sábado, 31 de marzo de 2018

Peligrosas Cursiladas Españistaníes

No mostraron el más mínimo recato. Cuatro ministros del régimen borbónico franquista con el mayor de los desenfados entonaron el "Novio de la muerte" en Málaga durante las celebraciones de la Semana Santa, sin importarles que el estado español sea identificado a nivel internacional como aconfesional, laico pues. 

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal - quien de hecho presidía el acto - así como los ministros de Interior, Juan Ignacio Zoido; de Justicia, Rafael Catalá; y, lealo usted bien, el de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, mostraron a quien quiera ver que el Régimen del 78 es, efectivamene, heredero directo de la dictadura del genocida Francisco Franco Bahamonde.

Lean ustedes el comentario que nos hace Cristina Fallarás desde las páginas de La Marea:


Cristina Fallarás

Efectivamente, la imagen resulta estremecedora. Un pelotón de hombres uniformados que se confiesan amantes de la muerte paseando la imagen de un cristo crucificado ante la devoción fervorosa de una ministra y tres ministros, además de otros representantes de lo que en los tiempos sin eufemismos se llamaban “fuerzas vivas”. Estremecedora porque queda claro que la devoción es por la muerte y no por el madero. Estremecedora porque ahí está cantándole fervor a la muerte el ministro de Educación y Cultura. Estremecedora porque ahí está cantándole fervor a la muerte el ministro de Justicia.

Estremecedora, sin necesidad de explicaciones. Dicho está. ¿Y? ¿Y qué pasa? Pues qué va a pasar: Nada, como siempre. Solo el escandalito y el aspaviento de quienes se dan su paseíto por la actualidad. Una “actualidad”, dicho sea de paso, que por algo se hace pública. Una “actualidad” orquestada para que suceda y usted lo vea. Una forma ni siquiera sofisticada de propaganda y humillación.

El aspaviento ante la iniquidad es justo lo contrario de la lucha contra la iniquidad. Además participa del escándalo, y el escándalo es una cursilada. En cuanto a la lucha contra la iniquidad, la vileza y la tiranía, es labor minuciosa y constante o no es. El aspaviento es lo contrario a una labor minuciosa y constante. De eso se trata. Difundir la imagen de cuatro ministros de una democracia “aconfesional” cuadrándose ante la canción de la muerte en una procesión católica, entonando, representando(nos), reverenciando, ufanándose, dando ese paso, no es inocente. Es exactamente eso: un paso. Nuestro problema, y no es un problema menor, es que el aspaviento pasa pero el paso queda.

Nuestro Gobierno ha tenido a bien brindarnos esa imagen estremecedora. Contra lo que esa imagen representa no se lucha con el aspaviento sino con una labor minuciosa y constante: rechazando la presencia de la Iglesia en la Educación, utilizando y promoviendo la educación pública, participando en frentes comunes contra la violencia, contra la superstición y contra la penetración de la Iglesia en los ámbitos públicos, apoyando a las asociaciones por la Memoria y aquellas que hacen público el pensamiento crítico.

Etcétera.






°

ETA y el Aberri Eguna 2018

Como es usual, la organización antifascista vasca ETA ha dado a conocer un texto con motivo de la celebración del Aberri Eguna.

Aquí el comentario de Gara:


En un día que reconoce especial por preceder a la decisión sobre su fin de ciclo, ETA ha hecho pública una declaración aprobada en ese marco que resalta el «sacrificio» de su militancia en la lucha y el «compromiso» con el cambio de estrategia: «A todos les debemos haber llegado hasta aquí y el esfuerzo por abrir las puertas de la libertad».

El Aberri Eguna ha sido usado tradicionalmente por ETA para trasladar sus reflexiones, «pero este año es especial debido al proceso de debate que está a punto de concluir», admite el comunicado llegado a GARA. En ese marco hace pública una declaración aprobada por su militancia, concretando que es la primera de las que se darán a conocer en ese proceso. Está centrada en glosar el «esfuerzo» y la «generosidad» de su militancia en estos 60 años, reconocimiento que entiende como «una necesidad que no ha hecho sino fortalecerse con la muerte de Xabier Rey».

El mensaje arranca precisamente con la mención al dolor que ha provocado su fallecimiento en la cárcel de Puerto-III, la denuncia de la política penitenciaria y la afirmación de que «su recuerdo nos dará fuerza para hacer frente a la injusticia y para conseguir la libertad».

«El sacrificio de los y las militantes ha sido impresionante, y tan fuerte como abundante –valora ETA ya en la declaración propiamente dicha–. Nuestro mayor homenaje a los compañeros caídos en la lucha. Txabi Etxebarrieta fue el primer gudari de ETA que murió en enfrentamiento con las fuerzas policiales. Xabier Rey ha sido el último, a causa de la criminal política carcelaria».

«Tenemos en la mente y en el corazón a todos los caídos en la lucha –prosigue–. Y también a quienes se han ido en silencio. Militantes que han trabajado en muchos ámbitos y espacios. Lo hicieron con humildad y de modo responsable. Ya no están con nosotros. No hemos podido reconocerlos públicamente como miembros de ETA para no perjudicar nada ni dañar a nadie, pero han sido imprescindibles tanto para la organización como para el proceso de liberación y para el movimiento popular. Agur eta ohore, Isabel, Joxi, Joxean, Joxemi, Josu, Txato, Lourdes... Gudaris de ETA», enuncia. Les suma a quienes han sufrido cárcel o exilio «y a quienes todavía los padecen. Son la señal más clara del compromiso con Euskal Herria. Hombres y mujeres que han estado dispuestas a dar todo por amor al pueblo».

«Han sido miles y miles los ciudadanos y ciudadanas vascas que han estado en ETA o con ETA, luchadores surgidos del pueblo. A todos debemos haber llegado hasta aquí. A todos debemos el esfuerzo hecho por abrir la puerta de la libertad. De aquí en adelante también seguirán trabajando y luchando por la libertad de Euskal Herria. Vaya para todos el reconocimiento de Euskadi Ta Askatasuna».

Del origen al desarme

En un breve repaso histórico, la organización recalca que «nació para hacer frente a la opresión» y teniendo como norte la libertad de Euskal Herria. Como figura gráfica, afirma que aquellos nuevos vientos que trajo ETA encendieron los rescoldos aún vivos bajo las cenizas que dejó el bombardeo de Gernika. Tras la muerte de Franco, indica que se vio abocada a seguir luchando contra un nuevo intento de «enterrar el proyecto nacional» y hace hincapié en que desde entonces los estados no han hecho posible una solución.

No obstante, lamenta también que «el enfrentamiento ha durado demasiadas décadas» y recuerda que «en estos últimos años hemos intentado abrir un nuevo ciclo dejando atrás el anterior». Destaca aquí la «responsabilidad y compromiso que ha tenido la militancia de ETA» en este tránsito obstaculizado por los estados y añade que sin su «madurez» hubiera resultado inviable. «Una vez más, gracias a la labor de esos militantes se ha podido avanzar en los retos marcados. Es significativo, por ejemplo, el enorme trabajo hecho para culminar el desarme, por encima de todas las trabas y trampas de fuerzas policiales y servicios secretos», señala.

Texto íntegro, original en euskara






°

Egaña | Aberri Eguna 2018

Estamos en víspera de la celebración del Aberri Eguna de 2018. La izquierda abertzale ha llamado a celebrarlo en las dos capitales históricas de la Nabarra Osoa: Iruñea y Donibane Garazi.

Les dejamos con este texto alusivo compartido por Iñaki Egaña en su perfil de Facbook:


Iñaki Egaña

Oi ama Euskal Herria

La canción de Benito Lertxundi nos fundió a toda una generación y encartó a nuestra tierra con nombre de mujer, por si a alguien le quedaba la duda de esa diferencia de género que habitualmente evita el euskara. Svetlana Alexiévich escribió, en un conmovedor texto, que la guerra no tiene rostro de mujer. Lo reivindicaba pero se quedó corta. El semblante de mujer es el de la vida, el de la transmisión oral, el del cosmos y el de la comunidad natural, menuda o abundante. Es también el de la patria, aunque el nombre se haya deslizado desde el "pater", origen similar en griego, latín, sánscrito y persa.

Todos los días del año construimos la patria, esa matria soñada, la hacemos más o menos cercana, la añoramos, y, en la misma medida, la amamos y la rechazamos. Uno de entre los 365, Aberri Eguna, la advertimos especialmente. Algunos, sin embargo, abrazándose a la musicalidad de Georges Brasens, que renegaba de himnos, desfiles y banderas, se suman al coro de los apátridas. Pero se inflaman como el resto, con símbolos nacionales o consumistas, abriendo la puerta a su particular devoción. Mientras, nosotros, en un camino lento pero inexorable, erigimos esa patria con rostro de mujer.

Un semblante que me recorre el espinazo para anunciarme que nuestra deuda con ellas alcanza los confines de la Vía Lactea, que supera esos 231 interminables escalones para alcanzar la entrada de Gaztelugatxe, que el saldo es tan negativo como el de los perdones y dispensas que nos adeudan desde que María Echalecu fue quemada viva en la hoguera.

Sé que la tierra os condenó y que a duras penas andamos rastreando huellas de mujer por demasiados caminos y veredas que han sido hollados por abarcas, alpargatas y botas delicadas. Y que jamás podremos devolver la identidad a las golondrinas humanas del Roncal que cruzaban el Pirineo en otoño hacia Maule y retornaban en primavera, como aquellas a las que imitaban en su vuelo estacional. "Hoa egan", tradujo Uxue Alberdi los versos de la argentina Alfonsina Storni.

Intuyo, porque el hambre es imposible imaginarlo sin haberlo sufrido, vuestro desasosiego, cuando en esa huida hacia el abismo, la armada vasca que había sido diezmada en las alturas de Sollube, Jata, Sabigain, Bizkargi y Artxanda, intentasteis asaltar la Harino Panadera de Bilbo, un nefasto 19 de junio de 1937. Pan. Pan para nuestros hijos. Y una compañía del Itxasalde, encargada de mantener el "orden público", os enfrentó a tiros, cuando ellos también habían sufrido las bombas de los pájaros de hierro facciosos. ¿Cómo descifrar vuestros nombres, vuestra angustia reventada cuando apenas sois una línea de prensa, oculta bajo signos bélicos de victoria o de derrota, de indulto o de venganza?

Y vosotras, las del lavadero del mineral de Galdames. ¿Dónde escondieron las letras de vuestros nombres? Cuando los criaderos de hierro comenzaron a agotarse, se explotaron los minerales anteriormente desechados. Había que alargar hasta el infinito el negocio. Los detritus formados por hierro mezclado con arcilla y rocas, exigían un proceso de lavado para la separación de lo válido. Esta labor la llevaban a cabo mujeres, como Victoria Pellicer (me he permitido extraer tu nombre como recuerdo a tus compañeras), mal vistas, mal pagadas.

Ana Abizkiza Amalorrenteria, ondarrutarra. ¿Quién talló las tres vocales de tus iniciales en ese conflicto hoy casi olvidado que llevó a Castilla a conquistar navarra? ¿Qué hacía una mujer en una guerra de hombres? ¿Cómo fueron tus heridas en aquella escaramuza de la que no supiste huir? ¿Por qué tu nombre no selló los libros de historia? ¿Quizás porque tu sangre no era noble, como la de los Albret o la de Margarita de Angulema?

Cada vez que recuerdo tu aliento, se me humedece el semblante, Nicolasa. En tu ficha leí tus apellidos, Aguirrezabala Amuchastegui, de Mutriku. Un sacerdote te atendió antes de ser ejecutada y gracias a su testimonio en Zaragoza, conocimos tu tragedia: "¡Qué lejos me han traído para matarme!", repetías una y otra vez. Lejos de Euskal Herria. "Ella continuaba llorando y exclamando: `¡Ay ama, qué lejos estás!...'. Y pronunciaba esta frase y otras semejantes con tanta expresión de dolor y de ternura, que las lágrimas se me venían a los ojos", leí de la pluma del sacerdote. Nicolasa fue ejecutada por un pelotón compuesto por ocho soldados una mañana de 1938.

¿Y tu juventud?, Madalena Larralde. Apenas 15 años, guillotinada en Donibane Lohizune ya que los revolucionarios de París, los que cambiaron el nombre de nuestros pueblos y barrios porque no sabían pronunciarlos, los mismos que secuestraron al lobo y a la luna de los nombres en euskara de los meses del calendario por otros como Floreal, Termidor, Brumario, te habían descubierto espía. Tu delito, escribir en una lengua de bárbaros, vascuence, desde tu refugio en Bera, al sur del Bidasoa.

¿Y Belén? Belén González Peñalva. Aquellas tus compañeras que leyeron poemas, que recordaron tus congojas, tus ilusiones y tus esperanzas, cuando nos dejaste en ese otoño traicionero, fueron citadas y detenidas por aquellos que maldijo Federico García Lorca, en los inicios de la reciente y temerosa primavera.

¡Ay Tene! Avergonzada por tu nombre, ¿a quién se le ocurrió bautizarte Robustiana? Tene Mujika, ilustrada y abanderada de aquella columna semanal en un diario abertzale que tu editor tituló "Emakumea eta Aberria", hoy intraducible porque, como sabes, sus iniciales coincidirían con las de una organización innombrable. Y los jueces y agentes que miran con lupa todo aquello que escribimos al norte del Ebro, no están para los detalles.

Hace unos años rescaté de un viejo legajo gasteiztarra el nombre de Josepha Aiesa, violada por hombres desconocidos. Y con ella sembré mi desazón de miles de otros nombres que jamás encontraré entre los papeles, ni en los manuales de buena urbanidad, de otras tantas mujeres que sufrieron el acoso de hombres sin escrúpulos, alentados por una religión que dudaba incluso de si aquellas que daban la vida desde el útero poseían alma. Pero la valentía de Josepha, que denunció a sus atacantes, fue refrendada por otras mujeres, matronas que la examinaron, también con nombres y apellidos. Y como es extraño que la historia se detenga en ellas, haré un nuevo ejercicio de memoria para acordarme de ambas, María Ruiz de Uriondo y Margarita Fernández de la Hermanda.

Y después de repasar aquellas antiguas páginas de dignidad, viajé en el tiempo y el espacio para encontrarme con Marie Etchebarren que de Urepel viajó a San Francisco, al otro lado del planeta llamado mundo. Abrió una pensión entre las calles Powell y Broadway de la ciudad norteamericana. Una pensión en años en los que la patria vasca tenía aún nombres y banderas diversas, pero que unía a sus territorios a través de esa lengua que llamaba pinpilinpauxa a la mariposa y herrimina a la nostalgia. Marie fue refugio para cientos de compatriotas que llegaban a aquellos parajes huyendo del hambre, buscando amoldarse a una vida que no les había dado más oportunidad que la de existir.

Se agrieta el teclado, se acorta el escrito y siento que todavía me restan horas, días, meses para seguir dictando nombres que, dicen, pertenecen al anonimato, crónicas de mujeres que dieron sentido común al caos originario, que ofrecieron decencia a la vida en un entorno rodeado de alimañas nauseabundas. Siento, también, que jamás podré siquiera intuir otra ristra interminable de mujeres cuya estela se difuminó entre el lodo del camino, entre los fogones del hogar, entre las estrías de mercados y ferias. Y sé que, a pesar de una huella imprecisa, ellas fueron las que nos trajeron hasta donde estamos, las que hicieron posible esa sueño que vamos deslizando hacia la realidad, que tiene cumbres y valles, arroyos y bosques, cemento y barro, hierro y madera, autopistas y atajos. Agua, fuego, tierra y viento como cantaban nuestras trovadoras. Esa mujer, también, que llamamos Euskal Herria.


.
.





°

Español de la Peor Ralea

Les compartimos este comentario en La Jornada en el cual su autor le enmienda los deberes al impresentable Mario Vargas Llosa por su reciente injerencismo en el proceso electoral mexicano:


José M. Murià

Después de que fracasó su intento de ser presidente de Perú, el enorme ego de Vargas Llosa le impidió seguir siendo peruano, de manera que renunció a ello –como si se mentara la madre a sí mismo– para convertirse en un español de la peor ralea.

Obviamente pugnó en seguida para acabar de fundirse en la "flor y nata" de aquella sociedad que emergió de los malos manejos habidos durante la larga y nefasta dictadura del generalísimo Francisco Franco, avalado por todos, incluyendo a Vargas, como el "caudillo de España por la gracia de Dios".

Finalmente la vía matrimonial lo consagró como miembro de tal cofradía, que se suele reconocer como el "palco del Real Madrid", cuyo estadio, por cierto, conviene recordarlo, se hizo con mano de obra esclava sacada de las cárceles políticas.

A su servicio franco y abierto puso su pluma el ameritado escritor y continúa por el mismo camino de un modo cada vez más descarado.

Es así como arremete, en el momento que cree más oportuno, metiéndose donde nadie lo llama, aunque tal vez sus patrones inversores en México así se lo ordenen, en contra de quienes aquí no responde a los intereses de estos. El nacionalismo de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) les preocupa, pues no es remota la posibilidad de que el Peje, de manera paulatina, los mande con todo y sus inversiones y pingües utilidades a chiflar a su Madre Patria.

De esta manera, ahora amenaza a los mexicanos que piensan votar por López Obrador con el petate del muerto de que nos llevará a la situación de Venezuela. No olvidemos que fueron los antecesores de Chávez quienes hicieron de Venezuela un país proclive a su actual situación. Maduro no es la causa, sino la consecuencia

Que quede claro que quien puede propiciar la venezuelización de México, con la que tanto nos quieren asustar, es precisamente gente como el C. Anaya, junto con la cuadrilla que lo acompaña.

Lo cierto es que son más de dos décadas de neoliberalismo descarnado lo que nos ha hecho perder la paz y puesto en verdadero peligro. No ha sido López Obrador el culpable, aunque supongamos que sea el staff de Meade el que pueda recuperar el orden.

Precisamente cuando se le oye hablar a Vargas de Cataluña es cuando uno confirma que el sujeto de marras confunde liberalismo con el fascismo creciente en la actualidad del gobierno de España, al que el ex peruano sirve con tanta abyección y hasta aplaude el uso de la violencia ante los argumentos y las acciones pacíficas.

Lo cierto es que sufre el pánico de que Cataluña se les vaya, como legítimo es el derecho de autodeterminación de los pueblos, y los del referido "palco" padezcan un gran revés económico.

Dice Vargas Llosa haber vivido algunos años en Barcelona y que ahora no la reconoce. Seguramente en el club Hípico, cuyo bar frecuentaba, no se podía percibir que ese pueblo anhela de manera creciente su libertad. Pero de haberse asomado a círculos menos pomadosos, dentro y fuera de la capital de Cataluña, a pesar de su egolátrica miopía, tal vez hubiera tenido una percepción menos desacertada y no, como la que ahora tiene, condicionada por su neofranquismo.

A Carles Puigdemont, presidente legítimo de Cataluña.






°

Ustedes Son los Siguientes

Lo dicho, el compromiso del pueblo catalán con su autodeterminación ha terminado por poner en el banquillo de los acusados al propio régimen español. Retomando lo que ya mencionaba Miguel Ángel Cerdán en su texto Patriotas de hojalata, les compartimos este texto dado a conocer por La Marea en el que Daniel Bernabé le da un toque de bola a la "izquierda" borbónico franquista, parapetada detrás del mantra de Susana Díaz: "la izquierda no puede ser jamás nacionalista":


Daniel Bernabé

No sé dónde escuché el otro día una especie de chiste que venía a decir que el hundimiento del Titanic fue un contratiempo bastante notable para los pasajeros del barco si exceptuamos a las langostas que iban a servir ese día en la cena. La enseñanza es sencilla, lo que parece un problema para la mayoría suele resultar providencial para unos pocos. Cataluña no es una excepción.

En puridad ya no podemos hablar de proceso independentista, al menos como proyecto político conducido por sectores con fuerza institucional. Eso finalizó el día que se proclamó la república y detrás no había nada: ni reconocimiento internacional, ni acceso a los mercados financieros, ni siquiera un plan de resistencia civil.

Para quien quiera leer la situación desapasionadamente, Cataluña nos ha recordado que el concepto de autonomía de lo político es mucho más que una construcción teórica. La política, esto es, la forma de enfrentar ordenadamente unos problemas o aspiraciones en sociedad guiada por una ideología, necesita de narrativa y discurso, de metáforas y significantes, de manejo de la épica y las emociones, de apelación a la razón y la conveniencia. Pero su puesta en marcha no puede ser nunca tan solo declamativa, como un sortilegio que con tan solo conjurarse provoca efectos tangibles.

La político necesita de lo económico, de los medios materiales y logísticos, para que sus proclamas se vuelvan acciones. No hay de donde no se puede sacar. Pero también, y paradójicamente, necesita de nuevo apelar a lo cultural para que esos medios se pongan en funcionamiento, necesita la idea de poder. Sin poder la política se vuelve locura o parodia, como la del general decimonónico de tebeo arengando al psiquiátrico con una cacerola en la cabeza.

El poder, como cesión de una voluntad común en unas pocas personas, a menudo presentada como voluntariedad cuando es usurpación histórica de clase, es en último término cultura. Un consenso que suele funcionar con tan solo nombrarlo, esgrimirlo: la placa del policía es como un amuleto, sin ninguna capacidad propia pero con efectos bien patentes. Pero para que el poder funcione, cuando el consenso se quiebra, cuando es cuestionado, necesita de instrumentos de coacción, esto es, porras, pistolas, cárceles y tanques.

Que los líderes del proceso independentista olvidaran el concepto de autonomía de lo político es lo que ocurre cuando tu formación ha sido más en escuelas de negocios neoliberales que en sindicatos, que la magia negra de la supuesta desaparición del trabajo te hace olvidar que el mundo se mueve por las mismas coordenadas concretas de los últimos cuarenta siglos. Eso y que cada vez que alguien pretendía dar un paso atrás, la contraparte españolista obligaba a dar uno adelante.

El independentismo ganó en lo electoral sin aumentar su presencia, a pesar de que se podía intuir una posible decepción en sus filas. Es lo que pasa cuando metes entre rejas a los líderes de cualquier movimiento, que a ninguno de sus electores le apetece sacar el voto de castigo de la imprevisión o la inconsciencia. Mucho menos de la traición.

Del proceso independentista queda, sin embargo, algo: gente en las calles. No gente dispersa, masificada, como la que sale a celebrar un título deportivo. Gente organizada y con la idea independentista como representación de sí misma pero también de otras muchas cosas. En lo que entendemos como España, en los últimos 200 años, la república ha sido mucho más que la ausencia de rey, ha sido la forma que han tomado las ansias de cambio porque, a poco que se tenga olfato, se entiende que lo monárquico es el parapeto de la oligarquía. El independentismo puede que sea idea de catalanidad idealizada frente a lo español, estelada y Els Segadors en las formas, pero en el fondo sigue siendo una respuesta a un momento capitalista que tiende a la descomposición en todo el continente.

Busquen el ejemplo que quieran, pero no hay un solo país europeo donde, primero la crisis y luego su salida en falso, sobre las espaldas de los trabajadores, no esté dando resultados anormales en comparación con los últimos setenta años de historia política continental. Puede que sea contradictorio expresar esta angustia ante el futuro con el Brexit, con Il Movimento 5 Stelle, con Le Pen, parecería de hecho más lógico hacerlo con Syriza, pero pasó lo que pasó. Puede que caminar al lado o detrás de los convergentes que habían sido cómplices de esta descomposición sea contradictorio, pero es lo que tiene la política en tiempo de hundimientos, que cada uno se agarra a lo que puede.

Y eso es lo que nadie parece querer ver, que la gente que está hoy en la calle en Cataluña ya está por delante del procés, aun sin saber bien hacia dónde ir y teniendo todo en contra. La izquierda española puede desgañitarse en señalar sus contradicciones, en afirmar algo que parece cierto: sin la connivencia española el futuro unilateral de Cataluña es inviable. El problema es que también es cierto que la izquierda española carece de proyecto, ni siquiera a medio plazo, que contemple una impugnación tan grande como la catalana. Resulta ridículo señalar con sorna que alguien va en taparrabos y vive en una choza cuando tú estás desnudo y a la intemperie. En Cataluña, aun con incongruencias, se continuó lo que en el resto de España empezó en 2011 y acabó en 2015.

Claro que lo de Cataluña se podía haber arreglado por arriba, por lo liberal, en los despachos y los reservados. En cada análisis de esa poca prensa que aún queda creyendo en la política parlamentaria, los principios democráticos y la visión de Estado, se buscan los errores que se han cometido para habernos traído hasta aquí. Con cada nuevo encarcelamiento, con cada nueva carga policial, alguien se echa las manos a la cabeza diciendo algo que es cierto y que va a la base del problema: hay dos millones y pico de personas que se quieren ir de España, hay un problema político judicializado, convirtiendo la ley no en regla del juego sino en su mordaza.

Volvamos al Titanic y las langostas. Precisamente lo que nadie suele tener en cuenta es esa visión de Estado, que en lenguaje periodístico suele significar altura de miras pero que en lenguaje del propio Estado es supervivencia al precio que haga falta. A la derecha de este país nunca se le olvidó el concepto de autonomía de lo político.

Cataluña es un síntoma de muchas cosas, pero también está siendo la oportunidad para restituir el orden en su más precisa acepción: el orden de clase. Por eso, digámoslo sin rodeos, la derecha española tiene un interés nulo en arreglar el problema. Por contra pretende que se enquiste, sin llegar a extremos en los que se requiera lo militar –por un problema estético, no moral–, pero que permanezca lo más posible en el tiempo como aglutinador de sus fuerzas y, lo que es más importante, como cuña para las contrarias.

La narración, exitosa, ha vendido al derechista medio, con una vida tan triste como la de cualquiera, que él ha sido partícipe primero de una reconquista y ahora de un escarnio merecido. Y lo mejor de todo, tras su rey, como las películas de fantasía épica. Lo patriótico en España ha sido reducido a una caricatura donde los modos y formas de mundiales y eurocopas se han adaptado para la ocasión. A por ellos, como grito para todo, sin saber bien quién es el otro, o peor, nosotros mismos.

El plan del rojigualdismo, que era previo a lo independentista y que podía haber sido activado por otros vértices, como el xenófobo tras un atentado yihadista, tiene como consecuencia que una vez que desbridas al animal se hace difícil volver a meterlo en la jaula. La ultraderecha, no los partidos residuales con este nombre, sino la reacción como forma social, se pasea hoy con la mandíbula alta y con un voraz apetito. Cuidado, el españolismo no carbura con promesas de gloria y grandeza, no funciona para sí mismo, sino siempre contra alguien. Y sus presas no se van a limitar a Cataluña.

En estos últimos ocho meses hemos retrocedido décadas y lo que antes se decía entre dientes hoy se escribe con desparpajo de folclórica borracha en las columnas. Hay vía libre para la estupidez altiva, para el aliento a coñac mañanero, para la trifulca de tugurio llevada al debate público. Hay una competición por ver quién berrea más alto. Posiblemente no sean muchos más de los que han sido siempre, ese tercio del país realmente transversal y con sus líderes poseyendo todos los resortes del poder, pero están exultantes.

Que cada uno en la izquierda se conforme con lo que quiera para dar esquinazo a la cuestión: la ilegalidad, las contradicciones y el interclasismo catalán, las guerras culturales por todo horizonte, el que las feministas o los jubilados nos saquen las castañas del fuego. Lo que quieran, pero que no se les olvide: ustedes son los siguientes.






°

De Guatemala a Guatepeor

Tema interesante el que pone sobre la mesa Arturo Taracena Arriola con este reportaje dado a conocer por Deia; ¿qué fue de los vascos y españoles que se exiliaron en Guatemala durante la rebelión militar fascista y los años de la dictadura franquista?

Aquí algo de información:


La presencia en Guatemala de exiliados que huyeron del franquismo pasó desapercibida en comparación con la de otros países latinoamericanos, y vivió momentos de tensión por la situación de aquel país y la política de Estados Unidos

Arturo Taracena Arriola

En Sabino Arana Fundazioa cuentan ya con un libro que acabo de publicar en México bajo el auspicio de la Universidad Nacional Autónoma y El Colegio de Michoacán con el título de Guatemala, la República Española y el Gobierno Vasco en el exilio, 1944-1954. No sólo ha sido la amistosa relación de mi abuelo materno, Jorge Luis Arriola, embajador de Guatemala en Lisboa y Roma, con Manuel de Irujo, Teodoro Aguirre y otros dirigentes vascos lo que me animó a esta investigación, sino además el deseo de hacer de dominio público un olvidado papel de solidaridad de mi país con los republicanos españoles. Muestro aquí un difícil resumen de un libro lleno de datos, nombres y circunstancias que debería interesar a los vascos que aspiren a conocer parte de la intensa actividad que desplegaron sus dirigentes y los de la República en el exilio en tiempos muy difíciles para la gran mayoría de sus partidarios.

Guatemala estableció tardíamente relaciones diplomáticas con la República española debido a que la dictadura del general Jorge Ubico solamente fue derrocada en vísperas del fin de la segunda Guerra Mundial por medio de la revolución cívico-militar del 20 de octubre de 1944. Ello permitió que este país entrase en el relevo de México en materia de proyectos de inmigración de refugiados españoles. Sin embargo, la marginalidad de la apuesta diplomática guatemalteca en el seno de los intereses diplomáticos del gobierno republicano español, entonces presidido por José Giral, hizo que las relaciones con los guatemaltecos fuesen encargadas al entonces ministro de Industria y Comercio de la República española, Manuel de Irujo y Ollo.

Tal decisión pesaría en el hecho de que al final el Gobierno vasco en el exilio fue el que las capitalizó durante casi una década, motivado por intereses diplomáticos (relaciones con los países centroamericanos y con los comunistas del Este), económicos (café, medicinas) y, en gran medida, de trabajo de inteligencia (papeles falsos, pasaportes, información). En ello sobresale el peso de las buenas relaciones que Guatemala entabló con los países centrales europeos bajo la impronta soviética o con la Yugoslavia de Tito. El triunfo final de la estrategia de Irujo por colocar a sus hombres en el centro de las relaciones republicanas con el gobierno guatemalteco se dio en 1951 con la designación de Antonio de Zugadi como cónsul de la República española, cargo que mantuvo hasta la caída del gobierno de Arbenz en 1954.

Tanto la modesta cifra de aproximadamente 200 republicanos españoles que llegaron a Guatemala entre 1947 y 1952, en comparación con las de otros países latinoamericanos receptores (México, Chile, Venezuela, República Dominicana), como esta capitalización del quehacer diplomático republicano por parte del Gobierno vasco en el exilio es la explicación del profundo desconocimiento que en la historiografía sobre la guerra civil española ha habido del papel jugado por los gobiernos de Juan José Arévalo (1945-1951) y Jacobo Arbenz (1951-1954) en apoyo a la República española en el exilio tanto en Europa como en América, así como de la implementación de un programa guatemalteco de inmigración de refugiados españoles en Europa a partir del año de 1948. Una inmigración que ya no solo incluía a quienes habían huido de España entre 1936 y 1939, sino a aquellos que venían de salir de las cárceles franquistas o habían desertado del ejército al que fueron obligados a servir. Además de ellos, los hijos de los primeros, que para entonces ya eran adultos o tenían la suficiente edad para reunirse con sus padres en el exilio o, simplemente, aquellos españoles que pasaban las fronteras francesa y portuguesa por razones económicas.

El papel de EE.UU.

Una relación tardía, en el marco de inicio de la Guerra Fría, que ayuda a explicar cómo en el tablero diplomático de Estados Unidos la presencia de los republicanos españoles en Guatemala fue utilizada por el Departamento de Estado para ejemplificar el apoyo del comunismo internacional a los gobiernos emanados de la revolución octubrina en el país centroamericano. Por ello, no es impropio relacionar la suerte de Guatemala en la Guerra Fría con la de la España republicana al inicio de la confrontación internacional con el bloque socialista, en momentos en que Washington daba un claro paso en el reconocimiento internacional del gobierno de Franco y para que España formase parte de Naciones Unidas. La visión que la administración estadounidense tenía de los republicanos españoles asentados en Guatemala era clara y abarcaba a todos sin calculadas distinciones, tal y como en 1955 dejó constancia el historiador y politólogo norteamericano ligado a la CIA, Daniel James: “Una verdadera brigada internacional, a la cual bien podría atribuirse un parentesco con su original español, funcionaba como parte de la maquinaria del Cominform… Ofrecieron una prueba muy clara de la intervención Soviética en los asuntos de Guatemala”.

Por su parte, la intervención estadounidense en Guatemala escindió a la comunidad republicana española asentada en el país centroamericano, haciendo que un grupo minoritario se reclamase como anticomunista al argüir razones nacionalistas (los vascos) o ideológicas (anarquistas y socialistas), sin poder evitar que la mayoría de los republicanos se viese lanzada a un exilio por miedo a las represalias por su participación durante la guerra civil española como en las administraciones revolucionarias guatemaltecas. De un universo de 200 personas, 145 optaron por abandonar Guatemala asilándose en tres embajadas latinoamericanas, principalmente en la de México. Es más, algunos de ellos fueron encarcelados y luego expulsados hacia este último país por las autoridades golpistas guatemaltecas entre los meses de julio y septiembre de ese aciago año de 1954. Se trata pues de un nuevo exilio republicano español que no forma parte de las historias oficiales que del mismo se han construido en estos países.

El 1 de julio, la Junta Militar declaró indeseables a los republicanos españoles residentes en Guatemala, lo que motivó que ese mismo día el Gobierno de la República en el exilio emitiese desde París un comunicado dirigido a aquella, en el que expresaba “que los españoles residentes en ese país fueron admitidos de forma regular conforme a las leyes en vigor, promulgadas por el Gobierno legal y aplicadas por la autoridades regulares… Por esas razones, el Gobierno Republicano español no puede aceptar que en ningún caso la colonia republicana española sea declarada indeseable por causa de sus gloriosos antecedentes republicanos”.

La violencia del gobierno golpista castrense en contra de la representación republicana en Guatemala fue tal, que el 20 de diciembre de ese año de 1954, ya refugiado en México, Zugadi le escribió a Irujo una larga carta en la que señalaba que se vio abocado a dirigir notas oficiales al triunvirato que tomó el poder luego de la caída de Arbenz, ello en medio del asalto a la embajada de España. Esto le llevó a protestar ante el Ministerio de Relaciones Exteriores guatemalteco, ya se tratase “de ladrones disfrazados de anticomunistas o de anticomunistas disfrazados de ladrones”.

Sólo salieron siete

Zugadi había enviado un despacho sobre los sucesos al Ministerio de Estado de la República en París que se imaginaba que Irujo ya conocía. En ese ambiente golpista, también informó de que el número de vascos que salieron hacia México fue de tan sólo de siete, pues la mayoría se quedó en Guatemala. El 3 de enero de 1955, Irujo le respondió a Zugadi: “No se esfuerce Usted en preparar informes de lo ocurrido en Guatemala. No son ahora necesarios”. La contrarrevolución guatemalteca se apuntaba una victoria ideológica, pues los dirigentes nacionalistas vascos no sacrificarían sus excelentes relaciones con el Departamento de Estado norteamericano por la causa revolucionaria guatemalteca con la esperanza de que los Estados Unidos contribuirían a crear un Estado vasco independiente: la apuesta entonces del presidente José Antonio Aguirre.

En el segundo semestre de 1950, el padre Jokin Zaitegui había decidido fundar el Centro Vasco Landíbar en la capital guatemalteca, partiendo de que no existía uno en este país y de la necesidad de estrechar los vínculos de los paisanos residentes en él. A sus ojos, tal impulso partía de la importante herencia cultural vasca a lo largo de la historia colonial y republicana guatemalteca. Por tanto, argumentaba, “prescindiendo de toda política que separa, y caminando por la cultura que nos une, abre sus puertas de oro a todo vasco o guatemalteco amigo del País Vasco…” El acta estaba firmada como socios fundadores por Zaitegui, Valentín Cuartango, Juan Zabala, Leandro Garín Ugarte, Daniel Garín Ugarte, Julián y Ramón Urigüen, Gerardo Andicoechea, Felipe Aberasturi Azcoitia y Ángel Arce Barahona; estando “de acuerdo en principio”, Antonio Arregui Azcárate, Julián Azcárate, Antonio Altuna Gárate, Gerardo Arana y Nicolás Ormaetxea. Arregui, Aberasturi, Azcárate, Arce y Altuna habían llegado a Guatemala desde Francia por medio del programa guatemalteco de inmigración y todos habían participado en la guerra civil, ya fuese en las milicias o en el ejército vascos, aunque pertenecían a diversas organizaciones (ANV, PNV, CNT y UGT). La base organizativa previa a la fundación del Centro Vasco fue la iniciativa de Zaitegui para fundar la revista Euzko Gogoa, la única en ser editada totalmente en euskera del período post republicano y que jugó un papel de primer orden en el renacimiento de la cultura vasca en el siglo XX. Él empezó a prepararla como revista bimestral en la Ciudad de Guatemala a lo largo del año de 1949 y, finalmente, la registró legalmente el 26 de diciembre de ese año, por lo que el primer número salió de la imprenta en enero de 1950. En Guatemala, ésta habría de aparecer (salvo por razones financieras en 1953) hasta el de 1955, cuando Zaitegui buscó asentarse en Gipuzkoa pensando que el franquismo lo dejaría editarla en Euskadi. Imposibilitado, se trasladó a Biarritz, donde la revista vivió su segunda época de 1956 a 1959. El cambio de sede de la Euzko Gogoa de Guatemala a Iparralde en 1956 respondió menos a la dificultades económicas y más a la necesidad de que la revista estuviese más presente en el Estado español. Una lista mecanografiada de abonados del año de 1950 existente en el archivo de Zaitegui en Sabino Arana Fundazioa, muestra que el total de ejemplares distribuidos ese año de aparición era de 332, con destino a 25 países de Europa, América y Oceanía. Para entonces, la lista contaba solo con una dirección en España.






°

El Descontrol de los 'Controles'

Euskal Herria ha vivido bajo la más dura ocupación militar y policíaca española desde hace siglos.

Esta editorial de Gara nos habla de las consecuencias contemporáneas de este despliegue colonialista, mismas que serían invisibles si en manos de los medios de comunicación del régimen español quedara la obligación de darlas a conocer.

Aquí el escrito:


En la mañana del pasado 31 de enero, un control de carretera de la Guardia Civil en Argantzun provocó aparentemente un accidente entre un camión y tres coches. Aparentemente, porque el hecho fue revelado por testigos (que añadieron que el operativo se levantó inmediatamente tras el siniestro) y no hubo información oficial alguna al respecto (lo que ha motivado una pregunta de EH Bildu en el Congreso).

Es un mero detalle de una situación habitual que afecta a toda la población vasca, y de la que cualquiera lector y lectora podría dar testimonio personal y en muchos casos un amplio catálogo de anécdotas. Lo ocurrido en Argantzun es solo una de las cientos de preguntas abiertas. Los datos trasladados por Guardia Civil y Policía española al Parlamento de Gasteiz, sin ir más lejos, son un absurdo en sí mismos: ¿Cómo es posible que se instalaran 1.581 controles de enero a mayo y apenas 69 el resto de 2017? ¿Con qué justificación hubo 88 de carácter «antiterrorista»? ¿Por qué motivo no se comunican algunos de ellos a la Ertzaintza y cuántos son? ¿Es creíble que únicamente cuatro hayan sido realizados por la Policía española?

Los datos que hoy difunde GARA se limitan a la CAV, pero en Nafarroa la situación no es más lógica. Las demandas de la Policía Foral para asumir el control del tráfico chocaron en los 90 con la respuesta de que la Guardia Civil debía hacer controles para combatir a ETA. El argumento decayó en 2011, pero en 2018 ese cuerpo militar sigue en sus carreteras. Y esto lleva a nuevas preguntas, más globales: ¿Qué sentido tiene todo ello, que no sea mantener activos unos contingentes apenas reducidos pese a una situación radicalmente diferente? ¿Qué objetivo subyace, si no es el de prolongar una competencia prescindible y visibilizar la presencia del Estado en Euskal Herria? El problema de fondo, en consecuencia, no es tanto el número de controles al año, sino el descontrol político que reflejan. Y la subordinación de las instituciones vascas que delatan.






°

viernes, 30 de marzo de 2018

Seaska Denuncia Bloqueo Galo

No todo es miel sobre hojuelas entre París e Iparralde.

Sí, ha habido avances, pero en lo que respecta al euskera la metrópoli jacobina ha sabido rehuír a la actitud supremacista y confrontativa de sus contrapartes españistaníes optando por la actitud omisa ante las necesidades que plantea la enseñanza del lenguaje que es columna central de la identidad vasca.

Les invitamos a leer esto que se reporta desde Naiz:

Seaska anuncia movilizaciones ante la posible falta de profesorado

Después de numerosas reuniones infructuosas con los representantes del Ministerio francés de Educación, la Federación de Ikastolas de Ipar Euskal Herria ha decidido suspender las discusiones. Reclama 25 nuevos puestos de profesorado para responder a la llegada de 230 alumnos y alumnas en setiembre de este año, pero el Ejecutivo galo no desbloquea ninguna plaza suplementaria.
«Estamos a la espera de la dotación de un Ministerio que no se pronuncia». El proyecto de presupuestos no contempla ningún puesto en la enseñanza privada en todo el Estado francés.  El año pasado, Seaska obtuvo 15 puestos. Fue una dotación excepcional debido a la apertura del liceo de Baiona. Normalmente suelen ser unos cinco puestos nuevos cada año.

Seaska ya alertó de estos problemas a principios de año. En vista de la situación, se ha puesto incluso sobre la mesa la renovación del acuerdo entre la Federación de Ikastolas y el Ministerio de Educación. Desde hace nueve años, se renueva cada tres. Establece una regla para calcular el número de puestos necesarios, teniendo en cuenta la particularidad del sistema inmersivo en lengua vasca. Algunas fuentes denuncian que el acuerdo nunca ha sido respetado por el Estado.

Vídeo para el Herri Urrats

La denuncia de Seaska ha tenido lugar en la presentación del videoclip de ‘Prefosta’, la canción que anuncia la edición de este año de Herri Urrats, que tendrá lugar el 13 de mayo en Senpere. El tema es obra del grupo 2ZIO y sus protagonistas son el alumnado y los trabajadores y trabajadoras del centro Manex Erdozainzi Etxart.

.
.

PREFOSTA HerriUrrats2018 Kanta : 2zio - Klipa : EtxekoProd

Aurtengo klipa Manex Erdozainzi Etxart kolegioan grabatu dugu. Denek, ikasleek, erakasleek, langileek, burasoek parte hartu zuten !






°

Comparaciones Inadecuadas

Público ha reproducido al costo esta nota de la Agencia EFE en la cual queda constancia de que alguien entre los periodistas que entrevistaba a Pep Guardiola comparó el proceso de autodeterminación de Catalunya con el de Euskal Herria, incidiendo suponemos en las acciones armadas por parte de ETA y en las de desobediencia civil por parte de la Kale Borroka.

Claro, como es EFE, el asunto se centra en la respuesta de Pep ante esta comparación y no se nos dice quién la planteó en primer lugar. Ese sería el dato interesante. ¿Por qué? Sencillo, a Pep lo han multado por utilizar el listón amarillo en solidaridad con los presos pues es considerado por la FA como "un mensaje político". Así que... ¿qué periodista de deportes hizo un planteamiento político en la entrevista previa a un partido? Sea quien sea, debiera ser multado, igual que Guardiola.

Además, recordemos que el 1° de octubre de 2017, quien ejerció la violencia fue el estado español, tal como acostumbra, no el pueblo catalán.

Aquí la nota:


El entrenador de Manchester City recuerda, tras la detención de Puigdemont, que el movimiento independentistas catalán siempre ha sido pacífico. "Cuando dicen que somos generadores de violencia se equivocan completamente", afirma

Pep Guardiola, entrenador del Manchester City, volvió a dar este viernes su opinión sobre la situación política en Catalunya y afirmó que es "una gran injusticia" que los comparen "con ETA o con la Kale Borroka".

"¿Puigdemont? Estoy como toda la gente que no desea el mal para los demás ni para su familia. Todo lo que hemos hecho estos años seis millones de personas, saliendo a la calle, etc., lo hemos hecho de forma pacífica", dijo Guardiola en la rueda de prensa previa al partido de Premier League contra el Everton.

"Cuando dicen que somos generadores de violencia se equivocan completamente. Puedes estar de acuerdo o no; ya sabemos que las ideas de cada uno son suyas y que los jueces pueden hacer su trabajo. Creo que es una gran injusticia que nos comparen con ETA o con la Kale Borroka", añadió.

"Esto es muy fácil -continuó-: sólo hay que ver lo que pasó el 1 de octubre. La fotografía, los vídeos, no engañan. Hace años sí se podía (engañar), pero ahora no. Todos los mensajes, desde el presidente Puigdemont, el vicepresidente Junqueras, el presidente de la ANC, el presidente de Òmnium. Toda esa gente ha dicho todo a través del pacifismo y expresando el voto de las urnas. Por eso es muy injusto; se puede estar de acuerdo conmigo, pero hay fotos e imágenes".

El entrenador del City, que lució este viernes nuevamente el polémico lazo amarillo, fue multado el pasado 9 de marzo con 20.000 libras (22.500 euros) por contravenir las normas publicitarias de la Federación Inglesa de Fútbol (FA) al exhibir "un mensaje político" en su vestimenta, "específicamente un lazo amarillo".

El lazo se ha convertido en un símbolo de protesta de los secesionistas de Catalunya para reclamar la libertad de los 'Jordis' -Jordi Sánchez y Jordi Cuixart-, en prisión desde hace más de cuatro meses, y de Joaquim Forn y Oriol Junqueras, encarcelados desde el pasado 2 de noviembre.

El lazo amarillo ha provocado controversia en Inglaterra en las últimas semanas, y el presidente de la FA, Martin Glenn, tuvo que pedir disculpas por comparar el símbolo con la estrella de David, la hoz y el martillo y la esvástica nazi.






°

Merkel y la Europa Supremacista

Angela Merkel ha procedido a despejar las dudas. Lo de ella no es poner al autoritarismo españistaní en el banquillo de los acusados, lo de ella es asegurarse de que el Cuarto Reich, representado por la Unión Europea de los estados nación centrales y no la de los pueblos, prevalezca por sobre los principios de libertad y  por encima del derecho a la autodeterminación.

La Merkel entiende a Europa como el más rancio y conservador eurocentrismo la concibe, suprema, por encima de todos los demás continentes de la Tierra. Para ello, se debe de salvaguardar la integridad económica de las antiguas potencias imperialistas. El Brexit ya ha sido suficiente afrenta, la arrogancia británica debe ser contenida, evitar a toda costa que lo sucedido ahí cunda en otros rincones del Viejo Continente.

Carles Puigdemont la retó, como en su momento Lluis Companys y José Antonio Agirre retaron a Adolph Hitler. No lo dudó ni por un momento, cuando pudo cerrar el cepo no perdió la oportunidad, la captura del presidente catalán en funciones se llevó a cabo a escasos metros de la frontera danesa. Pero que no piense Rajoy que Angela lo hace por él. 

Ni Hitler ni Mussolini avasallaron a la Segunda República en favor ni de Mola ni de Franco, no, lo hicieron para frenar a la Unión Soviética. Pues bien, el caso Skripal deja claro que las tensiones entre las potencias centrales europeas y Moscú no han bajado de tono, por mucho que los vientos del cambio hayan bajado por la orilla del Moskva hasta el Parque Gorky. Madrid sigue siendo la hermana lela de la OTAN y ni Berlín ni París ni Roma andan para darse lujos ante el ritmo marcado por Londres.

Les invitamos a leer esta nota relativa al encarcelamiento de Puigdemont en Alemania y el peligro latente de que, lejos de enfrentar un largo y engorroso juicio de extradición, sea víctima de una devolución en caliente. La información ha sido dada a conocer por La Jornada:


Armando G. Tejeda

La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, anunció este viernes que no piensa “vetar” ni “interferir” en una posible extradición a España del ex mandatario catalán, Carles Puigdemont, encarcelado en la prisión de Neusmüster desde el pasado domingo a petición del Tribunal Supremo español, que lo acusa de los delitos de rebelión, malversación de fondos públicos y desobediencia. Así lo confirmó el semanario alemán Der Spiegel, que cita fuentes del gobierno alemán.

Según lo publicado este viernes por la revista alemana, el gobierno consideraría “una afrenta jurídico-política hacia los estados federados” utilizar el mecanismo previsto por la legislación para “vetar” una hipotética extradición de Puigdemont, tal y como le solicitó el abogado del líder independentista a la administración de Merkel.

El abogado Wolfgang Schomburg, quien representa a Puigdemont en Alemania, es un experto en derecho internacional y en asuntos relacionados con genocidios y vulneración de derechos humanos. En su alegato, cuestionó la neutralidad de los tribunales de justicia españoles y del propio juez español Pablo Llarena, quien en la orden internacional de detención y entrega contra Puigdemont, que fue cursada a las instituciones europeas, registró una serie de pruebas y escritos en los que se acusa a Puigdemont de “ignorar sistemáticamente” las advertencias de “una escalada de violencia” en Cataluña ante la estrategia diseñada por su gobierno para declarar la independencia unilateral.

Entre las instituciones que habrían alertado de esta clima de violencia estarían, entre otros, la propia policía autonómica catalana -los Mossos d’Esquadra- y, pese a ello, no habría asumido las recomendaciones.

En su escrito, el juez también acusó al ex mandatario detenido en Alemania habría malversado más de dos millones de euros sólo para poner en marcha el referendo de independencia del pasado 1 de octubre.





°

Nueva Matanza Israelí

El ente sionista lo ha vuelto ha hacer.

Con la usual prepotencia y cinismo que le caracteriza, sabedor del cheque en blanco del que goza, ha perpetrado otra matanza en contra del pueblo palestino.

Se habla de que había por lo menos 100 francotiradores judíos aguardando la llegada de la Gran Marcha del Retorno.

Y todo durante la celebración de los días santos en las religiones cristianas.

Lean ustedes lo que se reporta desde la página de Público:


Hay cerca de 2.000 personas heridas de las cerca de 40.000 que han participado en la Gran Marcha del Retorno, convocada por Hamás. Cientos de tiendas de campaña se han instalarán a lo largo de la Franja de Gaza hasta el 15 de mayo 

Saud Abu Ramadán y Ana Cárdene

El Ejército israelí ha matado a al menos 15 palestinos, la mayoría de ellos jóvenes, durante la Gran Marcha del Retorno organizada este viernes por Hamás en cinco puntos de la frontera entre Gaza e Israel, una tensa protesta con enfrentamientos en la que hubo cerca de 2.000 heridos.

Un centenar de tiradores israelíes apostados en el otro lado de la frontera controló durante toda la jornada que los miles de palestinos que se manifestaban no se acercasen a la zona prohibida. Para evitarlo no dudaron en abrir fuego real contra la multitud, además de otros método de dispersión de masas como gases lacrimógenos.

Según el Ejército, 17.000 personas acudieron a la convocatoria de los islamistas, apoyada por otras facciones y por el presidente palestino Mahmud Abás, que los organizadores habían asegurado que sería pacífica, pero que en varios puntos derivó en lanzamiento de piedras y neumáticos ardiendo, a los que los soldados israelís respondieron con fuego real, provocando una masacre.

Observadores locales y testigos elevan a alrededor de 40.000 el número de participantes, que fueron llegando a lo largo de la mañana a los principales puntos de convocatoria: Rafah y Kan Younis en el sur, El Bureij y este de Gaza capital en el centro, y Yabalia en la zona norte.

Los manifestantes, ondeando banderas palestinas y cantando eslóganes nacionalistas, se fueron acercando a la valla de seguridad que separa Gaza de Israel y superaron la límite de seguridad de 700 metros de distancia que habían programado los organizadores, con lo que la tensión fue en aumento.

El Ejército israelí aseguró que lanzaron contra las tropas "bombas incendiarias, piedras y neumáticos en llamas" y que estas, en respuesta, "usaron medios de dispersión y disparos contra los principales instigadores".

Un tanque israelí mata a un agricultor palestino

Ya a primeras horas de la mañana, un tanque israelí disparó sobre un palestino que estaba cerca de la valla causándole la muerte. Según fuentes palestinas, se trataba de un agricultor que se acercó a sus tierras.

Más tarde, los enfrentamientos en la frontera fueron dejando un reguero de víctimas, que ascendía a media tarde a 12 muertos y 1.100 heridos, incluidos varios cientos por inhalación de gas lacrimógeno, según cifras del Ministerio de Salud palestino.

Israel había advertido a los gazatíes de que no vulnerasen la valla de seguridad ni se acercasen a ella durante las protestas, lanzando cuartillas desde aviones, a través de medios sociales y con declaraciones a medios de comunicación.

Esta mañana, el Ejército apostó batallones de infantería adicionales en las inmediaciones de la verja y cerró los accesos a los puntos adyacentes a la Franja, que declaró zona militar cerrada y donde apostó tropas para impedir el paso a los civiles.

El jefe del Estado Mayor, Gadi Eisenkot, estuvo personalmente al frente de la operación, ante el riesgo de escalada en la zona. Además, la Policía de Fronteras y la Nacional enviaron refuerzos al sur del país para actuar como segunda línea de defensa en caso de que hubiera palestinos que lograsen pasar la valla y a los soldados, según pudo constatar Efe.
Gran acampada provista hasta el 15 de mayo

Esta semana, los organizadores montaron grandes tiendas de campaña a unos 700 metros de la frontera para la Gran Marcha del Retorno, con la intención de iniciarla hoy y mantener la presencia de cientos de personas hasta el 15 de mayo, conmemoración de la Nakba (Catástrofe), que marca el inicio de la desposesión y exilio palestino tras la creación del Estado de Israel, en 1948.

Según la ONU, unos 1,3 millones de gazatíes, de los dos millones que habitan la Franja, son refugiados o descendientes de refugiados.

Esta marcha de protesta es, aseguró hoy el líder del ala política de Hamás, Ismail Haniye, "un mensaje a (el presidente estadounidense Donald) Trump y a de todos los que apoyan su decisión (de reconocer Jerusalén como capital de Israel) de que no se hacen concesiones en Jerusalén, no hay una alternativa a Palestina y no hay otra solución que el retorno" de los refugiados.

El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, señaló: "Lloramos a los mártires de nuestro gran pueblo y les decimos a sus familias que nuestro pueblo no se rendirá. La conciencia global deberá reconocer que la historia está en último lugar de lado de los derechos de los pueblos, y la tierra es el corazón de estos".


Desde la Asociación Palestina Biladi nos proporcionan la lista de los caídos:

Las 15 personas asesinadas hoy en Gaza por manifestarse pacíficamente para que se cumpla su derecho, reconocido legalmente, al retorno a sus hogares y pueblos:

Omar Abu Samour - Mohamed Al Najar - Mohamed Abu Amro - Ahmed Odah - Jehad Frena - Mahmud Rahmi - Zuhair Abu Jamus - Naji Abu Hujeir - Sari Abu Odah - Hamdan Abu Amsha - Amin Abu Muamer - Ibrahim Abu Sha'ar - Iyad Abdelal - Abdelfatah Abdelnabi - Abdelqader Alhawajri - Nader Alsabagh







°

Sin Veredicto para La Manada

Uno de ellos es un Guardia Civil.

Otro está en servicio activo del Ejército Español.

Su líder es un conocido macarra que acostumbra generar violencia en los estadios de futbol.

Así que la suspicacia no está de sobra.

¿De qué hablamos?

De La Manada... y de los más de cuatro meses que han pasado desde el final de su juicio por violación tumultuaria y la ausencia de un veredicto en todo este tiempo.

Aquí la información al respecto por conducto de El Español:

El escandaloso retraso de la sentencia de 'La Manada': cuatro meses y un día sin veredicto

Los cinco amigos sevillanos acusados de violar a una joven de 18 años llevan en la cárcel desde el 7 de julio de 2016, más de 20 meses. Hace cuatro que el juicio quedó visto para sentencia, pero el tribunal que los juzga acumula retrasos de hasta un año.
Andros Lozano
Es el tiempo que los cinco amigos sevillanos del grupo conocido como la Manada llevan en prisión provisional. A José Ángel Prenda, Ángel Boza, Jesús Escudero, Antonio Manuel Guerrero (guardia civil) y Alfonso Jesús Cabezuelo (militar de la unidad de Emergencias del Ejército) se les detuvo la mañana del 7 de julio de 2016. Fue en las calles de Pamplona tras el primer encierro de San Fermín. A las pocas horas, el juez instructor decretó el ingreso en prisión de todos ellos, acusados de haber violado dentro de un portal a una joven madrileña de 18 años la madrugada anterior.

Desde entonces, los cinco amigos del distrito sevillano de Amate, quienes se hacían llamar "lobitos" desde niños, no han salido a la calle salvo para asistir como acusados a las 11 sesiones que duró el juicio. Se celebró entre el 13 y el 28 de noviembre de 2017, año y medio después de su detención.

Este pasado miércoles se cumplieron cuatro meses de que el juicio quedara visto para sentencia. Una lenta espera que los mantiene "ansiosos" en la cárcel, según ha podido saber EL ESPAÑOL. Esta será su segunda Semana Santa entre rejas. Sin embargo, el veredicto del tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra sigue sin llegar. Y puede que aún tarde en hacerlo. ¿Hasta cuándo? Es la gran incógnita del proceso más mediático del último año.

Dos años, más otros dos prorrogables, de prisión provisional

En un principio, en el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) se confiaba en que la sentencia no se dilatara en el tiempo excesivamente. En los medios de comunicación se habló de que se conocería el fallo en un plazo de entre tres y cuatro meses (enero-febrero). No obstante, desde el alto tribunal nunca se fijaron fechas concretas.

Esta postura de una sentencia a corto plazo tiene cierta lógica si se tenía en cuenta que los cinco acusados se encuentran en prisión provisional desde hace más de 20 meses. Además, la Ley de Enjuiciamiento Criminal española fija que un acusado de delitos graves puede estar bajo dicha medida durante un plazo máximo de dos años, aunque la norma permite otros dos prorrogables para casos penados con más de tres años de cárcel, como es el de agresión sexual [se les imputan también robo con violencia y contra la intimidad].

Pero lo cierto es que 632 días después los cinco miembros de la Manada siguen en prisión a la espera de su condena definitiva o de su absolución. Tres de ellos, Ángel Boza, José Ángel Prenda y Jesús Escudero, siguen en la misma cárcel del primer día, la penitenciaría de Pamplona. Desde su llegada han mantenido buen comportamiento y  cada semana reciben la visita de familiares y amigos.

Prenda, que todos los días sale a correr al patio y entrena en el gimnasio de la cárcel, ha perdido una notable cantidad de peso -así se constató durante el juicio-. Mientras, Escudero ha vuelto a ejercer su profesión entre rejas: es el peluquero de la prisión.

A su vez, el guardia civil Antonio Manuel Guerrero Escudero y el militar Alfonso Cabezuelo Entrena solicitaron su traslado a una prisión con módulos para Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y para miembros del Ejército. Ambos se encuentran recluidos en Alcalá Meco (Madrid) y mantienen una actitud "irreprochable".

Según fuentes internas de ambas penitenciarías, los cinco amigos se encuentran "ansiosos" por conocer el sentido de la sentencia que habrán de redactar los tres magistrados de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra.
Retrasos de hasta un año

El reloj sigue corriendo. Y puede que la sentencia aún tarde en llegar. Los tres jueces que conforman el tribunal, presidido por José Francisco Cobo y compuesto por los magistrados Ricardo González y Raquel Fernandino, suelen aislarse por completo del ruido de la calle y trabajar a conciencia el argumentario de sus veredictos sin dar prevalencia a unos casos sobre otros.

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra acumula retrasos, en algunos casos, que superan los 12 meses. A principios del pasado enero, este tribunal dio a conocer una sentencia por malos tratos y amenazas cuyo juicio se había celebrado 13 meses antes, como informó Navarra.com.

Esta misma sección tiene pendientes de sentencia casos juzgados con anterioridad al de la Manada. Por ejemplo, uno del verano de 2017 en el que se sometió a juicio a una trabajadora de un banco de Tudela que fue acusada de robar 286.000 euros de las cuentas de diez clientes de la sucursal en la que trabajaba.

La Audiencia de Navarra se divide en dos secciones, sobre las que recaen las apelaciones de todas las causas en fase de instrucción de la comunidad foral y también los recursos de las sentencias de los juzgados de lo penal.

Pero es en la Sección Segunda donde más se retrasan las sentencias, hasta llegar a superar en muchos casos los siete y ocho meses de espera.

Los tres magistrados de dicho tribunal deben concluir si existen, y en qué grado, los tres delitos que se imputan a los cinco acusados: agresión sexual (violación), robo con violencia (se llevaron el móvil de la víctima) y un delito contra la intimidad (grabaron los hechos con sus móviles).

Los tres agogados defensores [uno de ellos, Agustín Martínez, ejerce la defensa de tres de los cinco acusados] pidieron la absolución de todos ellos. Consideran que durante las 11 sesiones del juicio no quedó acreditado que la joven fuera violada en el interior de un portal de la calle Paulino Caballero de Pamplona. Por contra, la Fiscalía y las acusaciones particulares solicitaron entre 22 y 25 años de prisión para cada uno de ellos.

El tribunal rechazó dejarlos en libertad en diciembre

El tribunal que juzga a la Manada se opuso el pasado mes de diciembre a la petición de las defensas de permitir la libertad de los cinco acusados. La decisión no se acordó por unanimidad: dos magistrados se posicionaron en contra y uno a favor.

El juez que vio favorable dejarlos en libertad hasta conocer el contenido de la sentencia fue Ricardo González. A priori, se trata del magistrado que está más próximo a la absolución de los acusados que a su condena.

Durante el juicio, González llegó a formularle a la joven violada una pregunta en estos términos: "¿Qué manifestación hizo usted, de cara a ellos, para que supiesen que usted estaba en situación de shock y que estaban teniendo esa situación de relaciones sexuales sin consentimiento por su parte? ¿Cómo pudieron ellos... si usted hizo algo, manifestó algo, verbalizó algo...?

La chica respondió: "No, no. O sea, yo cerré los ojos... No hablaba, no estaba haciendo nada, estaba sometida y con los ojos cerrados. Si eso... Estaba con los ojos cerrados y sin hacer nada, ni decir nada ni nada. Entonces, si...".

El juez Ricardo González volvió a insitir: "¿Hizo usted en algún momento, algún gesto, alguna manifestación, alguna actuación suya..?" La denunciante dijo: "No hablé, no, no, no grité, no hice nada. Entonces, que yo cerrara los ojos y no hiciera nada, lo pueden interpretar como que estoy sometida o como que no".

El magistrado concluyó entonces con las siguientes palabras: “En cualquier caso, daño, dolor durante ese episodio ha quedado claro que no sintió usted”.

Del final del juicio han pasado ya cuatro meses y un día. Desde que la Manada ingresó en prisión, 632 fechas. Con sus días y sus noches.






°

Tres Lehendakaris para Un Pueblo

A juzgar por las reacciones en Portugal, Escocia, Suiza, Dinamarca, Bélgica y Alemania el arresto de Carles Puigdemont por la policía de este último país ha puesto sobre el banquillo de los acusados no solo al autoritarismo español, sino al colonialismo en general.

Una y otra vez hemos leído de parte de los iluminados, esos seres humanos que en el paroxismo de la modestia se denominan a sí mismos como intelectuales, que solo los pueblos atrasados caen presa del nacionalismo y que este se cura leyendo y viajando.

No, el nacionalismo, como ya lo hemos explicado antes, no se cura ni leyendo ni viajando. Es más, no necesita curarse. El nacionalismo es ese sentido de identidad, de pertenencia, al grupo de personas con el que se comparte espacio geográfico, cultura, tradiciones, lenguaje, historia común, gustos gastronómicos, expresiones artísticas, danzas, cantos...

De lo que debe curarse la humanidad y ya es del colonialismo, peligroso engendro del imperialismo, esa obsesión por expandir el poderío económico militar con la intención clara de apoderarse de los recursos naturales e intelectuales de otros pueblos, de otras naciones.

Claro ejemplo de esto es el hecho de que como los catalanes, los vascos vivan divididos entre dos estados nación: Francia y España. 

Peor aún, dada la idiosincracia de los españoles, al sur de los Pirineos se encuentra dividido a su vez en tres entidades políticas: la Comunidad Autónoma Vasca (Euskadi), Nafarroa y ese anacrónico enclave burgalés que incluye a Trebiñu y Argantzun. Por ahí va también el asunto con los catalanes en lo que se refiere a los Països Catalans.

Un pueblo, tres realidades distintas (¿cuatro?). Tomen su tiempo para asimilar esa realidad lacerante.

Bien, especificado lo anterior, les compartimos esta nota dada a conocer por Noticias de Gipuzkoa:


Quiere avanzar como pueblo con los ritmos de la CAV, Nafarroa e Iparralde

EH Bildu apeló ayer al trabajo en común de los “tres lehendakaris de Euskal Herria”, en referencia a los presidentes de la CAV (Iñigo Urkullu), Nafarroa (Uxue Barkos) y el de la Mancomunidad de Iparralde (Jean-Rene Etchegaray) para “avanzar como pueblo, respetando siempre los ritmos y especificidades políticas y sociales de cada ámbito”. La coalición soberanista hizo este llamamiento en una rueda de prensa celebrada ayer en Donostia, en la que tomaron parte la portavoz de EH Bildu del Parlamento Vasco, Maddalen Iriarte y el portavoz de la coalición en el Parlamento navarro, Adolfo Araiz.

La coalición abertzale reiteró ayer su apuesta por “construir una nueva Euskal Herria conformada por ciudadanos libres, democrática, fundamentada en la igualdad y en la justicia social”. “Nadie dijo que esta era una tarea fácil, más si cabe si tenemos enfrente a los Estados español y francés, pero es indudable que estos últimos años se han producido grandes avances”, señalaron. En esa línea, destacaron que Iparralde cuenta desde hace un año con una nueva estructura administrativa, aunque con competencias muy limitadas -la Mancomunidad única- mientras que en Nafarroa el Gobierno presidido por Uxue Barkos “está haciendo su camino, superando toda serie de dificultades”, y en la Comunidad Autónoma Vasca se está desarrollando en el Parlamento Vasco un debate sobre el autogobierno “que debería condicionar su futuro”.

A juicio de Iriarte, la mayoría social y política existente por el derecho a decidir debe ser una oportunidad para la “consecución de acuerdos y el inicio de un camino”. Por contra, “la deriva antidemocrática y autoritaria que ha tomado el Estado español nos obliga a todos los demócratas de este país a actuar de una manera conjunta para conseguir mayores cotas de soberanía”. Por todo ello, la coalición abertzale llama a construir “un muro democrático y popular contra el autoritarismo español”.

Según EH Bildu, existen “tres ámbitos administrativos institucionalizados” con “tres lehendakaris” y, por lo tanto, “tres ámbitos de decisión”. Por ello, considera que “este país debería ser capaz de aprovechar esta oportunidad para avanzar en su condición de pueblo, respetando siempre los ritmos y especificidades políticas y social de cada ámbito” e incide en que “el que los tres lehendakaris y/o instituciones iniciasen un trabajo en común sería muy importante para el presente y futuro de este pueblo”.






°