Un blog desde la diáspora y para la diáspora

sábado, 11 de julio de 2020

Iriart Cede ante Etchegaray

Traemos a ustedes noticias positivas desde Iparralde.

Aquí lo que nos informa Noticias de Navarra:


La retirada de Iriart (EH Bai) allanará la reelección y aleja la amenaza de la derecha

Humberto Unzueta

Finalmente EH Bai no presentará a ningún candidato para la presidencia de la Mancomunidad Única de Iparralde y dejará el camino libre para que el reelegido alcalde de Baiona, Jean René Etchegaray, repita al frente de la única institución al otro lado del Bidasoa que aglutina a los tres territorios vascos del Estado francés. La votación entre los cargos municipales de Iparralde se llevará a cabo el próximo 17 de julio y el primer edil de Baiona parte ahora como claro favorito.

El alcalde de Hiriburu y candidato abertzale (EH Bai es la filial de EH Bildu en Iparralde) Alain Iriart ha optado por dar marcha atrás en su intención de postularse para el cargo ante las voces internas que veían en su candidatura la posibilidad de debilitar las opciones del centrista Etchegaray, ya que el alcalde de Angelu, el derechista Claude Olive, también aspira al cargo. Olive contaría con el apoyo de la nueva alcaldesa de Biarritz, Maider Arosteguy.

EH Bai celebró el jueves por la noche un congreso general extraordinario en Uztaritze (Lapurdi), para analizar la posibilidad de presentar candidato. La reunión sirvió para oficializar el paso atrás de Iriart y la victoria del sector más posibilista que no quiere arriesgar los puntos en común con Etchegaray, cuya visión de la Mancomunidad es más abierta, euskaltzale y menos jacobina que la de Olive. "Con los elementos que tenemos hoy entre manos y conscientes de la situación política de Ipar Euskal Herria, los militantes de EH Bai consideramos que no se dan las condiciones para presentar candidatura a la presidencia de la Mancomunidad Única", explicó ayer la coalición en una nota.

"Los últimos días hemos realizado una reflexión compartida junto a Alain Iriart. Pero el análisis de la coyuntura política actual nos ha empujado a tomar esta decisión", enfatiza el comunicado en referencia a que el riesgo de una división del voto en torno a Etchegaray podría poner en bandeja la victoria de Olive.

Desde EH Bai reconocen que "la crisis económica y social, la emergencia climática, la defensa del euskera y el seguimiento del proceso de paz requieren de una respuesta política e institucional de altura". Así las cosas, desde este sector se preparan para, una vez que Etchegaray sea proclamado –el alcalde de Baiona todavía no ha hecho oficial su candidatura, aunque se espera que lo haga en breve–, aumenten su participación en los foros de decisión de la Mancomunidad, después de que los resultados en las municipales hayan deparado una subida de concejales de EH Bai y también, en menor medida, de EAJ-PNB. Por ello, "estamos preparados para participar en los centros de decisión, en beneficio de los habitantes de Ipar Euskal Herria e impulsaremos un funcionamiento más democrático y mejor de la Mancomunidad Única, para que resulte más cercana a los ciudadanos y municipios".






°

Egaña | Reflexión, Voto y Reconstrucción

El J12 está encima en la CAV e Iñaki Egaña invita a sus habitantes a decidirse por un cambio radical.

Aquí lo que dio a conocer en su perfil de Facebook:


Iñaki Egaña

Mañana se celebrarán con retraso respecto al adelanto previsto, pero con más de dos meses de antelación en relación al calendario electivo, las elecciones autonómicas para el Parlamento de Gasteiz, las que abrirán la XII legislatura de la Comunidad Autónoma. Votación en circunstancias excepcionales.

Causalidades del circuito o ese eterno ciclo que nos rodea en nuestro recorrido vital, hace cuatro años, en medio de una campaña sobre la incineradora de Zubieta, GuraSOS había convocado en ese verano de 2016 una marcha que resultó multitudinaria con el lema “Lo primero la salud”, recordando que, en el perímetro del vertedero, entonces en construcción, vivían entre las decenas de miles de adultos, 69.000 niños.

En ese mismo verano, la Ertzaintza continuaba su implacable persecución a los miembros de Gipuzkoa Zutik, reventando sus asambleas, identificando a sus activistas y, llegado el caso, moliéndolos a palos. En Madrid, Esteban Beltrán, director de Amnesty International, denunciaba como gravísimo el hecho de que España se negara sistemáticamente a investigar las denuncias de torturas.

Han pasado cuatro años, y los hechos se reproducen con milimétrica exactitud, mientras la marmota sigue adormilada en su refugio, como si el tiempo se hubiera estancado. El juez que en más ocasiones ha sido reprendido por no investigar las torturas en España llegó a ministro, desde cuyo pedestal ejerce en la actualidad en un Gobierno supuestamente de progreso.

El inicio de la década de 2020 ha sido frenético, con un confinamiento que ha afectado a más de la mitad de la humanidad. Señales apocalípticas, estados de alarma y excepción, cientos de miles de muertos, aquí y allá. El fantasma de las pandemias medievales ha acogotado tantos a las sociedades que transitamos hacia los hologramas sustitutivos de la realidad, como a aquellas que aún no conocen siquiera el chip digital.

En las doce primeras semanas del confinamiento cercano, la Ertzaintza y algunas policías locales multaron a 30.000 ciudadanos de la Comunidad Autónoma, realizaron 135.000 identificaciones y se llevaron detenidas a sus calabozos a 459 personas. Para comprender semejante ofensiva habría que señalar que los denunciados han sido uno de cada 68 mayores de edad, de los que tendrán la opción de votar mañana. Se trata de una razia en toda regla, amparada en la Ley Mordaza, aquella que los dirigentes políticos de la Policía Autónoma critican en público y aplican con diligencia y entusiasmo en privado.

A la notabilidad de esta noticia se añade el hecho de que, para mediados de mayo, un 4.5% de los agentes de la Ertzaintza habían dado positivo en las pruebas serológicas para detectar la covid-19. Tanta diligencia para multar y tanta laxitud en Arkaute. Tantas exigencias para el pueblo llano mientras diversos mandos, de esos que dicen dan ejemplo, entre ellos el comisario de Sestao de la Ertzaintza y el jede de Emergencias de Osakidetza, de paseo por Castro en pleno confinamiento.

La sanidad también ha conocido los vaivenes de esa corrupción que nos niegan, pero que la percibimos cada día. Dimitió Jon Darpón, el consejero de Sanidad, con el escándalo de la filtración de los exámenes de Osakidetza. También concluyó el juicio, después de amenazas a los informantes, sobre la corrupción tejida por cobradores de la red alavesa de Alfredo de Miguel.

De igual manera, el lema de “Lo primero la salud” de 2016, a pesar de relatos interesados, sigue siendo el distintivo de estos últimos meses. En Zaldibar, en febrero, se produjo la catástrofe, culminación de un modelo que prima el negocio a las personas, que favorece a la especulación sobre la racionalización de la gestión de la vida comunitaria, incluidos los residuos. Cinco meses después, Alberto Sololuze y Joaquín Beltrán siguen desaparecidos, sus restos comprimidos entre toneladas de basura. La arrogancia del lehendakari de la CAV ante lo que consideró otro “habitual accidente laboral” fue paradigma de gestión nefasta.

A pesar de tragedias, corruptelas y pandemias, la salud ha continuado siendo un factor secundario para Lakua. El sector empresarial que dirige nuestros destinos, embozados en los actores de la marmota de esta última legislatura, estiraron el chicle posibilista para cumplir su adelanto electoral, hasta que la situación se les hizo insostenible. La Comunidad Autónoma Vasca se convirtió en el segundo territorio de Europa, por detrás de Bélgica, en víctimas mortales por la pandemia del coronavirus. Nuevamente la categorización de las víctimas, cuando no su ninguneo, sigue conformándose como una de las patas de un proyecto que suma cero.

La arrogancia y el cinismo han campeado, insistentemente, por un escenario en que la frivolización de la que han hecho gala algunos cabecillas del inmovilismo vasco ha sido insultante. Y me reafirmo en el vocablo “cinismo” porque el lema de su campaña electoral (Zutik) ha sido el que han hurtado al colectivo que ponía, entonces con el tema de la incineradora, la salud por encima del negocio.

Y ya están afilando nuevamente los dientes. Haciendo las cuentas de la lechera, con el apoyo de los lobbys empresariales y comunicacionales. Porque el pastel que se abre, a pesar de lo que pueda parecer, es gigantesco. Al igual que a la conclusión de los conflictos bélicos, la restauración del desastre se va a convertir en un gigantesco negocio del que saldrán reforzadas ciertas estructuras económicas, para surgir o perpetuarse nuevas elites y convertirse en hegemónicas. En vocabulario neoliberal, un tiempo “lleno de oportunidades”.

Hay, sin embargo, otro tipo de oportunidades. Otro modelo que evite ese inmovilismo secuencial cuyas imágenes nos las conocemos de memoria. Nuestra tierra está plagada de demagogias, de promesas incumplidas, de espejos rotos, de sillones ajados por una clase política que se renueva para que nada cambie. Hay, sin embargo, posibilidades de cambio porque hay esperanza y mimbres para imaginarlo posible. Prest?




Y con respecto acerca de ciertas declaraciones del gris y seco Iñigo Urkullu acerca del PNV y estar a la izquierda de la izquierda, les dejamos con la visión de Tasio:











°

viernes, 10 de julio de 2020

Una Década de Procés

Naiz hace un ejercicio de memoria trayendo a nosotros este artículo que resalta la importancia del proceso de desconexión iniciado por el pueblo catalán hace ya una década, una muy prodigiosa década.

Aquí lo que se nos dice:


Este 10 de julio se cumplen 10 años desde la multitudinaria manifestación que protestó contra la sentencia del Estatut por las calles de Barcelona. Aquel hecho, considerado el punto de partida del «procés» independentista, también tuvo su respuesta solidaria en Euskal Herria con la manifestación «Nazioa gara. Autodeterminazioa», convocada por la izquierda abertzale, EA y Alternatiba, embrión de EH Bildu.

Marcel Pena

El 10 de julio de 2010, hace hoy justo 10 años, se producía en Barcelona la manifestación «Som una nació. Nosaltres decidim» como respuesta a la sentencia del Tribunal Constitucional español que cercenaba el Estatut de Catalunya. Previamente, en 2006, el texto había sido aprobado en el Parlament de Catalunya, las Cortes españolas y, finalmente, ratificado en referéndum. Todo esto no impidió que el PP presentara un recurso de inconstitucionalidad y que el Constitucional le diera la razón, recortando y reinterpretando varios artículos del texto original.

En Catalunya se considera esta fecha como el inicio del «procés» independentista. El ataque fue la gota que colmó el vaso de la falta de autogobierno y capacidad de decisión de las instituciones. frente a los poderes del Estado español.

La efeméride ha sido recordada hoy por Jordi Cuixart, preso en Lledoners y presidente de Òmnium Cultural, organización convocante de la histórica manifestación, apoyada por 1.500 entidades y a la que acudieron un millón y medio de personas.

A pesar de las multitudinarias convocatorias de cada 11 de septiembre, ésta es la segunda manifestación más concurrida, sólo superada por la de la Diada de 2012 (2 millones de personas).

Desde entonces, en Catlunya muchas cosas han cambiado. En 2012 nacía la Assemblea Nacional Catalana, el independentismo social y militante crecía exponencialmente y por primera vez se tejía una mayoría absoluta a favor del derecho a decidir en el Parlament. El 9 de noviembre de 2014 la Generalitat, presidida por Artur Mas, convocó la «consulta sobre el futuro de Catalunya» y tres años después, el Govern de Carles Puigdemont organizaba el referéndum del 1 de octubre, con una participación superior a los 2.200.000 votos pese a las cargas policiales.

Por otro lado, la respuesta del Estado hacia Catalunya ha cambiado menos, y si en 2010 el resultado era la sentencia contra el Estatut, actualmente varios políticos y activistas continuan en prisión o en el exilio por su relación con la convocatoria del 1 de octubre y actos posteriores.

Solidaridad desde Euskal Herria

Por su parte, en Euskal Herria la sentencia del Tribunal Constitucional también tuvo su respuesta en forma de manifestación. Aquel 10 de julio 10.000 personas se juntaron en Donostia en una marcha simultánea a la de Barcelona bajo el lema «Nazioa gara. Autodeterminazioa», en la que, además de mostrar su apoyo al pueblo catalán, reivindicaban el derecho a decidir en ambas naciones.

Esta manifestación fue convocada por EA, Alternatiba y la izquierda abertzale, organizaciones que unos meses después conformaron la coalición EH Bildu. Los parlamentos posteriores a la manifestación corrieron a cargo, entre otros, de Marian Beitialarrangoitia y Oskar Matute, quienes posteriormente han acabado siendo diputados de EH Bildu en el Congreso español. Aquí la crónica que escribió aquella tarde Iñaki Iriondo en GARA.

Curiosamente, Elisenda Paluzie, por aquel entonces miembro de la «Plataforma pel Dret de Decidir», estuvo en Donostia como representante de Catalunya. Paluzie agradeció la solidaridad mostrada por el pueblo vasco e invitó a seguir en la lucha por la consecución de un Estado. Actualmente Paluzie es la presidenta de la Assemblea Nacional Catalana, cargo en el que relevó a Jordi Sánchez en 2018.






°

Los Tesoros de Irulegi

Lean este artículo de Noticias de Navarra y después rueguen porque los puristas de la versión oficial española en Euskal Herria no hagan aquí lo que se perpetró en Iruña Veleia.

Lean por favor:


Comparte escenario con el castillo, pero es mucho más antiguo. El Ayuntamiento del Valle de Aranguren y Aranzadi presentaron los trabajos arqueológicos en uno de los principales poblados fortificados de la época prerromana de la cuenca pamplonesa, donde han hallado restos de un bebé perinatal de la Edad de Hierro

Mikel Bernués / Javier Bergasa

Comparten escenario en lo alto del monte Irulegi, un enclave privilegiado de la sierra de Aranguren en el término municipal de Lakidain. Pero nada tienen que ver. De hecho, entre la desaparición del primero y el nacimiento del segundo caben más de 1.000 años de Historia.

El castillo medieval de la época de Sancho el Fuerte (siglo XII) es de sobra conocido. Está excavado, consolidado y musealizado fruto de una década de trabajo continuado. A su lado asoma ya un poblado vascón de la Edad de Hierro –habitado entre los siglos VIII y I aC– que en su mayor esplendor se estima que llegó a ocupar diez hectáreas: núcleo urbano, recintos de función ganadera/agraria y murallas. Pudo estar fuertemente protegido por considerables defensas artificiales.

El Ayuntamiento del Valle de Aranguren y la Sociedad de Ciencias Aranzadi presentaron ayer los trabajos arqueológicos en uno de los principales poblados fortificados de época prerromana de la cuenca de Pamplona. Un asentamiento de hace 2.700 años. En las excavaciones de las dos últimas semanas se han documentado "los restos de una casa de la Edad de Hierro, paredes de piedra y adobe, vasijas de cerámica, molinos de piedra o incluso restos de los animales que se consumían en la época. La planificación de la trama urbana muestra las distintas construcciones del poblado. Esto, junto a la excelente conservación de los restos hallados en el interior, abren la posibilidad de investigar a fondo las sociedades que habitaban este tipo de hábitats concentrados y fortificados", explica Aranzadi. "Siempre que veníamos al castillo nos decían que en toda esta ladera podía haber un poblado que tenía su importancia, que no sabíamos cuál era. Ahora que ha comenzado la excavación nos manifiestan que tiene una gran importancia desde el punto de vista de recuperar la historia, sobre todo en el Valle de Aranguren. Queremos que sea un punto de encuentro para toda la ciudadanía de la Comarca de Pamplona y de la propia ciudad", reconoció en la visita el alcalde del valle, Manolo Romero.

El asentamiento ya ha desvelado alguna sorpresa. Por ejemplo, los restos humanos de un bebé perinatal que debió de fallecer poco antes de nacer, aproximadamente a las 36 semanas de gestación. "Fue enterrado en el suelo del interior de una casa. Según sus creencias se trataría de un lugar de protección, un lugar sagrado y a la vez privado, ya que no había alcanzado la edad de ser incinerado en una necrópolis como solían hacer con los demás miembros de la comunidad. Los restos óseos de este singular enterramiento están siendo analizados por el doctor Francisco Etxeberria y Lourdes Herrasti, investigadores de la Sociedad de Ciencias Aranzadi.

Los vascones | "Complejidad" más allá del Ebro | de los mejores ejemplos

"Todos hablamos de los vascones, pero realmente muy poco se ve de lo que era la población vascona de esta zona de Navarra. Y aquí tenemos uno de los mejores ejemplos, que en años sucesivos va a dar bastante información y bastantes sorpresas", detalló Jesús Sesma, arqueólogo técnico del Gobierno de Navarra, quien destacó el " alto valor científico" de los trabajos.

Por su parte, el director de la excavación, Mattin Ayestararan, dijo que se trata de un yacimiento "fundamental" en la Comunidad Foral porque "pone de manifiesto la complejidad" de la sociedad que lo habitaba. El valle del Ebro era un paso natural que unía el Mediterráneo con estas zonas, y en la Edad de Hierro existían imperios mediterráneos muy avanzados como griegos, romanos y cartagineses. "Se pensaba que todo eso llegaba hasta ciertos sitios del valle alto del Ebro, pero no hasta estas cuencas prepirenaicas. Teníamos esas barreras montañosas. Y estamos viendo que esta gente, tanto de la cuenca de Lumbier, de Pamplona... estaban avanzados social y culturalmente. Llegan a niveles de complejidad casi idénticos a los que podemos encontrar en el valle del Ebro", aseguró este arqueólogo e investigador de Aranzadi, natural de Irurita, que realiza la tesis doctoral sobre este poblado situado "en el corazón de territorio vascón". Una "etnia prerromana que los romanos describen desde el siglo II aC hasta el siglo IV. Sabemos muy poco sobe ellos". "Encontrar poblados de diez hectáreas en el valle del Ebro es bastante común, pero no en estas latitudes", concretó también sobre sus dimensiones máximas. "Es un punto clave a la hora de articular el territorio colindante, porque los poblados que nos vamos encontrando en la cuenca de Pamplona y zonas más al norte llegan aproximadamente a las tres hectáreas de media", dijo también.

En la fase final del poblamiento, con "viviendas cuadrangulares, calles, planificación urbana... tienen contacto con los romanos. Roma llega a la cuenca de Pamplona en un contexto de guerra sertoriana, de guerra civil. No sabemos si en el de Pompeyo o en el de Sertorio, pero este poblado estaría con uno de los bandos", apuntó Ayestaran. Probablemente por esa guerra "el poblado fue incendiado, en principio pensamos que intencionalmente. Y nos encontramos las cosas exactamente donde estaban. Eso es muy importante para reconstruir todo lo que sucedía en aquellos momentos". Por último, precisamente para que todo siga donde estaba, pidió "que se respete el patrimonio, porque es de todos los navarros. Los restos no tienen valor material, pero para nosotros son información".

Mattin Ayestaran, el director de la excavación destaca la"complejidad" de los pobladores del asentamiento, avazandos tanto cultural como socialmente. "Encontrar poblados de diez hectáreas es bastante común en el valle del Ebro, pero no en estas latitudes".






°

jueves, 9 de julio de 2020

El Himno a Nuestro Árbol

Desde las páginas de Naiz traemos a ustedes este texto dedicado a un símbolo identitario muy especial para el pueblo vasco:

Gernikako arbola

Gontzal Mendibil

Estamos en el bicentenario del nacimiento de Iparragirre, autor de la mítica y simbólica canción "Gernikako Arbola", cuyo significado para los vascos es esencial. Sabido es que Gernika fue destruida por el simbolismo que tenía para los vascos y por la proclama y expansión de nuestras libertades hacia el mundo. Posiblemente sea una de las canciones que mayor consenso obtenga entre diferentes.

Como muchos saben de mi predilección hacia el bardo de Urretxu y a sus canciones y de mi propensión de «Gernikako Arbola» como himno de los vascos, hay quienes me han preguntado, tú que eres seguidor de Iparragirre... ¿qué te parece la escenificación de Pablo Casado e Inés Arrimadas presentes al son del "Gernikako Arbola"?.

«El que calla otorga» dice el conocido refrán, pero hay quien dice en un tono jocoso popular: «El que calla jode al que habla». Así pues, aunque el silencio es una opción, doy mi opinión de que en el acto bajo el árbol de Gernika no hay ninguna inocencia como tampoco la hay en ninguna puesta en escena de cualquier acto político.

Evidente que nadie debe patrimonializar ni la canción "Gernikako arbola", ni el euskera, ni Euskadi y menos el árbol de Gernika que es de todos y que la libertad de expresión es sagrada. Pero toca decir que el sentir de esta canción no simboliza solamente el resguardo o proclama de los fueros vascos, sino que es la viva expresión de un pueblo en pos de sus libertades, símbolo de fraternidad y hermandad entre los vascos, símbolo de unidad, sí, de esa gran Vasconia que incluye a los navarros pero que nos han querido alejar los que paripeaban pero no cantaban el Gernikako Arbola.

Digámoslo sin reparos: el "Gernikako Arbola" ha sido el himno de todos los vasconavarros y así fue recogido en la literatura, en los cancioneros y en las partituras durante más de un siglo. Tuvo carácter oficial y, sobre todo, un respaldo popular como pocos pueblos han podido ofrecer a su himno más representativo. El himno se convirtió en la encarnación de los Fueros y de la unidad de Vasconia, de Euskal Herria. Una unidad alejada de toda tentación aislacionista, compatible con una concepción universal y humanista de lo vasco.

«Gernikako Arbola, da bedeinkatua, euskaldunen artean, guztiz maitatua».

«Eman da zabal zazu, munduan frutua, adoratzen zaitugu, Arbola Santua».

Si nos remitimos a su historia y su simbolismo, no hay duda que es amplia y variada, pero suena esperpéntico y raya en lo ridículo que alguien como el autor de "Gernikako Arbola" que abogaba por la unidad de los vascos y concebía Navarra la cuna del alma vasca: «Laurak batean», los que abogan por esa gran España uniforme tomen el símbolo de lo vasco para hacer de ello un paripé. Qué falsa es la política que diría alguno, o quizás qué oportunistas son los agentes políticos que miran mas la forma que el fondo y que aprovechando la inmediatez del momento son capaces de convertir lo serio en frívolo.

«Zorioneko batasunean, Nafarrak, gure anayak, bizi dirade lege onean Gaur guztiz gizon ernayak, guregatik on, esango badu etorkizunak kondairak, Laurak bat beti..maite alkartu.Izan euskaldun leyalak». / «Los navarros nuestros hermanos, viven hoy, en buena ley, hombres bien despejados en afortunada unión;bien por nosotros, Si lo dirá el fututo, la historia, Quered siempre unidos, sed vascos leales», escribió Iparragirre.

«De este canto patriótico creado por un poeta en honor del árbol de las libertades vascas, el pueblo de las siete provincias ha hecho espontáneamente el himno nacional de los vascos» escribió Davant.

Desde su afianzamiento del marco constitucional, ojalá se integraran en la cultura vasca y en el euskera y ojalá comprendieran por efecto de la música algo del espíritu vasco, pero da la impresión de que es puro protocolo y de aprovechar la ocasión para la obtención de unos cuantos votos.

La libertad de expresión es sagrada, también el sentimiento es sagrado y mueve montañas. El sentir mayoritario de los vascos es cual es y hay hechos que son eternos y el tiempo vuelve una y otra vez a plantear la realidad y, desde la apertura democrática, la ley habrá de estar al servicio de los ciudadanos y no al revés.

Cuando Iparragirre acuñó a mediados del S. XIX su «Gernikako Arbola» es porque dio nombre y sentido a algo que estaba en el corazón de las personas, cuando Sabino Arana teorizó y dio forma y contenido al nacionalismo, no lo inventó, sino era reflejo de lo que vivía. Cuando Picasso pintó el Guernica, no lo inventó sino reflejó la angustia que allí se vivió.

A decir verdad, casi nada se inventa, todo viene por un sentir, por un vivir y por una necesidad de plasmar lo que se vive: Es la razón del sentimiento. Somos lo que sentimos y es lo que nos mueve. Y desde ese sentir, muchas son las poesías, canciones que hacen referencia a la tierra, al sentir topográfico. En este caso a Eusko lurra, Euskal Herria, canciones que perduran y que almacenamos en la memoria como lo es "Gernikako Arbola".

Desde mi sentir, me reafirmo en afianzar y expandir nuestra cultura y aplico aquello que hace ya mucho plasmara nuestro bardo Iparragirre: «Eman ta zabal zazu munduan fruitua». «Esparce tu fruto por el mundo».








°

El Valor de Marixol Iparragirre

Desde Naiz traemos a ustedes una nota que nos habla acerca de la estrategia seguida por la defensa de la represaliada política vasca Marixol Iparragirre dentro del contexto de una muy necesaria apuesta por una estrategia jurídica apegada a los principios de la Justicia Transicional.

Aquí la información:


«Para ese futuro que queremos todos es mucho más valiosa la figura de Marixol Iparragirre en la calle que en prisión». Así de contundente se ha pronunciado el letrado de la represaliada en la segunda sesión de juicio celebrado en la Audiencia Nacional.

Marixol Iparragirre ha defendido su libertad en la segunda sesión del juicio que se celebra en su contra en la Audiencia Nacional española; su abogado ha señalado que la presa vasca «es más valiosa» en libertad para poder avanzar en la consecución de la paz.

«Fue la persona que leyó la declaración del fin de ETA y es parte activa y responsable de que no se vuelva a repetir lo mismo y de que las generaciones venideras no se vean atrapadas en las mismas circunstancias», ha manifestado.

Y ha añadido que «para ese futuro que queremos todos es mucho más valiosa la figura de Marixol Iparragirre en la calle que en prisión». Algo que ha sido ratificado por la propia represaliada, que el año pasado fue entregada a las autoridades españolas tras cumplir la condena impuesta en el Estado francés.

El fiscal José Perals, por su parte, ha mantenido su petición de 122 años de prisión por su supuesta implicación en una acción armada realizada por ETA en 1995 en León contra un militar.

Primera sesión

Cabe recordar que en la primera sesión del juicio, celebrada esta miércoles, Iparragirre negó su participación en dicha acción, y aseveró que no le comunicaron la acusación hasta 2014, cuando estaba presa en el Estado francés.

Denunció que el Estado español ha puesto en marcha este proceso judicial por ser una de las voces del Colectivo de Presos y Presas Políticas Vascas (EPPK). Como tal se reunió con expertos internacionales en resolución de conflictos, que abogan por la justicia restaurativa y transicional.








°

miércoles, 8 de julio de 2020

Un Filme con Aguijón

Desde Cubainformación traemos a ustedes la reseña de un filme que está causando mucho resquemor entre la gusanera pues es uno que está dedicado a la gesta de Los Cinco Héroes.

Lean por favor:


“La Red Avispa” es una de las películas más vistas, en Netflix, en las últimas semanas. Su trama nos acerca a la historia real de quienes, en los años 90, fueron enviados desde Cuba a EEUU para infiltrarse en grupos terroristas del llamado “anticastrismo”. Penélope Cruz y Edgar Ramírez interpretan a quien son los protagonistas reales de la historia, Olga Salanueva Arango y René González Sehwerert, con quienes estamos en línea, desde La Habana. Cubainformación y Resumen Latinoamericano les ofrecen esta entrevista en exclusiva, realizada en coproducción.

En unos días les ofreceremos una segunda entrevista sobre la película, en esta ocasión a Irma González Salanueva, hija mayor de ambos, interpretada en la cinta por la actriz Osdeymi Pastrana y que tenía 14 años en el momento de los hechos narrados.

Este film, escrito y dirigido por el francés Olivier Assayas y basado en el libro "Los últimos soldados de la Guerra Fría", del escritor brasileño Fernando Morais, enloquece a la ultraderecha de Miami, que está presionando a Netflix para que retire la película, por ser –aseguran- “propaganda comunista”. Olga Salanueva considera que "esa rabia de quienes no aceptan nada que no sea lo que ellos dicen" significa, para ella, el termómetro de la película y ya por eso le gusta. "En Miami tienen alergia a la verdad, las avispas son su alergia", asegura.

Su esposo, el Héroe de la República de Cuba René González Sehwerert, considera un absurdo etiquetar el film como "propaganda comunista". "Miami reacciona como Pinochet cuando quemaba libros de cubismo porque creía que tenían algo que ver con Cuba", explica de modo jocoso.

Algunos actores y actrices del film han sido -incluso- presionados y amenazados desde el llamado "anticastrismo", que les asigna -al parecer- la ideología de sus personajes. Olga Salanueva analiza este absurdo: "tendríamos entonces que encontrar un nazi para interpretar a Hitler".

Ambos valoran positivamente el film porque ayuda a que un público amplio conozca algo de la historia del terrorismo contra Cuba desde EEUU, y "sobre el que, en Internet, existe extensa documentación" para quien pueda interesarse, también sobre el caso del encarcelamiento y juicio a Los Cinco Héroes cubanos.

Aunque no comparten ciertos planteamientos y vocabulario de la película. René considera que no es la obra de "un solidario de Cuba", sino de un director que puede considerarse de la "izquierda o centro-izquierda" europea y que tiene todo el derecho a distanciarse del gobierno cubano.

Preguntado por su opinión sobre la caracterización como “autoritario” que hace la película del gobierno cubano, responde que "lo entiendo, debido a la narrativa determinada sobre Cuba a la que el público europeo y norteamericano está sometido", pero con la que "no puedo estar de acuerdo: el pueblo cubano votó una Constitución socialista y dio claramente su opinión en las urnas".

Sobre la interpretación, Olga Salanueva considera que Penélope Cruz, actriz que sigue y admira, "logró representar mi tristeza y mi tormento". René González considera que el venezolano Edgar Ramírez hizo un brillante trabajo, que le hizo revivir momentos intensos, como el de su salida de Cuba en una avioneta. Explican que, en cualquier caso, nadie del equipo se puso en contacto con ellos para preparar los personajes.

Salanueva explica lo difícil que fue ser en Cuba "la esposa de un traidor", pero también que jamás vivió "acoso", ni su hija fue discriminada en sus estudios. "Donde sí fui acosada, hostigada y humillada por la prensa fue en Miami", explica.

También recuerda cómo René, cuando ella aún no conocía su misión en EEUU, le enviaba señales: el día en que le entregaron el carnet del Partido Comunista en su centro de trabajo, encontró una botella de vino y el "Diario del Ché" a modo de regalos sorpresa. "No puede ser un traidor", pensó, aunque "las evidencias -sus cartas, por ejemplo- eran horribles".

Olga Salanueva recuerda otros aspectos que no recoge el film, como su detención durante tres meses, previa a su deportación de EEUU, y sus largos años sin obtener permiso de visita a su marido, encerrado en una prisión de máxima seguridad.

Ambos dejan clara que esta no es una película sobre Los Cinco Héroes cubanos, que ameritaría una serie completa. Mencionan que uno de ellos, Fernando González LLort, ni siquiera aparece. Y que la figura de Juan Pablo Roque -agente que regresó a Cuba y no fue detenido- "es muy maltratada" en la película. Cubainformación y Resumen están realizando gestiones para entrevistar a Roque, una persona que realizó un increíble sacrificio por su país y que el film no trata de la manera más adecuada.

Equipo de producción en La Habana: Syara Salado Massip, Víctor Villalba Gutiérrez, Pablo Luis González Justo, Patricia Moncada Portugal y Graciela Ramírez Cruz.

Edición: Ana Gil. Diseño gráfico: Esther Jávega. Redacción y presentación: José Manzaneda.


.
.









°

Puentes Colgantes

Traemos a ustedes una entrega más de la serie titulada Txangoak etxe inguruan de la autoría de Eguzki Agirrezabalaga Iparragirre, misma que está siendo dada a conocer en el portal de Naiz.

Lean ustedes:


Un puente colgante de madera y cables reforzados de hierro asegurados a dos pilares armados que sostienen un arco de paso y que salvan 150 metros de caída libre. Un recorrido de cincuenta metros de pura adrenalina sobre las gargantas de Olhadubi, en el Pirineo suletino, concretamente en Larrañe. Una pasarela que atraviesa el abismo. Es el puente de Holtzarte, sin duda, uno de los parajes más impresionantes de Euskal Herria.

Eguzki Agirrezabalaga Iparragirre

En uno de sus pilares, un letrero delata la edad de la pasarela: 1920. Es el año en el que fue construida para facilitar el acceso a los recursos forestales de la zona; más concretamente, para que los obreros de la acería italiana Lombarda Morillo accediesen con rapidez a los recursos del bosque y convertirlos en combustible. Los puentes y pasarelas eran, evidentemente, una buena opción para salvar los abismos del río y evitar el rodeo.

Sin embargo, aquella necesidad se ha convertido hoy en ocio; aquel puente que facilitaba la jornada forestal es, actualmente, un lugar para el disfrute, para la aventura, para poner a prueba el vértigo, para provocar conscientemente a los sentidos.

Desde las faldas del Orhi

Además, el camino que lleva desde las faldas del Orhi –primer dosmil del Pirineo occidental– al puente resulta muy agradable. Se considera de baja dificultad, está bien señalizado y discurre, en parte, por un bosque entre cuyos árboles se cuela el sonido del río. Eso sí, en días lluviosos es recomendable prestar especial atención en algunos tramos, pues hay puntos concretos que se tornan resbaladizos. Además, al ser un camino muy transitado, la roca está muy pulida, lo que incrementa el riesgo de caídas, sobre todo cuando el calzado no es el adecuado.

Sujeciones, más reforzadas

Ya antes de llegar al puente, el caminante lo podrá observar desde varios puntos. Y, probablemente, una vez alcanzado el primer pilar, resoplará por primera vez. Dicen que antes de que el puente sufriera, en 2010, las consecuencias del paso de Xynthia, la estructura se balanceaba más que ahora, porque, a raíz de los daños ocasionados por la ciclogénesis explosiva, se reforzaron, por precaución, las sujeciones. Curiosamente, un cartel advierte a los visitantes de que una alarma se activará en caso de tormenta, ante la posibilidad de inundación en la garganta.

De Holtzarte, a Kakueta

Una vez superada la prueba y tras haber disfrutado del espectacular entorno, quizás más de uno quiera aprovechar el viaje y acercarse hasta otro de los espectáculos de la naturaleza más fascinantes de Euskal Herria, a veinte kilómetros de Holtzarte: las gargantas de Kakueta.

Se trata de un desfiladero estrecho tallado con paciencia, durante miles de años, por el río Uhaitza entre enormes paredes naturales de incluso cuatrocientos metros de altura por el que se puede transitar, sin problemas –con ayuda de agarraderos– entre puentecitos, cuevas, grutas y cascadas, hasta que sale al paso la garganta de Kakueta, con su cascada, que brota sin cesar desde una altura de veinte metros. Evidentemente, el caudal depende de la estación: en primavera, debido al deshielo, su caudal es mayor.

La longitud del desfiladero supera los cuatro kilómetros, pero únicamente la mitad está actualmente habilitada como ruta turística. Muchos dan por terminada la ruta cuando llegan a la Cueva del lago, una gruta conocida por sus estalactitas y estalagmitas.

Curiosamente, la perspectiva que ofrece Kakueta de la naturaleza es completamente diferente a la panorámica de Holtzarte: mientras desde las gargantas la mirada del caminante se dirige hacia el cielo, la imagen desde el puente se capta desde las alturas hacia el abismo.






°

"Tráfico de Ébano"

El tema de los vascos que se dedicaron al esclavismo ya lo hemos tocado con anterioridad en este blog pero hoy EiTB nos trae esta nota en la que nos pudimos dejar de observar cierto apellido muy mencionado estos días dentro del contexto de las campañas electorales en la CAV.

Lean por favor:


El programa presentado por Alberto Santana tratará sobre los hombres de negocios y grandes familias vascas que se enriquecieron con el tráfico de esclavos.

Durante el siglo XIX,  algunos de los hombres de negocios más audaces y con menos escrúpulos de Euskal Herria amasaron enormes fortunas con el tráfico de seres humanos. El programa "Baskoniako Historia Bat" que presenta Alberto Santana se centrará en la participación de empresarios y navegantes vascos en el tráfico de esclavos, que en su mayor parte se adentraron en el negocio cuando la esclavitud fue declarada ilegal en los tratados internacionales.

El circuito de los que estos inversores denominaban tráfico de ébano se iniciaba en los astilleros de Euskal Herria, donde se armaban barcos especialmente diseñados para estibar personas a bordo. La compra y embarque de esclavos se realizaba habitualmente en las grandes factorías negreras del Golfo de Guinea gestionadas por portugueses y holandeses, y el destino mayoritario de las personas esclavizadas eran las plantaciones e ingenios azucareros de las Antillas.

El empresario negrero de mayor éxito de nuestra historia es el alavés Julián de Zulueta, que llegó a ser alcalde de La Habana y que nos legó algunos de los palacios más monumentales de Vitoria-Gasteiz.

Otras familias destacadas de la oligarquía vasca de fines del siglo XIX deben también parte de su fortuna inicial al tráfico de esclavos. En Bizkaia el mejor ejemplo son los Ybarra y los Basagoiti, propietarios de minas, bancos y medios de comunicación, pero con inversiones más o menos discretas en el tráfico de personas en el Caribe.

En Gipuzkoa se ha señalado que la fortuna del gran filántropo José Matía Calvo tuvo en parte su origen en la trata amarilla, el tráfico de mano de obra semiesclava china, indonesia y filipina que viajaba a bordo de su formidable flota de fragatas hacia el mercado peruano y antillano.





°

lunes, 6 de julio de 2020

Cronopiando | A Aplaudir a las Urnas

Los habitantes de la CAV se enfilan hacia una jornada dominical con cita en las urnas y desde Facebook Koldo da a conocer su opinión al respecto:

A aplaudir a las urnas

Koldo Campos Sagaseta | Cronopiando

El próximo domingo hay que volver a aplaudir, pero no en los balcones sino en las urnas.

Aquellos aplausos con los que agradecimos durante el confinamiento la sacrificada labor de todo el personal sanitario y auxiliares en hospitales y residencias, trabajando sin medidas de protección suficientes y en agotadoras jornadas de trabajo que se prolongaban más allá de sus horarios y hasta poniendo en riesgo a sus familias, deben seguir sonando ahora en las urnas, más fuertes si cabe, en el compromiso de una salud pública con más recursos técnicos y humanos.

Aquellos aplausos desde balcones y ventanas reconociendo la labor del personal de limpieza, de transporte, de educación, de quienes con su trabajo contribuyeron a protegernos estos meses de pandemia, deben seguir oyéndose en las urnas, más agradecidos si cabe, en el compromiso de mejorar sus condiciones laborales, de aumentar sus plantillas.

Aquellas, caceroladas, que también las hubo, para quienes se empeñan en convertir las residencias de mayores en negocios, o en hacer de vertederos e incineradoras una lucrativa necesidad, entre metros que amenazan hundirse y trenes que no van a ningún lado para que solo viajen las comisiones, también deben escucharse en las urnas y poner a cada quien en su lugar.

Yo también iré a aplaudir: Bildu gara bildu.

(Preso politikoak aske)






°

domingo, 5 de julio de 2020

Etchegaray Ratificado en Baiona

Desde Iparralde recibimos buenas noticias en el tema de la consolidación de una lehendakaritza afín a los ideales de autodeterminación del pueblo vasco, una gran gesta tomando en cuenta el talante jacobino de todos los regímenes franceses desde los tiempos de la revolución burguesa iniciada en 1789.

Aquí lo que nos informa Naiz:


Por imperativo de crisis sanitaria la sesión de investidura de la Corporación que presidirá durante los próximos seis años Jean-René Echegaray no se ha desarrollado en el salón de plenos del Consistorio sino en la Casa de las Asociaciones. El nombramiento como primer edil de la capital labortana de Echegaray, que ha obtenido 35 votos, lanza la campaña a presidir la Mancomunidad Vasca que elegirá a su presidente el 17 de julio.

Maite Ubiria

La concejal ecologista, adscrita a la mayoría saliente, Martine Bisauta, ha sido la encargada de llamar uno a uno a los 43 consejeros presentes en la sesión de investidura del consejo municipal de Baiona, que extraordinariamente se ha desarrollado esta mañana en la Casa de las Asociaciones y que ha sido retransmitida en directo desde la web municipal.

El aspirante socialista Henri Etcheto y su aliado en la segunda vuelta de las elecciones municipales que tuvo lugar el 28 de abril, el cabeza de lista de Bihar Baiona, Mathieu Berge, han anunciado en ese momento que no tenían intención de presentar candidato alternativo ni de participar en la votación, lo que ha dejado a Jean-René Etchegaray como único aspirante a presidir la Alcaldía.

Cabe recordar que en las urnas el dirigente centrista se impuso por mil votos de diferencia al candidato de la oposición. En 2014 Echegaray solo le sacó 26 votos de diferencia a Etcheto.

A partir de ahí, los concejales y concejalas electos adscritos al grupo de Echegaray han ido depositando su voto en la urna, un acto casi simbólico, ya que a falta de candidato alternativo no era posible ni siquiera una pirueta de última hora.

Ya nada podía apartar a Etchegaray del bastón de mando. Solo cabía esperar a la proclamación del número de votos, donde tampoco ha habido sorpresa: le han apoyado los concejales que le acompañarán en este su segundo mandato, la mayoría presentes en la sala.

35 votos a favor

Bisauta ha leído los resultados: siete concejales no han votado, se han depositado 3 votos blancos, 38 concejales han depositado sufragio, y 35 de ellos han apoyado a Etchegaray.

Teniendo en cuenta que la mayoría absoluta se sitúa en los 19 electos, Etchegaray ha sido proclamado alcalde y ha tomado el micrófono para, en tono emocionado, dirigir un sentido mensaje de agradecimiento a todo el personal saniario y en general de los servicios públicos «que han estado ahí en el momento más difícil para proteger a las y los baionarras», en alusión a la crisis del Covid19.

Ha remarcado después que el resultado de las elecciones del 28J ha sido claro y ha asegurado que interpreta esa victoria como «un impulso para la política que llevamos a cabo» y ha dicho que «esa confianza nos obliga».

Ha agradecido a las personas que le han acompañado en la campaña y ha dicho que «finalizado ese tiempo, tengo claro que un mandato es antes que nada una exigencia, y evidentemente seré exigente sobre el modo de llevar adelante las políticas públicas, empezando por mi mismo, ya que todos los presentes, estemos en el gobierno o en la oposición, nos debemos a las y los ciudadanos de esta ciudad»

Ha centrado su discurso en la necesidad de «construir un modelo de ciudad resiliente, que sea capaz de anticipar y de hacer frente a las crisis», respetuoso con la historia de la ciudad y su anclaje en el territorio y que esté basado en valores de solidaridad.

Ha cerrado su primer discurso con un saludo en euskara, gascón y francés que ha sido recibido con aplausos por los presentes en la sala.

El representante de la oposición, Henri Etcheto, ha dirigido unas palabras al nuevo alcalde, al que ha dirigido «un saludo republicano» y al que ha anunciado que, al igual que han hecho con el voto para investirle, sus concejales tampoco pariciparían en el voto de los concejales de las distintas áreas, «dejando, como corresponde, a la lista mayoritaria designar a las personas que ejercerán las responsabilidades municipales».

En marcha la «tercera vuelta»

La investidura oficial de Jean-René Etchegaray abre la llamada «tercera vuelta» de las elecciones municipales, ya que la Mancomunidad Vasca deberá elegir el 17 de julio a su nuevo presidente, cargo que ha ejercido en los tres años de vida de la institución de Ipar Euskal Herria el propio Echegaray.

Aunque el ya alcalde no se ha pronunciado por el momento al respecto, una vez de recogido el bastón municipal, el anuncio de esa candidatura podría hacerse efectivo en cualquier momento.

Todavía no se sabe si habrá una sola o varias candidaturas a liderar la institución. La respuesta a ese interrogante puede salir de la asamblea general que celebrará Euskal Herria Bai (EH Bai) el 9 de julio.

Lo que es seguro es que, presentando o no candidatura, los abertzales, que han salido reforzados en prácticamente todo el territorio -a excepción de la zona de mayor peso demográfico el BAB (Baiona,Biarritz, Angelu) buscarán aumentar su influencia en la Mancomunidad Vasca.

Labadot elegido en Maule

En la otra capital vasca que votó al alcalde el 28 de junio, Maule, fue investido el comunista Louis Labadot. En su toma de posesión prometió gobernar «para todos los ciudadanos».








°

sábado, 4 de julio de 2020

El Último KO de Uzcudun

Traemos a ustedes desde La Vanguardia este reportaje acerca de Paulino Uzcudun justo en el 35 aniversario luctuoso de este emblemático y controversial boxeador vasco, quien estuvo en la cima del mundo gracias a sus hazañas en el cuadrilátero.

Adelante con la información:


Paulino Uzcudun, el boxeador español más grande y afamado de todos los tiempos, conocido como ‘el púgil imposible de noquear’, campeón de España y tres veces de Europa de los pesos pesados, fallece a los 86 años

Teresa Amiguet

El mejor peso pesado de la historia, ’el toro vasco’, apodado también ‘el leñador de Régil’, en referencia a su nacimiento en ese pueblo guipuzcoano el 3 de mayo de 1899, era el benjamín de nueve hermanos de una familia rural acomodada. El niño prometía: con 9 años había vapuleado a otro joven rival de 12, Justo Ollarzaba; con 17 cortaba su primer tronco de competición; con 21 ponía en marcha los tractores de arrastre de las piezas de campaña en el cuartel de artillería, y en adelante dejaría fuera de combate a media Europa. Su fuerte pegada (poseía un poderoso gancho de inquierda), su gran resistencia y su capacidad de encaje, le permitieron aguantar combates terribles.

En 1924, con 25, se proclamaba vencedor en el Campeonato de España de los pesos pesados al derrotar en París, por KO técnico, al catalán José Teixidor. El 18 de mayo de 1926, con 27 años, Paulino se coronaba campeón de Europa por primera vez, tras derrotar por descalificación, en un combate disputado en Barcelona, al italiano Erminio Spalla.

Dos años después, en 1928, se proclama de nuevo campeón de Europa en San Sebastián al derrotar a Ludwig Haymann por KO en el undécimo asalto.

Su consagración tenía lugar el 30 de noviembre de 1930 en una jornada memorable en el barcelonés Estadi de Montjuïc, récord de asistencia a un evento pugilístico en nuestro país. El ‘leñador’ se enfrenta a otro famoso boxeador, el gigante italiano Primo Carnera.

El encuentro entre las dos estrellas más fulgurantes del firmamento del boxeo de la época crea una gran expectación. El lleno es absoluto, asisten al combate casi setenta mil espectadores y la labor de los contendientes no defrauda. Con treinta kilos menos y 1’78 m. de estatura, ‘el torito’ tiene que saltar para alcanzar la mandíbula de su ‘enemigo’. Al principio el público se ríe de Paulino pero su coraje les subyuga rápidamente. Presos de la emoción, le ovacionan enardecidos y empiezan a silbar a Carnera, símbolo de la fuerza fascista.

Otros dos combates a recordar serían aquellos en los que se enfrentó al alemán Max Schmeling, boxeador muy técnico y con un derechazo demoledor. En el primero, celebrado en el ring del Yankee Stadium de Nueva York el 27 de junio de 1929, Paulino resulta derrotado por puntos. Se hallaba en desventaja porque estaba recuperándose de una lesión, una fractura en el codo sufrida durante un entrenamiento. Su mánager, cegado por la codicia, le obliga a boxear, pierde el combate pero se embolsa la astronómica cantidad de 100.000 dólare s, el equivalente entonces a un millón y medio de pesetas.

En 1934, ‘el torito’ volvería a la carga e intentaría tomarse la revancha. Uzcudun se enfrentaría de nuevo al púgil alemán en un histórico y recordado combate celebrado en Montjuïc ante 30.000 espectadores. El guipuzcoano había salido de Donostia escoltado por 40 coches y, al llegar a la provincia de Barcelona, otros 50 coches le acompañarían hasta el estadio, siendo vitoreado por las calles de la ciudad condal. El combate acabaría en empate.

El año anterior, en Madrid se había proclamado campeón de Europa, por tercera y última vez, ante el belga Pierre Charles, ganando por puntos.

Envalentonado, Uzcudun decide descubrir las Américas, convencido de que para hacerse con el título mundial es necesario ir a Nueva York. Llega a la gran manzana dispuesto a trabajar para mejorar su estilo , pero ya es demasiado tarde: los campeones negros han tomado el relevo y su falta de técnica y pericia pugilística están en su contra.

El 12 de diciembre de 1935, Paulino cuenta  36 años y se enfrenta a la esperanza negra norteamericana, Joe Louis, el legendario ‘Bombardero de Detroit’ de 21 años en el Madison Square Garden.

El combate genera una gran expectación y las entradas se agotan en pocas horas. 19.000 espectadores abarrotan el mítico estadio.

Presuntamente los hombres de Lucky Luciano, que controlaban las apuestas ilegales, necesitaban que Paulino no aguantase de pie los quince asaltos.

Uzcudun, ya en el inicio del ocaso de su carrera con 36 años, es noqueado por el púgil americano tras un combate épico de cuatro asaltos.

Es su primer KO y su último combate.

Joe declararía: ‘Nunca me he visto obligado a pegar tan fuerte para derrotar a un adversario’. Tras aquella derrota. Paulino decidió volver a España. Los cronistas apuntan que su ingenuidad le condenó.

El 5 de julio de 1985, Paulino Uzcudun, el más grande y afamado boxeador español de todos los tiempos,es derrotado por un contrincante implacable, la arterioesclerosis, que le deja fuera de combate. Contaba 86 años.

Palmarés de Paulino Uzcudun: 70 combates, con 50 victorias (34 por KO), 17 derrotas (1 por KO) y 3 nulos.






°

Ante la Persecución al Euskera

Estamos en pleno Siglo XXI... y Madrid sigue anclado en el Siglo XV.

Los medios de comunicación afines al régimen borbónico franquista se han dedicado a crucificar a los futbolistas Mikel San José y Beñat Etxeberria por haber tenido el atrevimiento, no no, la osadía de haberse dirigido al público recurriendo para ello a ese dialecto pueblerino que tanto atraso ha provocado en las vascongadas.

Algo por cierto muy habitual, no olvidemos lo sucedido a Gaizka Garitano en Almería.

Afortunadamente hay quienes trabajan denodadamente para evidenciar esta estrategia de genocidio cultural.

Les traemos lo que nos informa El Correo:


La iniciativa 'Gu ere bai' reclama respeto para los dos futbolistas ante los insultos recibidos en las redes sociales por no decir adiós también en castellano

Gorka Seco

Representantes de la iniciativa 'Gu ere bai! han denunciado este viernes «los ataques, amenazas y la persecución» que ha sufrido el euskera en el mundo del deporte y se han referido, en concreto, a los insultos que han recibido a través de las redes sociales Mikel San José y Beñat Etxebarria por haberse despedido del Athletic con un mensaje sólo en euskera. «Cuando un jugador dice adiós a un equipo es un momento especial, hay que utilizar la cabeza y el corazón. Beñat y Mikel lo han hecho en euskera, ha sido un adiós lleno de sentimiento, pero a algunos les ha enfadado», ha manifestado Patxi Gaztelumendi, miembro de 'Gu ere bai!' en un acto celebrado junto a San Mamés.

La iniciativa defiende que los deportistas vascos «tienen derecho a expresarse en euskera y sentirse de Euskal Herria«, sea cual sea la disciplina que practiquen. «Queremos animar a todas las personas que practican deporte a que también tengan en cuenta el euskera en esos espacios», ha añadido Gaztelumendi. También se ha recordado el incidente que tuvo Gaizka Garitano cuando todavía era entrenador del Eibar y abandonó la rueda de prensa al ser recriminado por un periodista al responder su primera pregunta en euskera tras un partido contra el Almería. «Sus derechos se vieron afectados».

El bertsolari Jon Maia también ha participado en el acto. Ha mostrado su rechazo a la situación a través de un' bertso' en el que ha denunciado la situación que vive el euskera en el deporte dentro de Euskadi. «Nos hemos reunido en San Mamés para pedir respeto, para que no nos pisen ni nos venzan», ha denunciado el bertsolari.






°

viernes, 3 de julio de 2020

Egaña | Cerises. Cerezas. Gereziak

Les recomendamos mucho este texto que Iñaki Egaña ha dedicado a los recientes resultados electorales en Iparralde, texto que ha publicado en su perfil de Facebook:


Iñaki Egaña

La Comuna de París fue uno de esos episodios de los que nos enorgullecemos de sentirnos humanos, fighters por la justicia universal, comprometidos con la eterna pelea de clases. Nuestro compatriota Prosper-Olivier Lissagaray nos dejó un bello relato, amargo pero épico, del levantamiento popular. La contrarrevolución liderada por Thiers, con una calle que le homenajea en Baiona, entre otras localidades, provocó uno de los manifiestos más contundentes de Marx.

La atracción revolucionaria fue universal, incluida la que produjo en nuestro pequeño país, entonces conspirando en armas, desde el carlismo, contra la monarquía alfonsina. Al norte de la muga, sin embargo, un desconocido Abad Ullah, natural de Etiopía y vecino de Hendaia, se fugó hacia las barricadas parisinas. Fue detenido por la contrarrevolución y ejecutado de inmediato. Había sido el criado del euskaltzale Antoine Abbadie, creador del símbolo del Zazpiak Bat, cuyo palacio majestuoso se alza en el camino de Hendaia a Sokoa.

Ullah fue uno de los 30.000 insurrectos ejecutados. Otros marcharon hacia el exilio, y varios centenares deportados a la otra punta del mundo, a Nueva Caledonia. De aquella heroica matxinada nos quedó una melodía escrita unos años antes por Jean Baptiste Clément y dedicada posteriormente a una enfermera muerta en la llamada “Semaine sanglante”, la de las ejecuciones en masa.

Les temps de cerises” se convirtió en una balada revolucionaria sin contener una sola letra dedicada a la rebelión. Amor, sufrimiento: “cerezas de amor vestidas iguales, cayendo bajo la hoja en gotas de sangre”. La comunera Louise Michel, deportada también al Pacífico, popularizó su tonadilla. Corto es el tiempo de las cerezas, pero grande la esperanza.

Más de 125 años después, una población vasca, protagonizó un nuevo episodio de nuestra historia local y universal. No tanto por razones revolucionarias, musicales o literarias. Sino por todo lo contrario. A veces tengo la impresión de que el bucle medieval se haya asentado en algunos escenarios. El proyecto de la Comuna tuvo lugar en 1871, el que voy a relatar en 2019, lo recordarán de inmediato.

Milagro, a la sombra de la desembocadura del río Aragón en el Ebro, ubicada en la merindad de Olite, tiene una reconocida fama por la calidad de sus cerezas. Una población remolachera que en los tiempos de la República vivía en la miseria, en cuevas también, y fue fuertemente reprimida cuando el golpe franquista: 78 ejecuciones y 10 desapariciones.

Desde hace poco más de dos décadas, Milagro, para hacer honor a su fama, celebra la llamada Fiesta de la Cereza. Este año la covid se ha encargado de anularla. El año pasado, sin embargo, entre una alcaldesa que se iba (Yolanda Ibáñez, UPN) y el que llegaba (José Ignacio Pardo, PSOE), montaron una exaltación militar propia de repúblicas bananeras. En pleno debate sobre los restos del dictador, el lobby terrateniente histórico de Milagro organizó una obra teatral bien real.

Y así la fiesta se convirtió en un acto castrense, con el discurso de Pedro Pejenaute un coronel riojano de origen marcillés "Mi padre sentía el calor de su patria, los acentos de su madre y el nombre de su Navarra cuando escuchaba la jota, cuando pisaba estas calles y cuando respiraba este aire". Tristes tópicos, clichés de analfabetos. Un Pejenaute, por cierto, traidor a un sector de su saga familiar, perseguida y ejecutada en Milagro por sus ideas socialistas.

En esta mascarada de la cereza, el alcalde socialista Pardo entregó 30 cerezas de oro y de plata a otros tantos agentes y miembros de la Policía, Guardia Civil y Ejército. Fue una fiesta del calado posterior de Marcilla, auspiciado por el coronel jefe de la Guardia Civil en el Viejo Reyno, Santiago Martín Gómez, hasta hacia bien poco miembro durante más de diez años de las GAR de Logroño, aquellas que actuaban como fuerzas de intervención rápida en Hego Euskal Herria. De nuevo la naturaleza colonial.

Hay cerezas de otras gamas. Es en una población en el territorio de Lapurdi, donde la cereza tiene un color especial, negro dicen, y cuya tradición se remonta al menos hasta 1750. Antes de los cantos revolucionarios comuneros de París, antes de las renovaciones remolacheras de Milagro. Su cultivo especializado nos endulza con hasta tres variedades: xapata, beltxa y peloa.

A orillas del Errobi, los crómlech de Mehatxe y las ruinas del castillo navarro, nos evocan Itsasu, Itxassou en lengua de Moliere. La población de las cerezas del “gateau basque”. Hace ya un tiempo, en 1963, se celebró en Itsasu el primer Aberri Eguna al aire libre desde la guerra, al margen de la disciplina del PNV. Lo convocaron Enbata y ETA. Un hito histórico de esos que se agolpan en nuestra memoria colectiva.

Diversas personas llegadas de Europa y huidas del sur vasco certificaron la “Carta de Itsasu”, un compromiso de futuro que, en el 50 aniversario fue renovado por los supervivientes de aquel documento: “Exigimos en un futuro de la Europa Unida, la formación de una región política, administrativa y culturalmente autónoma, que reúna a las siete provincias vascas, unión a federarse con las demás entidades europeas”. Eran los tiempos en los que Michel Labéguerie cantaba aquello de “Gu gira Euskadiko gaztedi berria”.

El pasado domingo, Francia y por extensión también Ipar Euskal Herria, celebraba la segunda vuelta de sus elecciones municipales. En la lapurdina Itsasu, de forma inesperada según aseguran, ganó la candidatura abertzale liderada por el que será nuevo alcalde, Michel Hiribarren. Un guiño simbólico a aquellos pioneros de 1963 que plantaron entonces un retoño del árbol de Gernika, otro de nuestros símbolos comunitarios.

Cambian los tiempos, las generaciones se disuelven en savia nueva, pero existen una serie de esfuerzos universales que permanecen como un legado inmutable. De forma imperceptible a veces, como las briznas primaverales que polinizan cada estación. Con paciencia. A pesar de las cerezas de oro de Milagro.






°

Los Indiferentes... los Tibios... los Neutrales

Desde el portal de Nació Digital traemos a ustedes este texto.

Va con dedicatoria a ya saben quienes.

Adelante con la lectura:


«Odio a los indiferentes. Estoy seguro de que guardan en el pecho un corazón muerto. Odio a los tibios, a los neutrales»

Jonathan Martínez

Odio a los indiferentes. Me molesta su tibieza bienpagada y ese infame contorsionismo que les permite caer siempre en la mitad exacta de la nada. Odio a los que hacen oídos sordos. Odio a los que malgastan sus ojos mirando siempre hacia otro lado. Odio a los que nunca dicen esta boca es mía por miedo a que les arrebaten lo que nunca les será concedido.

Odio el lujo de la cobardía. Odio a los paladines de la tierra de nadie. No soporto sus lamentos televisivos, sus torres de marfil, sus tribunas de mármol y esa inagotable falacia de los extremos que se tocan. Huéspedes perpetuos del vacío, dóciles dueños de su amo, los indiferentes colonizan las pantallas, las frecuencias de radio, el papel mojado de los periódicos más vendidos y más comprados.

Odio a los indiferentes porque legitiman la barbarie. Los escucho pontificar en nombre de las libertades y solo puedo pensar en cuánto me disgustan sus togas de jueces impostados. Hablan en nombre de la democracia pero extienden la alfombra roja para que desfile la tiranía. Hablan de pluralidad mientras se difunde el veneno de una sinrazón uniforme. Hablan en nombre del respeto pero suministran combustible a los que han convertido la discordia en un negocio.

Odio a los apáticos, a los tristes, a los bienqueda. Odio a los repartidores de veneno, a los monaguillos de la mentira, a los lobos transformistas que se visten de corderos para mendigar simpatías. Odio a los que exigen nuestra indiferencia. A quienes nos reclaman que el mal campe a sus anchas sin el freno de la indignación colectiva.

Si eres neutral ante la injusticia, has elegido el bando del opresor. Si un elefante aplasta la cola de un ratón, tu neutralidad caerá a favor del elefante. Son palabras que pertenecen a Desmond Tutu pero que ya pertenecen un poco a todo el mundo. El rincón más abrasador del infierno está reservado para aquellos que permanecen neutrales en tiempos de gran conflicto moral. Son palabras de Martin Luther King contra la invasión de Vietnam y ahora que lo pienso no hemos aprendido nada.

Odio a los cómodos repartidores de consejos. Odio a los falsos predicadores que lavándose las manos se desentienden y evaden. Odio a los indiferentes porque vivir quiere decir tomar partido, escribía Antonio Gramsci antes de que un tribunal fascista lo sepultara en una celda entre la rabia de los unos y la indiferencia de los otros. Tomar partido hasta mancharse, escribía Gabriel Celaya.

Odio a los indiferentes. Estoy seguro de que guardan en el pecho un corazón muerto. Odio a los tibios, a los neutrales. Porque la neutralidad es la forma más cobarde de tomar partido.







°