sábado, 22 de octubre de 2016

Altsasu Combativa y Solidaria

La Guardia Civil se armó su propia versión de la Batalla de las Termópilas en Altsasu. Como respuesta, el pueblo vasco a tomado las calles de la localidad para mostrar su rechazo al hostigamiento por parte de las instituciones represivas del régimen borbónico franquista y en solidaridad con los chivos expiatorios de este vil montaje.

Les invitamos a leer esta nota al respecto publicada en Naiz:


Un pueblo de apenas 7.500 habitantes ha reunido a más de 2.000 personas que han rechazado «el montaje policial y mediático» producido tras los hechos del pasado fin de semana y han denunciado la «asfixiante» presencia de la Guardia Civil en Altsasu.
@aagirrezabal
Algo más de 2.000 personas (según el recuento de NAIZ) se han dado cita en Altsasu para rechazar «un montaje policial» llevado a cabo tras los hechos del pasado fin de semana. Bajo el lema 'Muntai polizialik ez. Utzi pakean Altsasu', han recorrido las calles de la localidad navarra. Un montaje que, han recordado, «ha dejado graves consecuencias», recordando que dos personas fueron detenidas y varias más, identificadas.

La movilización ha transcurrido sin incidentes. El único momento de tensión se ha producido con la aparición de Consuelo Ordóñez junto a tres personas, portando carteles de «Fuera odio». Segundos antes, los convocantes han advertido de que «no se debe caer en la provocación».

Durante la marcha, se han coreado lemas como «Alde hemendik, utzi pakean», «Herriak ez du barkatuko» o «Torturatzaileak kanpora».

Asimismo, se ha criticado el papel jugado por la mayoría de los medios de comunicación, que desde un primer momento dieron por buena una versión de los guardias civiles que se ha desmontado con la declaración de la pareja de uno de ellos ante la Policía Foral.

«Son muchos los ejemplos de montaje en los que personas de este pueblo han sufrido demasiado», han añadido en el acto final. Asimismo, han recordado el papel jugado por la Audiencia Nacional española y la «complacencia» del Gobierno navarro asumiendo la versión oficial. Así, han señalado que los hechos de la madrugada del pasado sábado «no son un ataque a la juventud, sino un ataque a todo el pueblo».

Tampoco han querido olvidar la acusación de agresión machista realizada a raíz de la trifulca. «Altsasu no tolera la más mínima agresión machista, ni que se utilice un tema tan serio con estos intereses».









Vaya, parece que las locas de Oñati no descansan.




°