viernes, 29 de julio de 2016

Blas Infante a 80 Años de su Asesinato

Les compartimos esta invitación que Nación Andaluza ha publicado en la página de Kaos en la Red:

Homenaje soberanista a Blas Infante en el 80º aniversario de su asesinato

Las organizaciones soberanistas que convocamos este acto, tanto del mundo político como del sindical o cultural, hemos planteado la conmemoración del asesinato de Blas Infante como una continuidad en el camino que Blas Infante y los andaluces de su época, dejaron inconcluso por la incomprensión de las fuerzas republicanas y por el asesinato y la posterior represión sobre las ideas soberanistas y revolucionarias andaluzas. Represión, que en sus distintas formas, llega a nuestros días, a pesar de la reconversión del franquismo en monarquía borbónica.

La izquierda soberanista continúa con el trabajo encaminado a conseguir la coordinación de las luchas de las organizaciones que tienen objetivos concretos comunes: la liberación nacional y social de Andalucía y del pueblo trabajador andaluz, como único sujeto colectivo sobre el que puede recaer tal acción.

Con este homenaje soberanista a Blas Infante, nos reafirmamos en la idea de que la liberación nacional y social de Andalucía solo se puede conseguir mediante la abolición de los poderes centralistas desde organizaciones andaluzas soberanistas, desde un marco nacional de actuación, y desde un proceso constituyente donde el pueblo andaluz sea el único protagonista. El futuro de Andalucía, no pasa por las concesiones que pueda hacer el Estado español ni por la acción política andaluza en Madrid (o en Bruselas); la historia reciente nos da la razón cuando decíamos que el Estado español es irreformable, por ser un instrumento de la clase capitalista para la defensa de sus intereses, “el amo que nos puso Europa” en palabras del propio Blas Infante. La “unidad de mercados” escondida tras el concepto de “unidad de España” es la “idea­fuerza” del capitalismo español y base irrenunciable en cualquier reforma del Estado. Soberanía política y soberanía económica de los pueblos están al margen de cualquier proceso de reforma del Estado, haciendo imposible la idea de una Andalucía Libre, soberana.

La coordinación de las organizaciones de obediencia andaluza se debe realizar sobre proyectos a medio y largo plazo, sobre el debate ideológico y estratégico; y sobre el desarrollo de dinámicas encaminadas a la consecución de la soberanía política de la nación y la soberanía económica del Pueblo Trabajador Andaluz. Es decir, desde la soberanía municipal y comarcal hasta la soberanía económica que nos libere de la explotación padecida por pertenecer a una nación colonizada y a una clase social explotada.

Entendemos que los pasos hacia la unidad de la izquierda andaluza que deseamos ya se están dando en base a proyectos como las Jornadas por la Constitución Andaluza, o a la coordinación cultural de los Centros Andaluces del Pueblo, desde la base de organizaciones nacionales andaluzas que trabajan en un marco geográfico andaluz, renunciando expresamente a participar en proyectos estatales e institucionales que diluyen las luchas de liberación nacional y social de Andalucía.

El Blas Infante desdibujado y caricaturizado que nos presenta el regionalismo andaluz, reformista y timorato en las cuestiones nacionales y sociales, no puede actuar como aglutinador. Este no es reconocido por la izquierda soberanista, por ser una caricatura del Blas Infante que leemos en sus obras, sus artículos y entrevistas. La sombra del Blas Infante que fue asesinado por participar en una candidatura “separatista y revolucionaria”.

El próximo 10 de Agosto a las 8 de la tarde en el antiguo cine Jaúregui de Sevilla (actual plaza Padre Jerónimo de Córdoba) nos daremos cita para rendir homenaje al Blas Infante que se declaraba “separatista y revolucionario”, con todos aquellos y aquellas que se comprometen en continuar el camino que nos señaló Blas Infante hacia la liberación del Pueblo Andaluz.

¡Por Andalucía Libre, los pueblos y la humanidad!

¡Por una Andalucía independiente y socialista!







°

Advertencia Corsa a Hollande y a DAESH

Desde Corsica, en camino firme a su autodeterminación, llega una advertencia a Hollande y a quienes mueven los hilos del así denominado "terrorismo islámico" en Europa.

Lean ustedes esta nota publicada en Naiz:

El FLNC (Frente de Liberación Nacional Corso) 22 de octubre ha advertido al Estado Islámico de que «todo ataque contra el pueblo corso recibirá una respuesta específica». Asimismo han señalado al Estado francés que «tendría que terminar con su tendencia a intervenir militarmente» para evitar que «los conflictos que siembra le vuelvan como un boomerang».

El comunicado se dirige de forma directa al Estado Islámico, a quien advierte de que «su forma medieval no asusta» y que frente a cualquier ataque en suelo corso, actuarán «sin ningún tipo de reparo».

La organización, asimismo, se ha dirigido a «los musulmanes de Córcega», y al Estado francés.

A los musulmanes que viven en Córcega el FLNC 22 de octubre les ha reclamado «tomar posición» contra el Islam radical, así como informar de «derivas que se encontrarían entre los jóvenes descontentos, tentados por la radicalización».

El comunicado también responsabiliza a Occidente, y en concreto al Estado francés, de la situación que vive Oriente Medio. «Francia tendría que terminar con su tendencia a intervenir militarmente y a dar lecciones de democracia al mundo entero si quiere evitar que los conflictos que siembra no vuelvan como un boomerang en su territorio».



Lo mismo debieran hacer todos los demás grupos antifascistas pues todos y cada uno de los ataques han sido en contra del pueblo trabajador, ese que no le importa un maní a la élite política europea.





°

miércoles, 27 de julio de 2016

Fermín y Arnaldo: #FreeThemAll





Euskal preso, iheslari eta deportatu guztiak etxera! #FreeThemAll #Badagaraia

Now is the time to bring Basque prisioners, refugees and deportees home! #FreeThemAll

¡Es el momento de traer a todxs lxs presxs, refugiadxs y deportadxs a casa! #FreeThemAll





°

martes, 26 de julio de 2016

La Soga de Erdogan

Hay quienes opinan que lo del gamberro violento no ha sido un autogolpe, que la asonada nunca fue controlada por él sino por la OTAN y que de hecho el Ataturkísimo se ha metido, fiel a su naturaleza, en un proverbial berenjenal.

Lean y decidan, aquí les compartimos este artículo aparecido en Público:

Entre los países que desean ver derrocado a Tayyip Erdogan están EEUU, Alemania, Francia, Israel, Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Siria e Irak, entre otros, aunque el único con capacidad de hacerlo es EEUU, aliado acusado por las autoridades turcas de haber organizado el motín militar del 15 de julio. En esta línea, el atentado en el aeropuerto de Atatürk del 28 de junio podría formar parte del mismo plan que desde 2012 intenta apartar al rebelde y chantajista presidente turco del poder.

Días después de la chapuza intentona golpe de Estado del 15 de julio, tres elementos se destacan para aumentar la confusión sobre los hechos:

.Que la base militar de la OTAN de Incirlik (el almacén de armas nucleares más grande de la Alianza Atlántica fuera de EEUU) ha sido el centro de las operaciones de los golpistas. ¿Ofrecerá el Pentágono alguna explicación al respecto?

.Que los golpistas, a pesar de darse cuenta de que el plan había sido descubierto antes de empezar, decidieran seguir. Según algunos diarios de Oriente Próximo, los rusos desde su base militar en Hmeymim (Siria) interceptaron las comunicaciones de los golpistas cuatro horas antes del inicio del golpe y avisaron al Gobierno de Erdogan.

.Que el equipo de Erdogan dejó que el golpe sucediera, organizando apresuradamente el teatro de su fracaso. Ahora tendrá tres largos meses de estado de emergencia para difundir terror y pánico entre la población y vengarse de todas las voces críticas.

Los golpistas han triunfado

Dichos elementos se añaden a otros datos de interés: que los golpistas no querían matar o arrestar a Erdogan, provocando una guerra civil. La situación actual parece la que podrían desear: la suicida purga que está realizando el Sultán contra decenas de miles de personas, muchas pertenecientes a los centros del poder, cumpliría con dos de los objetivos de los sublevados:

Eliminar, a mano de un Erdogan absolutamente desatado, a aquellas fuerzas que en el futuro podrán ser obstáculos al avance de los planes de los golpistas. Han sido represaliados, hasta hoy, cerca de 8.000 policías, 6.000 soldados, 103 almirantes y generales, 3.000 jueces y fiscales, 15.000 empleados del Ministerio de Educación y 8.777 del Interior, 21.000 maestros, 30 de los 81 gobernadores provinciales (arrestados) y 34 periodistas, entre otras miles de personas.

El proceso de demonización de Tayyip Erdogan iniciado por los medios de comunicación occidentales y árabes, y semejante al que sufrieron Sadam Husein, Gadafi y Asad, facilitará su cese incluso violento. La UE está advirtiéndole a Ankara sobre la restauración de la pena de muerte, cuando sus dos principales socios, EEUU y Arabia Saudí, la aplican utilizando medios como silla eléctrica o una espada afilada. La UE no cuestiona la democracia de EEUU a pesar de que haya condenado a cerca de 3.000 menores a cadena perpetua o que 70 de estos niños ni siquiera hayan cumplido los 14 años.

La fragmentación social y la inestabilidad política de Turquía, serán explotadas por EEUU y sus aliados árabes e israelíes, para conducirla a las puertas del infierno, y acabar con Erdogan. Les costará: el líder turco ha aprendido del error de su hermano egipcio Mohamad Mursi, y está formando un ejército ideológico fiel para neutralizar al Ejercito clásico, como lo hizo el ayatolá Jomeini, creando a Pasdaran, los Guardianes Islámicos, y una docena de grupos paramilitares. Desde la organización juvenil del Partido de Justicia y Desarrollo y de las cerca de 80.000 mezquitas, cientos de miles de hombres han formado grupos parecidos a los camisas negras de Mussolini, haciendo sus prácticas en el escenario de la guerra de Siria. Éstos se integrarían en el Ejército, para cambiar radicalmente su naturaleza, eso sí, siempre y cuando el Pentágono se quedase mirando, cruzándose de brazos.

Un paisaje regional cambiante

El primer país en condenar el golpe y que ofreció a Erdogan todo tipo de ayuda fue Irán. Las razones son varias: más tensión en la zona y en sus fronteras amenazaría su seguridad nacional; devuelve el favor al líder turco, quien rompió las sanciones económicas impuestas por EEUU y la UE sobre Irán (aunque él y sus hijos ya recibieron lingotes de oro como recompensa); se trata de la solidaridad religiosa: el régimen turco, aunque sunita, es islamista e iba a ser derrocado por una institución laica; finalmente, hay un factor estratégico: Teherán comparte con él la lucha contra las aspiraciones autonomistas de los kurdos; y un factor económico: que pueda unirse, algún día, al proyecto del gaseoducto Trans Anatolia (TANAP).

En cuanto a Arabia Saudí, EAU y Egipto, que dirigen el frente internacional anti Hermanos Musulmanes, esperaban el triunfo de la intentona. Riad lo consideró un “problema doméstico”, tardando dos días en mostrar su “satisfacción” por el regreso del orden en Turquía, sin apoyar a su presidente. Los Al Saud han invertido millones de dólares en derrocar a Bashar al Asad para debilitar a Irán, y no admiten que Ankara ahora negocie la paz con Damasco. El Egipto del dictador Al Sisi, miembro del Comando central de EEUU (US CENTCOM), impidió en el Consejo de Seguridad una declaración de apoyo a la democracia de Turquía.

Desde Qatar, el único país árabe dirigido por los Hermanos Musulmanes, su ex emir, Hamad Al Thani, acusaba a EEUU y al ministro de Exteriores saudí, Adel Al-Jubeir, de dirigir el golpe. Y no es un secreto que Israel prefiere una Turquía controlable e incapaz de cuestionar su hegemonía en la región. Este país es el oculto y principal beneficiario de la destrucción de los Estados de Irak, Libia, Sudán y Siria.

Rusia, el ganador

Vladimir Putin, quien será el primer mandatario en recibir a Tayyip Erdogan después del susto a principios de agosto –y acaba de conocer la decisión tomada por la OTAN en la cumbre de Varsovia de aumentar el cerco militar alrededor de Rusia– ahora sí que podrá pedirle a Erdogan que bloquee el plan de EEUU de tener una flota permanente en el Mar Negro. A cambio dejará de jugar con la cuestión kurda y descongelará el proyecto del gasoducto del Corriente Turco: Turquía ganará millones de euros y rublos, y Rusia podrá prescindir de los gaseoductos de Ucrania e impedir que EEUU controlase el flujo de gas que recibe Europa desde esta región. No es prudente pensar que Putin y Erdogan se han unido en una lucha “antiimperialista” como lo hicieron (de forma intermitente) Lenin y Atatürk contra el enemigo común, el imperialismo británico. Erdogan no tiene doctrina, y mañana puede volver a cambiar de bando.

Washington no va a perder a Turquía

En 2012, Barak Obama ideó que en vez de acabar con Asad lo mejor sería convertir Siria es una trampa donde Rusia, Irán, Turquía, Hamas, Hizbolá, Arabia Saudí, incluso Israel, desgastasen sus fuerzas. A Turquía la castigó por “colaborar con los enemigos” y con el fin de mantenerla en la órbita del Occidente, le hundió en Siria y neutralizó su montaje de la crisis de refugiados; armó a la rama siria del Partido de los Trabajadores Kurdos (PKK), respaldó a organizaciones de derecha religiosa como el Movimiento Gülen, y puede que la CIA siga alimentando las “células dormidas” de los Lobos Grises, Ergenekon, o la ‘contraguerrilla’ que es la rama turca de la red de Gladio experta en las operaciones de “bandera falsa”. Washington ahora fortalece sus bases militares en Irak, sobre todo en la región kurda, donde planea levantar otras cinco bases (y éste fue uno de los siete motivos de la ocupación de Irak), mientras disfruta de ver cómo el Donald Trump turco, “va calentando su casa, utilizando de combustible sus vigas y puertas”.



Ante el escenario aquí descrito, enoja que los kurdos sean utilizados como moneda de cambio tanto por Moscú como por Washington.





°

Una Ley de Víctimas que Discrimina

Hace pocos días los varios sindicatos de la Ertzaintza se rasgaban las vestiduras por la designación de Iñigo Cabacas como víctima del terrorismo de estado. Y es que a muchos les escuece que los vascos sean considerados víctimas de un régimen heredero de la centenaria tradición española de exterminar a otros pueblos, incluidos los vascos.

Les compartimos este texto-denuncia que ha sido publicado en Naiz:

Ley de víctimas justa y para todos por igual

El próximo 28 de julio se celebra en el Parlamento Vasco el Pleno donde se debatirá la ley que pretende reconocer y reparar a las víctimas de la violencia ejercida desde el Estado. A petición propia y de algunos grupos políticos, diferentes personas y colectivos hemos tenido oportunidad de aportar indicaciones y sugerencias al objeto de mejorar el borrador inicial y corregir las carencias detectadas. Lamentablemente y vista la propuesta de ley final no han sido tenidas en cuenta.

Andoni Txasko, Ainara Esteran y Josu Ibargutxi | Miembros de Martxoak 3 elkartea, Egiari Zor Fundazioa y Goldatu elkartea
No podemos ocultar que en los últimos quince años en la CAPV se han ido dando pasos institucionales hacia el reconocimiento y reparación de las víctimas, pero todas las resoluciones tomadas han sido criticadas repetidas veces por insuficientes y discriminatorias en la atención por igual a todas las víctimas. Ante este nuevo intento de ley, esta vez para las víctimas desde 1978 hasta 1999, apreciamos las mismas carencias y errores de raíz, de planteamiento, aun cuando suponga una limitada utilidad para que vean la luz algunas de ellas.

Porque si hay algo que caracteriza a toda víctima, sea del origen que sea, es sentirse visibilizada y atendida en el reconocimiento de sus derechos, unos derechos que de una u otra forma han sido vulnerados. Desgraciadamente solo en algunos casos esa visibilidad y reconocimiento se ha dado, con creces en algunos casos tendenciosamente exaltados, mientras en otros el olvido y menosprecio ha sido manifiesto.

Las carencias detectadas en la ley fueron varias, empezando por la terminología empleada, ámbito temporal, ambigüedades sobre el ámbito de aplicación, nivel de reparación y atención, etc. De ahí vino nuestra disposición y ánimo para aportar en positivo de cara a mejorarla. A la Comisión de DDHH del Parlamento Vasco fuimos cargados de argumentos y avalados por los relatores de la ONU en materia de DDHH que recomiendan e instan al Estado español así como a las administraciones de índole autonómico o local a cumplir con la legislación internacional de amparo a las víctimas de vulneraciones de DDHH y atenderlas en su derecho a la Verdad, la Justicia, la Reparación y las Garantías de No Repetición.

Pero el resultado final defrauda una vez más: se mantiene terminología diferente para denominar las diversas violencias, se mantienen los tramos temporales y, lo que es más grave, se repara de forma discriminada a las víctimas; en definitiva, se categoriza a las víctimas y se les trata en función de la violencia que las ha provocado.

Esta ley deja sin amparo a víctimas de vulneraciones de DDHH producidas por omisión de las obligaciones del Estado, como por ejemplo manteniendo la dispersión a la que han de enfrentarse cientos de ciudadanos y que ha provocado ya 16 muertes y cientos de heridos, y aquellas sobre las que se vertió una versión oficial que justificara la necesidad de acabar con algunas vidas o disfrazando lo ocurrido. Creemos que como mínimo estos supuestos deberían investigarse para llegar a una conclusión al respecto. Porque de versiones oficiales desgraciadamente algo sabemos, como la que emitieron tras los asesinatos del 3 de marzo precisamente para justificarlos: Nos vimos obligados a disparar ante una agresión arquetípicamente terrorista... Mikel Zabalza se escapó de los agentes que lo custodiaban y esposado se tiró por un hueco del túnel de Endarlatza cayendo al río donde se ahogó porque no sabía nadar... Los sucesos de Foz de Lumbier, donde hay quien se suicida disparándose dos veces a la cabeza... y así podríamos repasar una larga lista de versiones que a todos nos resultan cuando menos chirriantes.

Ante la amenaza de posibles recursos del Estado español nos dicen que hay que blindar la ley y dotarla de seguridad jurídica. Que hay que retirar términos como «represión ilícita» pues esa represión fue atendiendo a leyes lícitas. Dicen que no hay que admitir ni mencionar ninguna alusión al conflicto político que es precisamente uno de los principales orígenes del problema. También argumentan que hay que tener cuidado de a quién considerar víctima sin una sentencia que lo avale y que no hay que equiparar a las víctimas.

Es una falacia querer avalar con fallos judiciales a algunas víctimas de vulneraciones de DDHH cuando en el Estado español es notoria la impunidad que impera. Es complicado marcar responsables si en vez de juzgarles se les da cobijo y amparo y se impide que sean juzgados en otros lugares. Son contadas las ocasiones en las que víctimas del Estado han sido avaladas por sentencias contra torturadores. Por el contrario, abundan los casos de desamparo: ¿Existe alguna sentencia que marque responsabilidades, por ejemplo, en la masacre del 3 de Marzo de 1976 y otras muchas actuaciones represivas? Si no se juzgan las vulneraciones cometidas y se ampara la impunidad de sus responsables, es una quimera que existan víctimas reconocidas.

Pero el que no haya sentencias no quiere decir que no haya víctimas, que las hay y se pueden acreditar. Y cuando a estas víctimas se les reconoce su condición es obligado repararlas de igual forma que a otras, equidad no significa equiparación. El mundo de las víctimas es amplio y complejo y proviene de diferentes actuaciones vulneradoras de derechos humanos. Víctima es aquella persona que ha perdido la vida en un atentado y también lo es el que ha muerto tiroteado a la salida de una iglesia previamente gaseada por uniformados grises. Las dos son vulneraciones de derechos humanos y tienen que ser igualmente reconocidas. ¿Vale más una vida que la otra? Y si creen que si, ¿cómo lo justifican? La mejor seguridad jurídica y blindaje que puede darse a esta ley es cumplir escrupulosamente con la legislación internacional establecida al efecto, que en eso es clara: a igual vulneración le corresponde igual trato y reparación. Esta ley tal como ha quedado redactada no cumple con los parámetros establecidos.

Las víctimas que en un momento u otro hemos sufrido las consecuencias de la violencia de Estado exigimos Verdad, Justicia, Reconocimiento y exigimos que no vuelvan a repetirse situaciones como las producidas. También que se acabe y se corrija la discriminación sistemática que viene dándose hacia nosotras y nosotros. Es necesaria una ley, sí, pero justa e igualitaria, y la presentada para su aprobación sigue demostrándonos los miedos con los que se legisla. Es necesaria una ley que responda a los derechos que a las víctimas nos otorga la legislación internacional en esta materia, y no se vea supeditada a intereses de nada ni nadie. La ley es muy probable que salga adelante, pero no nos convence. Por eso seguiremos reclamando, a la mínima ocasión que tengamos, la elaboración de una Ley Integral de Víctimas, de todo tipo de víctimas, que hayan padecido y sufrido la conculcación de los derechos humanos de cualquier índole y que se hayan cometido en el arco temporal que va desde el golpe franquista de 1936 hasta la actualidad.

Pedimos a nuestras instituciones que actúen con coherencia, justicia y responsabilidad, sean valientes y soberanas en la toma de decisiones y nunca supediten los derechos de las víctimas a conveniencias partidarias. Un Estado de Derecho, unas instituciones de Derecho, con mayúsculas, no lo son por su enunciado, lo son por la aplicación permanente e intransigente de la Justicia y la Reparación en toda conculcación del mismo. Las legislaciones nacionales e internacionales en materia de Derechos Humanos están para cumplirlas. Cualquier reclamación de su incumplimiento denotaría el más profundo olvido, marginación y desprecio hacia las víctimas.






°

lunes, 25 de julio de 2016

El Terror Aéreo Fascista Inició en Otxandio

Y mientras la vasquita domesticada y flamante podemita Pilar Zabala se hunde cada día más en el fango del niniísmo ideológico diciendo que ella es "ciudadana del mundo", los vascos malos malotes malosos malérrimos andan por ahí de tercos y pueblerinos ejerciendo el derecho a la memoria.

Aquí les compartimos este artículo publicado en Deia

Euskadi sufrió más de mil acciones de bombardeo

La aviación italiana sembró el terror en localidades vizcainas como Otxandio, Elorrio y Durango

I. Gorriti
El bombardeo sobre Otxandio del 22 de julio de 1936 dejó, al menos, 61 asesinados. Según un estudio del investigador Zigor Olabarria, 45 de las víctimas eran civiles, cinco milicianos, cuatro soldados y no existen datos sobre los otros siete. Esto es, al menos un 73,77% de las víctimas era civil y 24 menores de edad, un 39% del total. 16 de los muertos no habían llegado a cumplir los diez años (26%).

Otxandio tuvo un antes y un después. El investigador Xabier Irujo trabaja aún a día de hoy en la catalogación de los bombardeos que se dieron en Euskadi. El codirector del Centro de Estudios Vascos de la Universidad de Nevada confirma a DEIA que ya tiene registradas “más de mil operaciones de bombardeo. Cada operación puede ser de entre uno y siete bombardeos”, comunica.

Los bombardeos realizados por los fascistas italianos sobre los abisinios sirvieron como banco de pruebas para próximas actuaciones como la del 31 de marzo de 1937 que aterró el frente de Otxandio y a las localidades de Elorrio y Durango, protagonizada por la Aviazione Legionaria.

Hace casi un lustro, la Diputación enumeró 37 localidades que sufrieron raids. Y los ataques aéreos continuaron por Europa, llegaron a Hiroshima y continúan a día de hoy por un mundo que ansía paz.

El general Jesús Salas Larrazabal escribió su versión de los hechos acontecidos el 22 de julio de 1936. El militar fascista, que evitó dar detalles del raid, cree que se trata de datos “tremendistas”. En general, omitió que los pilotos sobrevolaron varias veces Otxandio atrayendo con sus gestos al mayor número de civiles que esperaban la “lluvia de panfletos”.

Habiendo congregado en Andikona un buen número de personas, atacaron desde menos de 70 metros, conociendo que en su mayoría eran civiles, muchos de ellos menores de edad. A pesar de todo, atacaron durante cerca de 25 minutos, lanzando todas las bombas. El Breguet XIX podía cargar hasta 472 kilogramos de explosivo.

Y, por último, “tras la masacre, los pilotos dieron una vuelta más sobre Otxandio porque no existía fuego antiaéreo ni tenían nada que temer”, agrega Irujo.

Afirmando que a partir de “ese ataque aéreo” (Salas evita la palabra “bombardeo”) “no volvería a oírse hablar de la toma de Vitoria hasta el mes de noviembre” a Irujo le da la impresión de que en efecto existía un plan para conquistar la capital alavesa, pero no aporta documento alguno que lo avale. En suma, Jesús Salas disfraza la atrocidad de acción táctica de gran calado estratégico.





°

Faltaban los Periodistas

El gamberro violento ha terminado por poner la cereza en el pastel de su 23-F, tras mandar apresar y amenazar con ejecutar a militares, policías, burócratas y académicos... ahora se lanza en contra de los periodistas.

Les compartimos esta nota publicada en Naiz:

Erdogan ordena la detención de 42 periodistas acusados de estar «relacionados con el golpe»

Recep Tayyip Erdogan ha emitido 42 órdenes de arresto contra periodistas, a quienes acusa de estar «relacionados» con el intento de golpe de Estado del 15 de julio.
Las autoridades de Turquía han emitido 42 órdenes de arresto contra otros tantos periodistas por su presunta relación con el fallido golpe de Estado del 15 de julio, según fuentes citadas por varias cadenas locales.

Los periodistas «pertenecen a la rama de medios de comunicación del imperio económico vinculado a la cofradía de Fethullah Gülen», el predicador exiliado al que Ankara acusa de ser el cerebro del fallido golpe. Entre los señalados figura Nazli Ilicak, una popular exdiputada y analista política.

La iniciativa se suma a la amplia purga promovida por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, tras el fallido golpe. Las autoridades han cesado o detenido a más de 60.000 personas de diferentes estamentos de la administración, entre ellas militares, policías, jueces o profesores.

En el último año, las autoridades turcas han intervenido varios diarios y emisoras de televisión gülenistas, donde impusieron administradores y despidieron parte de la plantilla para cambiar la orientación política del medio.





°

domingo, 24 de julio de 2016

Pertur, 40 Años sin Respuestas

La desaparición forzada de Pertur es uno de los crímenes de estado que el régimen español y sus cómplices quisieran que el pueblo vasco olvidara, pero no será así.

Aquí este artículo publicado en Deia:

“No podemos ni debemos olvidar, que quien lo sabe nos diga dónde está y qué pasó”

La familia y los allegados de Pertur apelan a la conciencia de quienes saben algo

E. Santarén
“Después de cuarenta años sin saber nada, no vamos a tirar la toalla ni a resignarnos. Seguiremos buscando la verdad en la medida de lo posible, se lo debemos a nuestros padres, que ya son muy mayores”. La familia de Eduardo Moreno Bergaretxe, Pertur, lleva cuatro décadas luchando contra el olvido y el silencio. De momento, en vano.

“No podemos ni debemos olvidar. La desaparición de Pertur está ahí y en una sociedad normal se tendría que esclarecer. Alguien tiene que saber dónde está y qué le pasó. Pues que lo diga”, afirma, expresando el sentimiento de la familia, Inés Moreno Bergaretxe, hermana de Pertur.

Pese al tiempo transcurrido, sus allegados no están dispuestos a perder la esperanza. Una esperanza que, habida cuenta de que las investigaciones no han llegado a ninguna conclusión, pasa por apelar a la conciencia de quienes pueden tener alguna información sobre lo que ocurrió en julio de 1976 y, sobre todo, conocer el paradero de Eduardo y poder “descansar”. “No saber nada durante todo este tiempo es un gran sufrimiento. Es un tema que ves que nunca está cerrado. Lo pasamos muy mal aunque mantenemos la discreción, la cuestión es que alguien diga algo. No queremos dar más vueltas y marear, pero es muy frustrante todo el tiempo que ha pasado, lo que se ha hecho y que no se llega a ningún lado”, concluye la familia.

De igual modo, Patxi Baztarrika, compañero de Pertur, considera que “las preguntas qué paso y dónde está son una llama encendida que no se apaga ni se apagará mientras no se sepa la verdad”. Asimismo, afirma que “la familia, los amigos y toda la sociedad vasca tenemos derecho a saber lo que sucedió”. “Espero que llegue el día en que personas que saben algo experimenten una gran rebelión en sus conciencias que les impida seguir guardando silencio, den un paso y revelen lo que pasó realmente”, concluye.

Martin Auzmendi, compañero también de Pertur y el abogado de la familia que logró llevar el caso hasta la Audiencia Nacional, también cree que, en realidad, “no se sabe casi nada de lo que pasó” y que, cuarenta años después, solo la declaración de alguien que supiera del caso podría hacer cambiar las cosas. En este sentido, insiste en que, pese a todo, el caso no está cerrado. En primer lugar, porque lo ocurrido con Moreno Bergaretxe es una desaparición forzosa, por lo que cabe aplicar el criterio de justicia universal perseguible.

Además, se trataría de un delito cuyo plazo de prescripción no se inicia en tanto no se tengan noticias de su paradero. Por ello, el juez Andreu decretó el sobreseimiento provisional, sin perjuicio de su posterior reapertura si surgieran nuevos elementos. ¿Surgirán, cuarenta y tantos años después?





°

Volvió la Caravana a Grecia

Los distintos grupos vascos solidarios con los refugiados, colectivos que conformaron la así denominada Caravana a Grecia, ya se encuentran de regreso en sus respectivos lugares de origen.

Aquí les compartimos este recuento publicado en Naiz:

Una acción simbólica que ha consistido en quemar sus pasaportes ante la embajada española en Atenas ha servido de broche a un periplo de cientos de kilómetros que comenzó el pasado 15 de julio para denunciar la política europea hacia los refugiados.

Después de una semana de viaje la caravana en solidaridad con los refugiados vuelve a Euskal Herria tras una última acción ante la embajada española en Atenas. Cientos de manifestantes han participado en una protesta que ha consistido en quemar sus pasaportes para denunciar la política hacia los refugiados tanto del Estado español como de la Unión Europea.

Durante estos días de caravana y protesta los participantes han venido denunciando las políticas comunitarias hacia los refugiados. Para ello han acudido a varios enclaves de gran carga simbólica, como lo es la frontera en Idomeni.

La iniciativa ha partido de varias ciudades del Estado español. En el caso de Euskal Herria han sido los colectivos Gasteiz Irekia, Bizkaiko Ongi Etorri Errefuxiatuak y la iniciativa navarra Iruñea Harrera Herria quienes han fomentado la iniciativa. Antes de partir hacia Grecia, sus promotores subrayaron la necesidad de que se respete el artículo 13 de la Declaración Internacional de Derechos Humanos en el que se cita el derecho de toda persona a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de cada Estado.

Los promotores han denunciado durante esta marcha el acuerdo entre Turquía y Europa para la expulsión de los refugiados, también la participación militar en varios conflictos de Oriente Próximo y han exigido a los gobiernos europeos que paralicen la venta de armas a países que no respetan los derechos humanos.

Según ACNUR, en 2015 fueron más de 65 millones de personas que tuvieron que desplazarse de manera forzosa.












°

Salir del Pantano

Hace unos días les compartíamos el análisis que Arnaldo Otegi ha hecho de los más recientes resultados electorales, unos que para nosotros en particular muestran una vez más a una sociedad vasca sin claridad de ideas al momento de su cita con las urnas.

En ese tenor, y tomando en cuenta la desagradable movida por parte de Podemos al nominar a la niniísta Pilar Zabala como una de sus opciones a la lehendakaritza, les presentamos esta otra reflexión publicada en Naiz:

La paradoja del 26-J

Tenemos al mejor candidato y la mejor oferta. Si nuestra base cree en este cambio y se activa para contagiar, con ilusión y racionalidad, a amplios sectores sociales, octubre será el inicio de una nueva fase política

Iker Casanova | Militante de Sortu
Aunque ya han pasado unas semanas, o precisamente por ello, creo que es buen momento para analizar, tanto de forma retrospectiva como prospectiva, el escenario político surgido tras las últimas elecciones. Empiezo reconociendo que el resultado del 26-J ha vuelto a producir decepción en el soberanismo de izquierda. Existía una sensación generalizada de que se había reaccionado con presteza tras el varapalo de diciembre y de que los cambios realizados iban a permitir emprender la senda de la recuperación. Las primeras valoraciones de los comentaristas tras conocer los sondeos a pie de urna que parecían avalar esa recuperación, eran unánimes al reconocer el esfuerzo de renovación y el buen trabajo realizado por EH Bildu. Pero no pudo ser. La tozuda evidencia de que no era EH Bildu quien podría encabezar un Gobierno que desalojara al PP y el creciente desapego de la base soberanista con la cada vez más cansina política estatal desembocaron en un resultado nuevamente insuficiente.

Sin embargo, hay varios factores que restan dramatismo al resultado del 26-J. En primer lugar, la base social está satisfecha del trabajo realizado en campaña, valorando positivamente la capacidad de reacción, el discurso, el esfuerzo y el formato. Por otro lado, somos conscientes de que la situación política en el Estado estaba en una situación única y difícilmente repetible, lo que atrajo mucho voto útil hacia Podemos. Las elecciones generales no son tampoco el escenario más propicio ni más importante para EH Bildu. Finalmente, varias encuestas realizadas entre ambas convocatorias estatales (añado, frente a los que estén esbozando una sonrisa de incredulidad, que son las encuestas que clavaron el resultado de las generales en Euskal Herria) ofrecen unos resultados positivos para EH Bildu de cara a las autonómicas. Y ello, habiéndose realizado en un momento en el que el debate estaba plenamente centrado en Madrid y la ilusión del cambio en el Estado aún viva.

Además, pocas veces la victoria de un partido estatal en tierra vasca ha generado un escenario tan propicio para el independentismo. Esto puede sonar demasiado optimista pero ya el Sociómetro de julio ha mostrado un inmediato ascenso independentista de 4 puntos, tras una larga temporada de descensos. Y es que la victoria vasca de Podemos ha generado la paradoja de que Euskal Herria y España aparezcan no ya como entidades políticamente diferentes sino como realidades antagónicas. Euskal Herria y España piensan diferente y además queda en evidencia que es la pertenencia a España lo que impide que la mayoría de este país pueda materializar su proyecto nacional y social. España y Euskal Herria, lejos de acercarse el 26-J, han adoptado una definitiva deriva divergente.

La ilusión regeneracionista en el Estado murió el 26-J. No sólo no hay evolución democrática, sino que hay involución de mano de una reforzada derecha autoritaria, corrupta y centralista. Hubo quien, siendo parte de ese intento de regenerar el Estado, proclamaba desolado tras conocer los resultados, y mirando el mapa electoral, que se apuntaba al independentismo vasco/catalán. Pero el independentismo no solo gana con la incorporación inmediata de esos sectores desencantados (habrá muchos más a medio plazo) sino también con la consolidación de Podemos como fuerza hegemónica estatal en Euskal Herria. Y es que, a pesar de las lecturas interesadas que unen el ascenso de Podemos con el bajón de EH Bildu, el gran damnificado de la irrupción del partido morado es el PSE. Los resultados son inapelables. Los 163.000 votos cosechados por el PSE el 26-J contrastan con los 255.000 de 2011 y con los 340.000 de 2004 o los ¡430.000! de 2008. En la CAV ha habido «sorpasson» con Podemos doblando al PSE y sumando más votos que PP y PSOE juntos. Frente al bajón coyuntural de EH Bildu, el daño para el PSE es estructural.

No se trata de consolarse con el «mal de muchos…» sino de constatar la consolidación de una nueva geometría política vasca. Podemos se ha hecho con el espacio sociológico y geográfico del PSE, arrebatándole no sólo votantes, sino abstencionistas y nuevos votantes con un perfil similar al voto tradicional del PSE. Sin embargo, Podemos y sus votantes tienen una actitud hacia Euskal Herria muy diferente de la del socialismo vasco. Tanto el partido como sus su votantes son más abiertos a la realidad nacional vasca, al euskera y al derecho a decidir, además de más progresistas. A medio y largo plazo, las posibilidades que abre la irrupción de Podemos como principal fuerza estatal en el ámbito vasco son muy importantes, tanto en el plano social como en el nacional.

En octubre hay elecciones vascongadas y el constitucionalismo puede quedar fuera de juego. PSE, PP y UPyD lograron en conjunto 363.000 votos en las autonómicas de 2012 partiendo desde 475.000 en generales de 2011. En el anterior ciclo obtuvieron 487.000 en autonómicas de 2009 frente a 650.000 en generales de 2008,  lo que nos indica, con carácter orientativo, que vienen a perder casi un 25% de su electorado entre ambas convocatorias. El 26-J PSE, PP y C´s obtuvieron 350.000 votos, por lo que aplicando la lógica expuesta es difícil que pasen de 300.000 votos en octubre, estando a día de hoy peleando por unos 20 escaños sobre 75. El resto correspondería a fuerzas que reconocen el derecho a decidir y demandan un nuevo estatus. Este cálculo coincide con los resultados del Sociómetro de junio y la encuesta EITB-Focus del mismo mes, las últimas disponibles.

Estas cuentas son tan necesarias como relativas. En primer lugar porque las cosas pueden cambiar de aquí a octubre. Y, en segundo lugar, porque la suma de fuerzas a favor del derecho a decidir se puede quedar en nada si no se articula una dinámica sólida que las comprometa en la búsqueda de ese nuevo estatus. La actitud errática de Podemos ya se ha hecho legendaria y no es ningún secreto que el PNV sólo desea sumar 38 votos junto al PSE para ofrecernos 4 años más de Nada. Los números no lo son todo, porque la política no es matemática. Se necesita también voluntad y capacidad. Y es obvio que la mejor garantía para que esta aritmética acabe desembocando un proceso constituyente vasco es EH Bildu.

La magnitud de los cambios que ha de afrontar esta parte del país en los próximos años no requiere de un gobierno de gestión sino de un gobierno de transformación, capaz de poner las bases para la resolución de los tres grandes problemas que afronta nuestra sociedad: la culminación del proceso de paz, la  reconstrucción del modelo social y la instauración de un nuevo estatus. Son cuestiones que requieren de consensos amplios y podemos estar por primera vez en situación de articular esos consensos de forma que se pueda construir una nueva arquitectura institucional en base al derecho a decidir y el progreso social. Hay que ser respetuosos con aquellos con los que aspiramos a construir los cambios que este pueblo necesita, pero en octubre hay que salir a ganar. Hay que plantearse atraer hacia el soberanismo a aquellas personas que creyeron honestamente en la posibilidad de un cambio en el Estado que se ha demostrado imposible. Porque, como escribía Otegi hace unos días: «aquí, sí se puede». Aquí se puede construir entre todos y todas una república laica, social, democrática, desmilitarizada, ecológica, feminista y justa llamada Euskal Herria. Y hay que convencer al conjunto del independentismo de que sólo una EH Bildu fuerte hará moverse hacia la soberanía a la dirección del PNV, acomodada y temerosa de cualquier riesgo. Hay que hacer que este país sienta un cosquilleo de emoción, que sienta la motivación para activar los resortes del cambio. Tenemos al mejor candidato y la mejor oferta. Si nuestra base cree en este cambio y se activa para contagiar, con ilusión y con racionalidad, a amplios sectores sociales, octubre será el inicio de una nueva fase política.


De nuestra parte no auguramos nada bueno para otoño, el impulso vasco por su independencia ha retrocedido 50 años. La izquierda abertzale ya no será nunca más una opción para ocupar el gobierno de la CAV, por siempre estarán destinados a trabajar en favor del pueblo vasco, porque son los únicos que lo hacen, desde la oposición.





°