vez se presentan al unísono como cuestiones vitales, el imperialismo se empeña en desintegrar a Bolivia y someterla a trabajo enajenante y hambre».

Así comenzaba el conciso análisis sobre las pretendidas intenciones de Estados Unidos para someter a la hermana nación y apoderarse de sus recursos. Con antelación de 11 años y ocho meses respecto al momento actual, Fidel afirmaba que «…en ese país, con los oligarcas de Santa Cruz a la vanguardia…, el plan yanqui, pérfidamente concebido, es utilizar algunos sectores militares antipatriotas para librarse de Evo en aras de la unidad, algo que al apropiarse las transnacionales de las ramas productivas básicas, sería meramente formal. La consigna del imperialismo es castigar y deshacerse de Evo».

También en clara síntesis, la conclusión a la que llegaría el Comandante en Jefe sería un llamado de alerta a los países de Nuestra América.

«Por no prever y meditar sobre los factores que conducían a una profunda crisis internacional, ¡sálvese quien pueda! parece ser el grito que se escucha en muchas partes del mundo.

«Para los pueblos y gobiernos de América Latina será una prueba de fuego. Para nuestros médicos y educadores, cualquier cosa que ocurra en el país donde desempeñan su noble y pacífico trabajo, también lo será. Ellos, ante situaciones de peligro, no abandonarán a sus pacientes y alumnos».

Las situaciones por las que hoy atraviesan Bolivia, Chile y Colombia, unidas al incremento de las presiones de Estados Unidos para eliminar los procesos revolucionarios en Venezuela, Nicaragua y Cuba, confirman el vaticinio de Fidel de que nuestros pueblos enfrentarían una prueba de fuego.






°

El Golpe Mediático en Bolivia

Desde Cubainformación traemos a ustedes este recuento de lo sucedido en Bolivia en semanas recientes.

Recordemos que hoy Evo Morales, tras su estancia en México, se encuentra ya en calidad de refugiado político en Argentina desde donde liderará la vuelta a la democracia de su país.

Lean por favor:


José Manzaneda | Coordinador de Cubainformación
El robo de la victoria electoral que obtuvo el Movimiento al Socialismo (MAS) y la dictadura impuesta en Bolivia no habrían sido posibles sin los medios internacionales.

Que, como el diario español El País, convierten un golpe militar en una “crisis política”. Que, como la agencia AP, califican a Evo Morales, amenazado y perseguido, como “ex presidente autoexiliado”. O que, como la revista Forbes, dedican portadas a ensalzar a una presidenta golpista que nos cuenta “cómo se pacificó Bolivia”.

¿Cómo se ha “pacificado” Bolivia? Se lo explicamos: disparando a matar a quien se ha opuesto al golpe, asesinando a 33 personas e hiriendo a 800; encarcelando y torturando a militantes de izquierda; o deteniendo a quienes difundieron, mediante teléfonos móviles, imágenes de las masacres.

Todo arropado por el silencio de los medios corporativos, al que se ha sumado la eliminación, en Bolivia, de las señales televisivas de teleSUR y RT que han sido, durante semanas, las únicas ventanas de denuncia del golpe de estado. Una censura, por cierto, justificada por medios como el diario ABC, que la definía como una forma de “poner coto a (…) la propaganda estatal rusa” “cuando la protesta generalizada fomenta la desestabilización”.

También mediante el miedo y la autocensura. Como en el caso del humorista gráfico Alejandro Salazar, que renunció a publicar sus viñetas críticas tras recibir amenazas de muerte.

Los medios están, además, detrás del factor desencadenante y argumento justificativo del golpe: la denuncia de supuestas “irregularidades” en el conteo electoral, por parte de una misión de la OEA, que sostiene que hubo una “aumento masivo e inexplicable” del voto al MAS en el último 5 % de los votos escrutados. La prueba, para los medios, de que Evo Morales cometió un “fraude escandaloso”.

Estos medios, sin embargo, han silenciado a más de cien expertos internacionales en economía y estadística, así como los estudios del Centro para la Investigación Económica y Política y la Fundación Internacional de Derechos Humanos, que muestran justo lo contrario: que el aumento en el tramo final sí es explicable y es similar al de anteriores comicios, dado que corresponde al voto rural indígena, hegemónico del MAS.

Los medios son los censores de un golpe sangriento. Por ello, no es de extrañar la ovación que la población de El Alto brindó al periodista del diario inglés The Guardian, único medio internacional que se acercó a informar sobre la represión policial.

Tampoco es de extrañar que Fernando del Rincón, presentador estrella de CNN, haya sido distinguido con la máxima distinción del Comité Cívico de Santa Cruz, vanguardia del golpe militar.

Pero ni Fernando del Rincón de CNN, ni David Alandete de ABC, ni Jorge Ramos de Univisión, ni Daniel Lozano de El Mundo son periodistas. Son mercenarios al servicio de una estrategia bien definida de propaganda de guerra. Y a los que, algún día, se les acabará tanta impunidad.


.
.







°

jueves, 12 de diciembre de 2019

Masacres en Sacaba y Senkata

La "presidente interina" de Bolivia, Jeanine Áñez, y todos los que la han colocado ahí tienen las manos manchadas en sangre, mucha sangre... sangre indígena.

Les invitamos a leer lo que nos reporta La Jornada:


La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) calificó ayer de "masacre" la represión que sufrieron en noviembre opositores al gobierno de facto de Bolivia en dos poblaciones, y elevó a 36 el número de muertos y a más de 800 el de heridos por la crisis política, que empezó luego de las elecciones presidenciales del 20 de octubre. El reporte fue rechazado por el régimen golpista encabezado por Jeanine Áñez.

Luego de una visita al país andino, la CIDH reportó que en Sacaba, en el centro del país, y Senkata, en la zona oeste, las manifestaciones en rechazo al golpe de Estado contra el presidente Evo Morales fueron reprimidas por fuerzas policiales y militares los días 15 y 19 de noviembre con saldo de 19 muertos.

La instancia autónoma de la Organización de Estados Americanos (OEA) apuntó que "existen diferentes versiones sobre la forma en que ocurrieron los hechos", pero admitió que numerosos testimonios que recibieron son consistentes en cuanto a que los 10 manifestantes de Sacaba que murieron durante la represión estaban desarmados, avanzaban pacíficamente y fueron agredidos de repente.

También detalló que en Senkata fallecieron nueve personas por impacto de bala cuando un grupo de partidarios del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Morales, mantenía un bloqueo a una planta de hidrocarburos.

La comisión indicó que hasta el 27 de noviembre había tenido noticia de las 36 muertes y los más de 800 heridos en Bolivia. En su reporte, aconsejó la creación de un grupo internacional de expertos independientes con "garantías de autonomía para asegurar el derecho a la verdad e identificar debidamente a los responsables".

El ministro de facto del gobierno boliviano, Arturo Murillo, denunció que el informe es "totalmente sesgado y no refleja la realidad"; añadió que favorece al narcoterrorismo, término que el Ejecutivo golpista utiliza para referirse a grupos de campesinos cocaleros que se mantienen leales a Morales.

La actual crisis en Bolivia se desató luego de las elecciones del 20 de octubre en las que Morales se religió para un cuarto mandato. La oposición denunció "fraude" y el presidente invitó a la OEA a realizar una auditoría a los comicios y ofreció la garantía de que el resultado sería vinculante. El organismo hemisférico apenas revisó 226 actas de un total de 34 mil, y eso le bastó para avalar las acusaciones, tras lo cual el líder indígena de inmediato convocó a celebrar otra jornada electoral.

Sin embargo, Morales, primer mandatario indígena del país, dimitió el 10 de noviembre luego de que la cúpula militar le sugirió que renunciara. Recibió asilo en México, y actualmente se encuentra en Cuba en revisión médica; se sabe que viajará a Argentina antes de volver a México.






°

miércoles, 11 de diciembre de 2019

Cronopiando | Paradojas Verdes

A Koldo Campos no se le escapa una y ha puesto en su lugar a los apóstoles del greenwashing:


Koldo Campos Sagaseta | Cronopiando

La de Fede de los Ríos es una columna que me encanta y que nunca me pierdo el domingo (gracias Fede por mandármela el sábado). Con su habitual humor y precisión llamaba la atención el pasado 8 sobre la COP25 y las paradojas de encontrarse de verde a ENDESA, la empresa que más contamina, patrocinando al mismo tiempo la cumbre climática y la opinión de los grandes medios a su gestión; o la reconversión a verdes en dos horas y un laxante del alcalde y la presidenta de Madrid; o la Iglesia que, de improviso, observa alucinada que la fumata no es blanca ni negra sino verde, y descubre la naturaleza y anima a descubrirla, o sea, a destaparla… (miedo me dan como la abran). Iberdrola es verde como son verdes las cloacas del Estado y los Borbones. Y días antes de que los monumentos de Madrid se vistieran de verde, también lo hicieron el Tren de Alta Velocidad y la incineradora de Zubieta, más conocida como Complejo Sostenible Medioambiental y Sustentable de Zubieta Verde. Quedaba por vestirse de verde el Real Madrid. Todo un detalle de Florentino, el mismo que tiene a sus hidroeléctricas en guerra contra decenas de comunidades indígenas de Guatemala empeñadas en salvar el río Caabón y preservar el medio ambiente.

En fin que, como dijera Fede, “ojalá pete el planeta y todos a tomar por culo, por bobos”.

(Preso politikoak aske)

Columna del 8-12 2019 de Fede de los Ríos en Gara y naiz.info

Lástima de Apocalipsis

“ENDESA presenta, en la COP25, sus soluciones para una sociedad libre de emisiones”, la idéntica portada de los diarios españoles el pasado 2 de diciembre. Entre ellos El País, ABC, El Mundo, La Razón, La Vanguardia, El Periódico, El Correo, El Diario Vasco y Expansión entre otros. La misma en más de cuarenta. Diarios independientes y democráticos, por supuesto, al dictado del Capital. El derecho a la información lo llaman los demócratas.

Meses antes, la eléctrica que ordena la portada, ENDESA, aparece en el primer puesto del informe Big polluters in Spain 2019 sobre las empresas más contaminantes en el año 2018 en España realizado por el Observatorio de Sostenibilidad (OS), y lo hace por tercer año consecutivo: 30,2 millones de toneladas de CO2 equivalente (CO2eq) expulsadas a la atmósfera en 2018, el 10% del total de las emitidas en España.

ENDESA ha resultado ser la principal organizadora de la Cumbre Mundial sobre el Clima que se desarrolla en Madrí, capital de las Españas, donde oficia de alcalde ese extraño ser de apariencia cuasi humana y donde son gobernados por una presidenta de mirada distraída, como de orate. Ambos personajes, sin empacho alguno, sobrevenidos al ecologismo radical.

Para culmen de impostura, como no podían ser menos, los obispos: "Hay que mirar a la naturaleza para descubrirla. Todo tiene ese ADN del Dios de donde han salido todas las cosas" su portavoz Luis Argüello dixit, al tiempo que arremete contra “el nuevo capitalismo global” fomentado por “el sistema económico dominante” que quiere imponer “un capitalismo verde”. No acabo de entender si los prelados han devenido en bolcheviques o, simplemente son más partidarios de un capitalismo con otro tono de color más de su estilo, púrpura por ejemplo.

Aquí, queridos, al parecer uno puede decir lo que le salga de las gónadas, tenga sentido o no. Da igual, no pasa nada. Se ríen de nosotros. Y aquí esperando la venida de una niña de 16 años en catamarán como el nuevo Mesías.

Ojalá pete el planeta y todos a tomar por culo, por bobos.






°

Huella Genética

Dejamos por aquí esto publicado por el Diario Vasco para todos aquellos navegantes de la diáspora vasca en América Latina:


La huella genética vasca es mucho mayor en Colombia que en México según un estudio sobre la presencia en la población del marcador genético DF27 del cromosoma Y, que es característico de los vascos.

La investigadora principal del grupo BIOMICs de la UPV/EHU, Marian Martínez de Pancorbo, ha explicado que el haplogrupo DF27 tiene una frecuencia «altísima» entre los vascos y navarros y «elevada» en Cantabria y Aragón y se va «diluyendo» según se aleja geográficamente.

Ahora, este grupo ha investigado la presencia del DF27 en la población mestiza de Colombia, Puerto Rico, Panamá, Nicaragua, El Salvador y México y ha comprobado que en Colombia la frecuencia es del 37 % y sigue un patrón decreciente de sur a norte, con el menor dato en El Salvador, del 9 %.

Esa presencia de la citada característica genética vasca coincide con las rutas comerciales de la época colonial, ya que Cartagena de Indias, en la costa caribeña de Colombia, era la que centralizaba ese comercio, en el que participaban los vascos.






°

martes, 10 de diciembre de 2019

Manu Etxebarria

Desde las páginas de Deia traemos a ustedes esta semblanza de un gran aliado de la lingua vasconum.

Lean por favor:


Manu Etxebarria recoge los testimonios orales de los municipios de Gorbeialdea

Susana Martín

Consigue trasladar al lector de sus libros al mágico mundo de las leyendas, los mitos y las costumbres ancestrales vascas. Conversar con él es todo un aprendizaje. Habla, explica y transmite información de manera apasionada pero también sencilla y didáctica. Y es, sobre todo, un gran defensor del euskera. Doctor en Filología Vasca, miembro del grupo Etniker-Bizkaia de Etnografía de José Miguel de Barandiaran y miembro Correspondiente de Euskaltzaindia, Juan Manuel Etxebarria es natural de Zeberio aunque desde hace cuatro décadas reside en Galdakao. Como investigador también en el campo de la etnolingüística, defiende la gran riqueza de la lengua vasca. “Nuestras enciclopedias vivientes se están yendo y una de mis labores ha sido recoger y plasmar en libros su sabiduría y sus testimonios. Lo que recojo del pueblo, lo devuelvo al pueblo de forma literaria”, afirma.

De hecho, su tesis doctoral fue, precisamente, una investigación etnolinguística del valle de Zeberio titulada Zaberio Haraneko euskararen azterketa etno-linguistikoa, publicada como libro en 1988. “En esa época de estudiante, me di cuenta de que en Zeberio teníamos un euskera muy rico y muy puro, sobre todo en el barrio de Uriondo de donde es mi ama. Es una isla de 25 casas donde la lengua se ha conservado muy arcaica”, explica. Como vecino del valle y como estudioso de la materia, “tenía el deber de demostrar esa riqueza lingüística de Zeberio y sus pueblos colindantes al resto de Euskal Herria” y lo hizo con un trabajo de fin de carrera cuya dirección fue firmada por Koldo Mitxelena.

1975 fue otro año clave para Juan Manuel Etxebarria. Ander Manterola, fundador y director del Instituto Labayru, le introdujo en el equipo Etniker Bizkaia, el Departamento de Etnografía de la fundación que por entonces dirigía el emblemático José Miguel Barandiaran. Manu, como le conocen y llaman sus allegados, asumió el papel de informante de Zeberio para el Atlas Etnográfico de Euskal Herria. “En una de las reuniones le conté a Barandiaran unos mitos recogidos en Gorbeialdea y le parecieron tan interesantes que me aconsejó seguir con esa tarea”, recuerda. Así lo hizo y el resultado de un intenso trabajo de campo desarrollado entre 1975 y 1995 fue la publicación del libro titulado Gorbeia inguruko etno-ipuin eta esaundak, una recopilación de cerca de 200 mitos y leyendas obtenidos gracias a las entrevistas realizadas, grabadora en mano, a medio centenar de informantes de diez pueblos de Gorbeialdea.

Dos décadas después, Juan Manuel Etxebarria amplió y completó ese arduo trabajo de investigación con Gorbeia inguruko etno-ipuin eta esaundak II, publicado en 2016 y que, a través de sus 800 páginas, recoge 450 mitos y leyendas obtenidas “tras recorrer 23 pueblos de Gorbeialdea y realizar entrevistas a 102 informantes”, precisa. En esa obra, Zeberio es protagonista en 164 relatos mientras que los restantes 286 fueron transmitidos a Etxebarria por vecinos de los municipios de Arratia y Galdakao, Zaratamo, Arrankudiaga, Laudio, Arrigorriaga, Bilbao o San Miguel de Basauri.

Pero su obra literaria es mucho más amplia con títulos tan sugerentes como Gorbeiatarrak, Bizkaialdeko ipuin-esaundak, Gure fabulak (bertsoz), Iaun Zuria, Txorien zoria, Eguberri eta Gabon ipuinak, Zeberioko kantak, la novela Biziak bizilan basada en los diálogos de una abuela con su nieto, Etxea Ipuin Eskola dirigida al público infantil o Euskal Urtea Ohituraz Betea que recoge las costumbres y tradiciones populares que se celebran a lo largo del año. Y es que para este prolífico autor “la lengua no se puede separar de la cultura. Cultura es lo que se va cultivando y la lengua es el vehículo de comunicación” que él utiliza para seguir recogiendo la sabiduría popular.






°

lunes, 9 de diciembre de 2019

YouTube | Un Violador en Tu Camino (Euskaraz)

Ya antes les habíamos compartido la réplica al performance de las mujeres chilenas titulado 'Un violador en tu camino' llevada a cabo en Donostia. También les hemos informado acerca de lo sucedido en Turquía donde el régimen de Erdogan ha decidido actuar en sintonía con su estilo, reprimiendo a los cientos de mujeres reunidas en Estambul.

Pues bien, ahora es el turno de Bera desde donde nos llega en su versión al euskera:

.
.

Un violador en tu camino ( Euskaraz) Bera. Euskal Herria.

Patriarkatua juez
Epaitzen gaituna sortzez
Ta gure zigorra
Bortxa, nahiz ikusi nahi ez.

Patriarkatua juez
Epaitzen gaituna sortzez
Ta gure zigorra
Bortxa, ikus liteke errez

Feminizidioa
Zigorgabe ni hiltzen nauena
Desagertzen gaituzte
Ta bortxatzen gaituzte

Ta errua ez zen neria,
ez non nengoen, ez nola jantzia (4)

Bortxatzailea nor zen? Zu!
Bortxatzailea nor da? Zu!

Txakurrak dira
Epaileak
Estatua
Presidentea   

Estatu zapaltzailea
Harro ta bortxatzailea   
Estatu zapaltzailea
Arra ta bortxatzailea

Bortxatzailea nor zen? Zu!
Bortxatzailea nor da? Zu!

Duerme tranquila niña inocente,
sin preocuparte del bandolero,
que por tus sueños dulce y sonriente
vela tu amante carabinero.

Bortxatzailea nor da? Zu!
Bortxatzailea nor da? Zu!
Bortxatzailea nor da? Zu!
Bortxatzailea nor da? Zu!






°

Narcotráfico en la CAV

Aquello del Informe Navajas cobra nueva vida en Euskal Herria y se entrelaza con el tema del narcotráfico en Galiza.

De ellos nos habla esta reseña literaria dada a conocer en Público:


El periodista Ahoztar Zelaieta publica un trabajo que describe el funcionamiento de la redes del narcotráfico en Euskadi y sus vinculaciones con policías, políticos y banqueros. Apunta además hacia la "impunidad judicial" que rodea estos casos.

Danilo Albin

Hacía falta más de una mano para levantar tanto peso. 95 kilos, concretamente. De speed para ser más exactos. Ocurrió en 2006, fue una de las mayores incautaciones de esa droga en España y entre los detenidos hubo dos agentes de la Ertzaintza. Por este caso y por otros similares, el periodista y criminólogo Ahoztar Zelaieta ha decidido titular su último libro con un término que no deja lugar a dudas: “El narco-oasis vasco”.

Por partes. Lo de “oasis” viene por aquellas afirmaciones sobre lo diferente que resulta Euskadi, sobre todo cuando de hablar de males se trata. Lo de “narco” apunta al corazón de esta historia que acaba de publicar la editorial Txalaparta. Una historia repleta de alijos, narcotraficantes, policías, políticos… “Capos del narcotráfico y mafias policiales con impunidad política”, abunda el subtítulo de este libro.

Zelaieta recupera así un tema, el de los grandes comerciantes de la droga y sus cómplices en suelo vasco, sobre el que ya había trabajado en otras etapas de su carrera. “Tengo fuentes personales a un lado y otro de la ley. He podido hacer investigación pura y dura, partiendo sin ninguna idea preconcebida de lo que me iba a encontrar”, afirma el autor a Público. De ahí, precisamente, las “sorpresas” que fueron surgiendo en su camino y que ahora atraviesan las páginas de este libro. “He quedado muy satisfecho con el resultado”, apunta algunas horas antes de una presentación en una librería de Vitoria.

“A través de la historia de un bilbaíno asociado a la mafia italiana de Nueva York, este libro nos presenta la foto de familia de los capos vascos del narcotráfico, narco-agentes y confidentes policiales que gozan de anonimato mediático, rodeados de una aureola de impunidad política y judicial”, describe la editorial Txalaparta.

En tal sentido, señala que el trabajo de Zelaieta permitirá comprobar “cómo, desde hace varias décadas, las redes gallegas del narcotráfico cuentan con una infraestructura estable en Euskal Herria y las organizaciones mafiosas han sacado provecho de una cierta permisividad institucional, cuando no connivencia, para perpetuarse en el liderazgo de la delincuencia organizada que opera en el Estado español”.

“Mientras el foco mediático señalaba a Galicia y Andalucía como origen del tráfico de droga en Europa, Euskal Herria, sin abrir telediarios, protagonizaba récords en alijos, convirtiéndose en un enclave internacional estratégico”, apunta Txalaparta. De ahí que Zelaieta hable en haya titulado uno de los capítulos de su libro con el término "euskal-fariña", en relación a los vínculos entre narcos vascos y gallegos.

En ese contexto, la editorial subraya que “mientras las viejas redes vascas del narcotráfico no acaban de morir por sus conexiones con los aparatos del Estado, las nuevas organizaciones no terminan de nacer y se diversifican, copando otros negocios lucrativos como los clubes de alterne, que hacen de nuestro país un pequeño oasis”.

"Colaboradores necesarios"

“Hay que analizar por qué ocurre esta historia”, explica Zelaieta. En ese sentido, el periodista ha indagado sobre “quiénes eran los colaboradores necesarios”. “Está muy bien contar quién, dónde y cuándo, pero lo dificultoso es preguntarse por qué, cómo y para qué. Para tratar de resolver esas preguntas más complicadas, comprobé que había una implicación de narco-confidentes muy potente en Euskadi”, relata.

El autor señala que la red de narcotráfico en Euskadi, hoy considerada como “estratégica” por los expertos, también cuenta con la participación de lo que ha denominado como “narco-agentes”. Se refiere así a aquellos miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado que “han hecho carrera en el narcotráfico teniendo destino en Euskadi”. Además, ha analizado la relación de narco-agentes que “han aparecido en otras redes, tanto de Galicia como de Andalucía” para comprobar “qué relación habían tenido con el País Vasco”. Su conclusión: “muchos de ellos han hecho carrera” en este territorio.

"Label vasco"

Otro concepto que aparece en este libro es la “narco-política”. De hecho, se citan casos de políticos de distintas formaciones que fueron detenidos por su vinculación con este asunto. Asimismo, Zelaieta apunta en su trabajo que “el crimen organizado con label vasco patrocina eventos organizados por ayuntamientos, financia la construcción de frontones, invierte en clubs deportivos de élite y su mecenazgo es clave para el desarrollo de competiciones deportivas que incluso puntúan para campeonatos internacionales”. Bienvenidos al narco-oasis.






°

Ankara es un Macho Violador

Réplicas y versiones modificadas de 'Un violador en tu camino' se han repetido una y otra vez desde que el video del performance chileno se viralizara en redes sociales.

Pero hasta ahora, los cuerpos represivos de los distintos estados en donde se había escenificado se habían abstenido de actuar en contra de las mujeres y niñas participando en las mismas.

Pero en eso llegó el brutal y misógino carnicero turco Recep Tayyip Erdoğan y con él toparon.

Naiz nos informa acerca de la embestida policial sufrida por las manifestantes en Estambul:


La Policía ha cargado en Estambul contra una marcha de mujeres que cantaban la canción «Un violador en tu camino», popularizada en las protestas de Chile y que se ha extendido por el mundo como himno contra la violencia machista y su amparo institucional. La Policía turca, que ha considerado la letra «inaceptable», ha detenido al menos a seis mujeres.

La Policía ha dispersado hoy una marcha de centenares de mujeres que se habían congregado en Estambul para cantar la canción «Un violador en tu camino», que se ha popularizado en las recientes protestas en Chile, y se ha extendido al resto del mundo.

Aproximadamente 300 mujeres se han reunido en el barrio de Kadiköy, en el lado asiático de Estambul, para emular el performance del grupo chileno LasTesis, que se ha convertido ya en un himno contra la violencia machista en numerosos países del mundo, desde Chile y Perú hasta India.

Al acabar de cantar una versión en turco de la canción, la Policía requisó el megáfono a las manifestantes, que optaron por repetir la canción en su versión original en español, pero ya sin medios técnicos.

Según ha explicado un policía a las coordinadoras de la marcha, la Policía considera inaceptable la letra de la canción.

«No hemos podido hacer LasTesis en español. Es una pena. Vinimos a gritar contra la violencia del patriarcado y nos han atacado», ha denunciado una de las manifestantes.

La Policía ha cargado varias veces para dispersar a las manifestantes y ha detenido a seis mujeres, según Efe, mientras el grueso de las participantes intentaba continuar con la protesta retirándose a calles cercanas.

La canción de LasTesis, un grupo compuesto por cuatro mujeres de Valparaíso, se ha representado en los últimos días en protestas desde Chile a Bogotá, Nueva York, Madrid, París y Nueva Delhi, y también en Euskal Herria.

Con frases como «el patriarcado es un juez que nos juzga por nacer y nuestro castigo es la violencia que no ves», la canción denuncia la doble victimización de las mujeres por parte de sus agresores y de las instituciones que no actúan al respecto.

En Turquía, la violencia machista está muy presente en el debate político. Colectivos feministas y de izquierda acusan al Gobierno del AKP, conservador y de orientación islamista, de no atacar las raíces de la violencia y de mantener un discurso patriarcal.






°