viernes, 30 de agosto de 2013

Cronopiando | Deseo para una Masacre

Con su infalible e implacable pluma Koldo Campos aborda el tema de la situación en Siria:

Deseo  para una masacre

Koldo Campos Sagaseta | Cronopiando

No, no tengo poderes sobrenaturales, ni satélites a mi  servicio que me informen al instante de cuantas moscas sobrevuelan ahora mismo  el área sur de la Casa Blanca. Tampoco dispongo de un equipo de inspectores que  se desplacen a una perdida jungla o a un recóndito paraje al otro lado del mundo  a averiguar algún oculto enigma, ni disfruto de un surtido grupo de sesudos analistas que me instruyan al respecto de cualquier dilema, pero mucho antes de que el presidente de los Estados Unidos y su habitual corte de aliados llegaran  a saber que en Iraq no había armas de destrucción masiva, yo ya lo sabía.

Solo, en un pequeño pueblo de Euskalherria, sin más informaciones que  las que los grandes medios de comunicación tergiversaban o escondían, sin otra asesoría que la de mi panadero, sin otro contertulio que el vecino y sin necesidad de moverme de mi casa, siempre supe que Iraq no disponía de las mentadas armas y que, en cualquier caso, ninguna importancia tenía porque con independencia de que así fuera la suerte de Iraq estaba decidida.

Vuelve a repetirse la historia y los pretextos con la única variable del nuevo país  llamado a padecer la canallada. Ahora le ha correspondido a Siria.

Yo sigo  en el mismo pueblo y dispongo de los mismos informantes, del mismo panadero y vecino. Y sé que poco importa lo que los inspectores vayan a resolver, los  mismos que meses antes, por cierto, ya habían denunciado el uso de armas quínicas por quienes los medios de comunicación tildan de “rebeldes” precursores  de nuevas primaveras árabes tan florecidas como la egipcia, la libia o la  tunecina y que les habían sido suministradas, precisamente, por Estados Unidos y  sus monárquicas alianzas en la zona.

Sobre Siria van a vomitar su infierno  por más insensato que resulte su artero procedimiento en relación a los fines  que mienten.

Dan asco, repugnan y sólo se merecen que el mismo horror que  desatan lo padezcan, que toda la miseria que siguen generando la sientan y la  sufran, que sus letales bombas les estallen en sus genocidas manos, que su  diluvio de fuego les abrase sus cínicas sonrisas, y que desaparezcan de la faz  de la tierra y con ellos su maldita memoria.

Y que así sea hasta que pueda  redimirse la esperanza de otro mundo posible en el que los canallas no decidan  las agendas de la paz y la guerra que aún no es, ni pongan hora a la vida y a la  muerte que será.






°

jueves, 29 de agosto de 2013

Reflexiones de Fidel | La Mentira Tarifada

Nuestros amigos del Movimiento Mexicano de Solidaridad con Cuba nos hacen llegar la reflexión del Comandante Fidel con respecto a la situación de Edward Snowden:

Reflexiones de Fidel: La mentira tarifada

(El líder de la Revolución Cubana asegura que Snowden «prestó un servicio al mundo al revelar la política repugnantemente deshonesta del poderoso imperio que miente y engaña al mundo. Con lo que no estaría de acuerdo es que alguien, cualesquiera que fuesen sus méritos, pueda hablar en nombre de Cuba»)

Me mueve a escribir el hecho de que muy pronto ocurrirán acontecimientos graves. No transcurren en nuestra época diez o quince años sin que nuestra especie corra peligros reales de extinción. Ni Obama ni nadie podría garantizar otra cosa; lo digo por realismo, ya que solo la verdad nos podría ofrecer un poco más de bienestar y un soplo de esperanza. Hemos llegado en materia de conocimientos a la mayoría de edad. No tenemos derecho a engañar ni a engañarnos.

En su inmensa mayoría la opinión pública conoce bastante sobre el nuevo riesgo que está a sus puertas.

No se trata simplemente de que los cohetes cruceros apunten hacia objetivos militares de Siria, sino que ese valiente país árabe, situado en el corazón de más de mil millones de musulmanes, cuyo espíritu de lucha es proverbial, ha declarado que resistirá hasta el último aliento cualquier ataque a su país.

Todos conocen que Bashar al Assad no era político. Estudió medicina. Se graduó en 1988 y se especializó en oftalmología. Asumió un papel político al morir su padre Hafez al Assad en el año 2000 y tras la muerte accidental de un hermano antes de asumir aquella tarea.

Todos los miembros de la OTAN, aliados incondicionales de Estados Unidos y unos pocos países petroleros aliados al imperio en aquella zona del Medio Oriente, garantizan el abastecimiento mundial de combustibles de origen vegetal, acumulados a lo largo de más de mil millones de años. La disponibilidad de energía procedente, en cambio, de la fusión nuclear de partículas de hidrógeno, tardará por lo menos 60 años. La acumulación de los gases de efecto invernadero continuará así creciendo a elevados ritmos y tras colosales inversiones en tecnologías y equipos.

Por otro lado se afirma que en el 2040, en apenas 27 años, muchas tareas que hoy realiza la policía como imponer multas y otras tareas, serían realizadas por robots. ¿Se imaginan los lectores cuán difícil será discutir con un robot capaz de hacer millones de cálculos por minuto? En realidad era algo inimaginable años atrás.

Hace apenas unas horas, el lunes 26 de agosto, despachos de agencias clásicas bien conocidas por sus servicios sofisticados a Estados Unidos, se dedicaron a difundir la noticia de que Edward Snowden se había tenido que establecer en Rusia porque Cuba había accedido a las presiones de Estados Unidos.

Ignoro si alguien en algún lugar le dijo algo o no a Snowden, porque esa no es mi tarea. Leo lo que puedo sobre noticias, opiniones y libros que se publican en el mundo. Admiro lo valiente y justo de las declaraciones de Snowden, con lo que a mi juicio prestó un servicio al mundo al revelar la política repugnantemente deshonesta del poderoso imperio que miente y engaña al mundo. Con lo que no estaría de acuerdo es que alguien, cualesquiera que fuesen sus méritos, pueda hablar en nombre de Cuba.

La mentira tarifada. ¿Quién la afirma? El diario ruso "Kommersant" ¿Qué es este libelo? Según explica la propia agencia Reuters el diario cita a fuentes próximas al Departamento de Estado norteamericano: "el motivo de ello fue que en el último minuto Cuba informó a las autoridades que impidieran que Snowden tomara el vuelo de la aerolínea Aeroflot.

"Según el rotativo, […] Snowden pasó un par de días en el consulado ruso de Hong Kong para manifestar su intención de volar a Latinoamérica vía Moscú."

Si yo quisiera podría hablar de estos temas sobre los que conozco ampliamente.

Hoy observé con especial interés las imágenes del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, durante su visita al buque insignia del destacamento ruso que visita a Venezuela después de su anterior escala en los puertos de La Habana y Nicaragua.

Durante la visita del Presidente venezolano a la nave me impresionaron varias imágenes gráficas. Una de ellas fue la amplitud de los movimientos de sus numerosos radares capaces de controlar las actividades operativas de la nave en cualquier situación que se presente.

Por otra parte, indagamos sobre las actividades del mercenario rotativo "Kommersant". En su época fue uno de los más perversos medios al servicio de la extrema derecha contrarrevolucionaria, la cual disfruta que el gobierno conservador y lacayo de Londres envíe sus bombarderos a la Base Aérea en Chipre, listos para lanzar sus bombas sobre las fuerzas patrióticas de la heroica Siria, mientras en Egipto, calificado como el corazón del mundo árabe, miles de personas son asesinadas por los autores de un grosero golpe de Estado.

En esa atmósfera se preparan los medios navales y aéreos del imperio y sus aliados para iniciar un genocidio contra los pueblos árabes.

Es absolutamente claro que Estados Unidos tratará siempre de presionar a Cuba como hace con la ONU o cualquier institución pública o privada del mundo, una de las características de los gobiernos de ese país y no sería posible esperar de sus gobiernos otra cosa, pero no en balde se resisten 54 años defendiendo sin tregua —y el tiempo adicional que fuera necesario—, enfrentando el criminal bloqueo económico del poderoso imperio.

Nuestro mayor error es no haber sido capaz de aprender mucho más en mucho menos tiempo.

Fidel Castro Ruz
Agosto 27 de 2013
8 y 34 p.m.






°

miércoles, 28 de agosto de 2013

El Ataque a Etxerat

Los grupos de choque al servicio del régimen español no paran en nada. La sede en Hernani de Etxerat, colectivo de familiares y amigxs de presxs políticxs vascxs, sufrió un ataque que puede ser fácilmente calificado como acto de terrorismo de estado. 

Al respecto, les compartimos esta nota publicada en Gara:


La sede de Etxerat en Hernani amaneció ayer cubierta de pegatinas contra los represaliados. Según explicó la asociación, los adhesivos, que cubrieron las paredes y los cristales del inmueble, pedían una «fosa común» para los presos vascos.

En una nota de prensa, los responsables de la asociación de familiares y amigos de los encarcelados explicaron que lo ocurrido «no tendría la menor importancia de no verse precedido por la campaña siempre activa contra nosotros». Una campaña que, tal como denunciaron, «se desató con mayor intensidad» tras la designación de Jone Artola como txupinera de las fiestas de Bilbo.

«Las acusaciones, las afirmaciones tendenciosas, e incluso las denuncias encabezadas por el señor Urquijo, que encontraron amplio eco en determinados medios de comunicación, presentaron a nuestra compañera y a todos nosotros, como un objetivo a erradicar, en el intento de criminalizar nuestra asociación y nuestras actividades», destacaron desde Etxerat.

Pese a las presiones y a las amenazas, que les hacen creer que el ataque de ayer no es un hecho aislado, desde Etxerat anunciaron que continuarán su labor, denunciando las vulneraciones de derechos que padecen los presos vascos. «Etxerat continuará siendo portavoz de este sufrimiento, y continuará aportando cuanto esté en su mano por la paz verdadera y la resolución del conflicto», destacaron.




°

Echeverría V. | Defender a Siria

Con su inefable pluma nuestro amigo Pedro Echeverría hace un llamado contundente a la defensa de Siria ante la más reciente aventura guerrerista por parte de la OTAN:

Defender a Siria

¡Defensa a Siria! ¡Mueran los guerreristas gobiernos de los EEUU y sus aliados!

Pedro Echeverría V.

El cínico secretario de Estado de EEUU, John Kerry, calificó el ataque “con armas químicas” este lunes como “imperdonable”  y agregó que el mundo ha prohibido por completo las armas químicas”. Kerry añadió que saben que "el régimen sirio tiene en custodia” tales armas y cohetes para utilizarlas. Señaló que Obama “tomará una decisión fundamentada sobre cómo responder a este uso indiscriminado” de armas químicas. Tiene opciones Obama: Disparar misiles crucero desde uno de los cuatro destructores navales destacados en el Mar Mediterráneo para atacar instalaciones de “comando y control” como búnkers, así como los medios que tiene el régimen sirio para utilizar armas químicas: baterías y lanzamisiles. No hay indicio de que los misiles destruirían los arsenales de armas químicas en sí” o la guerra total.

Sin embargo –contrario a lo dicho por EEU- Rusia apunta que “hay numerosas pruebas de que el “incidente” en Guta Oriental (la zona de la periferia de Damasco donde se produjo el ataque químico) fue un montaje de la oposición intransigente para culpar de todo al Gobierno” de Al Assad. El general Masud Jazayeri, miembro del Estado Mayor del Ejército iraní, también ha advertido de muy graves las consecuencias si EEUU lleva a cabo una intervención contra Al Assad.  Según Moscú, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, ha expresado a Kerry su "profunda alarma" por esta disposición de las Fuerzas Armadas estadounidenses a intervenir en Siria, donde Rusia tiene una base militar. Y ha añadido que una intervención sin la autorización de la ONU constituiría una “grave violación del derecho internacional”.

¿Cómo justificar otra invasión asesina yanqui sino creando mentiras acerca de las terribles amenazas al mundo? ¿Acaso los pretextos de las invasiones de los EEUU en Vietnam, Kosovo, Afganistán, Irak, pueden olvidarse?  Siria apenas cuenta con 19 millones de habitantes, sin embargo es vecina de Israel, de Irak, Chipre, Arabia Saudita, Turquía y está situada al alcance de “cuatro destructores navales destacado por EEUU en el Mar Mediterráneo”; es decir, está ubicada en medio de las grandes ambiciones imperialistas de tipo militar: del establecimiento de bases nucleares para dominar la región y como estrategia de guerra para explotar recursos naturales como el petróleo. Las “armas químicas” usadas por Siria –como se sabe a través de todas las guerras- son uno de los pretextos para creencia de tontos que abundan.

Siria se autodefine –como lo hacen todos los países-  como República desde 1963. Diez años después se aprobó en un referéndum la Constitución que definía a Siria como República Democrática, Popular y Socialista basada, entre otros, en el socialismo árabe, los principios de igualdad ante la ley, libertad religiosa y propiedad privada.[ ] En 2012 se aprobó por plebiscito una nueva Constitución. [] Cada siete años se elige a un presidente, que debe ser musulmán; y cada cuatro, una Asamblea del Pueblo y un Consejo de Ministros.[] Según la Constitución, el presidente tiene poderes para nombrar y destituir a los vicepresidentes, al primer ministro y a los ministros. Es también comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, secretario general del Partido Baath Árabe Socialista y presidente del Frente Nacional Progresista del país.

Pretextos de EEUU para invadir, bombardear, dar un golpe de Estado o agredir a otros países o pueblos, pueden inventarlos o crearlos como quieran, por ello nunca debe creerse en los pretextos de los asesinos de siempre. ¿Cómo creerle a los EEUU si desde la primera y segunda guerra se transformó en el país más agresivo del mundo, en el policía mundial? ¿Habría algún mexicano que ignore que nuestro país ha sido saqueado, está siendo exprimido y sometido por los yanquis hace un siglo por lo menos? Bueno, me dicen los braceros: a nosotros no nos importa Siria o Irak; en EEUU me han dado trabajo y, aunque me exploten y me desprecien, aunque me persigan y tenga que vivir semi escondido, son los gringos los que me pagan para mantener a mi familia. ¿Qué hubiese hecho en México por nosotros donde el desempleo y la miseria predominan?

Por ello nuevamente debemos salir a la calle de todos los países del mundo a protestar contra el intervencionismo yanqui e inglés. No es la defensa masiva de los gobiernos de países asiáticos o africanos; no es la defensa maniquea de una ideología o bando de países,  sino la defensa de los pueblos que sufren invasiones y despojos de sus riquezas naturales. ¿Qué hacen los ejércitos y bases yanquis clavados en todos los continentes y en zonas esencialmente petroleras? Desafortunadamente los pueblos musulmanes no han logrado unificarse porque los países imperiales lo han evitado, pero el día que esto suceda será el derrumbe del imperio yanqui que ya tiene un siglo. Sin embargo, aunque los EEUU se desplomen como imperio, si el capitalismo sigue vivo los pueblos seguirán sufriendo la explotación y la opresión. Por ello la lucha tiene que continuar.






°

martes, 27 de agosto de 2013

Garzón en Venezuela

El talante de derecha de Baltasar Garzón, ese que realmente le caracteriza, ha aflorado en Venezuela.

Aquí lo que nos reportan desde Resumen Latinoamericano:

Nueva incursión del ex juez español Garzón en Venezuela Bolivariana: acaba de prologar libro de partidarios de Capriles

Carlos Aznárez

Un claro llamado de atención para quienes en Argentina y otros países latinoamericanos siguen arropando y cantando loas al comportamiento bipolar del ex magistrado.

Acaba de publicarse en Venezuela Bolivariana, de la mano de los sectores más recalcitrantes de la oposición al gobierno chavista de Nicolás Maduro, el libro "Estado Delincuente. (Como actúa la delincuencia organizada en Venezuela)", escrito por dos conspicuos miembros del staff del fascista Henrique Capriles Radonski. Se trata de Carlos Tablante y Marcos Tarre, quienes cuentan esta vez con el prólogo de Baltasar Garzón para este libelo que destila mentiras y odio al proceso revolucionario.

Carlos Tablante es el típico converso, ya que proviniendo del MAS (Movimiento al Socialismo) realizó un recorrido por izquierda hasta que llegó a ser gobernador del estado de Aragua, luego diputado y finalmente se sumó al coro de escuálidos que comenzaron a conspirar contra el gobierno revolucionario de Hugo Chávez. Actualmente, integra el movimiento Voluntad Popular, uno de los tantos satélites minúsculos que sostienen el accionar terrorista de Capriles.

Por su parte, Marcos Tarre es columnista habitual del diario ultra opositor "El Nazional", desde donde carga con munición gruesa contra cada una de las medidas progresistas del gobierno bolivariano, amén de haber sido parte de la diatriba de insultos cotidianos que este "periódico" lanzara contra Chávez durante todo su mandato.

Estos son los escribas que ahora, junto a su prologuista y "gran amigo" (como ellos lo caracterizaron) Baltasar Garzón, lanzan a la venta el engendro denominado "Estado Delincuente", El propio Tablante no oculta las intenciones del libro:  "Poner en el tapete el debate sobre las redes de la corrupción que se han ido consolidando en Venezuela, vinculadas a un conjunto de delitos, muchos de ellos con la participación de funcionarios de alto nivel, beneficiados por la impunidad. Se han ido creando  las condiciones de un Estado delincuente, donde  lo lícito se mezcla con lo ilícito y quien se empeña en realizar actividades legales, está permanentemente acechado, recibiendo las tentaciones de un estado corrupto”.

Garzón, que tiene larga fama en España de haber sido un juez represor, cómplice fundamental de darle cobertura a los apremios y torturas a presos vascos, catalanes y de otras nacionalidades, es viejo amigo de la oposición fascistoide venezolana, ya que en su momento participó activamente en la campaña de defensa del canal derechista RCTV. En ese momento, Garzón atacó a Chávez acusándolo de "cercenador de la libertad de expresión", lo que le valió una precisa respuesta del ex canciller Maduro y del dirigente del PSUV, Jorge Rodríguez: "Garzón es un payaso que viene a Venezuela a apoyar a los golpistas". (ver http://www.youtube.com/watch?v=Y7gjqSd2W2Q )

Ahora, el ex juez vuelve a insistir en su afán de adulador con el "caprilismo", y sin decir una palabra sobre los crímenes de la oposición hacia los militantes chavistas, sale a cantar loas a un libro que lo único que busca es atacar a un gobierno, que precisamente está encarando todo tipo de acciones para terminar con la delincuencia organizada y cuyas raíces están ancladas en políticos, empresarios y amanuenses del "caprilismo" y sus paramilitares.

Es interesante leer lo que dice otro "periodista" de "El Nazional", sobre el libro y el aporte de Garzón. Se trata de Héctor Faúndez, quien señala: "En el prólogo de este libro, Baltazar Garzón observa que Venezuela se ha aislado del resto de la sociedad internacional, y que ese aislamiento hace más difícil combatir el crimen organizado". Más claro, agua.

Cabe señalar también que Garzón actualmente está protegido por el gobierno argentino, cobrando un suculento sueldo por "asesorar" en derechos humanos. Por dinerillos similares, el ex juez asesoró a Uribe Vélez y al actual presidente Santos en Colombia, lo que provocó que varias organizaciones campesinas e indígenas lo repudiaran en su momento.  De la mano del diputado Remo Carlotto suele pasearse  por los foros locales para  hablar del "dolor" que le causan las violaciones de derechos humanos o de su "sensibilidad" frente "a la falta de libertad de expresión en el mundo" (justamente él que cerrara periódicos y radios en el País Vasco, con total impunidad, que enviara a varios periodistas a prisión, luego de padecer torturas por parte de la Guardia Civil española, precisamente por informar con veracidad). 

Garzon, que no deja un espacio internacional sin tocar, para blanquear su  pasado represor simulando ponerse "del lado de los perseguidos", cuando lo que realmente le interesa es montar shows publicitarios y mediáticos que endulcen aún más su egolatría armada con mentiras.  Si faltara algo para su carrera de "sumar medallas", recientemente recibió de las manos de la presidenta Cristina Fernández su documento de identidad argentino (algo que no le resulta tan fácil obtener a miles de inmigrantes que viven en Argentina y que han hecho muchos más méritos laborales y de vida que el ex juez español), y decidió radicarse en Argentina, donde lamentablemente cuenta con el aval de algunos luchadores en el ámbito de los derechos humanos que no saben o (lo que es peor) no quieren enterarse, de quien es en realidad este personaje que hoy acaba de prologar un libro más de la oposición destituyente contra el gobierno revolucionario bolivariano.






°

lunes, 26 de agosto de 2013

Echeverría | América Latina


Les compatimos este análisis de los derroteros de la Patria Grande:


América Latina

¿A dónde va América Latina? Nadie lo sabe “a ciencia cierta”, pero hay varios caminos

Pedro Echeverría V.

Se está celebrado un “Seminario Internacional” en la UNAM que me ha parecido muy importante porque nos permite escuchar otras posiciones sobre los países de Latinoamérica externadas por analistas de cada uno de las naciones. Ayer se expusieron análisis por regiones, así como de cinco países de Centroamérica; hoy que pude asistir para escuchar seis conferencias acerca de la situación política y económica de América del Sur: Venezuela, Colombia y Brasil y más tarde Argentina, Uruguay y Chile. Los seis ponentes son académicos, escritores y periodistas con posiciones críticas e independientes y, a pesar de sus seis horas de duración, mantuvieron lleno el auditorio de la Unidad de Postgrado del Centro Cultural Universitario.

Mañana escucharemos las ponencias sobre Bolivia, Perú, Ecuador, Paraguay y México (nuestro país analizado por Armando Bartra) y, después, vendrá la clausura. Al parecer el lugar común es la dominación imperialista  que ejercen en todos los países (en unos más y en otros menos) de los EEUU y sus burguesías locales; pero también de las debilidades de las luchas de los pueblos y sus sectores izquierdistas que apenas han sobresalido en Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Cuba. Adelantando una entrevista con el expositor peruano sobre la situación del actual Perú con Ollanta Humala, me señaló que la baja participación estudiantil ha sido provocada por el terror impuesto por Fujimori y, en parte, por el radicalismo del Sendero Luminoso.

Lino Morán de Venezuela es un convencido del chavismo pero mantiene algunas posiciones críticas acerca de los problemas que no pudo superar Hugo Chávez y que el propio Maduro no ha podido remediar; le pregunté y coincidió conmigo, sobre la liberación del cantante revolucionario Conrado que lleva ya mucho tiempo preso para no entorpecer las relaciones con el presidente Juan Manuel Santos de Colombia. En su exposición un tanto histórica habló de “caracazo” y cómo Chávez casi enterró a los partidos burgueses tradicionales  al entender e interpretar correctamente el movimiento espontáneo o anarquizante y al proclamar en 2006 la lucha por el socialismo. Planteó sobre la necesidad de entender con mayor profundidad el fenómeno de su país.

Víctor Manuel Moncayo expuso sobre la situación de Colombia y la terrible concentración de la riqueza en una cuantas manos, así como de la tierra y como se crear fuerzas militares pagadas por banqueros, industriales, terratenientes, para eliminar cualquier descontento y protesta; incluso esos cuerpos paramilitares y toda la situación creada a su alrededor, agudizó el descontento que provocó desde los cincuenta un profundo clamor que dio lugar al surgimiento de las FARC. Señaló que aunque Santos fue el jefe militar de Defensa del presidente Álvaro Uribe, éste no ha dejado de acusarlo de traidor por haber realizado un cambio radical de gobierno hacia la paz,  haber abierto un diálogo con Venezuela y las FARC. Sin embargo subrayó que Santos no abandona el autoritarismo aunque su gobierno tiene otra cara y que la pobreza y el desempleo –a pesar de trato estadístico tramposo- no ha bajado.

La brasileña Evelina Dagnino en su exposición, pareció muy crítica de Dilma Rousett aunque no mucho de Lula da Silva. Nos habló de las movilizaciones estudiantiles y dijo acertadamente: “ya no se lucha por la democracia tradicional representativa”. La democracia formal sólo ha beneficiado a las minorías y el famoso proyecto participativo del PT se ha derrumbado. La sociedad civil siempre es derrotada por planes de inversiones económicas o por los transgénicos. Se ha hablado de la participación del pueblo, de la cogestión y de la autogestión en las decisiones, pero es el autoritarismo y la tecnocracia gubernamental, la que toma las grandes decisiones. Mi pesimismo razonable se incrementa al mismo ritmo en que en Brasil y otros gobiernos alternativos, va perdiendo presencia de la población.

La ponencia de Néstor Kohan de la Argentina fue muy interesante y hasta divertida. Centró su exposición en la tradición peronista de su país y en el gobierno de los Kitchner; pero de las cosas que apoyé más fue el análisis de las diferencias obvias entre lo que es gobierno y lo que es poder (como lo sucedido a Allende en Chile), el problema de la “revolución pasiva” que habla de cambio, de realizar reformas, para que todo siga igual (el peronismo, el PRI, el APRA, Getulio Vargas) Habló sobre el papel del lenguaje ofensivo imperialista y al final explicó su posición sobre los Kitchner recordando aquella reunión en Argentina donde el presidente, junto a Chávez, hizo caer en ALCA y apoyar el ALBA, pero luego le dijo a Hugo Chávez: “dejate de joder con el socialismo”.

Las otras dos intervenciones fueron las de Constanza Moreira de Uruguay y de Gabriel Salazar de Chile. La investigadora –guiándonos con proyección de sus ideas principales- abundó sobre los giros de la izquierda: 1989 en Chile, 1998 en Venezuela, 2002 en Brasil, en Argentina en 2003, en Uruguay al siguiente año, en Bolivia en 2009, en Ecuador dos años antes y en Paraguay en 2008. Señaló: los uruguayos mejoramos todo pero no transformaos nada. En cuanto a Chile el expositor señaló que la Constitución Política Liberal de 1925 funcionó cunado fue derrocado Allende, que Pinochet- aliado con la CIA, el Pentágono y Wall Street, destruyó a la izquierda. Los gobiernos de la Concertación no han avanzado. Pero sigue teniendo esperanzas que las cosas cambiarán a favor de los trabajadores.




°

sábado, 24 de agosto de 2013

Recordando a Matilde Landa

No olvidemos lo que realmente fue el franquismo para entonces poder dimensionar adecuadamente lo que es el franquismo borbónico.

A ese efecto, les compartimos este artículo que hemos encontrado en la página de Público:

Matilde Landa, la mujer que prefirió la muerte al bautizo

La dirigente del PCE se suicidó en el penal de Mallorca en septiembre de 1942 el día en el que el régimen franquista había organizado su conversión al catolicismo

Alejandro Torrús

Matilde Landa prefirió la muerte. La dictadura franquista ofreció a la dirigente comunista mejoras en la alimentación de los hijos de las presas del penal de Mallorca a cambio de su bautismo y conversión al catolicismo. Matilde eligió sus principios. El 26 de septiembre de 1942, día que estaba prevista la ceremonia de bautismo, Landa se precipitó por la terraza hacia el patio interior de la prisión. Se suicidó. En los 45 minutos que duró la agonía de Landa, completamente inconsciente, las autoridades eclesiásticas de Illes Balears aprovecharon para bautizarla en articulo mortis.

Minutos antes de su suicidio, Landa escribió una carta a su hija donde, de manera encubierta, se despedió de ella rogándole perdón. La ceremonia de su bautizo ya estaba preparada. "Hoy es el gran día, dicen. Doña Bárbara, otras señoras de Acción Católica y las monjitas andarán relamiéndose con el triunfo. El dolor del pecho no me deja pensar, Carmencilla; pero no creo que el aceite alcanforado alivie mi sufrimiento, porque otro dolor, más hondo, es el que me acucia (...)".

"No puedo ver sin llorar los rostros de esos niños a los que amenazan con dejar sin leche si yo no me convierto -prosigue la misiva- Tú sabes, Camencilla, lo mucho que me preocupan los niños, los más desgraciados, con sus corazoncitos, tan sensibles y tan a merced de los caprichos de los mayores. No puedo, no puedo aceptarlo. Sería como prostituirme. Ay, esos niños... ¿Será lo mío un capricho? (...) Quien sobra soy yo. (...) Espero que me sigas queriendo y que te acuerdes de mí a pesar de lo que te cuenten, a pesar de lo que voy a hacer. Que tú, mi niña, mi chiquitina, y esos pobres niños me perdonéis", escribió Landa antes de su suicidio en una carta que recoge Antoni Tugores en la obra Víctimes invisibles.

En esa misma misiva, Matilde Landa recordaba lo mucho que echaba de menos leer los versos que el poeta Miguel Hernández le había dedicado. Hernández y Landa se conocieron cuando, en 1938, la mujer formaba parte de la sección de información popular del subsecretariado de Propaganda del Gobierno Republicano y recorría la España republicana organizando conferencias para levantar la moral a los combatientes republicanos.

‘A Matilde' de Miguel Hernández

"En la tierra castellana 
el castellano caía 
con la voz llena de España
 y la muerte de alegría.

 Para conseguir la libertad de sus hermanos
 caen en los barbechos los más nobles castellanos.

 No veré perdida España
 porque mi sangre no quiere.
 El fascismo de Alemania 
junto a las encinas muere.

 Para hacer cenizas la ambición de los tiranos 
caen en las trincheras los más nobles castellanos.

 Españoles de Castilla
 y castellanos de España
 un fusil a cada mano
 y a cada día una hazaña.

 Voy a combatir al alemán que nos da guerra
 hasta conquistar los horizontes de mi tierra", reza el poema que Hernández dedicó a Landa.

Eran los años en los que la popularidad de Matilde Landa crecía sin parar. Un año antes, en 1937, Matilde había sido voluntaria en el Socorro Rojo Internacional, donde colaboró en la evacuación de Málaga. Cuando estalló la Guerra, Landa se incorporó a las tareas sanitarias en un hospital de guerra de Madrid. El activista italiano Vittorio Vidali "Comandante Carlos" había señalado que si tuviera que escribir la historia de la Guerra Civil española bastaría con dos biografías: la de Antonio Machado y la de Matilde.

Condenada a muerte

Con la victoria del ejército de Francisco Franco sobre la República, Matilde Landa se quedó en Madrid para reconstruir desde dentro el PCE. El 4 de abril de 1939 fue detenida mientras preparaba la huida de dos compañeros del partido. Tras ser sometida a un Consejo de Guerra, fue condenada a muerte. Antes, le habían ofrecido salir libre si renegaba públicamente del PCE. También se había negado.

Condenada a muerte, Matilde ingresó en la cárcel de Ventas de Madrid, donde permanecían alrededor de 10.000 presas. Desde dentro, con el permiso de la directora de la prisión, compañera de la residencia de estudiantes, montó la llamada Oficina de Penadas, que se encontraba en su misma celda. Se trataba de una máquina de escribir en la que Matilde escribía recursos para que sus compañeras no fueran fusiladas una vez escuchados sus casos.

En poco tiempo se convirtió en la reclusa más carismática. La joven comunista se había convertido en un símbolo de dignidad y resistencia para sus compañeras reclusas. Un amigo de la familia, cercano al régimen franquista, intercedió para que no fuera ejecutada. A cambio, el régimen la condenó a 30 años de prisión que debían cumplirse fuera de la península. Fue entonces cuando trasladaron a Landa a Mallorca. Era el mes de agosto de 1940.

Landa se convirtió entonces en el objetivo propagandístico de la Iglesia balear. Su conversión al catolicismo sería una gran arma propagandística y minaría la moral de los vencidos. No bastaba con vencer. Había que humillar y convertir a los derrotados. Matilde fue apartada del resto de presos y sólo podía hablar con Bárbara Pons, de Acción Católica, quien se encargaba de que finalmente aceptara la conversión al catolicismo. Matilde Landa prefirió la muerte.





°

viernes, 23 de agosto de 2013

La Preocupación de Jone

Les compartimos esta misiva dada a conocer por Gara con el siguiente comentario:

El espectáculo ciclista es gratuito y nuestros chicos se dejan sudor, piel, sangre y huesos en las carreteras y cobran muy poco... De la propaganda multi-milionaria 'Basque Country" (dicen que gastan 180 millones de euros en eso) ¿no son capaces de sacar 3 millones para el equipo que más y mejor publicidad hace para Euskal Herria en todas la cadenas de TV del mundo?

Aquí el texto:


Jone San Román Ibarrola

Me llamo Jone. Tengo 10 años y estoy muy preocupada por lo que le va a pasar a Euskaltel Euskadi. Le he preguntado a mi aita para que me diga cómo puedo ayudar al equipo , y me ha dicho que la mejor manera era contaros mi historia con el Euskaltel: Desde que nací siempre he tenido una camiseta naranja y que ponía Euskaltel Euskadi, y mi aita siempre se emocionaba al verles correr o en la carretera o en la tele. Me dijo la mejor manera para animarles: «aupa, aupa, aupa, ¡¡aupa ahí!!».

El otro día, cuando ibamos a fiestas de Bilbao, a ver los fuegos, mi aita puso la radio y me enteré que el Euskaltel Euskadi iba a desaparecer y me puse muy triste. Para mí el Euskaltel Euskadi, es como el Athletic, como las fiestas de mi pueblo y como muchas cosas mas que me gustan en mi tierra. Me gustaría seguir diciendo con mi aita, cada vez que vemos una etapa de ciclismo y aparece uno vestido de naranja «aupa, aupa, aupa, ¡¡aupa ahí!!» y seguir emocionándonos ¡a tope!.

Espero que leáis mi carta y entre todos conseguir que el Euskaltel Euskadi pueda seguir en adelante por todas las carreteras de Euskadi y del mundo. ¡Aupa Euskaltel Euskadi!






°

martes, 20 de agosto de 2013

Fazio | Pedagogía de una Revolución

Los camaradas del Movimiento Mexicano de Solidaridad con Cuba nos han enviado este texto:

Sobre la pedagogía de una revolución

Carlos Fazio

El  1º de enero de 1899 era arriada de manera definitiva la bandera de España del Palacio de los Capitanes Generales en La Habana, poniendo fin a cuatro siglos de dominación colonial en Cuba. En su lugar fue izada la bandera de Estados Unidos, que irrumpía como potencia imperial en el escenario mundial. Exactamente 60 años más tarde, el 1º de enero de 1959, la revolución triunfante dirigida por Fidel Castro culminaba el proceso trunco en 1898 con la intromisión de Estados Unidos, devolvía la soberanía al pueblo cubano e iniciaba profundas transformaciones económicas y sociales que llegan hasta nuestros días.

Sirvan esas líneas que, palabras más, palabras menos forman parte del texto de Armando Hart Dávalos en este libro, como introducción a mis comentarios. (1) La obra que presentamos consta de 21 textos sobre la gesta cubana, esa “revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes” en la mayor de las Antillas. De ellos, 19 aluden a cuestiones históricas, políticas, ideológicas, económicas y culturales, y entre sus autores figuran Fidel y Raúl Castro, y Ernesto Che Guevara. Otros dos textos finales tienen que ver con resoluciones del Partido y los objetivos de trabajo aprobados en la I Conferencia Nacional.

Quisiera comenzar mis comentarios a partir del escrito de Adolfo Sánchez Vázquez, por tratarse de una visión externa sobre el original, creador y heterodoxo proceso revolucionario cubano, que al concretarse el primero de enero de 1959, no encajó en los moldes marxistas leninistas establecidos desde Moscú para la América Latina de la época. (2)

Sánchez Vázquez, quien definió a la cubana como una revolución popular, nacional-liberadora, democrática y antiimperialista, a lo que se sumó pocos años después su carácter anticapitalista, le dio un doble significado: 1) ser una victoria rotunda después de un largo período de derrotas, con la excepción de la Revolución Mexicana, y 2) justificar la vía armada cuando se han agotado las formas pacíficas para llegar al poder, en este caso, con la derrota de la dictadura de Fulgencio Batista.

Pero además, vino a significar la derrota de dos doctrinas, una, alimentada por la tesis lanzada en los años 30 por Ortega y Gasset, que proclamaba que la época de las revoluciones había pasado, y otra que tenía que ver con el determinismo histórico y el fatalismo geográfico, según la cual, la lucha armada, en condiciones de medios y fuerzas como las que enfrentaba a los barbudos de la Sierra Maestra con una dictadura apoyada por Estados Unidos, era imposible en las narices del imperio, es decir, a 90 millas del hegemón del sistema capitalista mundial y en plena guerra fría.

En su momento, la heterodoxia de la Revolución Cubana fue vista con cautela por los viejos cuadros de los partidos comunistas latinoamericanos, porque no fue producto de la participación activa de la clase revolucionaria (el proletariado), sino de un bloque de fuerzas populares, y además triunfó sin la dirección de la vanguardia por excelencia, esto es, el Partido de la clase obrera. No sin cierta ironía y repitiendo a Lenin, Sánchez Vázquez dice que una vez más los hechos fueron muy testarudos. La Revolución Cubana  representó una excepción a la teoría y la práctica consideradas entonces marxista-leninistas. Es decir, se impuso frente al marxismo dogmático dominante en la época.

Con un agregado: tras su integración en la economía del llamado campo socialista −ante el asedio, las agresiones y la asfixia generada por el bloqueo económico del imperialismo, que la hizo estrechar lazos políticos, económicos y culturales con la ex Unión Soviética−, la Revolución Cubana supo rectificar en los años ochenta y recortó las alas al marxismo de Moscú, para volver con más fuerza a sus raíces: el pensamiento y el proyecto emancipador de José Martí, “el Apóstol”, el “autor intelectual” del asalto al cuartel Moncada, como le dijo el joven Fidel Castro al fiscal durante el juicio que se le siguió tras ser capturado el 26 de julio de 1953.

Sánchez Vázquez recuerda que cuando comenzó a derrumbarse el “socialismo real” nadie se echó a las calles para defenderlo, y también cómo, tras la autodisolución de la URSS, los países del bloque socialista transitaron hacia el capitalismo salvaje. Y se pregunta por qué 40 años después (cuando él escribió esas líneas), la Revolución Cubana se mantenía en pie. La respuesta que da es la misma que podemos darnos nosotros, hoy, a 55 años de la victoria: porque el liderazgo de la Revolución Cubana contó siempre con el consenso y el apoyo populares.

Lo anterior da pie para introducirnos en los dos textos de Ernesto Che Guevara, que forman parte de esta compilación: sus “Notas para el estudio de la ideología de la Revolución Cubana” (3) y “El socialismo y el hombre en Cuba”. (4) Del primer texto quiero citar el pasaje sobre la recuperación, por los dirigentes de la Revolución, en su arranque, de las leyes previstas por Marx, esas que aluden a la interpretación de la historia y la necesidad de transformarla desde sus raíces para que el hombre deje de ser esclavo e instrumento del medio y se convierta en arquitecto de su propio destino.

“Nosotros, revolucionarios prácticos −dice el Che−, simplemente cumplíamos leyes previstas por Marx el científico, y por ese camino de rebeldía, al luchar contra la vieja estructura del poder, al apoyarnos en el pueblo para destruir esa estructura y, al tener como base de nuestra lucha la felicidad de ese pueblo, estamos simplemente ajustándonos a las predicciones del científico Marx”.

Al final de ese texto, publicado el 8 de octubre de 1960, Guevara señala que “el jefe rebelde y su cortejo” entraron a La Habana “bañados en sudor campesino”, y “una nueva ‘escalinata del jardín de invierno, subía la historia con los pies del pueblo’.”

En el segundo escrito, donde el Che plasma su tan comentada concepción sobre el “hombre nuevo”, el elemento central de su análisis es “la masa”, ese personaje que se repetirá de manera sistemática a lo largo de todo el proceso revolucionario. Nos dice cómo, desde el inicio de la lucha armada, se va gestando ese vínculo estrecho entre el pueblo y los barbudos de la Sierra Maestra:

“El pueblo, masa todavía dormida a quien había que movilizar, y su vanguardia, la guerrilla, motor impulsor del movimiento, generador de conciencia revolucionaria y del entusiasmo combativo que creó las condiciones subjetivas para la victoria”.

Pero también, señala Guevara, en ese primer período se dio un proceso de “proletarización”  en el pensamiento de los dirigentes guerrilleros; se operó una “revolución” en sus hábitos y en sus mentes.  Es allí donde hay que buscar la explicación de la coherencia ideológica que caracterizó al grupo dirigente castrista desde el triunfo de la revolución. Y en ese proceso de proletarización colectiva −generado por las influencias recíprocas entre dirigentes y masa−, el individuo será el factor fundamental.

En un segundo momento, después de la victoria, la masa, “ese ente multifacético” ya no actuará como un “manso rebaño”, dice el Che, y aunque siga sin vacilar a sus dirigentes, fundamentalmente a Fidel Castro −el “Caballo”, según el léxico común cubierto de admiración de los militantes y el pueblo−, ello se deberá a que se supo ganar la confianza de la gente, dada la interpretación cabal de los deseos y aspiraciones de ese pueblo, aunque el Estado y su dirigencia a veces se hayan equivocado.

En ese escrito, dirigido en 1965 al periodista uruguayo Carlos Quijano del semanario Marcha de Montevideo, el Che alude a la conexión estructurada entre la dirigencia y la masa, y señala que en los extractos superiores del gobierno revolucionario “utilizamos el método casi intuitivo de auscultar las reacciones generales frente a los problemas planteados”. Agrega: “Maestro en ello es Fidel”.

Y en relación con el particular modo de integración de Fidel con el pueblo, abunda:

“En las grandes concentraciones públicas se observa algo así como el diálogo de dos diapasones cuyas vibraciones provocan otras nuevas en el interlocutor. Fidel y la masa comienzan a vibrar en un diálogo de intensidad creciente hasta alcanzar el clímax en un final abrupto, coronado por nuestro grito de lucha y de victoria”.

Quienes hayan estado en la Plaza de la Revolución en un acto encabezado por Fidel, vivieron esa experiencia electrizante a la que alude el Che. Esto es, para decirlo con sus propias palabras, “esa estrecha unidad dialéctica existente entre el individuo y la masa, donde ambos se interrelacionan, y a su vez, la masa, como conjunto de individuos, se interrelacionan con los dirigentes”.

A continuación, Guevara define al individuo como el “actor de ese extraño y apasionante drama que es la construcción del socialismo, en su doble existencia de ser único y miembro de la comunidad”. Iban apenas seis años desde la victoria, y el Che dice que lo más sencillo era reconocer  en ese actor “su cualidad de no hecho, de producto no acabado”. Y unos párrafos más adelante, plantea: “Para construir el comunismo, simultáneamente con la base material, hay que hacer al hombre nuevo”. De allí que, dice, sea tan importante “elegir correctamente el instrumento de la movilización de las masas”. Ese instrumento “debe ser de índole moral, fundamentalmente, sin olvidar una correcta utilización del estímulo material, sobre todo de naturaleza moral”.

En este texto, donde sostiene que “el socialismo (en la isla) es joven y tiene errores”,  Ernesto Guevara pone el acento en la necesidad de desarrollar una conciencia en la que los valores adquieran categorías nuevas. Y habla de la autoeducación popular y de la sociedad en su conjunto como una “gigantesca escuela”. Todo ello ligado con la educación técnica e ideológica, lo que llevará a una toma de conciencia del individuo como “ser social”.
Hacia el final del texto, plantea:

“Quisiera explicar ahora el papel que juega la personalidad, el hombre como individuo dirigente de las masas que hacen la historia. Es nuestra experiencia, no una receta.

“Fidel dio a la revolución el impulso en los primeros años, la dirección, la tónica siempre, pero hay un buen grupo de revolucionarios que se desarrollan en el mismo sentido que el dirigente máximo y una gran masa que sigue a sus dirigentes porque les tiene fe; y les tiene fe, porque ellos han sabido interpretar sus anhelos”.

De nuevo aparece ahí la conjunción estructural entre la dirigencia y la masa. Esa sólida “armazón de individualidades” que caminan hacia un fin común. “Individuos que han alcanzado la conciencia de lo que es necesario hacer; hombres que luchan por salir del reino de la necesidad y entrar al de la libertad”. Es en este mismo texto donde aparece la multicitada frase que el Che dirige a Carlos Quijano:

“Déjeme decirle, a riesgo de parecer ridículo, que el revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimientos de amor. Es imposible pensar en un revolucionario auténtico sin esta cualidad”.

Quisiera enlazar lo anterior con uno de los escritos de Fidel Castro que integran este libro. El que lleva por título “La lucha ideológica”. (5) Allí, dice Fidel:

“Entre el enemigo imperialista y la Revolución Cubana existe y existirá (…) durante mucho tiempo, una feroz lucha ideológica, que se librará no sólo en el terreno de las ideas revolucionarias y políticas, sino también en el campo de los sentimientos nacionales y patrióticos de nuestro pueblo”.

Más adelante, sobre ideología, dice:

“Ideología es ante todo conciencia; conciencia es actitud de lucha, dignidad, principios y moral revolucionaria. Ideología es también el arma de lucha frente a todo lo mal hecho, frente a las debilidades, los privilegios, las inmoralidades. La lucha ideológica ocupa hoy para todos los revolucionario la primera línea de combate, la primera trinchera revolucionaria”.

En la famosa entrevista que concede al periodista italiano Gianni Mina en 1988, titulada “El Hombre nuevo”, Fidel liga conciencia con socialismo, y al socialismo con la idea de patria, la independencia nacional y con el apego a los valores sociales y el sentimiento de solidaridad entre los hombres. Dice que no puede haber una sociedad nueva “sin una profunda conciencia de altos valores éticos y humanos”.

Este 28 de julio de 2013, a sus 86 años, en una carta dirigida a los jefes de las delegaciones que visitaron la isla con motivo del 60 aniversario del asalto al cuartel Moncada, Fidel recordó un discurso suyo del 1º de mayo de 2000 en la Plaza de la Revolución:
  
“Revolución […] es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas. Revolución es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo.” (6)

Antes, el 24 de  febrero de este año, durante la instalación de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Fidel dijo que

“la gran batalla que se impone, es la necesidad de una lucha enérgica y sin tregua contra los malos hábitos y los errores que en las más diversas esferas cometen  diariamente muchos ciudadanos, incluso militantes”.

Eso nos conduce de la mano a su hermano Raúl, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, quien en ese mismo acto donde fue reelegido pronunció uno de los cinco discursos que aparecen en este libro. (7) Allí, Raúl volvió a reiterar lo que ya había dicho dos veces antes en el Parlamento: “A mí no me eligieron Presidente para restaurar el capitalismo en Cuba, ni para entregar la Revolución. Fui elegido para defender, mantener y continuar perfeccionando el socialismo, no para destruirlo”.

Ese texto es clave, porque al tiempo que enfatiza la necesidad de la unidad de la nación, anticipa la puesta en marcha del mayor cambio generacional en la cúpula gobernante cubana desde el triunfo de la Revolución en 1959. Según el propio Raúl Castro, esa decisión reviste particular trascendencia histórica porque representa un paso definitorio  en la configuración de la dirección futura del país,

“mediante la transferencia paulatina y ordenada a las nuevas generaciones de los principales cargos, proceso que debemos concretar en un quinquenio y actuar en lo delante de manera intencionada y previsora (…a fin de que) constituya un proceso natural y sistemático”.

Al final de su intervención ante la Asamblea Popular, Raúl recuperó y amplió la “magistral” definición del concepto de revolución de Fidel, pronunciada el 1º de mayo de 2000:

“Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado; es igualdad y libertades plenas; es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos; es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos; es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional; es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos…”

La idea de un cambio sin improvisaciones ni apresuramientos ya había sido planteada por Raúl dos años antes, el 19 de abril de 2011, en la clausura del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. En ese discurso, que también forma parte de este libro, (8) dijo que

“lo primero que estamos obligados a modificar en la vida del Partido es la mentalidad, que como barrera sicológica (…) es lo que más trabajo nos llevará superar, al estar atada durante largos años a los mismos dogmas y criterios obsoletos. También será imprescindible rectificar errores y conformar, sobre la base de la racionalidad y firmeza de principios, una visión integral de futuro en aras de la preservación y desarrollo del socialismo en las presentes circunstancias”.

Fue en esa intervención que Raúl anticipó el inicio de un proceso gradual de renovación y rejuvenecimiento de la cadena de cargos políticos y estatales, y donde dijo que “Fidel es Fidel” y no precisa de cargo alguno para ocupar, por siempre, un lugar cimero en la historia, en el presente y en el futuro de la nación cubana. Mientras tenga fuerza para hacerlo, “desde su modesta condición de militante del Partido y soldado de las ideas”, Fidel continuará aportando a la lucha revolucionaria y a los propósitos más nobles de la Humanidad, dijo Raúl.

Otro texto clave del presidente de Cuba, incorporado en esta obra, tiene que ver con la reivindicación del sistema de partido único, herencia martiana, frente al juego de la demagogia y la mercantilización de la política en el mundo occidental, que con la pantalla de la democracia representativa ha devenido invariablemente en “la concentración del poder político en la clase que detenta la hegemonía económica y financiera de cada nación”, donde las mayorías no cuentan y cuando se manifiestan “son brutalmente reprimidas y silenciadas con la complicidad de la gran prensa a su servicio, también transnacionalizada”. (9)

En el marco de la permanente agresión imperialista, del bloqueo económico, la injerencia subversiva desestabilizadora de Washington y el cerco mediático, la reinstauración del modelo multipartidista equivaldría, dijo Raúl,  a “legalizar” al partido o los partidos de Estados Unidos en Cuba y “sacrificar el arma estratégica de la unidad de los cubanos”.

En esa intervención, el presidente de Cuba dijo que la conformación de una sociedad más democrática contribuirá también a “superar  actitudes simuladoras y oportunistas” surgidas “al amparo de la falsa unanimidad y el formalismo” en el tratamiento de diferentes situaciones de la vida nacional. Ante la militancia del Partido allí reunida, señaló:

“Es preciso acostumbrarnos todos a decirnos las verdades de frente, mirándonos a los ojos, discrepar y discutir, discrepar incluso de lo que digan los jefes cuando consideramos que nos asiste la razón, como es lógico, en el lugar adecuado, en el momento oportuno y de forma correcta, o sea, en las reuniones, no en los pasillos. Hay que estar acostumbrados a buscarnos problemas defendiendo nuestras ideas y enfrentando con firmeza lo mal hecho”.

En esa ocasión volvió a reiterar que lo único que puede conducir a la derrota de la Revolución y el Socialismo en Cuba, sería, cito, “nuestra incapacidad para erradicar los errores” cometidos en el medio siglo transcurrido desde la victoria de 1959. Y agregó entonces:

“No ha existido ni existirá una revolución sin errores, porque son obra de la actuación de hombres y pueblos que no son perfectos (…) no hay que avergonzarse de los errores, lo grave y bochornoso sería no contar con el valor de profundizar en ellos y analizarlos para extraerles las enseñanzas a cada uno y corregirlos a tiempo”.

También mencionó la necesidad de asegurar la autoridad moral del Partido, de sus militantes y en especial de los dirigentes en todos los niveles que, dijo, en lo personal, deben ser ejemplo de demostradas cualidades éticas, políticas e ideológicas, en permanente contacto con las masas.

Agregó que la Revolución dejaría de existir “sin efectuarse un solo disparo por el enemigo”, si su dirección llegara algún día a caer en manos de “individuos corruptos y cobardes”. Según Raúl, el fenómeno de la corrupción en la etapa actual es uno de los principales “enemigos” de la Revolución, “mucho más perjudicial que el multimillonario programa subversivo e injerencista” de Estados Unidos y sus aliados dentro y fuera de la isla.

Al respecto, en un texto del pasado 7 de julio incluido en esta compilación, (10) Raúl Castro demandó el establecimiento de un clima permanente de “orden, disciplina y exigencia” en la sociedad cubana. Recordó las palabras de Fidel sobre la necesidad de luchar de manera enérgica contra los “malos hábitos” y los “errores” que a diario cometen  muchos ciudadanos e incluso militantes del Partido, y agregó:

“Ese tema no resulta agradable para nadie, pero me atengo al convencimiento de que el primer paso para superar un problema de manera efectiva es reconocer su existencia en toda su dimensión y hurgar en las causas y condiciones que han propiciado ete fenómeno a lo largo de muchos años”.

Tras reivindicar el modelo económico y social cubano, que excluye la utilización de “terapias de choque” y el desamparo de millones de personas que caracterizan a las políticas de ajuste aplicadas en los últimos años en varias naciones de “la rica Europa”, Raúl hizo un crudo relato  de algunas ilegalidades y conductas de indisciplina social propias de la marginalidad, que constituyen delitos recogidos en el Código Penal y que podrían contener el germen de una eventual destrucción de la Revolución desde su propio seno.
Al respecto, llamó a combatir esos hechos y conductas nocivas con diversos métodos y vías, y dijo que “lo real, es que se ha abusado de la nobleza de la Revolución”, de no acudir al uso de la fuerza de la ley, por justificado que fuera, “privilegiando el convencimiento y el trabajo político, lo cual debemos reconocer que no siempre ha resultado suficiente”.

Termino.

En un texto de enero de 2007, que titulé “Hay Fidel y revolución para rato”, (11) comenté cómo los agoreros a sueldo de Washington habían lanzado entonces una campaña de intoxicación propagandística sobre la “enfermedad maligna” y el “estado terminal” de Fidel, donde vaticinaban una “transición caótica”, “violenta” y una “explosión social” en la isla que conduciría de manera “inevitable” a una “guerra civil”. Dijimos entonces que desde hace medio siglo y a lo largo de nueve sucesivas administraciones de la Casa Blanca, “la Revolución Cubana tiene la virtud de decepcionar a sus enemigos”. Y tras hacer referencia a la solidez institucional del proceso cubano y a la doctrina de la Guerra de Todo el Pueblo como concepción estratégica diseñada para enfrentar un ataque a gran escala con superioridad numérica y tecnológica del enemigo, decíamos que una eventual aventura militar de Estados Unidos en Cuba no sería un paseo.

Sin cantar victoria, ahora como entonces decimos que no está de más “tirarle una trompetilla al imperio”. En Cuba hay Revolución para rato.
Y a Fidel, “escultor de la revolución”, “maestro de humanismo”, sembrador de ideas, en su día, le decimos ¡feliz cumpleaños Comandante!


1. Armando Hart Dávalos, “Influencia ética del siglo XX cubano”, ensayo publicado en la revista Cuba Internacional correspondiente a enero-febrero de 2001.
2. Adolfo Sánchez Vázquez, “La Revolución Cubana y el socialismo”, México, enero de 1999.
3. Ese ensayo fue publicado en la revista Verde Olivo el 8 de octubre de 1960.
4. Texto enviado por Ernesto Guevara a Carlos Quijano, director del semanario Marcha de Montevideo, Uruguay, que lo publicó el 12 de marzo de 1965.
5. Ese texto corresponde al VII Capítulo del Informe Central al 2º.  Congreso  del Partido Comunista de Cuba, redactado por Fidel Castro.
6. Fidel Castro, fragmentos del discurso pronunciado el primero de mayo del año 2000, citado en la carta a los Jefes y vicejefes de las delegaciones que visitaron Cuba con motivo del 60 aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos M. de Céspedes. Cubadebate, 28 de julio de 2013.
7. Raúl Castro Ruz, “Continuaremos sin prisa, pero sin pausa”. Palacio de las Convenciones de La Habana, 24 de febrero de 2013.
8. Raúl Castro Ruz, “Cambiar todo lo que se tenga que cambiar”. Discurso de clausura del VI Congreso del PCC, Palacio de las Convenciones de La Habana, 19 de abril de 2011”.
9. Raúl Castro Ruz, “No ha existido ni existirá una revolución sin errores”. Discurso de clausura de la 1º Conferencia Nacional del Partido, 29 de enero de 2012.
10. Raúl Castro Ruz, “Orden, disciplina y exigencia en la sociedad cubana”. Discurso pronunciado en la Primera Sesión Ordinaria de la VII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Palacio de las Convenciones, 7 de julio de 2013.
11. Carlos Fazio, “Hay Fidel y revolución para rato”. Periódico La Jornada, 15 de enero de 2007.






°

lunes, 19 de agosto de 2013

Los Corruptazos Peperos

Se la pasan dando sermones acerca de la democracia, todo lo pasan por la criba de la moralidad y no pasa un día sin que hablen de "suelos éticos".

En realidad, como nos muestra este artículo en Naiz, lo suyo lo suyo es enriquecerse a costa de los contribuyentes al fisco:


Al incremento de los indicios sobre la contabilidad paralela del PP se suman las desconfianzas internas en Génova, que tendrán que resolverse antes de la convención de otoño. Este podría ser el principal lastre para un Mariano Rajoy acostumbrado a resistir y que insiste en que agotará la legislatura pese a todas las acusaciones de corrupción.

Alberto Pradilla

Cuando el juez Pablo Ruz, que investiga la contabilidad paralela del PP, se marchó de vacaciones el pasado viernes, dejó un último recado a Génova: un plazo de cinco días para entregar a la Audiencia Nacional los dos ordenadores de Luis Bárcenas que todavía se guardan en la sede de la formación. El objetivo es determinar si la información que contienen coincide con el pen drive entregado por el extesorero el 15 de julio, cuando decidió «tirar de la manta».

A partir de ese momento habrá tregua judicial hasta el 10 de setiembre, cuando están citadas, entre otras, las secretarias de Bárcenas y de Álvaro Lapuerta. A la espera de un inicio de curso que estará capitalizado por la trama de corrupción, el presidente español, Mariano Rajoy, se enfrenta ahora a las consecuencias internas: hay tensión en el partido, con intrigas, reposicionamientos y suspicacias ante cada declaración judicial. Por eso, se da por hecho que habrá cambios internos antes de la convención de otoño.

Un contexto que Génova afronta sometido al estrés de sentirse permanentemente amenazado por la espada de Damocles de que nuevas revelaciones confirmen esa íntima (y delictiva) relación entre los grandes empresarios y la cúpula de la derecha española. Claro, que también es cierto que, pese a los escándalos, ningún alto cargo del PP ha dado muestras de estar dispuesto a marcharse. De este modo, la sensación de impunidad se resume en la frase «por menos, en cualquier lugar de Europa hubiesen dimitido».

A ello se le suma la percepción de que la respuesta ciudadana no ha llegado a los niveles que exigía una trama que pone en cuestión todo el modelo político y económico de los últimos 35 años. Socialmente se da validez a las tesis de las donaciones ilegales y los sobresueldos. El número de confirmaciones de la validez de los manuscritos del extesorero se multiplica. Sin embargo, las protestas apenas congregan a centenares de personas. «¿Qué más tiene que pasar?» es una pregunta que se escucha en muchas de las movilizaciones. En este contexto, Rajoy, acostumbrado a resistir ante las adversidades, se aferra a la mayoría absoluta como garantía de acabar la legislatura. La dimisión es, en estos momentos, una idea que solo cabe en la política ficción.

Y eso que los indicios contra el PP se multiplican y podrían ir a más. En el ámbito judicial, una de las grandes incógnitas a corto plazo está en saber hasta dónde llegará el juez con las citaciones de testigos. Por ahora se ha limitado a llamar a los responsables del departamento de auditoría interna del PP y las secretarias de Bárcenas y Lapuerta, que acudirán el 10 de setiembre. Pero quedan pendientes muchos altos cargos cuyos testimonios son reclamados por las acusaciones. Por ejemplo, el expresidente español, José María Aznar, señalado por Jaime Ignacio del Burgo como responsable directo de los sobresueldos de Calixto Ayesa y que ha eludido testificar después de que el magistrado no lo considerase necesario. Otros antiguos miembros de la cúpula del PP que los letrados intentan sentar ante el magistrado son Federico Trillo o Ángel Acebes. El caso de este último es sorprendente. Todavía no ha sido citado pese a que ocupó la secretaría general entre 2004 y 2008, un período en el que Bárcenas y Lapuerta ostentaban más responsabilidades que durante el mandato de su sucesora, María Dolores de Cospedal, que sí pasó ante el juez.

Obviamente, habrá que ver si Ruz llega a plantearse citar a Rajoy, tal y como ha solicitado la Asociación de Abogados Demócratas por Europa. Por el momento, el juez le ha preguntado su opinión al fiscal, que suele defender las posiciones gubernamentales ya que su superior jerárquico es nombrado por el Ejecutivo. De este modo, parece difícil que la propia administración permita que el presidente sea señalado y termine declarando, aunque sea desde su despacho. Especialmente, cuando el instructor no ha dado un paso sin contar con el aval de Fiscalía.

Reaparece Lapuerta

En previsión a futuros paseíllos de altos cargos del PP, las declaraciones de Francisco Álvarez Cascos, Javier Arenas y María Dolores de Cospedal han dejado clara la estrategia de la formación derechista: negar todo y culpar a los tesoreros. Claro, que resulta difícil defender que no existían finanzas paralelas cuando varios de tus excompañeros ya han reconocido los pagos en «b». El último, Cristóbal Páez, sucesor de Bárcenas, cuya declaración de la semana pasada fue, según fuentes presentes en el interrogatorio, una de las más productivas. Asumió los 12.000 euros que aparecen en el manuscrito del extesorero (una «compensación», a su juicio «insuficiente», por no cobrar lo estipulado en un primer momento), dejó claro que era dinero negro y su certeza de que otros altos cargos del PP también se llenaron los bolsillos. Utilizando un poco de lógica, ya sería extraño que cargos intermedios recibiesen «complementos» y los primeros espadas se quedasen sin nada.

En este contexto, la reaparición de Lapuerta, recuperado tras el accidente que le dejó en coma, podría incrementar la presión sobre Génova. Su abogado, que había guardado silencio en todos los interrogatorios previos, intervino en las últimas sesiones para poner énfasis sobre la labor de control sobre las cuentas. Por una vez, la omertá en un caso de corrupción parece que se quiebra. A ello se le sumaría las pruebas que, supuestamente, todavía guarda Bárcenas. Entre ellas podría encontrarse una grabación de la reunión que mantuvo con Javier Arenas en 2012 y en la que habrían hablado sobre las cuentas en Suiza del extesorero.

Convención de otoño

Las declaraciones judiciales también han agitado las aguas internas del PP, resquebrajadas tras dos años de desgaste en el Gobierno español. No hay un «sálvese quien pueda» porque los principales dirigentes han mantenido una línea similar. Pero sí que hay suspicacias. Ocurrió, por ejemplo, el miércoles, cuando Cospedal señaló directamente a Rajoy como responsable de de pactar el finiquito con Bárcenas. Entre los reposicionamientos ya se habla incluso de Soraya Sáenz de Santamaría como futura sucesora del presidente. Habrá que ver qué movimientos se producen en la convención del PP de otoño, donde todos esperan que Rajoy de un golpe en el tablero.

Hasta entonces, Génova reacciona al contraataque. Solo así puede entenderse el anuncio el efectuado ayer por Carlos Floriano, quien aseguró que se querellaría contra Óscar López (PSOE) por hacer referencia a los pagos en negro. Lo cierto es que las disputas internas pueden hacer más daño al PP que una respuesta social que, hasta el momento, se mantiene con limitaciones. En el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba todavía amaga con una moción de censura que Rajoy eludió tras comparecer ante la Cámara. En la calle, IU prepara una gran movilización para otoño. Desde Moncloa insisten en que ninguna revelación judicial moverá a Rajoy y apelan a futuras bondades económicas cuya credibilidad está al mismo nivel que las negativas ante la corrupción.
¿Quién participó en la comisión de infrastructuras?

La comisión de infraestructuras del PP es, a estas alturas de investigación judicial, uno de los puntos negros del «caso Bárcenas» y clave para la investigación. Por ahora han admitido su existencia el extesorero, el exsecretario general, Francisco Álvarez Cascos y Antonio Vilella, empresario de la constructora Rugau. Este último es el único que ha reconocido haber formado parte de este grupo de trabajo de forma regular. Según su testimonio, empresarios (que pagaban comisiones ilegales al PP) y altos cargos de Génova se reunían para determinar la política de obras públicas que se incluiría en el futuro programa electoral.

Una tesis corroborada por Álvarez Cascos, quien afirmó «no recordar» si estuvo en aquella comisión pese a que él fue el encargado de redactar planes de Fomento e Infraestructuras. Lo que todavía queda por aclarar es el número y la identidad exacta de todos los que participaron y qué infraestructuras se aprobaron, ya que ahí podría estar la clave del delito de cohecho, puesto que los empresarios habrían pagado por determinar los planes de obras públicas de un Gobierno. La única que ha negado la existencia de esta comisión es María Dolores de Cospedal, que incurriría en un delito de haber mentido.







°

viernes, 16 de agosto de 2013

Arrepentimientos Inservibles

Les compartimos este texto publicado en Gara:


Pello Aramaio Etxaburu | Expreso vasco

Las víctimas abertzales del terrorismo del Estado español han sido muchas. Sus autores gozaron siempre de honores y privilegios. Algunos fueron condenados en un principio para dar una apariencia de que la justicia es igual para todos, pero los gobiernos de turno enseguida «corregían» esos correctivos liberándoles. ¿Reinserción?

Aunque tenemos siempre en el recuerdo a todas nuestras víctimas, permitidme que haga mención a dos ellas, que tuvieron eco mediático internacional.

En cuanto al asesinato de Santi Brouard (HB) en su consulta de Bilbo, el 20 de noviembre de 1984, José Luis Morcillo ha salido a la escena hace muy poco diciendo lo siguiente: «yo solo apreté el gatillo, todo lo demás lo hicieron ellos». Se refiere a Julián Sancristóbal, (ex director general de Seguridad del Estado, con quien trabajaba en Interior»), José Amedo (policía) y Rafael Masa (comandante de la Guardia Civil).

Morcillo reconoce después de 29 años ser autor del atentado. Dice que la orden de matar se la dio Rafael Masa y este, a su vez, que la recibió de Sancristóbal. Que para este atentado se libraron 25 millones de pesetas, de los cuales él recibió cinco y Ocaña dos y medio, y que la cantidad restante la repartieron en el Ministerio del Interior. El único condenado en esta causa fue Rafael López Ocaña, en 1993.

En otro juicio que se celebró por el mismo atentado en 2003, los cuatro citados fueron absueltos por «falta de pruebas», y ahora ha llegado la confesión pública de Morcillo. Se dice que los asesinatos nunca prescriben, pero la ley dice también que nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito. Así es que todos libres y limpios, es decir, ¿reinsertados?

También un 20 de noviembre, en 1989, los diputados de HB electos a las Cortes de Madrid fueron objeto de atentado en el restaurante del Hotel Alcalá, con resultado de muerte de Josu Muguruza y herido de gravedad Iñaki Esnaola. Como autor confeso del atentado, el policía nacional Ángel Duce fue condenado el 2 de agosto de 1990 a una pena de prisión de 100 años impuesta por la Audiencia Nacional. Se dice, y así consta, que Ángel Duce «falleció» en una calle de Madrid el 15 de agosto de 1997 en un accidente de moto. Sobran las palabras. ¿Reinsertado... o libre con cambio de identidad?

La licencia para matar y torturar a la resistencia vasca ha existido siempre. Y a esto hay que añadir la licencia que en la actualidad está de moda, la de robar. El invento de querer vivir sin trabajar ha consistido para muchos en dedicarse a la política, erigirse en servidores del pueblo, ponerse corbata y buenos trajes, y a joder al ciudadano en beneficio propio. El tiempo será testigo y veremos que ni Urdangarín, ni Rajoy, ni María Dolores ni ningún otro de la tribu de la calle Génova irán parar en la cárcel, y si los condenan será como para eludir la prisión. Los «reinsertarán» echando leches. La ingeniería político-judicial lo arregla todo: prescripción de las causas o indultos inmediatos. Todos estos chorizos, sinvergüenzas, maleantes, corruptos y degenerados de la política son los jefes de los torturadores, de los pistoleros a sueldo, de los que nos meten a la cárcel y los que permiten que el terrorismo capitalista y los poderes financieros hagan estragos en la clase más humilde y nos arrastre también a nosotros al abismo.

No hay que olvidar que estos gobernantes de turno y todos sus seguidores son los herederos del franquismo, como el intocable monarca español, forrado de millones.

Desde estas líneas quisiera decir que por todo lo que nos está cayendo en lo político, económico, judicial... la inmensa mayoría de nosotros estamos cayendo en la más absoluta comodidad. En este caso, la ley del mínimo esfuerzo no vale. Se observa la normalidad absoluta ante la anormalidad brutal que estamos padeciendo, aunque opino también que en cualquier momento esto tiene que estallar.

Otra opinión. En relación al comunicado de ETA fechado el 1 de julio pasado, siguen las reacciones y el coñazo de siempre, caso de EAJ-PNV: «debe entregar las armas y pedir perdón a las víctimas». Sí, sí, cada cosa a su tiempo, pero antes se deben dar las condiciones necesarias para acordar, pactar, negociar... y las partes en conflicto, mirar por el «retrovisor» de la historia.

Por una vez «podría» estar de acuerdo con el PP cuando se le ha reprochado no haber condenado nunca el franquismo y a ello responden: «es cosa pasada y hay que mirar al futuro». Efectivamente, la actividad armada de ETA, por ejemplo, es cosa pasada. Exigirle que pida perdón cuando ni el franquismo ni el terrorismo de estado jamás lo hicieron supone el colmo de la hipocresía. Aunque declaro mi respeto a todas las víctimas, yo sigo opinando que el perdón revolucionario no existe. No a las soluciones individuales. Nuestro enemigo intentará por todos los medios destruir al preso político vasco y le ofrecerá el caramelo de la llamada reinserción si reniega de su pasado e ideología. Seguro que a los arrepentidos no les veremos jamás en ninguna manifestación reivindicativa de signo abertzale. Me recuerda aquél caso de disolución (1982) y metamorfosis posterior con la ruta siguiente: ETA (pm), Euskadiko Ezkerra, PSE y PSOE, que les llevó a abrazar la España, «Una, Grande» y lo de libre, hablaremos otro día.

Arrepentirse a estas alturas supone suscribir que la lucha del pueblo vasco hacia su libertad no ha servido ni sirve para nada. La historia de este pueblo pondrá a cada cual en el lugar que le corresponde y a algunos con la etiqueta de haberse vendido.

Un fuerte abrazo a todo el colectivo de presos y presas políticos vascos y exiliados.






°