viernes, 7 de septiembre de 2018

Vascófoba de la Semana | Ana Beltrán

En el PP andan muy indignados porque los organizadores del Getxophoto han permitido una instalación en la que la gente puede brincar sobre el rostro de un muy sonriente Donald Trump. Dicen que es una falta de respeto pues aunque el tipo es infumable no deja de ser una persona. Ojalá y respetaran con tanto ahínco la humanidad de personas como los migrantes que cruzan el mediterráneo o la de los familiares de los presos políticos vascos víctimas de la dispersión.

Pues bien, ese mismo PP tan respetuoso de Donald Trump ha iniciado una nueva campaña en contra del euskera en la mismísima cuna de la lengua que le da identidad a los vascos.

Les invitamos a leer este artículo en Naiz:


El PP ha pedido a la presidenta del Parlamento de Nafarroa, Ainhoa Aznárez, que en sus comunicaciones, tanto orales como escritas, se dirija a los parlamentarios populares siempre en castellano.

En concreto la presidenta del PP en Nafarroa, Ana Beltrán, ha registrado una solicitud a la Mesa de la Cámara para que, a partir de este momento, y en virtud del Plan para la Mejora de la Gestión Lingüística del Parlamento aprobado por el Legislativo, las comunicaciones a los parlamentarios populares sean en castellano.

«Llevamos una legislatura en la que, por la decisión de la presidenta Aznárez de usar el euskera en la Cámara, especialmente en los plenos, nos hemos encontrado con que se entorpece mucho nuestro trabajo, además de ser una falta de respeto hacia los parlamentarios castellanoparlantes», sostiene Beltrán en un comunicado.

Ante la aprobación de un plan que «pide consensuar en qué idioma se dirige la Mesa a los parlamentarios», el PP pide a que sus representantes se dirijan «siempre en castellano, teniendo en cuenta además especialmente que el euskera no es idioma oficial en la Zona Mixta, donde se ubica el Parlamento».

Beltrán apunta que cuando se comenzó a elaborar el citado plan, ya trasladaron a los técnicos responsables que veían «un sobredimensionamiento del uso del euskera, sobre todo en las comunicaciones orales de la Cámara».

Añade que no tienen «ningún problema en que los parlamentarios escojan el idioma en el que quieren intervenir, cada uno es libre de hacerlo en la lengua que prefiera, y para eso tenemos los servicios de traducción del Parlamento», pero cuando las comunicaciones son hacia los parlamentarios del PP, que no tienen conocimientos de euskara, ven «imprescindible que sean en castellano»,

Los populares también han requerido a Aznárez que, cuando las comunicaciones sean hacia todo el pleno, como votaciones o como los enunciados de los temas a tratar, se realicen en castellano o al menos, en los dos idiomas, de manera que todos sepan de manera inmediata qué está diciendo.






°

España Protege a su Monarca

El franquismo borbónico deja bien claro el por qué de su denominación.

Como si no fuera suficiente evidencia con el trato de privilegio que se le ha dispensado a Iñaki Urdangarín ahora nos regala esta resolución en el caso en el que las declaraciones de su amante y prestanombres metieron al mismísimo Juan Carlos Borbón.

Lean ustedes lo que se reporta desde Deia:


La Fiscalía Anticorrupción ha pedido el archivo de la pieza denominada 'Carol', abierta en la Audiencia Nacional tras la revelación de las conversaciones entre la princesa Corinna y el excomisario José Manuel Villarejo y no ve que las revelaciones sobre las actividades del rey emérito Juan Carlos I sean "susceptibles de investigación en sede penal".

No obstante, el Ministerio Fiscal se reserva la posibilidad de investigar las transacciones financieras internacionales sobre las que se habla en esa conversación, especialmente las relativas al cobro de comisiones por la construcción del AVE a la Meca, si bien recuerda que en aquel momento el Rey gozaba de inviolabilidad.

Estas son las principales conclusiones del informe que Fiscalía Anticorrupción ha presentado este viernes ante el Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional, sobre la pieza que recoge la conversación mantenida en Londres entre Corinna, Villarejo y un empresario español en la que, entre otros asuntos, se comentan presuntas actividades ilícitas del Rey emérito.

En el intercambio, Corinna se refiere a un terreno en Marruecos que Juan Carlos I habría puesto a su nombre y después querría recuperar, al pago de unas comisiones en las negociaciones de la construcción del AVE a la Meca a cargo de un consorcio de empresas españolas y a una serie de cuentas bancarias de las que el Rey sería titular real en Suiza bien bajo nombres supuestos, bien bajo la titularidad formal de un familiar, tal y como resume el informe de la Fiscalía.

Anticorrupción detalla sobre el terreno en Marruecos que lo comentado por Corinna "no resulta susceptible de investigación en sede penal" porque, "en primer lugar, no existe ningún elemento que permita colegir que tal terreno proceda de una actividad ilícita" ya que la titularidad del mismo a nombre de ella "podría deberse, como apunta ésta, a una posible elusión fiscal".

Indicios "débiles" e "insuficientes"

Además, señala que "los datos, más allá de su posible trascendencia tributaria, no son suficientes para iniciar una investigación penal que tendría naturaleza prospectiva y que, en todo caso, remite a fechas en las que el entonces Rey Juan Carlos gozaba de la inviolabilidad que para el Jefe del Estado reconoce el art. 56.3 de la Constitución".

En cuanto a las cuentas bancarias, la Fiscalía entiende que "los datos son notoriamente insuficientes para avanzar en la tramitación de esta pieza, pues aluden a una posible cuestión fiscal que no es susceptible de mayores indagaciones".

Considera que el "hipotético requerimiento de información a las autoridades suizas", al desconocerse incluso las ciudades concretas, "no permitiría ir más allá" de la práctica internacional conocida como 'fishing expedition'. "Todo ello sin perjuicio de las actuaciones que pueda llevar a cabo en sede administrativa la Agencia Tributaria", apostilla, no obstante, la Fiscalía.

Por último, en relación a las supuestas comisiones ilegales de 80 millones de euros que según Corinna, se habrían repartido entre otros la Rey emérito, por la adjudicación del AVE a La Meca a empresas españolas en 2011, Fiscalía entiende que las revelaciones en este caso son "más concretas", pues hay "identificación del contrato, de personas y de importes del contrato y de las posibles comisiones" y estos datos "aparecen complementados por otros documentos hallados".

No obstante, dice que "en lo que atañe a la eventual intervención del hoy Rey emérito, los indicios son extraordinariamente débiles pues consisten en la mera referencia que hace una persona que no aparece directa ni indirectamente implicada en los pagos y que tampoco manifiesta la razón de su conocimiento".

En todo caso, recuerda que atendiendo a la fecha del supuesto pago, "también en este caso", el entonces Rey Juan Carlos "gozaba de la inviolabilidad reconocida al Jefe del Estado".

La Fiscalía señala que de cualquier modo, "al tratarse de un posible caso de corrupción en las transacciones comerciales internacionales, sí parece procedente iniciar una investigación", por este delito y el de "cohecho", aunque al margen de la instrucción sobre las actividades de Villarejo (caso 'Tandem') porque "ninguna conexión tiene con el mismo".

La ayuda que Corinna pidió a Villarejo

En la misma pieza 'Carol' hay otra parte de la conversación que afecta directamente a las actividades de Villarejo y es aquella en la que la princesa germano danesa le solicita ayuda para un "relevante ciudadano británico" en sus problemas con Hacienda en España.

Anticorrupción también interesa el archivo de esta parte porque "el tema parece quedar en una fase inicial" y si bien podrían concurrir delitos de "cohecho pasivo y cohecho activo", a falta de mayor concreción sobre el posterior desarrollo en España de los servicios pactados, el delito se habría consumado fuera del territorio nacional.

Tal y como recuerda el informe, la persecución de este delito, al igual que el mencionado sobre posible corrupción y cohecho en transacciones comerciales internacionales, exige la interposición de querella por el agraviado o por el Ministerio Fiscal que, para ello, debe acreditar indicios de criminalidad y comprobar que la jurisdicción penal española tiene competencias. Para saber si se dan estas circunstancias, ha pedido al Juzgado la expedición y remisión de testimonio de particulares.






°

jueves, 6 de septiembre de 2018

Con la FNFF ha Topado Wyoming

El asunto de la posible exhumación de los restos del genocida dictador español Francisco Franco se ha tomado un giro bastante churrigueresco. Resulta que la Fundación "en honor" al antes citado golpista ha puesto el grito en el cielo por un sketch en el que muy a su estilo el comediante conocido como Gran Wyoming ha abordado la actual situación.

Resulta bastante curioso que en el país donde un funesto personaje de nombre Baltasar Garzón trasladase la estrategia de tierra quemada del ámbito militar al ámbito judicial con la doctrina del "todo es ETA" -con la cual se cerraron e ilegalizaron partidos políticos, periódicos, estaciones de radio, colectivos solidarios, asociaciones de víctimas del terrorismo de estado y un largo etcétera- se permita la existencia de una fundación que defiende abiertamente a una figura tan deleznable como la de Franco Bahamonde.

Y así, en el reino del revés, esta fundación espuria ejercerá acción legal en contra de una persona por ejercer su libertad de expresión y su creatividad artística.

Pero pasemos a la información provista por nuestro amigo Danilo Albin en su habitual espacio en la página de Público:


La entidad ultraderechista lanza además un boicot contra La Sexta y asegura que dejará de atender cualquier llamada de ese medio.

Danilo Albin

Mal humor en la última caverna franquista del país. La Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF) llevará a los juzgados al presentador El Gran Wyoming por parodiar la futura exhumación de los restos del dictador. En plena vorágine informativa sobre el futuro de la tumba de Franco y del Valle de los Caídos, la entidad ultraderechista ha anunciado también que boicoteará a La Sexta, cadena que, en principio, ya no podrá entrevistar a ninguno de sus representantes.

El sketch con un muñeco del dictador dentro de un féretro ha provocado la auténtica ira de la fundación franquista, presidida actualmente por el general retirado Juan Chicharro, ex ayudante de campo del Rey Juan Carlos. “No, no es libertad de expresión lo materializado en ese programa por este personaje sino una muestra vil de odio y rabia, factores que le alejan de los otros que atribuía Aristóteles a la persona como su condición social y racional”, sentencia la FNFF en un comunicado dado a conocer en las últimas horas a través de las redes sociales y de su página web, actualmente en fase de remodelación.

De nada han valido las satíricas disculpas que esta misma semana presentaba Wyoming en El Intermedio. “Ayer las cosas no fueron todo lo bien que nos hubiera gustado. Por eso El Intermedio, de manera oficial, quiere pedir disculpas por estas bochornosas imágenes. No supimos manejar la concordia por torpeza de Dani Mateo. Además, somos conscientes del malestar generado entre los más nostálgicos del anterior régimen”, bromeó en el programa de este martes. Instantes después, en el centro del plató volvió a aparecer el muñeco de Franco, que acabó por los suelos y con los brazos arrancados.

“Lo pavoroso de estos personajes - y el tal Wyoming es uno de ellos - , es que son ejemplo de una peligrosa casta que desprecia y ejecuta moralmente a los muertos que ya no le pueden responder”, escribe la Fundación. Tras asegurar que “afortunadamente la sociedad civilizada, en un Estado de Derecho, arbitra las relaciones humanas y sociales mediante la acción de la Justicia”, advierte que “el tal e insignificante personaje ‘Wyoming’ recibirá en breve noticias de esta Fundación al amparo de la Justicia”.

La entidad que defiende a Franco dice además que hasta ahora había atendido “con amabilidad las peticiones de asistencia a diferentes programas” de La Sexta, algo que, en principio, no volverá a repetirse. “A partir de este momento, y salvo rectificación oportuna, ninguna persona de esta Fundación volverá a acudir a la citada cadena. Sin duda dada la característica sectaria de la misma no nos echarán de menos. Nosotros tampoco”.

El año pasado, Wyoming y Dani Mateo fueron denunciados por la Asociación en Defensa del Valle de los Caídos por hacer bromas sobre ese sitio de devoción franquista. La demanda acabó archivada en noviembre de 2017. “Que ya me conocen en los juzgados, que no puede acabar con otra querella”, bromeaba esta semana Dani Mateo en el plató de El Intermedio. A los de la Fundación Franco, que ya habían preparado su comunicado, no les hizo ninguna gracia.


Aquí el video en YouTube por medio del canal Resistència Antifeixista:

.
.







°

miércoles, 5 de septiembre de 2018

La Causa Justa de Quim Torra

Ya que estamos en temas catalanes, de las cuitas generadas por la demanda en contra del inquisidor Pablo Llarena pasamos a esto que ha delineado el president en funciones Quim Torra y que llega a nosotros por conducto de Gara:


Torra inauguró ayer de forma oficial un curso político catalán que marcha a velocidad de crucero desde el aniversario de los atentados del 17A. En una conferencia solemne fijó la sentencia del 1-O como el momento para recuperar el pulso independentista, si bien no concretó sus propuestas para un tiempo de espera que puede prolongarse meses.

Beñat Zaldua

Un concepto y un momento resumen el plan desgranado ayer por el president de la Generalitat, Quim Torra, en la conferencia ofrecida para abrir el curso político en el Teatre Nacional de Catalunya (TNC). El concepto es «la causa justa de la independencia», que más allá del eslogan, apela a una de las teorías de la secesión reconocidas internacionalmente. Concretamente, aquella que justifica la independencia por las vulneraciones de derechos sufridas por un pueblo. Y el momento es el día en que se conozca la sentencia del juicio contra el independentismo en el Tribunal Supremo. Es decir, Torra considera que una sentencia condenatoria crearía un «momentum» –como el que existió en octubre de 2017– que podría ser aprovechado para volver a intentar una declaración de independencia ante la evidencia de una sentencia con penas de cárcel a líderes cuyo único delito fue poner urnas.

Más allá de este marco general, las concreciones ayer fueron mínimas. Para ser honestos, tampoco se esperaban. Torra es, al menos de momento, un president circunstancial al que la CUP le exige que acelere en la implantación de la República y al que su socio en el Govern, ERC, pide calma para ensanchar la base soberanista; mientras la ANC organiza, al margen de los partidos, unas primarias de cara a las municipales de mayo del año que viene. Pedir a Torra que resuelva de la noche a la mañana la incierta fotografía que ofrece el independentismo a día de hoy es un imposible. Ayer puso encima de la mesa un marco sobre el que trabajar y un plan sobre el que debatir, aunque sea para rebatirlo de cabo a rabo. Prender el debate sobre la hoja de ruta independentista ya sería mucho.

En la propuesta de Torra, al día de la sentencia –una de las debilidades del planteamiento es, precisamente, que deja el calendario en manos del Estado–, el independentismo debería llegar con un alto grado de movilización, para lo cual propuso articular desde ayer mismo una «marcha por los derechos civiles, sociales y nacionales». No concretó en absoluto, sin embargo, de qué clase de marcha estaba hablando.

El discurso de cerca de una hora, marcado por la retórica barroca de Torra, dejó entrever así que el president sabe a dónde quiere llegar –«necesitamos un nuevo momento, un nuevo 1-O»–, pero no tiene tan claro el camino a seguir. Insistió en hacerlo «tanto con los del 1-O como con los del 3-O», en referencia a los independentistas que votaron en la primera fecha y a todos los ciudadanos, secesionistas o no, que se movilizaron en la segunda tras las cargas de la Policía española y la Guardia Civil durante el referéndum.

En este sentido, subrayó que el 80% de la población catalana está a favor de un referéndum de independencia vinculante, en contra de la represión política y en contra de la autoridad de la monarquía, un triple consenso que el president consideró «irreversible». Buscando ampliar los consensos también a favor de la independencia, y en el capítulo de las propuestas sin concretar, habló de la puesta en marcha de un «foro cívico, social y constituyente». Por contra, sí que se comprometió de forma explícita con la recuperación de las 14 leyes catalanas aprobadas por el Parlament y suspendidas por el Tribunal Constitucional. Fue probablemente la única propuesta concreta explicitada por Torra –que pidió retomar la iniciativa– para la legislatura actual.

Oferta de negociación

Tras la mención al Consell de la República que Carles Puigdemont pondrá en marcha en Bruselas, así cómo a la oportunidad que el juicio al independentismo supone a la hora de internacionalizar la causa catalana –«no huyeron de la justicia, sino que tuvieron que huir para ir a buscarla»–, Torra se refirió también a la propuesta verbalizada el lunes por el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, para celebrar un referéndum sobre un nuevo estatuto de autonomía.

El president aplaudió la propuesta, pues consideró que «reconoce la crisis abierta con la sentencia del Estatut y acepta que la solución tiene que venir por la vía democrática», pero recordó con franqueza: «Señor Sánchez, el debate en la sociedad catalana no es sobre un estatuto de autonomía». De ahí pasó a la defensa «del diálogo y, sobre todo, de la negociación», aseverando que siempre mantendrán «la mano extendida», pero recordando que el mandato para la independencia, el del 1-O, ya lo tienen –el relato no ha cambiado de puertas a fuera pese al complejo año transcurrido–. «Solo un referéndum acordado y vinculante puede renovar dicho mandato», consideró. En el TNC, Torra no se refirió a la oferta de la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, a acudir a Madrid a presentar su propuesta. Una invitación que fue denegada hace un año al president Puigdemont y a la que, antes de la conferencia, Torra se abrió sin mayores concreciones.

Primeras reacciones

El Gobierno español apenas tardó unos minutos en reaccionar. Lo hizo a través de su portavoz, Isabel Celáa, que replicó a Torra que la Moncloa dialogará sobre el autogobierno, pero nunca sobre la autodeterminación. Celáa subrayó que «las sentencias de los jueces hay que aceptarlas» y volvió a tratar de enmarcar el conflicto en el ámbito interno catalán, pidiendo a la Generalitat que «abra un diálogo entre todos los catalanes y catalanas», el mismo día en que la Fiscalía pidió dos años y medio de cárcel para once activistas de los CDR que en febrero del año pasado hicieron una sentada ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

A la derecha, Ciudadanos y PP se apresuraron también en mantener su competencia, con el presidente del PSOE como blanco. El líder naranja, Albert Rivera, instó a Sánchez a romper con los separatistas y aplicar «el 155 antes de que sea tarde», añadiendo que «defender la igualdad y la unión de todos los españoles no es una opción, es su obligación». Casado, por su parte, ignoró ayer a Torra y se limitó a afear a Sánchez que ofrezca a Catalunya un nuevo Estatut.






°

Asiron Desenmascara a Esporrín

El españolismo navarrico está desesperado, se nota por la "calidad" de sus ataques en contra de los integrantes de los partidos políticos del cambio.

Para muestra, este botón publicado por el Diario de Navarra:


El alcalde de Pamplona ha publicado una carta en las redes en respuesta a las declaraciones de la concejala socialista

El alcalde de Pamplona ha publicado una carta en las redes sociales dirigida a la concejala del PSN, Maite Esporrín, quien este martes calificó a Joseba Asiron de "machista".

En concreto, la portavoz socialista  en el Ayuntamiento de Pamplona manifestó que Asiron "no tiene el mismo trato hacia las mujeres que hacia los hombres" y que "siempre" le ha visto "talante machista".

En menos de 24 horas, Asiron ha publicado una carta con el título 'De la señora Esporrín y de los límites de la política' en la que denuncia que la socialista ha traspasado "todos los límites" con sus palabras.

La carta íntegra es la siguiente:

"Cuando acepté dejar temporalmente la enseñanza ya me advirtieron de que la política municipal es la más dura y la más encarnizada, porque es la más rocera. Y lo asumí. Luego, al ser investido alcalde, me mentalicé de que iba a ser objeto de todo tipo de críticas. Incluso me preparé para ser, cuando llegara la precampaña y la campaña electoral, objeto de ataques furibundos desde todos lados. Y lo acepté. Puedo aseguraros que no es agradable ver que tu condición “heterosexual y cisexual” es aireada públicamente como objeto de debate, como hemos visto hoy. Y, sin embargo, lo acepto con deportividad, y hasta debo confesaros que me he reído al ver el chiste de Oroz.

No obstante, la sonrisa se me ha borrado de raíz al leer lo que Maite Esporrín ha declarado hoy en rueda de prensa: Que soy machista. Que trato peor a las mujeres que a los hombres. Por supuesto, no esperéis pruebas. No esperéis que acredite lo que dice con algo más que con lo que, a buen seguro, definirá como “sus propias sensaciones”.

Da igual que la crítica tenga que ver más con lo personal que con lo político. Da igual que atraviese el terreno de la crítica política y llegue a la persona, incluso a mi condición de padre, de hijo, de compañero, de educador. Da igual, incluso, que sea mentira y que quien lo ha dicho sepa que es mentira y sea consciente de que está mintiendo. Puestas en la balanza, por una parte, la posibilidad de faltar a la verdad de manera consciente, y por otra la posibilidad de abrir una veta en contra del alcalde al que quiero derribar, la concejala lo ha tenido muy claro.

Son muchas las cosas que podría contestarle, señora Esporrín, y algunas, seguramente, no le gustarían, pero puedo asegurarle que ninguna de ellas tiene que ver con su condición de mujer. Ninguna. Al igual que en ninguna de las numerosas polémicas que he sostenido con ud. ha pesado tal condición.

Quien esto escribe ha trabajado durante 24 años en un centro de enseñanza de en torno a 140 trabajadorxs, de las que seguramente más de un 80% son mujeres. Desempeñé allí, además, funciones directivas durante 7 años. En ese tiempo me tocó tomar muchas decisiones que afectaban directamente a la actividad profesional de hombres y de mujeres. Dudo mucho que pueda usted encontrar, de entre todas ellas, ni una sola mujer que sostenga que la traté con menosprecio por el hecho de ser mujer, o que traté con más miramiento, respeto o consideración a mis compañeros varones. Estoy hablando de docenas y docenas de mujeres, señora Esporrín, sin duda más de 100 a lo largo de 24 años. Es un muestreo estadísticamente muy amplio.

Algún día volveré a la enseñanza, sra. Esporrín. No me considero un político profesional ni aspiro a medrar dentro de un partido, de puesto en puesto y de institución en institución, de por vida. Me gusta la enseñanza, disfruto en ella, y cuando vuelva a mi puesto de trabajo me reencontraré con buenos compañeros y, sobre todo, con compañeras y amigas a las que respeto profundamente como mujeres y como profesionales. Hace muy mal usted en intentar echar basura sobre todo ello, aprovechando que le facilitan un micrófono, una cámara o un titular.

Y le voy a dar una noticia. Ya le he dicho que he sido profesor durante 24 años. Teniendo en cuenta que, por término medio, cada año pasaban por mi aula 3 nuevos grupos con cerca de 30 alumnxs por aula, es fácil calcular que he sido profesor de una cifra que supera ampliamente las 2000 personas. Y que la mitad de ellas, unas 1000, deberían en buena lógica ser mujeres. Les he dado clase, les he examinado y evaluado. Seguramente algunas terminarían contentas con mi papel como profesor, y otras no tanto. Pero eso sí, señora Esporrín, ninguna de ellas, nunca, JAMÁS, me ha achacado un trato injusto por el hecho de ser mujer, ni que tratara mejor a sus compañeros varones. Ninguna me ha achacado el comportamiento que usted, sin apenas conocerme ni tratarme, y sin ningún tipo de pruebas, me achaca. No todo vale en política, señora Esporrín, y cosas como esta no engrandecen el desempeño de esta actividad.

Y no le voy a decir más porque, más allá de que hoy me haya usted defraudado profundamente, creo que es esta una polémica inútil, en la que no creo que tenga que perder más tiempo. Mi hija y mi hijo han regresado de su primer día de universidad, y quiero reunirme con ellxs y disfrutar de su compañía. Pensar que ambos pueden llegar a vivir en una sociedad más justa e igualitaria, con un futuro profesional en que se les valore como personas y no en función de su género, es muchísimo más importante para mí.

En cuanto a usted, compañera concejala, considere seriamente la posibilidad de que, al pretender mentir a la gente sobre cómo es este alcalde, haya conseguido, en realidad, dar una lección demoledora de cómo es usted".






°

Cuestión de Rabos Españolísimos

Resulta que un error en una traducción acompañado de una confusión producida por el envio de un par de correos electrónicos ha generado en Madrid la percepción de que el inquisidor Pablo Llarena ya no tiene de que preocuparse por demanda en su contra presentada por el represaliado político catalán Carles Puigdemont ante los órganos de justicia belga.

Pues bien, en El Nacional han tenido a bien publicar este texto que va a causar preocupación en más de un togado español y mucho español

Lo mejor de todo es que al final de cuentas la revuelta catalana está terminando por exhibir la podredumbre del régimen borbónico franquista hasta en los lugares más insospechados, lo que no podemos mas que agradecer desde Euskal Herria

Tomen pues sus palomitas y disfruten:


Elisa Beni

No soy más cinéfila de lo que somos todos cuando apreciamos una película inteligente o agradecemos pasar un buen rato. Eso no evita que mi archivo mental me ponga título instintivamente a la realidad en muchas ocasiones. Estos últimos días he pensado muchas veces en Dustin Hoffman y Robert De Niro. Muchas. No sé si recordarán aquella cinta nominada a los Oscar en la que un avispado asesor presidencial norteamericano, interpretado por De Niro, intentaba ocultar un escándalo sexual del presidente surgido unas semanas antes de las elecciones y para ello contrataba a un surrealista productor de Hollywood, el gran Hoffman, que le ayudaba a montar una inexistente guerra con la recóndita Albania, con héroe americano incluido, para desviar la atención. En España se estrenó como La cortina de humo, pero su título original era Wag the Dog. ¿No la han visto? Se la recomiendo, aunque en los tiempos que corren quizá no les haga falta ni ir a las salas de cine. “¿Por qué el perro mueve la cola? Porque es más listo que su cola. Si la cola fuera más lista, la cola movería al perro”, es una de las frases que inmortalizó la cinta.

Cuando la cola intenta mover al perro, pasan cosas de todo tipo. La tormenta perfecta de la traducción pretendidamente falsificada que desactivaba la demanda belga contra el juez Llarena y que pretende inhabilitar y hasta condenar a los abogados que han diseñado e implementado su defensa, era desde un principio un movimiento convulsivo de la cola. Ayer se constató en Bruselas lo que ya habían repetido los abogados belgas y españoles una y otra vez: el error material se subsanaría y aquí paz y después gloria. Ni la demanda se venía abajo por ello ni ello tendría mayor consecuencia en un procedimiento que, tenga éxito o no, no se basa en un condicional o una afirmación sino en el hecho de si el magistrado instructor asumió con sus palabras privadas dichas en un ámbito privado que la tesis de las defensas no puede ser cierta. Un planteamiento estratégico que siempre ha pretendido hacer sentir a los que se creen intocables que quizá no lo sean tanto como piensan. Y así exactamente se lo han tomado.

Créanme que cuando el sábado pasado hablé con Maître Marchand, mi nivel de francés me permitió interpretar en su tono de voz hasta qué punto le parecía enloquecida la polémica por la que le preguntaba. Él me aseguró que tal error al traducir del español a Llarena se había cometido en su despacho y que solo era consecuencia de las mecánicas que se establecen cuando se trabaja en equipo con el mismo documento. Lo cierto es que,a pesar de considerarlo totalmente innecesario, los abogados han realizado un autochequeo de sus mecánicas de trabajo y han encontrado la causa del error. Según me refieren, hubo esa traducción y luego un texto mejor traducido que se envió por correo electrónico al abogado que estaba montando el documento final para que sustituyera uno por otro. Todos estos correos existen y documentan la fecha y la hora en la que se producen. Finalmente, al destinatario se le pasa hacer ese cambio en el documento final o bien el documento que se considera final y se envía a traducir es uno anterior a ese cambio. Poco va a importar. La cola ha iniciado su convulsión y no es fácil que pare ahora. Una de las cuestiones que más me indignan de todo este asunto es que está dejando al descubierto cómo no importa hacer rechinar los mecanismos del sistema jurídico e institucional español con un único objetivo final. El fin justifica los medios sin importar si eso gripa el estado de derecho. No es la primera vez que sucede pero la cuestión catalana lo está elevando a su máxima potencia. Van a por ellos y ello incluye ir a por aquellos que los defienden con todos los medios a su alcance en uso del legítimo derecho de defensa. Sin ningún pudor.

La demanda risible, la que era meramente instrumental para una recusación, la que fue motivo de chanza, llevó finalmente al juez Llarena a hacer un uso espurio de la institución del amparo para cubrirse las espaldas y, sobre todo, los bolsillos. Al presidente del CGPJ, no se le cayeron los anillos a la hora de concedérselo fuera de plazo. Cuando el ministerio estudió el caso y estimó, acertadamente, que solo si era la jurisdicción española la puesta bajo la lupa extranjera y no un acto privado del juez tendría sentido utilizar dinero público, fueron las fuerzas de la brigada judicial las que movilizaron y buscaron un cambio político del Gobierno. Fue Cándido Conde-Pumpido, magistrado del Tribunal Constitucional, el que movilizó a Borrell y consiguió el cambio de relato gubernamental. Poco importó que él mismo esté abocado a estudiar los recursos de los procesados si estos se producen.

Tras eso llegó la batalla de la traducción, la denuncia ante el Colegio de Abogados de Madrid por parte de un surrealista eurodiputado tránsfuga y, lo que es más alucinante, el pronunciamiento inédito del decano de los abogados madrileños para, él solito porque él lo vale y sin el respaldo de su Junta, “amparar” a un juez y, puesto en primer tiempo de saludo, mostrarse fiel a la consigna mayoritaria. Prietas las filas. Lo malo es que su tarea es amparar a los abogados y es el letrado Gonzalo Boye el que se lo ha pedido tras haber recibido amenazas y descalificaciones por motivo de quiénes son sus clientes y la defensa que les proporciona. No queda ahí la cosa. Acaba de saberse que un llamado Movimiento 24DOS se querellará contra la juez belga, los demandantes y Gonzalo Boye por los supuestos delitos de prevaricación, usurpación de funciones y presentación de traducción falsa. Es cosa notable que tal anuncio lo haya hecho el abogado Nicolás González-Cuéllar, el amigo entrañable de Manuel Marchena, presidente de la Sala 2 del Tribunal Supremo y encargado hasta ahora —veremos qué pasa con la recusación, pero me lo imagino— de presidir el juicio.

Las cuadernas madrileñas crujen. No están usando a los titulares sino al ejército de colaboradores en la sombra. Van a por ellos. La cola quiere mover al perro y no sé si se dan cuenta de que, entrando en esta dinámica, dinamitan todos sus argumentos contra la ilicitud de la defensa emprendida por Puigdemont y los exconsellers. Tampoco les importa la lógica porque ya han tocado a rebato y han llamado a los reservistas. Ahora se trata de ver quién es verdaderamente más listo.






°

martes, 4 de septiembre de 2018

Entrevista a Imanol Caneyada

México conmemora fechas trágicas casi todos los días. Una población presa de las veleidades de una clase política corrupta y violenta recrea y revive tragedias un mes sí y el otro también: Tlatelolco, Aguas Blancas, Acteal, Tlatlaya, Atenco, Nochixtlán, Ayotzinapa, Tanhuato.

De entre tantas tragedias provocadas por la corrupción tan característica del vetusto régimen destaca una, la de la Guardería ABC en Hermosillo, estado de Sonora. En la fatídica fecha del 5 de junio de 2009 decenas de familias fueron afectadas de forma por demás espantosa cuando sus pequeños hijos e hijas murieron en en incendio de una instalación que no cumplía con los requisitos mínimos de seguridad para su operación. Pronto se supo una verdad demoledora, la propietaria era familiar cercana de Margarita Zavala Gómez del Campo, la esposa del entonces presidente de México Felipe Calderón Hinojosa, culpable del clima de violencia que ha engullido al México los últimos 12 años.

Pues bien, con respecto a la Guardería ABC les presentamos esta entrevista publicada por Dossier Político acerca de un escritor vasco avecindado en Sonora que ha publicado un libro basado en los hechos:


El autor de origen vasco Imanol Caneyada  nos habla sobre su más reciente novela “49 Cruces Blancas” (Planeta), en la que toca un tema real como lo es el incendio de la Guardería ABC, pero confeccionado de ficción

Las huellas del incendio sucedido el 5 de junio de 2009 en la Guardería ABC de la ciudad de Hermosillo, Sonora, siguen presentes en la actualidad. ¿Negligencia, corrupción, hacerse de la vista gorda, chivos expiatorios? Las respuestas puede que se encuentren en este libro llamado “49 Cruces Blancas. La novela de un incendio que no acaba de extinguirse”, en el que su autor Imanol Caneyada insiste que es ficción, pero es innegable que los involucrados, desde la Presidencia de México hasta los juzgados, aparecen en ella con su debido grado de responsabilidad, la cual por supuesto nadie pagó con cárcel, o al menos quienes deberían, por la muerte de 49 niños.

En entrevista, el escritor norteño por adopción nos dibuja su panorama sobre la tragedia, tomando como personaje clave a un abogado y ministerio público venido a menos llamado José González, mejor conocido como “Pitic”.

-Eres sonorense por elección, pero de origen vasco. Al leer tu más reciente libro me imagino que es escrito por alguien puramente local, de Hermosillo, sin embargo, me gustaría saber ¿cómo es que llegaste a México y terminaste involucrado en un libro como éste, que aborda un tema que aún duele?

-Tengo ya muchísimos años en México y buena parte de esos años en Sonora. He asimilado la cultura mexicana e idiosincrasia y mi trabajo literario es desde esa experiencia. El haber nacido en España para mí ya queda lejos, sin plan previo me quedé en México y cuando quise darme cuenta ya vivía y me adapté a este país con sus contradicciones y virtudes. Sobre el libro, es un hecho (el incendio de la Guardería ABC en 2009) que como periodista y ciudadano me tocó estar cerca de Hermosillo y sí es mucho más doloroso de lo que creemos.

-¿Qué te llevó a hacer ficción de una historia real como ésta?, en la que aún se siente el calor de las cenizas a casi una década de la tragedia.

-Digamos que no tenía gran cosa que aportar desde la perspectiva de la investigación periodística y documental. Y por otro lado, desde el género de la novela, ha sido algo que nos ha permitido entrar en contacto con la vida íntima de los individuos a través de lo que llamamos personajes, que por más que sean de ficción, para los lectores son seres de carne y hueso que tienen importancia en nuestra vida. Eso es la gran aportación de la novela en términos históricos y humanos, el presentarnos como individuos con una dimensión que tal vez el periodismo documental no puede darnos. Me interesaba más este aspecto que el dato duro que pudiera arrojar más o menos luz sobre el caso, al final asumo que la novela puede ser ese instrumento. Y al final esto me apasiona hacer, escribir.

-Al abordar la historia nos haces sentir en la piel de José González “Pitic”, ¿cómo lograste esa conexión y qué tan fácil o difícil fue desarrollar este personaje?

-Al principio fue difícil, porque no encontraba el personaje que contara la historia. Lo que me pasaba es que contaba la historia desde mi propia indignación, como autor desde mi propio coraje y rabia. Y me di cuenta que si quería contar una historia más y literatura sobre todo, tenía que encontrar una voz narradora que me permitiera distanciarme y acercarme paulatinamente a la tragedia. Entonces fue que encontré a este personaje sínico, nihilista, fracasado, con una relación con la tragedia totalmente lejana, ha sido víctima y victimario de este sistema perverso que en la novela tiene que enfrentar. Es un personaje muy de novela negra, lo que me permitió ir acercándome a la tragedia con una visión más global, en lugar de haberla contado desde la voz doliente de la víctima.

-Desde Daniel Karam, Felipe Calderón, Margarita Zavala, Molinar Horcasitas, Claudia Pavlovich, Eduardo Bours hasta el peritaje Smith, ¿cómo tejiste la historia para contar la verdad y además poner un poco de tu imaginario, sobre todo al tocar estos nombres y el peritaje?

-Esta información dura corresponde con la realidad, es algo que tenía y había acumulado, no tanto pensando en escribir una novela, sino por mi propio oficio como periodista. Una vez que recuperé esa información y reuní determinados datos, me concentré en escribir una novela de forma que su dinámica iba de alguna manera exigiendo esta información puntual que tiene que ver con la realidad y que tiene que ver con el caso de la guardería. Así que puse al servicio de la novela, de la historia y de los personajes, de la estructura y de la trama, la información (alguna quedó fuera porque iba a romper con el ritmo de la novela), así que todo iba en función del mecanismo ficcional del relato. Al principio corría el riesgo de que la novela se pusiera al servicio de esos datos reales, con lo cual podría naufragar la novela y convertirse en un híbrido entre crónica periodística y novela, al final entendí que lo que tenía que hacer era una novela y que esa información iba a apuntalar la historia pero el objetivo no era tanto dar a conocer esa información, porque no son primicias.

-Otra de las cosas que me gustaron es la forma en que ambientas cada escenario, cuidando cada detalle, ¿eso fue una forma de adentrarnos de manera sutil en la tragedia?

-Sí, tiene que ver con eso y tiene que ver que a medida que escribía la novela la ciudad se convertía en un personaje. Descubría que la novela era también sobre ¿qué era lo que le había pasado a esa ciudad después de una herida tan profunda y sangrante?; ¿qué había sido de nosotros? En ese antes y después del incendio, de manera que Hermosillo se convierte en un personaje y esta organicidad de la ciudad me obliga a ver cada uno de los aspectos que menciono, porque dejó de ser un escenario para transformarse en un ente presente.

-¿Hay conexión personal con lo que describes en el libro, como los libros que lee “Pitic” o la música que escucha, y te reflejas en el texto?

-En algunas cosas sí. La decisión de que Pepe “Pitic” tenga estos gustos musicales tiene que ver por ejemplo con algo muy simple, pero a mí me sorprendió mucho cuando yo llegué a Sonora (en 1997), encontrar a gente más o menos de la generación del personaje -que es de mi generación- con el conocimiento que tenían del rock en español, de bandas mexicanas, argentinas, chilenas y españolas, y esto fue como un guiño, un homenaje al personaje que crece escuchando esta música y por eso se me antojó armar una banda sonora con estas circunstancias. Pero sí hay cuestiones como los gustos literarios que están un poco enfrentados a mí como autor, se los presto al personaje y tiene ciertas visiones políticas, sociales y filosóficas. En otros muchos aspectos es muy independiente “Pitic”.

-Por último, ¿la gente encontrará un bálsamo en tu libro, es decir respuestas o consuelo?

-Hasta ahora la reacción de los lectores que han interactuado conmigo en redes sociales o en presentaciones, bálsamo y consuelo no han encontrado. Sí han encontrado impotencia, coraje, dolor. De alguna manera ese dolor contribuye a mantener la memoria viva, porque lo peor que podemos hacer no solamente en esta tragedia, sino en muchas otras que nos han pasado, es olvidar. El olvido está presente en la novela todo el tiempo, la posibilidad del olvido y la necesidad de recordar a pesar de que tal vez la memoria ahorita en lo inmediato no nos parezca útil más que para sufrir, yo creo que a la larga la memoria puede ser la única posibilidad para que no sucedan otra vez tragedias como esta y vayamos transformándonos como sociedad.

Sobre el autor

Imanol Caneyada es narrador y periodista de origen vasco pero sonorense por decisión. Nació en San Sebastián en 1968 y vive en México desde hace 28 años. Aquí adquirió la nacionalidad y ha desarrollado su trabajo periodístico y literario. Entre sus libros están “La nariz roja de Stalin”, ganador del Premio Regional de Cuento de Ciudad La Paz en 2009; “Los confines de la arena” e “Historias de la gaya ciencia ficción”, entre otras novelas como “Hotel de arraigo”, acreedora al Premio Nacional de Literatura José Fuentes Mares en 2015.






°

lunes, 3 de septiembre de 2018

Hegoalde y el Terror Franquista

En la estela de lo escrito en medios de comunicación acerca de la exhumación de los restos mortales del bestial dictador muy español y mucho español Francisco Franco, les compartimos este reportaje dado a conocer en El Diario, mismo que nos habla de las ya casi dos décadas de intensa labor desarrollada en la Euskal Herria peninsular con respecto al rescate y defensa de la memoria histórica.

Aquí la información:


El País Vasco y Navarra se encuentran a la vanguardia en dignidad y Memoria Histórica gracias al trabajo conjunto con asociaciones como la Sociedad de Ciencias Aranzadi, que ha trabajado sobre 100 fosas comunes en ambas comunidades, pero también sobre Burgos, Mallorca, Palencia o Madrid

Luis Miguel Barcenilla

Con la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa, la exhumación del dictador Francisco Franco para su traslado fuera del Valle de los Caídos se ha convertido en una de las prioridades de su hasta ahora breve legislatura. Este hecho podría abrir las puertas a la consolidación de una Memoria Histórica hasta ahora olvidada por el anterior Gobierno, al que desde los Presupuestos Generales de la legislatura y media de Mariano Rajoy no se destinó ni un solo euro. En este debate y en este aspecto, Euskadi lleva algunos pasos de ventaja y 18 años de trabajo en la Memoria Histórica, sobre todo en lo que respecta a exhumaciones de los caídos durante la guerra civil española.

La Sociedad de Ciencias Aranzadi, con entonces Juan José Ibarretxe como lehendakari del Gobierno vasco, puso en marcha en 2002 un plan para atender a las familias afectadas por las desapariciones y ejecuciones de la Guerra Civil y la dictadura franquista. Aranzadi ya comenzó a trabajar en exhumaciones, en investigación y análisis en el año 2000 colaborando con diferentes asociaciones de Memoria Histórica. Desde la Sociedad de Ciencias Aranzadi se responde a las necesidades y peticiones de los familiares, de las instituciones municipales y de las diferentes Asociaciones, sobre todo en Navarra y Euskadi, donde se han establecido fuertes lazos con los gobiernos. Pero Aranzadi no restringe su trabajo a estos territorios y también trabaja en exhumaciones del resto del Estado.

La Memoria Histórica vasca cuenta con el apoyo del Ejecutivo desde entonces, recibiendo subvenciones que en casos puntuales como 2012 o 2013 rondaban los 200.000 euros destinados a hacer frente a proyectos "en materia de recuperación de la Memoria Histórica". Sin olvidar el convenio suscrito en 2006 desde el Gobierno vasco con la Sociedad de Ciencias Aranzadi de 75.000 euros anuales. Actualmente, en el ejercicio de 2018, las ayudas que otorga la Lehendakaritza a la Memoria vasca de forma general, rondan los 72.000 euros según los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Euskadi. En adición, durante el año 2014, el Parlamento vasco aprobó la creación del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos (Gogora). Esta entidad tiene el objetivo de “preservar y transmitir una memoria crítica con fines divulgativos y pedagógicos”.

Por todo esto, la Memoria Histórica de Euskadi ha ido siempre unos pasos por delante de la mayoría de las comunidades autónomas del resto del Estado español y se posiciona como una de las más consolidadas, sobre todo, en la búsqueda e identificación de víctimas de la guerra civil española y el Franquismo. Antes del inicio de los cursos de verano organizados por la Universidad del País Vasco este 2018 en materia de exhumación, el forense que encabeza Aranzadi, Paco Exteberria, así lo explicaba: “Habrá presencia internacional de congresistas. A ellos, personalmente les quiero decir que es injusto que cuando el relator de Naciones Unidas visita España y dice lo que dice para España en sus informes periódicos. Es injusto para el País Vasco. Que no nos comparen con otros sitios en los que no se ha hecho nada porque aquí sí que hemos tenido políticas de Memoria Histórica”. Para Paco Etxeberria, las exhumaciones y la Memoria Histórica como tal son un ensanchamiento de los derechos humanos, así como un fortalecimiento de la democracia.
Vascos caídos fuera de Euskadi

La Plataforma Vasca para la Querella contra los crímenes del franquismo reclama al Gobierno de Pedro Sánchez que se exhumen y trasladen a Euskadi los restos de "más de un millar de vascos" que se encuentran enterrados en el Valle de los Caídos. Eduardo González, miembro del colectivo, ha considerado, en declaraciones para Europapress, que están surgiendo este verano "muchas noticias contradictorias" sobre lo que piensa hacer el Ejecutivo del PSOE con el mausoleo. "Nosotros no solo tenemos que pensar en la exhumación de Franco, sino en los mil y pico vascos que hay allí enterrados". "Nosotros queremos en casa a los vascos que están enterrados en el Valle de los Caídos, a los que están en Santander, en Asturias, en Galicia, en Cataluña, en Levante y a los que fusilaron en la Almudena de Madrid", ha apuntado. González ha sentenciado que hay ciertos partidos políticos que podrían rechazar esta petición, llegando a señalar a Ciudadanos como "neofalangistas de ideas viejas con imagen renovada" y al PP de partido con lastre histórico.

En Euskadi están localizados alrededor de  ochenta enterramientos resultado de la Guerra Civil: 20 en Álava, 28 en Bizkaia y 32 en Gipuzkoa. “La idea es poder investigarlas todas, es un trabajo que se puede acometer, en lo que a la exhumación se refiere", anunció durante la presentación del Plan Vasco 2015-20 el forense Paco Etxeberria. Un plan destinado investigación y localización de fosas, para la búsqueda e identificación de las personas desaparecidas durante la Guerra Civil. Emilio Silva, de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica, explicaba en una entrevista que “el Gobierno vasco exhuma cada fosa que conoce, automáticamente. Ha habido varios gobiernos, pero las políticas no han cambiado”.

Aranzadi también impulsa homenajes para garantizar, en palabras de Etxeberria, una “equiparación en derechos” para todas las víctimas y un “ensanchamiento” de la democracia. También organiza exposiciones pedagógicas y otras actividades para concienciar a la población sobre la dignidad de los desaparecidos y sus familiares.

Aranzadi en tierras vasco navarras

La última exhumación realizada por la Sociedad de Ciencias Aranzadi se llevó a cabo el pasado 20 de agosto en Artaiz (Unciti). Dos jóvenes caídos en el golpe militar de 1936 afloraban en territorio navarro. Pero si existe un lugar donde la Fundación Aranzadi ha trabajado, está trabajando y seguirá trabajando, ese lugar son las inmediaciones del Fuerte del monte de Ezkaba (Navarra), de donde 795 presos intentaron huir de la tortura y las enfermedades. De ellos, 206 fueron ajusticiados en la misma fuga. En Ezkaba se exhumaron cuatro cuerpos el pasado 3 de agosto. Al menos otros 25 ejecutados durante las fugas fueron hallados por Aranzadi durante los años de trabajo anteriores. En 2015, el Gobierno navarro firmó un convenio similar al vasco con Aranzadi enmarcado en su programa “Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos”. Este presupuesto destinaría 75.000 euros a exhumaciones, por las que Aranzadi considera que “no en vano, el programa ha permitido recuperar 71 cuerpos, 21 devueltos a sus familiares”.

En Euskadi, la Sociedad de Ciencias Aranzadi ha recuperado cerca de 120 restos en 42 exhumaciones, identificándose a 38 víctimas, gracias en gran medida, al acompañamiento del Gobierno vasco desde 2002. En Bizkaia, la última exhumación se realizó en Zeanuri, cinco caídos y enterrados en una trinchera. En Araba, el último trabajo de recuperación se realizó en Legutio, al parecer son los restos de un combatiente de la llamada Batalla de Villarreal por la que se quería tomar la ciudad de Vitoria-Gasteiz, donde los historiadores cifran un millar de muertes y 3.000 personas heridas. En Gipuzkoa, las exhumaciones más recientes llevadas a cabo por parte del equipo Aranzadi se remontan al pasado año, en el monte donostiarra de Txaldatxur, donde se halló un combatiente republicano en una zona históricamente preparada para el ataque franquista en los comicios del golpe militar de 1936.

La políticas de Memoria Histórica vascas y navarras, en gran medida gracias al esfuerzo de asociaciones como Aranzadi, resultan modélicas. La ONU lleva advirtiendo al Estado español, desde 2013, de la necesidad del trabajo en excavar cunetas y sacar a los asesinados en la Guerra Civil y durante la dictadura de Franco. El territorio español es el que más fosas comunes posee en Europa. De hecho, según informes, la denominadas “desapariciones forzadas” que dejó la guerra y posterior dictadura de Franco, únicamente se ven superadas por las “desapariciones forzadas” de Camboya, es decir, España es el segundo país con más fosas comunes del mundo. Se identifican, según indican desde el Ministerio de Justicia, al menos 2.382 fosas comunes en todo el territorio español.

Aranzadi también fuera de Euskadi y Navarra

La Sociedad de Ciencias Aranzadi ha participado recientemente en proyectos en Parasimon (Asturias) donde colaboró en la exhumación de doce víctimas; Burgos, donde se hallaron más de 70 cuerpos en cuatro fosas diferentes, cuerpos de fusilados en la cárcel burgalesa. Esta exhumación, donde participó Aranzadi, la UPV/EHU, la Coordinadora para la Memoria Histórica de Burgos y otras asociaciones, fue financiada a través de un ‘crowdfunding’, es decir, a través de ayudas voluntarias y desinteresadas mediante Internet. Cerca de esa fosa, en Palencia, ya se rescataron hace siete años un centenar de cuerpos “inhumados por el fascismo de Franco”, como expresan desde Aranzadi, concretamente en un antiguo cementerio, lamentando no haber encontrado los 250 ejecutados que se hallan en las listas. También la Sociedad de Ciencias Aranzadi colaboró en Porreres (Mallorca), donde se encontraron 14 cuerpos, 14 cuerpos esta vez identificados. Una de las últimas actuaciones de Aranzadi fuera de Euskadi y Navarra fue en Alcalá de Henares (Madid), el pasado junio, donde se hallaron los restos del histórico dirigente comunista Jesús Carrera Olaskoaga que posteriormente fueron trasladados a su localidad natal, Hondarribia (Gipuzkoa), donde ahora descansan. Según informó Aranzadi, Carrera fue arrestado y ejecutado tras una operación desarrollada con los servicios secretos de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial.

La Sociedad de Ciencias Aranzadi ha trabajado en un centenar de fosas comunes. Como puede resultar obvio, las provincias vasco navarras, a través de acuerdos con los municipios, son territorios donde Aranzadi ha intervenido en mayor medida. En Bizkaia, han trabajado en municipios como Amorebieta-Etxano, Zeanuri, Carranza, Elorrio, Galdakao o Gernika. En Gipuzkoa, Aranzadi ha actuado en favor de la memoria en Bergara, Irún, Zumarraga, Usurbil, Mutriku, Azkoita, Elgoibar, Azpeitia o Donostia. También el plan de exhumaciones se ha llevado a cabo en Araba en municipios como Amurrio, Laguardia, Zigoitia, Kuartango o Legutio. En el territorio navarro, Aranzadi ha trabajado sobre Tudela, Roncal, Erasun o el monte Ezkaba. Este último monte cobra relevancia por ser el lugar donde se produjo la fuga más multitudinaria de Europa, una fuga del Fuerte de San Cristóbal en 1938, en plena guerra civil española.






°

domingo, 2 de septiembre de 2018

Hemingway Traveler

Desde las páginas de Deia les traemos este reportaje acerca de un tema recurrente cuando se habla de Euskal Herria y su potencial para atraer a visitantes exóticos.

Lean ustedes:


Ernest Hemingway llegó por primera vez a Euskadi en 1923 y conoció una tierra inesperada. Se enamoró de sus gentes, de su cultura y de su gastronomía. La revista ‘Hemingway traveler’ refleja las huellas vascas del autor de ‘Fiesta’

Maite Redondo

De todos los visitantes conocidos que ha tenido Iruñea durante San Fermin, el más notable ha sido Ernest Hemingway. El escritor norteamericano, premio Nobel de Literatura en 1954, fue un habitual de la fiesta y del encierro y los dio a conocer al mundo entero. A Hemingway le apasionaban los toros, pasión que combinaba con su labor como periodista, novelista, viajero incansable y vividor.

Pero la vinculación del escritor con Euskadi fue mucho más profunda. Hemingway visitó en varias ocasiones diferentes localidades vascas, la última vez en el año 1960, cuando realizó una visita relámpago a Bilbao un año antes de su muerte. Incluso en agosto de 1959 (último año que disfrutó de los Sanfermines) se acercó a Urdaibai para visitar en el cementerio de Mundaka la tumba de su íntimo amigo el cura mundakarra Andrés Untzain.

Precisamente, en la Biblioteca de Mundaka ayer se presentó la revista Hemingway traveler, editada conjuntamente entre Nafarroa, la CAV y La Rioja, una publicación gratuita y con periodicidad anual, que busca “promover entre los viajeros este territorio a través de infinidad de combinaciones de viajes y escapadas con la imagen y singularidad de Hemingway como línea argumental”, según explica el periodista navarro Javier Muñoz, coordinador del proyecto Territorios Hemingway junto al escritor mundakarra Edorta Jimenez, gran conocedor de la figura del escritor norteamericano.

La publicación ofrece fotografías de Hemingway desde 1923 a 1960 y de los lugares en los que estuvo el escritor (todos ellos documentados) y que se pueden visitar actualmente. Todo ello se intercala con frases de Hemingway sobre cada ubicación y referencias a las ciudades y lugares, destacando sus características principales y eventos anuales.

Amistades vascas

“Hadley y yo estamos muy emocionados. El 5 de julio (1923) saldremos hacia Pamplona”. Fue la primera vez que Hemingway visitó el territorio vasco, según una carta recogida en esta publicación. “Euskadi formó parte de la vida de Hemingway, de sus novelas, cuentos, cartas y artículos. Aquí se hizo escritor. Aquí disfrutó de la pesca, de la mar, del vino, de la pelota, de la cultura, y por supuesto de la gastronomía. Esta pasión por la Tierra se transformó en amistad con sus gentes. Con el pamplonés Juanito Quintana, con la logroñesa María Teresa León, con el mundakarra Andrés Untzain, con el bilbaino Juan Duñabeitia o el vitoriano Paco Garay. Amistades que traspasarían el tiempo y la distancia”, se relata en Hemingway traveler.

Una pasión que le llevó a volver a Euskadi después de casi 20 años de ausencia obligada, ya que siempre expresó su repulsa hacia la dictadura franquista.

Bilbao, toros y pelota vasca

Tal y como recoge esta publicación, en agosto de 1959 Hemingway escribió una larga carta a Mary Welsh, su cuarta y última esposa, contándole su estancia en Bilbao. Una estancia que incluyó una cena en un magnífico restaurante vasco, donde estuvo con la actriz Lauren Bacall y otras amistades. Además, en el Bellas Artes, se conserva un cuadro pintado por su amigo José Mari Ucelay, que refleja la amistad que mantuvo el novelista con el marino mercante, el bilbaino Juan Duñabeitia.

Otra de las grandes pasiones de Hemingway fue la pelota vasca, lo que le llevó a acudir a una exhibición de cesta punta en el frontón de Artxanda. Un mundo en el que se introdujo a través de la amistad que entabló en Cuba con Paco Garay. Según se relata en Hemingway traveler, “todos los pelotaris vascos se juntaban los miércoles en Finca Vigía, la casa del escritor en ese país, para disfrutar de su patria y sus tradiciones. Los habituales eran los hermanos Ibarluzea, Patxi y Julián, y Félix Areitio, apodado Ermua. De hecho, Hemingway celebró en La Habana su 40 cumpleaños con todo el cuadro de pelotaris vascos de Cuba”.

“Entre los pelotaris vascos cuento con mis más y mejores amigos”, llegó a decir en 1945. Poco tiempo antes de morir, en 1959, Ernest Hemingway visitó también Urdaibai para conocer el hogar de sus amigos vascos: la iglesia Untzain en Kanala, el lugar de nacimiento de Juan Duñabeitia, Simbady la tumba de Untzain en Mundaka.

Donostia

“San Sebastián tiene algo peculiar, parece que siempre acaba de amanecer. Siempre se respira fresco”, aseguraba el escritor. Donostia fue uno de los lugares favoritos de Hemingway, en la época más creativa de su carrera. “En la ciudad, escribió y corrigió, pensó y dio vueltas a sus ideas. The Sun also Rises, conocida como Fiesta, la acabó de escribir allí y en Hendaia.

“La Concha era una de sus playas favoritas. Numerosas fotografías de los años 20 lo dejaron retratado en bañador junto a su esposa Pauline Pfeiffer y su amigo el pintor Waldo Peirce”.

En Gasteiz, donde se detuvo varias veces a lo largo de varios años para reponer fuerzas, visitaba siempre la catedral de Santa María. El 7 de julio de 1959, junto a la cuadrilla de amigos que viajaba, pararon y se fueron a cenar, posiblemente al restaurante Garmendia.

Iruñea, la mejor tierra

Pero fue, sin duda, Iruñea la ciudad que más visitó el autor de ¿Por quién doblan las campanas?. “Es una lástima que Van Gogh no llegara a pintar Navarra”, escribió para mostrar su admiración por la capital navarra. Para Hemingway, “Pamplona es una elegante ciudad. La mejor tierra que jamás haya visto”.

El escritor y su esposa Hadley Richardson, que se encontraba embarazada del que sería su primer hijo, llegaron por primera vez a Iruñea el 6 de julio 1923. “Acudieron porque la escritora Gertrude Stein les recomendó la ciudad para disfrutar de una segunda luna de miel”. “El 18 de julio de 1923 escribe una carta en la que explica que “acabamos de regresar de Pamplona, de la mejor semana de nuestras vidas... En 1924 se siente en Pamplona como en su casa. Y en 1925 toma la decisión que cambiaría su vida. Las fiestas de San Fermín le ofrecen una serie de historias entrecruzadas y de personajes que le lanzan a escribir su primera gran novela: Fiesta”, relata Hemingway traveler.






°

viernes, 31 de agosto de 2018

No Te Arrimes a Arrimadas

Les compartimos esta joya de Facebook acerca de recientes acontecimientos acaecidos en Catalunya:

Titular de los medios de la Srta. Pepis: Un secesionista malo, muy malo, agrede a una española buena, muy buena, que limpiaba el molesto amarillo del mobiliario urbano barcelonés.

¿Muy lamentable, verdad? Pues no… Uno, que ya desconfía hasta del Mundo Deportivo, os cuenta la verdad. ¿Qué pasó realmente?

1.- Un ciudadano español y mucho español pasea por la calle.

2.- Una mujer rusa amiga de los muy y mucho españoles, retira lazos amarillos en la Ciutadella.

3.- El ciudadano muy y mucho español, confundiendo a la rusa con una perversa indepe poniendo lazos, la asalta violentamente.

4.- La mujer rusa, nerviosa, se defiende en ruso (suelen hacerlo los rusos).

5.- El hombre español y mucho español, al oir ruso cree que le están insultando en catalán, y se abalanza contra la rusa amiga de los muy y mucho españoles.

Titular real: Dos fachas, un poco memos, se lían a guantazos en Barcelona.

Y va C’s, y organiza una concentración de condena a la violencia independentista.

Y ahí, unos españoles y mucho españoles, creyendo que les filmaba TV3 (suele hacerlo en Catalunya) pillan a un pobre cámara español y mucho español de una cadena de TV española y mucho española, y lo agraden en una manifestación en contra de las agresiones.

Los asistentes fueron todos españoles y mucho españoles, y como buen español y mucho español, el agresor de la rusa también asistió, ¿A qué? ¡A manifestarse contra él mismo!

Moraleja: No te arrimes a la Arrimadas o acabarás a bofetadas…






°