El largo camino a la Independencia, Paz y Justicia para Palestina, Euskal Herria, Catalunya, Escocia...

lunes, 13 de abril de 2015

El Invierno Realmente ha Llegado




Apenas ayer nos enfrentábamos a la dura realidad de entender este mundo sin Günter Grass.

De pronto, la sangre se ha congelado en nuestras venas pues en Nuestra América, esa que acaba de ser testigo de la presencia de Cuba entre las naciones del hemisferio, hoy se ha quedado sin una de sus voces más preclaras.

Él, quien desde su Uruguay abriese el corazón para dar cabida a toda América Latina, él, que nos deleitara tanto con sus palabras y con sus textos, él, el imprescindible y necesario.

La pluma de Eduardo Galeano reposa inerte junto a esos folios que esperarán por siempre contener la prosa y el verso del maestro.

Goian bego Eduardo.






°

domingo, 12 de abril de 2015

¡Pedradas a Xavi Puig!

Miren lo que han publicado en El Mundo Today:

 

WhatsApp crea el emoticono de la piedra para los usuarios vascos

Al fin podrán comunicarse como lo hacen cuando se ven en persona

Xavi Puig

Con la intención de adaptar sus recursos expresivos a las peculiaridades de cada región, el servicio de mensajería instantánea WhatsApp ha incorporado el emoticono de la piedra para que los usuarios vascos puedan comunicarse entre ellos “como lo hacen cuando se ven en persona”.

“La piedra es la ausencia total de expresividad, por eso nunca pensamos que los usuarios iban a necesitarla para expresar emociones. Pero hay gente para todo”, reconoce un portavoz de la compañía.

“A mí me tocaba los cojones tener que usar palabras y caritas sonrientes porque es de maricones. Que somos vascos, me cago en sos”, declaraba a pedradas uno de los primeros beneficiados por la incorporación de este nuevo emoticono.

WhatsApp ha incorporado además el icono de la txapela, que expertos filólogos consideran “fundamental para expresar sentimientos más complejos relacionados con la identidad”.

Con todos estos cambios, se espera que disminuya notablemente la cantidad de teléfonos móviles estampados contra el suelo por la impotencia que sus dueños sentían al no poderse comunicar con normalidad.

El equipo de WhatsApp trabaja en estos momentos en una alternativa al emoticono de los billetes, pues se ha comprobado que en Cataluña nadie lo usa por miedo a quedarse sin él. También intentarán alargar la interfaz de las conversaciones para que quepan las torres humanas.




Je je je...

Un poco de humor dominical no hace daño, al contrario, es más que bienvenido.





°

Egaña | Ley Mordaza, Estado de Excepción

Recordemos que en Españistán no son totalitarios, solo son autoritarios. En tal sentido, deseamos compartir con ustedes, desde la tranquilidad y comodidad que nos presta estar fuera del área de control del franquismo-borbónico, este texto de nuestro amigo Iñaki Egaña publicado en Naiz:



Iñaki Egaña | Historiador

Entre el hedonismo cultural que nos invade, la desaparición de la información sustituida por la propaganda, y la justificación de los medios por un supuesto y superior fin, las sociedades occidentales han entrado en ese cubículo adelantado ya por Georges Orwell o Ray Bradbury. Las señales del totalitarismo son cada vez más visibles. Siempre hay una excusa para dar una vuelta más a los grilletes. Hace tiempo era la masonería, luego la subversión, la internacional comunista, la migración, el yihadismo. El lobby armamentístico, el de seguridad, controla el mundo y, de paso, lo hace más constreñido. Hace años que democracia es sinónimo de recortes.

Así, el cerco se estrecha, como si todos fuéramos delincuentes. Hay que demostrar la adhesión a los principios del movimiento, la solidaridad con los preceptos del neoliberalismo, el aplauso hasta el vómito a los ejecutores de las leyes, a los verdugos y mercenarios. Hay que escenificar lealtad para ser ciudadano con derechos.

La involución continuada ha regenerado el escudo para la clase social dirigente. Aunque tengan sueldos de lumpen, aunque dentro de unos meses les exijan el bachillerato, el sistema les ha aupado a protagonistas. «A qué enviar asesinos a sueldo, si basta ya con los alguaciles», escribía con su afilada pluma Bertolt Brecht.

La nueva ley de Seguridad Ciudadana, engendro de eufemismo, comienza precisamente por elevar a la categoría infalible a quienes han sido tradicionalmente fuentes contaminadas: «Las denuncias, atestados o actas formulados por los agentes de la autoridad en ejercicio de sus funciones que hubiesen presenciado los hechos, constituirán base suficiente para adoptar la resolución que proceda». Entre nosotros… ¡cuántas versiones falsas, cuántos sapos!

No hace falta ser experto para poder traer al escaparate del escritorio ejemplos de cualquier tipo. Uno, al azar. Manuel Sánchez Corbi, capitán de la Guardia Civil, condenado a cuatro años por torturar a Kepa Urra. La pena del agente fue rebajada por el Supremo español y al año siguiente, el Gobierno de Madrid le indultó y ascendió a comandante. Fue condecorado con cuatro distinciones, dos de ellas que acarreaban pensiones vitalicias. Fue responsable del seguimiento desde Pau de los refugiados vascos en el Estado francés.

Otro ejemplo que me atrapa, por su cercanía. Joxi Lasa y Josean Zabala fueron enterrados en cal viva. Desaparecieron tras ser secuestrados por agentes del cuartel de Intxaurrondo. Mikel Zubimendi, siendo parlamentario en Gasteiz, echó al asiento vacío del socialista Ramón Jauregi un saco de cal viva. Un símbolo. En 2015, sin embargo, esa propaganda eterna que justifica la españolidad de un trozo de tierra a golpe, si hace falta de sable, trae a colación la acción de Zubimendi, para evitar que participe en un debate televisivo, obviando la mayor, la de Busot. Cal viva, la del símbolo, no la real.

No son los partidos o los agentes políticos quienes imponen esas leyes, sino los que mandan de verdad, los que aterrorizan con su aliento a quienes se apartan unos centímetros de la fila. Hoy ha sido el PP, en el Gobierno de Madrid, quien ha aprobado la llamada Ley Mordaza, una ley antisubversión de las de la época de Melitón Manzanas o Billy el Niño. Antes, sin embargo, fueron otros, incluido el PSOE y el PNV.

Habría que recordar que hace 25 años, cuando Felipe González era el presidente de ese Gobierno español, lanzó otra ley similar, la llamada Corcuera, por el nombre del ministro del Interior de turno. Unas normas que la llevaron a ser conocida como la ley de la «patada en la puerta».

La Ley Corcuera institucionalizaba diversos aspectos propios de un Estado policial antagónico del de derecho. Desde la detención temporal, sin necesidad de presentar cargos, hasta el allanamiento de morada sin mandamiento judicial quedaron legalizados. Estas medidas fueron consideradas lógicas por un Estado que, en ese nivel, guardaba las formas democráticas en signo de carencias. En noviembre de 1993 algún aspecto de aquella ley fue considerado, por el tribunal competente, inconstitucional. Y el ministro dimitió.

Por cierto, la de Corcuera, tan contestada por la izquierda, símbolo de toda una generación que salió a la calle para denunciarla, fue apoyada de forma explícita, con sus votos incluso en el Congreso de Madrid, por el PNV, entonces visible con su lehendakari José Antonio Ardanza, por si no lo recuerdan, el Bertín Osborne de Urdaibai.

La de ahora, la Mordaza, ha sido criticada por el PSOE por eso que está en la oposición, como si no hubiera puesto, cuando ha tenido ocasión, el listón tan alto. No deja de ser una broma de muy muy mal gusto que el portavoz socialista en hablar de los derechos pisoteados por la Mordaza haya sido precisamente un antiguo ministro de Justicia, López Aguilar, imputado ahora por violencia de género.

Tanto una como otra, la Corcuera como la Mordaza, han sido y son ampliaciones de una excepcionalidad vivida en Euskal Herria desde que tenemos uso de razón. Pero como apuntaba al comienzo, el fin justificaba los medios y unos y otros miraban hacia un lado, hasta la tortícolis más extrema. Como todo lo vasco era susceptible de ser ETA la conculcación de los derechos humanos estaba justificada.

En esa justificación hemos vivido en un estado de excepción permanente. Una excepcionalidad, no les voy a contar algo que no sepan, que ha ido reflejándose en las distintas modificaciones del código penal. Cada vez que llegaba una vuelta de tuerca, una contracción de los derechos civiles, la excusa podía ser cualquiera. La verdadera la conocíamos de sobra, atar a la disidencia vasca.

Valga como muestra de esta excepcionalidad vasca dos sucesos determinados en el tiempo por unos días, cercados en un escenario similar. En febrero de este año, la justicia italiana ha condenado a Francesco Schettino, capitán del crucero Costa Concordia que naufragó en enero de 2012, a 16 años de prisión, como culpable de un siniestro en el que murieron 32 personas.

Ese mismo mes era detenido en Roma el andoaindarra Carlos García Preciado. Llevaba huido quince años, tras haber sido condenado a 16 años de cárcel por el lanzamiento de un cóctel molotov a una entidad bancaria. No hubo heridos, únicamente daños materiales. Dieciséis años por atacar un banco en Andoain, dieciséis años por 32 homicidios.

La opinión pública italiana se preguntaba si el castigo a Schettino no era excesivo. La española en cambio, al menos sus medios de propaganda, jaleaba la detención de García Preciado como si estuvieran asistiendo a un combate de boxeo.

La nueva Ley de Seguridad Ciudadana aprueba, dicen los expertos, las devoluciones en «caliente». ¿Novedad? Ninguna. Desde 1986, más de 300 vascos fueron entregados por la policía francesa a la española (y otros 29 por la mexicana), en «caliente», sin ningún tipo de intervención judicial.

La mayoría de estos entregados denunciaron torturas. Y lo que es más extraordinario en un estado de derecho (en este caso dos, España y Francia), cuando los entregados en «caliente» delataron ante un juez lo ilegal de su situación, un tribunal anuló el proceso. A posteriori. Pero para entonces, el implicado (vasco) ya había pasado por un cuartel policial o militar. Imaginen el resto.

La Ley Mordaza castigará, por lo que nos cuentan, las faltas de respeto a la autoridad representada en sus agentes, los escraches, las ocupaciones, las manifestaciones «ilegales»... Nada que no sepamos al norte del Ebro, al sur del Adur. Y seguirá amparando una impunidad legendaria, la de quienes ejecutan las normas de su perpetuación.






°

Otro Genocidio con Complicidad Española

Ahora que los trogloditas del grupo de choque Asociación Justicia y Dignidad respaldados por el partiducho politiquero de Rosa Díez, andan inventándose genocidios, sería bueno hacerles llegar esta otra joya en la corona española.

Para continuar en el asunto de la historia reciente (se no había olvidado por ejemplo el apoyo que Madrid prestó a la maquinaria genocida nazi durante la Segunda Guerra Mundial), además de la complicidad de la cúpula política española a su contraparte marroquí, resulta que según nos recuerda este reportaje de nuestro amigo Danilo Albin dado a conocer en la página de Público, la dictadura española a través de sus medios de comunicación  también anduvo de la mano (ensangrentada) de la más reciente dictadura argentina.

Lean por favor:



Medios españoles hicieron negocios con la dictadura de Videla

Según consta en varios archivos, La Vanguardia, El Faro de Vigo, la revista Hola y TVE –entre otros- se ofrecieron para enseñar la “imagen real” de Argentina y el lado “humano” del dictador

Danilo Albin

A fuerza de tirar gente viva al mar, robar niños o consentir violaciones a mujeres, el dictador argentino Jorge Rafael Videla se ganó un lugar entre los seres más atroces del siglo XX. Su verdadero rostro fue destapado en los mismísimos años 70 gracias a las denuncias formuladas por algunos sobrevivientes del horror, asistidos por organismos de derechos humanos de varias partes del mundo. A pesar de todo ello, hubo medios de prensa españoles que se ofrecieron para lograr algo que parecía imposible: mostrar el lado humano del genocida.

Conscientes de que la dictadura argentina necesitaba contrarrestar las graves denuncias que se formulaban en su contra, varios medios de comunicación de este país aprovecharon la situación para proponer campañas publicitarias a la Argentina de los vuelos de la muerte. Según consta en varios documentos a los que ha tenido acceso Público, los representantes de los principales periódicos españoles mantuvieron una estrecha relación con la embajada de Videla en Madrid, lo que se tradujo en innumerables comidas, cenas y agasajos en los restaurantes más caros de la capital española.

Los archivos demuestran que entre marzo y mayo de 1977 –un período marcado por la represión salvaje en Argentina-, los diplomáticos de la Junta Militar mantuvieron tres comidas de trabajo con directivos de RTVE, siempre pagadas por la embajada. Entre los comensales también figuran los responsables de ABC, quienes el 16 de agosto de 1977 mantuvieron una amable velada en el restaurante Alassio con los delegados de la dictadura. Según consta en otro informe reservado de la misión diplomática, ABC era considerado por la Junta Militar como un medio “objetivo”. “Algunos editoriales, especialmente con motivo de los cuatro años del actual gobierno, han sido muy positivos”, valoraba en un documento.

No en vano, el por entonces subdirector de ABC, Miguel Torres, estuvo entre los medios invitados por la embajada a un encuentro con directores de periódicos, celebrado el 14 de octubre de 1977 en la residencia diplomática. En un telegrama enviado a sus jefes en Buenos Aires, el embajador Leandro Enrique Anaya se jactaba de haber compartido mesa con “la casi totalidad de los medios informativos locales e internacionales acreditados en Madrid, así como también autoridades pertenecientes a organismos oficiales e instituciones de prensa”.

Según este documento, entre ellos estaban –además de Torres- “el director de Ya, Alejandro Fernández Pombo; José Ramón Alonso, director de Pueblo; Carmelo Martínez González, director de Marca; Francisco Muró de Iscar, subdirector de Arriba; Fernando Casares, director adjunto de El País; Félix Pacho Reyero, subdirector de Informaciones; y Félix Maristlay, subdirector de El Alcázar”. También se encontraban algunos responsables de agencias de noticias, como “John F. Wheeler, director de Associated Press; Gonzalo Velasco, director de Cifra; Jesús Frías Alonso, jefe de Europa Press; Antonio González Hernández, director adjunto de Logos; Donato León Tierno, director de Pyresa; Ernesto Mendoza, director de Reuters; Francisco Pelou, director de France Press; Tony Navarro, redactor jefe de Ansa; Ralph Forte, decano de los corresponsales extranjeros y corresponsal del Herald Tribune”.

La lista de invitados se completaba con Eudoro Cadena Castro, presidente de la Asociación de Corresponsales de Prensa Iberoamericana, y José Manuel González Torga, adjunto para las relaciones con los medios informativos de RTVE. Por parte de la embajada estaban presentes los consejeros Juan B. Vilarullo y Carlos S. Vailati -consejero económico y comercial-; los secretarios Alberto Moroni, Juan Carlos Uriburu y Florencio Crespo; y Carlos Estrella –de quien no se especificaba su cargo-. Cuando llegaron a los postres, el “Proceso de Reorganización Nacional” –eufemismo empleado por los militares para autodefinir al régimen- ya había acabado con la vida de 21 periodistas argentinos. Otros 30 compañeros de profesión se encontraban desaparecidos, algo que por entonces era sinónimo de muerte.

Ofertas publicitarias

Algunas semanas después de agasajar a los responsables de los principales medios nacionales, el embajador Anaya recibía al director de Expansión comercial de La Vanguardia, Juan Robles Bonilla, quien traía una propuesta muy especial: el diario catalán ofrecía dedicar un “trabajo monográfico” sobre Argentina. Las tarifas de publicidad para ese número especial, que constaría de 32 páginas “a todo color y en huecograbado”, oscilaban entre las 83 mil pesetas para media página en blanco y negro y hasta los 205 mil para una página a todo color.

Tras aquel encuentro, el director comercial de La Vanguardia envió una carta al embajador argentino para agradecerle su “amable acogida” y recordarle que debía facilitarle contactos con “organismos oficiales y privados” que pudiesen insertar publicidad en su periódico. “Estamos convencidos que los organismos estatales argentinos tienen una oportunidad excepcional con nuestro monográfico para ofrecer la imagen real y futura de Argentina”, subrayaba Robles.

Esta sabrosa oferta fue inmediatamente notificada por el embajador al ministerio de Exteriores argentino. “La propuesta de referencia -sostenía el diplomático- redundará en beneficio del objetivo perseguido por nuestro país en materia de prensa y difusión en el exterior”. Cabe destacar que en las hemerotecas consultadas por este periódico no figura tal número monográfico sobre Argentina –que se publicaría como suplemento aparte-. Lo más parecido es un artículo de La Vanguardia sobre el buen comer de los argentinos, a raíz de una feria sobre alimentación que se celebraba en esas fechas.

Estas informaciones no pasaban desapercibidas en la embajada argentina, que diariamente realizaba un minucioso seguimiento de los artículos que se publicaban en este país. En la “Memoria Anual de Prensa” de 1977, la delegación advertía que las relaciones con los medios españoles habían experimentado una notoria mejoría en relación al año anterior. De acuerdo a los relevamientos efectuados por los funcionarios del régimen, “el caudal de noticias consideradas separadamente como neutrales y positivas alcanzó casi el 70%”. “Cabe destacar que el resto de las informaciones periodísticas –abiertamente negativas- hay que atribuirlas a los órganos radicalizados de la extrema izquierda, entre los que se cuentan la actuación –además- de elementos argentinos influyentes”, sostenía.

En cualquier caso, La Vanguardia no sería el único medio español que ayudaría a mejorar la imagen de la dictadura. El ya desaparecido diario Informaciones –de marcado carácter conservador- propuso en octubre de 1978 la elaboración de un especial sobre Argentina que permitiría “reflejar una semblanza general” de la dictadura, así como sus “características más salientes de su realidad actual”. “La posibilidad presentada permitiría, ante un amplio sector de la opinión pública, ofrecer una imagen amplia, veraz y positiva de la Argentina actual”, destacaba la embajada en un informe.

Otro de los medios que concretó acuerdos publicitarios con el régimen militar fue la revista Gaceta Ilustrada, perteneciente –al igual que La Vanguardia- a los Condes de Godó. En este caso, el grupo empresarial ofrecía “una serie de reportajes sobre la realidad Argentina”. “La posición de dicha revista, si bien puede considerarse en algunos aspectos crítica con respecto al país, no es hostil. Además, colaboran en ella periodistas españoles afectos a la Argentina, como Jaime Campmany, Julián Marías, Alberto Míguez, etc.”, explicaba la representación diplomática. También analizaba el perfil del responsable de este medio, el periodista Ángel Gómez Escorial. “De acuerdo a la información recogida en fuentes periodísticas, la posición política del director de Gaceta Ilustrada es de centro-izquierda, aunque profesionalmente su tarea puede considerarse como objetiva. Su actitud con relación al gobierno argentino es –según sus propias expresiones- de ‘un lógico respeto’”, precisaba.

Bofetada a los Jeltzales

Mira nada más, tanto dinero que han despilfarrado los jeltzales en su campaña de propaganda en contra de la gestión de Bildu en Gipuzko y miren lo que les llega desde Bruselas.

Lean esta nota publicada en El Mundo:



Europa cree que la gestión de residuos en Gipuzkoa es 'aleccionadora'

Bruselas ha calificado la experiencia de 'elocuente e importante'

El comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik, ha afirmado hoy que la experiencia desarrollada por la Diputación de Gipuzkoa en materia de gestión de residuos es "elocuente, importante y aleccionadora", según asegura la institución foral en un comunicado.

La Diputación que preside Martín Garitano ha emitido una nota de prensa después de que el diputado foral de Medio Ambiente, Iñaki Errazkin, expusiera esta mañana en Bruselas el modelo de gestión del territorio en el marco de un seminario organizado por el Parlamento Europeo, bajo el título '¿Si no estás a favor de basura cero, a favor de cuánta basura estás?'

La presentación de Errazkin ha tenido lugar en el apartado correspondiente a experiencias locales de residuos cero, en el que también han participado Giorgio del Ghingaro, alcalde de la localidad italiana de Capannori -primer municipio europeo en adoptar el compromiso "basura cero" para 2020-, y el propio comisario europeo de Medio Ambiente.

Según la Diputación de Gipuzkoa, Janez Potocnik ha afirmado que no se puede llevar nada reciclable al vertedero ni incinerarlo, ha abogado por clausurar los vertederos y ha asegurado que la incineración está muy lejos en la jerarquía establecida para la gestión de los residuos por la Unión Europea.

"La incineración no es el mejor medio de gestión de residuos", ha subrayado Potocnik, quien ha elogiado el modelo expuesto por Errazkin ante un auditorio en el que se encontraban representantes de diferentes grupos parlamentarios.

Errazkin ha afirmado que "el anterior modelo tenía como eje" la planta de combustión de residuos, en la que se preveían incinerar 240.000 toneladas, cuando, actualmente, la fracción resto en todo el territorio supone 209.000 toneladas.

El diputado de Medio Ambiente ha comparado el anterior modelo con el actual y ha concluido que éste último es "mucho más barato -186 millones frente a 400- y que también plantea reciclar más del 70% de los residuos, misma cantidad que, según ha precisado, se pretendía incinerar.

Tras detallar las medidas impulsadas en el territorio para fomentar la reducción, la reutilización y el reciclaje, Errazkin ha dado cuenta de las experiencias de compostaje comunitario existentes en Gipuzkoa, y ha afirmado que el plan es totalmente factible.

El diputado foral ha dado a conocer también los aspectos concretos de la estrategia de la Diputación: las bases de dicho modelo, las infraestructuras previstas y los objetivos, entre ellos lograr una tasa de reciclaje del 60% para 2016 y del 75% en 2020.

Junto con el diputado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio también se encuentran en Bruselas el presidente de Gipuzkoako Hondakinen Kudeaketa (GHK), Juan Carlos Alduntzin, y los alcaldes de Hernani y Orendain, Luis Intxauspe y Gorka Egia, respectivamente.




Y claro, no nos podemos olvidar de aquellos sociatas que subiéndose al tren de la politiquería jeltzale se disfrazaron de contenedores durante su inicio de campaña.







¿O será que el tal Janez Potocnik es ETA?



°

Inventando Genocidios

Hace un par de días les compartíamos la nota que nos informaba acerca de la "rectificación" que desde la Real Academia de Historia de Españistan se ha hecho con respecto a la designación de Francisco Franco. Ahora podrá ser llamado dictador, por lo menos en la red porque por escrito ha quedado como generalísimo y jefe de estado.

Ni tardos ni perezosos, desde el sector más troglodita de la fachongada españolaza han resucitado cierta propuesta que por imbeciloide resulta hasta humorística, si no fuese por lo grave de la misma.

Resulta que los esbirros de Rosa Díez, en un inmaculado ejercicio de funambulismo ideológico han decidido llevar a Madrid un bodrio que eclosionó la plaga navarrica hace unas semanas.

Lean esta nota publicada en El País:

 

UPyD ve causa de “genocidio” en ETA y la izquierda ‘abertzale’

Presentará este miércoles una interpelación y forzará una votación en la sesión del viernes

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) va a plantear esta semana en el Congreso que la Cámara Baja siga el ejemplo del Parlamento Navarro y apruebe una iniciativa de condena de la "limpieza nacional", los "crímenes contra la humanidad" y el "genocidio" llevado a cabo tanto por ETA como por la izquierda abertzale, con el fin de poder "dar la necesaria satisfacción y reconocimiento a las víctimas de estas violaciones manifiestas de las normas internacionales de Derechos Humanos" y satisfacer su "derecho inalienable a conocer la verdad".

Con este objetivo, registró hace tres semanas una interpelación al Gobierno que inicialmente iba a sustanciar el pasado 25 de marzo pero que finalmente quedó aplazada como consecuencia de la suspensión de aquel Pleno por el accidente del avión de Germanwings en los Alpes franceses en el que perdieron la vida medio centenar de españoles.

Así las cosas, UPyD forzará un primer debate sobre la conveniencia de definir como genocidio el terrorismo de ETA el próximo miércoles y la semana siguiente elevará al Pleno del Congreso, un texto concreto que someterá a votación para intentar que se apruebe una declaración similar a la del Parlamento foral.

En el texto de su interpelación, recogido por Europa Press, la formación magenta recalca el "alcance e importancia" de la declaración institucional aprobada el pasado martes por la Junta de Portavoces del Parlamento Navarro y defiende la conveniencia de que sea traslada al Congreso para ser sometida a votación.

Aquel texto, que recibió el respaldo de Unión del Pueblo Navarro (UPN), PP y PSOE y fue rechazado por Bildu, Aralar-Nafarroa Bai e Izquierda-Ezquerra (I-E), fue promovido por ante la Cámara foral por la Asociación Dignidad y Justicia, que presentó una propuesta en el Parlamento de Navarra a este respecto.

En él, el Parlamento de Navarra reconoce y condena la "limpieza nacional", los crímenes contra la humanidad y actos de genocidio cometidos por la izquierda abertzale y su brazo armado, ETA, en territorio de País Vasco y Navarra. También proclama el 11 de febrero Día en memoria de los desplazados forzosos por ETA y de todas sus víctimas de crímenes contra la humanidad, con el objetivo de evitar que éstos caigan en el olvido y se repitan.




El irrespetuoso manoseo del término genocidio por parte de los borbónico-franquistas es intolerable. Su aplicación a las acciones armadas de la guerrilla urbana antifascista más exitosa y longeva de Europa ya de por sí resulta chocante, pero que sea lanzado tan irresponsablemente en contra de formaciones políticas tan diversas como las que se agrupan en la izquierda abertzale es alarmante, sobre todo si tomamos en cuenta que el hecho se está presentando en la mismísima Europa. Y todo esto dentro del marco del proceso de paz y reconciliación abierto hace ya tres años, proceso que Madrid ha tratado de impedir y violentar cada vez que ha podido.

Si Rosa Díez y su caterva de innombrables quieren hacer hincapie en los crímenes de lesa humanidad cometidos en territorio ibérico debieran iniciar por su propia casa, o sea, los cometidos por el violento españolismo desde 1936 a la fecha. De esos nunca va a hablar Daniel Portero ni ninguna de las Damas de Blanco españolazas... ¿verdad?

Pero yendo más lejos, como tal, como genocidio, debiera de catalogarse lo que Castilla y Aragón primero y eso a lo que llaman España después hicieran en Nabarra, Galiza y Las Canarias durante su proceso imperialista de expansión territorial.

Y si de verdad quieren poner el tema sobre la palestra sin andarse con medias tintas, equidistancias o neutralismos, pues que exijan que se deje de celebrar el Día Nacional cada 12 de octubre, fecha que marca el inicio del mayor genocidio en la historia de la humanidad, procesos desencadenado por la avaricia española en América hace ya más de 500 años, proceso ensayado en el archipiélago guanche, por cierto.

Importante señalar, ya para cerrar esta nota, que hace apenas un par de días el juez Pablo Ruz nos hacia saber qué es lo que constituye un genocidio, como del que Madrid ha sido cómplice de Rabat en el Sahara Occidental.





°

sábado, 11 de abril de 2015

¡Grande Lucio!

Se han llevado a cabo actos por toda la geografia de Euskal Herria en memoria de los 308 fusilados en Nafarroa (cantidad que terminaría superando los 3 mil), durante los primeros días del golpe de estado militar en contra de la Segunda República española.

Les compartimos en especial esta nota publicada en Naiz, acerca del homenaje a Lucio Urtubia:

 

Emotivo homenaje al militante anarquista Lucio Urtubia

Coincidiendo con los actos que se organizan en Castejón en recuerdo de los 25 fusliados al inicio del alzamiento fascista de 1936, colectivos y organismos de izquierda de Erribera han rendido homenaje a la trayectoria vital del militante anarquista Lucio Urtubia.

Fermín Munarriz

Lucio Urtubia ha recibido un emotivo homenaje este sábado en Castejón por su «entrega, generosidad y valentía». La Unión Popular Spcialista de Castejón ha organizado el acto junto con colectivos y organismos de izquierda de Erribera como la CNT, CGT y la CUP de Tutera.

El primer acto de la jornada se ha celebrado en la Casa de Cultura de Castejón, donde el escultor Juan Gorriti ha inaugurado una exposición con 14 grabados en homenaje al militante anarquista. Asimismo, el propio Gorriti ha entregado un grabado especial a Urtubia dedicado a su vida y entrega.

Posteriormente, se han trasladado al Ayuntamiento. Con Lucio presidiendo el acto, han realizado una ofrenda floral en el lugar donde se encuentra la placa en recuerdo a los 25 fusilados durante el alzamiento fascista de 1936. Como han señalado, entre los fusilados se encontraba el entonces alcalde de la localidad, Valentín Plaza.

Los actos han continuado en la Plaza de los Fueros de la localidad con el homenaje específico al luchador nacido en Cascante y que en la actualidad reside en París. Le han entregado una txapela en su honor y la escuela de jotas de Castejón ha cantado una letra escrita por un militante socialista y republicano. Unas 150 personas han seguido el acto en el que se han podido ver banderas republicas y anarquistas, junto a una ikurriña y la bandera de Nafarroa.

Lucio ha tomado la palabra y ha hecho referencia en su discurso a la lucha antifascista, a la república y a todos los luchadores. En este sentido, ha hecho mención especial a todos los presos vascos y ha remarcado que «los necesitamos en la calle». Asimismo, ha denunciado el papel desempeñado por la Iglesia en el Golpe de Estado de 1936 hasta la actualidad.

En su alocución también ha resaltado el valor de actuar con audacia y con astucia. «Somos lo que hacemos» y «es necesario hacer», ha enfatizado. En este sentido, ha defendido «la utopía positiva» que consiste en «hacer posible lo imposible».

Urtubia también ah aportado un toque de humor al acto al señalar que «quien me ba a decir que me iban a hacer un homenaje, cuando he tenido hasta cinco órdenes de busca y captura».






°