miércoles, 31 de mayo de 2017

EZLN | Llegó la Hora

Les compartimos este comunicado conjunto del Congreso Nacional Indígena y del Ejército Zapatista de Liberación Nacional que ha sido dado a conocer en la página de Enlace Zapatista:


Al pueblo de México
A los pueblos del Mundo
A los medios de comunicación
A la Sexta Nacional e Internacional

Desde la Asamblea Constitutiva del Concejo Indígena de Gobierno, donde nos dimos cita  pueblos, comunidades, naciones y tribus del Congreso Nacional Indígena: Apache, Amuzgo, Chatino, Chichimeca, Chinanteco, Chol, Chontal de Oaxaca, Chontal de Tabasco, Coca, Cuicateco, Mestizo, Hñähñü, Ñathö, Ñuhhü, Ikoots, Kumiai, Lakota, Mam, Matlazinca, Maya, Mayo, Mazahua, Mazateco, Me`phaa, Mixe, Mixe-Popoluca, Mixteco, Mochó, Nahua o Mexicano, Nayeri, Popoluca, Purépecha, Q´anjob´al, Rarámuri, Tének, Tepehua, Tlahuica, Tohono Odham, Tojolabal, Totonaco, Triqui, Tseltal, Tsotsil, Wixárika, Xi´iuy, Yaqui, Binniza, Zoque, Akimel O´otham, Comkaac decimos al mundo nuestra palabra urgente.

La guerra que vivimos y enfrentamos

Nos encontramos en un grave momento de violencia, de miedo, de luto y de rabia, por la agudización de la guerra capitalista en contra de todas y todos en el territorio nacional. Vemos  el asesinato de mujeres, por el hecho de ser mujeres, de niños por el hecho de ser niños, de pueblos por el hecho de ser pueblos.

La clase política se ha empecinado en hacer del Estado una corporación que vende la tierra que es de los pueblos originarios, campesinos, urbanos, que vende a las personas como si fueran una mercancía que se mata y se entierra como materia prima de los cárteles de la droga, para venderlas a las empresas capitalistas que los exploten hasta que enfermen o mueran, de venderlas en partes para el mercado ilegal de órganos.  

El dolor de los familiares de desaparecidos y su decisión de encontrarlos a pesar de que los gobiernos estén empecinados en que no los encuentren, pues junto con ellos, también va apareciendo la pudrición que manda en este país.

Ese es el destino que los de arriba construyen para nosotros, atenidos a que la destrucción del tejido social, de lo que nos hace sabernos pueblos, naciones, tribus, barrios, colonias, incluso familias, nos mantenga aislados y solos en nuestro desconsuelo, mientras consolidan la apropiación de territorios enteros, en las montañas, en los valles, en las costas, en las ciudades.

Es la destrucción que hemos no sólo denunciado, sino enfrentado durante 20 años y que evoluciona en la mayor parte del país en una abierta guerra emprendida por corporaciones criminales, que actúan en una descarada complicidad con todos los órganos del mal gobierno, con todos los partidos políticos e instituciones.  Todos ellos configuran el poder de arriba y son causa de repugnancia para millones de mexicanos de los campos y las ciudades.

En medio de esa repugnancia nos siguen diciendo que votemos, que creamos en el poder de arriba, que sigan dibujando e imponiendo nuestro destino.

En ese rumbo, sólo vemos guerra que crece y en el horizonte está la muerte y la destrucción de nuestras tierras, nuestras familias, nuestra vida; está la certeza absoluta que esto se pondrá peor, mucho peor, para todos, para todas.

Nuestra apuesta

Reiteramos que sólo en la resistencia y la rebeldía hemos encontrado los caminos posibles donde podamos seguir viviendo, que en ellas, están las claves no sólo para sobrevivir la guerra del dinero contra la humanidad y contra nuestra Madre Tierra, sino para renacernos junto con cada semilla que sembremos, con cada sueño y con cada esperanza que se va materializando en grandes regiones en formas autónomas de seguridad, de comunicación, de gobiernos propios de protección y defensa de los territorios. Por lo tanto no hay mas camino posible que el que se va andando mero abajo, pues arriba no es nuestro camino, es el de ellos y les estorbamos.

Esas únicas alternativas nacidas de la lucha de nuestros pueblos están en las geografías indígenas de todo nuestro México y juntos somos el Congreso Nacional Indígena, que decidimos no esperar el desastre que indudablemente nos traen los sicarios capitalistas que gobiernan, sino pasar a la ofensiva y hacer esa esperanza un Concejo Indígena de Gobierno para México, que apueste a la vida desde abajo y a la izquierda anticapitalista, que sea laico y que responda a los siete principios del mandar obedeciendo como nuestra garantía moral.

Ninguna reivindicación de nuestros pueblos, ninguna determinación y ejercicio de autonomía, ninguna esperanza hecha realidad ha respondido a los tiempos y formas electoreras que  los poderosos llaman democracia. Por lo que no sólo pretendemos arrebatarles el destino que nos han quitado y desgraciado, pretendemos desmontar ese poder podrido que está matando a nuestros pueblos y la madre tierra y las únicas grietas que hemos encontrado y que han ido liberando conciencias y territorios, dando consuelos y esperanza están en la resistencia y rebeldía.

Por acuerdo de nuestra asamblea constitutiva del Concejo Indígena de Gobierno, decidimos nombrar como vocera a nuestra compañera María de  Jesús Patricio Martínez del pueblo Nahuatl, cuyo nombre buscaremos que aparezca en las boletas electorales para la presidencia de México en el año 2018, que será portadora de la palabra de los pueblos que conformaran el C.I.G, que a su vez altamente representativo de la geografía indígena de nuestro país.

Entonces pues, no buscamos administrar el poder, queremos desmontarlo desde las grietas que sabemos, somos capaces.

Nuestro llamado

Confiamos en la dignidad y honestidad de los que luchan; de los maestros, de los estudiantes, de los campesinos, de los obreros, jornaleros, y  queremos que se profundicen las grietas que cada uno de ellos han ido labrando desmontando en lo chiquito y en lo grande el poder de arriba, queremos hacer tantas grietas, que ellas sean nuestros gobierno anticapitalista y honesto.

Nuestro llamado es a los miles de mexicanos y mexicanas que dejaron de contar a sus muertos y desaparecidos, que con luto y sufrimiento levantaron el puño y con la amenaza a cuestas de terminar su propia vida, se lanzaron sin miedo al tamaño del enemigo y vieron que los caminos si existen y están ocultos en la corrupción, la represión, el desprecio y la explotación.

Nuestro llamado es a quienes creen en si mismos, en el compañero que tienen al lado, que creen en su historia y en su futuro, es a no tener miedo de hacer algo nuevo, pues esa vereda es la única que nos permite certeza en los pasos que demos.

Nuestro llamado es a organizarnos en todos los rincones del país, para reunir los elementos necesarios  para que el Concejo Indígena de Gobierno y nuestra vocera sea registrada como candidata independiente a la presidencia de este país y si, echarles a perder su fiesta basada en nuestra muerte y hacer la propia, basada en la dignidad, la organización y la construcción de un nuevo país y de un nuevo mundo.

Convocamos a todos los sectores de la sociedad a estar atentos a los pasos que vaya acordando y definiendo del Concejo Indígena de Gobierno a través de nuestra vocera a no rendirnos, no vendernos, no desviarnos ni descasar para ir tallando la flecha que portará la ofensiva de todos los pueblos indígenas y no indígenas, organizados y no organizados para apuntarla al verdadero enemigo.

Desde CIDECI- UNITIERRA, San Cristóbal de las Casas, Chiapas

A 28 de mayo de 2017

Por la Reivindicación Integral de Nuestros Pueblos
Nunca Más Un México sin Nosotros

Congreso Nacional Indígena
Ejército Zapatista de Liberación Nacional





°

martes, 30 de mayo de 2017

El Ministro Bayrou

En Deia se ha pubicado esta semblanza acerca del recientemente nombrado Ministro de Justicia del estado francés:


François Bayrou ha accedido a la cartera de Justicia del Gobierno francés, tras veinte años en la segunda fila de la política. Sufrió las amenazas de ETA en primera persona y es buen conocedor de la realidad vasca

Franck Dolosor

El nombramiento de François Bayrou como Ministro de Justicia, que no deja indeferente a nadie en Francia y en Euskadi, podría tener consecuencias directas en el camino hacia la paz. Preguntado sobre la posibilidad de un cambio en la política penitenciaria en Francia tras el desarme de ETA, Bayrou explicó en su primera visita oficial a Pau hace unos días que sigue muy de cerca el tema vasco y que hará todo lo posible para apaciguar el ambiente y evitar malentendidos. En todo caso, advirtió de que “todavía es demasiado pronto” para dar más detalles sobre su actuación respecto a este tema dentro del ejecutivo de Emmanuel Macron.

El líder de los centristas, que sufrió en el pasado las amenazas de ETA, ha sido durante décadas testigo de numerosas operaciones antiterroristas llevadas a cabo en el departamento vasco-bearnés de Pirineos Atlánticos, y donde hace unas semanas fueron localizadas y entregadas las armas de la banda. En 2011, subrayó la importancia de la Conferencia de Aiete que supuso días después el abandono de la lucha armada por parte de ETA.

François Bayrou conoce perfectamente el País Vasco, ya que durante años presidió el gobierno regional del territorio que engloba Iparralde y la vecina región del Béarn. Los euskaltzales no olvidan que durante su presidencia se permitió el uso del euskara en las señales de tráfico de las carreteras departamentales que atraviesan Lapurdi, Nafarroa Beherea y Zuberoa. Pocos años después, cuando era Ministro de Educación, legalizó las ikastolas de Seaska. Gracias al acuerdo firmado en 1994, París paga a los profesores de las ikastolas y de todos los centros educativos que enseñan en bretón u occitano, la lengua materna de François Bayrou.

Sin embargo, los sectores pro-departamento vasco tampoco olvidan que el centrista siempre se opuso a la institucionalización de Iparralde, y que sus contactos más cercanos han sido algunos de los principales detractores de la Mancomunidad Vasca de Iparralde, entre ellos el presidente del departamento, Jean Jacques Lasserre, o el alcalde de Biarritz, Michel Veunac, que en repetidas ocasiones se opusieron a la creación de la primera entidad política deseada por un 70% de los cargos electos vascos. Bayrou mantiene, aun así, buenas relaciones con el PNV, partido con el que colabora de forma estrecha en el Parlamento Europeo, y nunca ha dudado en enviar mensajes de apoyo a los candidatos jeltzales, por ejemplo, en los actos de cierre de las campañas electorales para las autonómicas.

La trayectoria

Después de que Macron exigiera a sus ministros una dedicación completa en su nueva tarea, en los proximos días Bayrou abandonará la alcaldía de Pau, a la que accedió hace tres años cuando no ocupaba ya ningún cargo relevante y estaba al frente de un partido a punto de desaparecer con tan solo dos diputados. El que fuera ministro en gobiernos conservadores, eurodiputado y tercer político de Francia perdió su escaño de diputado en 2012. Bayrou nunca se quiso integrar en las filas de la gran coalición de centro derecha UMP, y su independencia le supuso estar apartado del poder durante largos años. En febrero, anunció que descartaba participar por cuarta vez consecutiva en la carrera hacia el Elíseo y propuso una alianza al candidato Macron, que en pocos días subió varios puntos en las intenciones de voto y fue finalmente el candidato más votado en la primera vuelta de las presidenciales, en los primeros comicios en los que se presentaba.

Muchos observadores no dudan en calificar la vuelta de Bayrou a la primera fila de la política francesa, impensable hace pocos meses, de auténtico “milagro”. Entre los amigos de este católico practicante, que de hecho acude a menudo a Lourdes, el senador centrista y presidente de Pirineos Atlánticos Jean Jacques Lasserre considera que se trata de “un premio a una vida entera basada en valores y convicciones”, mientras que desde el PNV Andoni Ortuzar muestra su satisfacción y alegría al pensar que supondrá un fortalecimiento del Partido Democrata Europeo, al que pertenecen los jeltzales y el MoDem de Bayrou. Según el burukide jeltzale, la presencia de Bayrou en el gobierno galo confirma “la decidida orientación proeuropea que Macron pretende dar a su presidencia”. La europarlamentaria jeltzale Izaskun Bilbao, que durante años ha llevado a cabo una colaboración fructífera con los centristas Bayrou, Marielle de Sarnez y Sylvie Goulard, espera ahora que su nombramiento en el gobierno permita estrechar relaciones y entendimiento entre París y el País Vasco.

Desde EH Bai, en cambio, Peio Etxeberri Aintxart se muestra fascinado y a la vez disgustado por la victoria del centrista, que ha conseguido colocarse de nuevo en un ejecutivo sin acudir a las urnas bajo las siglas de un partido que estaba a punto de desaparecer.

Se da la circunstancia de que Bayrou, que ha sido encargado de presentar en los próximos días una nueva ley sobre la regeneración de la vida política, ha sido imputado esta semana por un posible caso de difamación pública contra un colectivo cultural de Pau. El ministro califica la noticia de “auténtico chiste” aunque, al mismo tiempo, se congratula de que la justicia sea la misma para todos, incluso para el máximo dirigente político de la Justicia. Asegura que en este juicio, que se celebrará en 2019, no tendrá dificultades para explicar a los jueces que dicho organismo cultural pretendía llevarse dinero público para ofrecer supuestamente actividades culturales a los niños.

Al entrar en el primer Gobierno de Macron, Bayrou ha conseguido resucitar pero también podría ser una de las primeras víctimas si, tras las legislativas de junio, el presidente necesita a la derecha para gobernar. Los conservadores no perdonan al bearnés haber apoyado a Hollande en el 2012 enviando al infierno a muchos pesos pesados, entre ellos Nicolás Sarkozy.






°

lunes, 29 de mayo de 2017

El Compromiso de Gazte Abertzaleak

Les compartimos este manifiesto por parte de Gazte Abertzaleak dado a conocer en las páginas de Gara:


Asier Gomez, Maider Carrere, Haritz Perez y Ibon Garcia | Secretario general de Gazte Abertzaleak, y ex secretarios generales desde 2009

No nos iremos lejos a la hora de reivindicar el camino iniciado hace 8 años. No tintaremos los cristales para no recordar las cosas que no nos gustaron, ni para escondérselo a la sociedad. En el Congreso Nacional del 2009 Gazte Abertzaleak dejó claro que era imprescindible una suma de fuerzas de izquierdas e independentistas para lograr la tan ansiada liberación nacional y social de Euskal Herria. Agarrándose a esa senda, la organización juvenil asumió que para comenzar a profundizar en ese camino era necesaria la colaboración y el trabajo en equipo entre diferentes organizaciones juveniles (ilegalizaciones y redadas en mente). A los pocos meses, en ese mismo 2009, empezamos a tejer la red Gazteherria en base a aquello en lo que estábamos de acuerdo, que se aceptasen los derechos civiles y políticos de la juventud vasca.

Desde entonces, estamos orgullosas del camino tomado por Eusko Alkartasuna con Lortu Arte. Eran días de grandes compromisos: más allá de las firmas, había mucho trabajo por hacer. El amplio horizonte nos esperaba y la ilusión de la sociedad se manifestaba en las calles. La transformación histórica de la situación política y social de Euskal Herria estaba en marcha.

Han pasado meses y años. Pero Gazte Abertzaleak sigue con los mismo objetivos de siempre: para la transformación social de Euskal Herria es necesario todo paso e intento que se dé en diferentes espacios, las sinergias que consigamos, los conocimientos que creamos de manera dialéctica y las esperanzas que iluminemos.

Hemos manifestado en diferentes foros la necesidad de trabajar el conflicto vasco de manera integral, sabiendo que los procesos para resolver los conflictos pueden venir desde la transformación de este pueblo y sus actores. Sumergidos en esas reflexiones desde el 2009 Gazte Abertzaleak ha estimulado a Eusko Alkartasuna a cambiar de modelo en el partido. No es de recibo trabajar por el cambio en Euskal Herria sin hacerlo primero en casa. Nuestro amigo Sabin Intxaurraga nos dejó claro a los miembros de la organización juvenil que así debía ser. Tenemos que poner a debate nuestras maneras de hacer las cosas si queremos transformar nuestro entorno de manera profunda y positiva.

Por lo tanto, los secretarios que hemos llevado la dirección de Gazte Abertzaleak en estos 8 años aplaudimos los pasos dados estos últimos años por Eusko Alkartasuna y le pedimos que sea valiente y sin complejos a la hora de transitar futuros senderos. En esta Euskal Herria del siglo XXI los movimientos de izquierda transformadora son imprescindibles, ya que creemos que la refundación de la socialdemocracia vasca vendrá de ello: Como Rosa Luxembourg, Clara Zeitkin y otras socialdemócratas reclamaron en sus tiempos la refundación de la socialdemocracia.

Además, queremos resaltar que la organización juvenil ha debatido profundamente en sus asambleas sobre EH Bildu y el papel de la juventud, y que la Asamblea Nacional ha apoyado el proceso transformador de la coalición. Mediante ejercicios democráticos y participativos hará camino Euskal Herria y la organización juvenil ha hecho su apuesta de futuro, una apuesta por la liberación nacional y social de Euskal Herria, precisamente.

Más allá de la confusión que quiere crear cierto marketing banal e interesado, le pedimos mediante estas lineas a la próxima dirección que continúe con la creación de nuevos paradigmas dentro de Eusko Alkartasuna iniciados desde el 2009, con valentía. Ya que es más necesario que nunca la puesta en valor del trabajo hecho desde Eusko Alkartasuna en estos últimos 30 años en Euskal Herria. La Izquierda transformadora es más necesaria que nunca en todo los ámbitos sociales.






°

sábado, 27 de mayo de 2017

La Combatividad de Mikel Landa

En la página de Marca se ha publicado este artículo acerca de los éxitos del txirrindulari Mikel Landa en el Giro d'Italia:


Madonna di Campiglio, Aprica y Piancavallo, lugares de celebración para ambos

Enrique Bernaola

Mikel Landa parece seguir empeñado en seguir la estela del gran Marco Pantani, ciclista con el que ya se le empezó a comparar en 2015, cuando deslumbró al mundo entero en un Giro de Italia donde demostró ser un corredor muy capaz de poder luchar por la general de una gran vuelta. En aquella edición de la ronda italiana terminó tercero y logró dos triunfos de etapa, algo que para muchos resultó insuficiente al tener que sacrificarse por su líder, Fabio Aru, que acabó segundo por detrás de Alberto Contador.

Ahora, en esta centenaria edición de la 'corsa rosa', el de Murguía quedó apartado de la lucha por la general el día del Blockhaus tras irse al suelo por culpa de una inoportuna moto de policía. Lejos de arrugarse, el alavés se planteó la carrera como una gran oportunidad de cazar etapas y seguir alimentando su palmarés. Después de rozarlo en Bormio, con Nibali tirando de experiencia y arrebatándole la gloria en la última curva, repitió segundo puesto el día de Ortisei, por detrás de Van Garderen.

Pero, caprichos del destino o no, alzó por fin los brazos en la etapa de Piancavallo. Puede que fuera casualidad o puede que la vida haya querido que en esta cima vuelvan a oírse las comparaciones con el gran Pantani. Casi misma estatura (el italiano 1,72m y el vasco, 1,73m), misma manera de atacar en montaña, con las manos en la zona baja del manillar, y mismos lugares de gloria. Porque las tres etapas que ha ganado Mikel Landa en el Giro de Italia han sido en tres cimas donde también ganó 'El Pirata' de Cesena.

Pantani ganó en Madonna di Campiglio en el Giro de 1999, una etapa que resultó histórica también porque luego los jueces lo apartaron de la carrera debido al hematocrito alto cuando estaba a unos días de ganar el que podría haber sido su segundo título en la gran carrera de su país. En esa cima, Landa ganó en 2015, al día siguiente de conseguirlo, conquistó en solitario la cima de Aprica, puerto donde ganó El Pirata en el Giro de 1994. Y la tercera y última etapa donde ambos han alzado los brazos ha sido Piancavallo, donde el del Sky dio un recital y donde Pantani se impuso y puso los cimientos para el que luego sería el primer y único Giro que brilla en su gran palmarés.





°

Creer en la Alternativa al Capitalismo

Recordemos que la izquierda abertzale no solo lucha por la autodeterminación del pueblo vasco frente a la ocupación tardo-colonialista de los estados español y francés, también lo hace en contra del brutal neoliberalismo que a la fecha ha definido la realidad que vivimos actualmente.

Les invitamos a leer este artículo dado a conocer por Naiz, la información es de interés para todos, pero se lo dedicamos especialmente a los que blanden el espantajo del "si se independizan, no podrán pertenecer a la UE" ante los procesos de autodeterminación vasco y catalán.

Aquí lo tienen:


¿Hay alternativa al capitalismo? ¿Se puede hacer frente a las políticas que Bruselas dicta como inevitables? ¿Cómo hacer frente al poder de las transnacionales? Un seminario internacional previo al Congreso de LAB abordó ayer estas cuestiones con varios invitados de sindicatos y movimientos sociales.

Pablo Ruíz de Aretxabaleta

Contando con las experiencias de diferentes organizaciones sindicales y movimientos sociales, el seminario internacional organizado por LAB la víspera de su IX Congreso abordó ayer en Gasteiz cómo articular alternativas al capitalismo y hacer frente al poder de las empresas transnacionales. Desde Irlanda, el secretario general del sindicato Mandate, John Douglas, relató la otra cara del ejemplo que la Troika pone como modelo a seguir en austeridad. Douglas subrayó que el Gobierno irlandés ha sido desprovisto del poder de decisión, que ha pasado a instituciones no elegidas, como el FMI o el Banco Central Europeo.

Y una de sus directrices llevó a socializar la deuda bancaria de 64.000 millones de dólares, que supone que «a cada ciudadano de la República de Irlanda le corresponden 9.000 euros».

«Irlanda ha salido del programa de rescate, pero con cicatrices. Los ciudadanos siguen pagando», advierte Douglas, que menciona la reducción del salario mínimo, los recortes de los derechos de los trabajadores, «el nivel de subempleo solo por debajo del de España», la falta de inversiones en hospitales o colegios y la demonización del sector público que ha acompañado la reducción de sus salarios. «Ni durante las hambrunas del siglo XIX ha habido tanta gente sin vivienda», destaca. Varios sindicatos, Sinn Féin y comunidades locales encontraron un elemento simbólico en la lucha contra la privatización del agua «en un país donde llueve 364 días al año». «Organizamos protestas masivas, actos de desobediencia civil, impagos de facturas...» que frenaron el proyecto gubernamental y que ha constituido un elemento aglutinador al que ahora tratan de dar continuidad.

Jone Etxeberria (Sortu) afirmó que «hay alternativa, pero hay que creer en ella», y fijó tres objetivos: cambiar el modelo socio-productivo, hacer frente a las consecuencias del capitalismo y poner los medios de producción al servicio de los trabajadores. «En este momento de opresión brutal, hay que centrarse en el segundo punto, pero teniendo la vista puesta en el cambio del modelo productivo, de lo contrario será poner tiritas». Añadió que «se esta volviendo a hablar de soberanía y no podemos dejar la soberanía en manos de la ultraderecha», recordando a Trump, el Brexit y el Estado francés. «Debemos potenciar lo que nos une en lugar de lo que nos desune», sostuvo Milagros de la Caridad, de la Central de Trabajadores de Cuba, citando a Fidel Castro. Subrayó el cambio de correlación de fuerzas por la «fuerte arremetida capitalista contra gobiernos progresistas» en Latinoamérica. Aun así, observó «síntomas de recuperación en capacidad de movilización de trabajadores .

En el caso de Cuba explicó el proceso de actualización validado en 2016 en la consulta a miles de trabajadores y las dificultades del último año, una situación que «exige que los sindicatos cubanos profundicen en la producción, en la sustitución de productos para evitar importaciones, el ahorro energético y el mayor control obrero contra el robo, la corrupción y la indisciplina».

Las trasnacionales

En la segunda parte del seminario, el europarlamentario de EH Bildu, Josu Juaristi, subrayó cómo los tratados de comercio como el TTIP o el CETA suponen «más trabas para desarrollar legislaciones progresistas» hasta en los ámbitos más locales, ante la posibilidad de las multinacionales de recurrir a tribunales privados. La imagen de Juaristi, como el resto de europarlamentarios, entrando uno por uno, en una pequeña habitación sin ventanas, con una caja fuerte y solo con un papel y un bolígrafo, después de firmar un documento comprometiéndose a no divulgar el contenido de las negociaciones comerciales bajo la amenaza de graves sanciones reflejó el secretismo en las instituciones comunitarias, «muy curioso y vergonzoso».

«Con las filtraciones hemos podido saber hasta dónde están metidas las transnacionales en la negociación». Explicó que la Comisión Europea está esperando una señal del reticente Donald Trump para negociar el tratado, a la vez que las multinacionales presionan. «No podemos estar esperando a Trump, sus motivos no tienen nada que ver con los nuestros», afirmó Juaristi, quien estimó que la UE ha fracasado en la cohesión social «y para darle la vuelta a esta situación es imprescindible el trabajo conjunto de sindicatos, movimientos políticos y sindicales».

Una de las acciones de esta dinámica conjunta la relató la boliviana Mónica Vargas, del Transnational Intitute, al explicar la campaña global sobre el Tratado Internacional para el Control de Empresas Transnacionales. Se trata, dijo, «de una respuesta desde abajo. Armar nuestro propio derecho, el derecho de los pueblos». El tratado identifica delitos y plantea propuestas jurídicas, como un tribunal vinculante sobre derechos sociales al que someter a las transnacionales. «Por ejemplo el Gobierno de Euskadi, que apoya internacionalización de empresas vascas, estaría obligado a vigilar para que respeten los derechos humanos allí donde se instalen». La iniciativa ha dado pie a que un grupo de gobiernos trabaje en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre este tipo de instrumentos. «No quiere decir que solo apoyamos esto. Es un espacio de lucha más», advierte Vargas.

Para el argentino experto en relaciones internacionales Alejandro Teitelbaum, «los trabajadores deben desempeñar un papel decisivo en esta lucha, que es una lucha contra el sistema capitalista». Y es que este miembro de La Federación Internacional de Derechos Humanos indicó que las transnacionales «son el núcleo del sistema capitalista contemporáneo, imperialista y superexplotador».

El hecho de que las políticas de los estados y de instituciones internacionales se subordine a sus estrategias «explica por qué han fracasado en los últimos decenios sucesivos intentos de establecer un control social» sobre sus actividades.

Aunque reconoció que los trabajadores se hallan actualmente en «una relación de fuerzas desfavorable» y que incluso «buena parte de los mismos parecen carecer de conciencia de clase», sostuvo que «este estado de cosas, ya insoportable, no puede modificarse positivamente de otra manera que socializando la propiedad y la gestión de los medios de producción».

Del saludo de Rafa Díez al relevo en la dirección del sindicato

Medio millar de representantes del sindicato abertzale y una larga lista de invitados tomarán parte en el IX Congreso de LAB, que se desarrollará entre hoy y mañana en Gasteiz. En la sesión inaugural, que dará comienzo a las 9.30, se recibirá a las delegaciones internacionales. A continuación, desde la prisión de El Dueso llegará el saludo de Rafa Díez Usabiaga, el ex secretario general de LAB que permanece encarcelado por sus actividades políticas en favor de la resolución del conflicto que sufre Euskal Herria. Luego se dará paso a la defensa del informe de gestión por parte de Ainhoa Etxaide, quien, en la jornada de mañana, dejará el liderazgo del sindicato en manos de Garbiñe Aranburu. Hoy también se votarán la ponencia sociopolítica y la composición del nuevo Comité Nacional.






°

viernes, 26 de mayo de 2017

Un Bochorno Apellidado Urkullu

Desde Naiz nos traen este artículo en donde nos relatan las palabras solidarias e internacionalistas por paste de integrantes de EH Bildu al pueblo catalán por el miserable espectáculo brindado por el PNV en general e Iñigo Urkullu en particular en relación con la ofensiva emprendida por Madrid en contra del derecho de los catalanes a decidir su futuro.

Lean ustedes:


Arnaldo Otegi y Maddalen Iriarte han transmitido al pueblo catalán, en nombre de EH Bildu, el «bochorno» y la «gran tristeza» que les produce el «vergonzante» acuerdo suscrito por el PNV con el Gobierno español, que Madrid trata de convertir «en ariete contra Catalunya y la voluntad de su ciudadanía de decidir libremente su futuro».

En una carta abierta, cuya versión en catalán publica hoy el diario ‘Ara’, Otegi e Iriarte transmiten a Catalunya su «admiración» por la determinación con la que enseñan al mundo que, «gracias a la firme voluntad de tomar las riendas» de su futuro, están «tocando ya con la punta de los dedos la libertad» por la que tanto han luchado.

«No será un camino fácil», han constatado, para añadir que en Euskal Herria «somos muchísimas las personas que vivimos como propios los furibundos ataques que debéis soportar a diario y que aún seremos muchísimas más las que celebraremos la victoria como si fuera la nuestra».

Por ello, los portavoces de EH Bildu han afirmado que comprenden el «desconcierto» que ha provocado en Catalunya «ver al PNV y al Gobierno de España suscribir un vergonzante acuerdo», que el Ejecutivo de Madrid, «sin ningún disimulo y con la complicidad» de los jeltzales, «ha tratado de convertir en ariete contra Catalunya y la voluntad democrática de su ciudadanía de decidir libremente su futuro».

Han añadido que ese pacto se ha intentado «proyectar la idea de que el Gobierno español está abierto al diálogo y que solo la inflexibilidad impide avanzar». En ese contexto han situado, por ejemplo, el encuentro que Iñigo Urkullu llevó a cabo en Bruselas con el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, oponiéndose así «a la supuesta negativa del mismo a recibir al president de la Generalitat». «El lehendakari fue el mejor embajador que España podía envíar a Europa para denostar la ‘vía catalana’», apuntan Otegi e Iriarte.

«Nos produce bochorno»

Este escenario, indican, «nos produce bochorno y una gran tristeza a quienes formamos EH Bildu», ya que se trata de un acuerdo que «da estabilidad a un Gobierno que niega los más elementales derechos elementales derechos nacionales y sociales a nuestro pueblo (y al vuestro); que apuntala a un partido cercado por la corrupción (...); que nos ata aún más a la estaca de la que queremos librarnos».

Los portavoces de la coalición abertzale agregan que «ni queremos ni podemos pasar por alto que España trata como criminales e inhabilita» a Mas, Ortega, Rigau y Homs «por poner unas urnas», o a Meritxell Borrás, actual consejera de Gobernación, «por anunciar que va a comprar unas nuevas». También han citado las causas contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y otros miembros de la Mesa de la Cámara, o la «guerra sucia denominada ‘Operación Catalunya’».

«Nos apena y nos abochorna porque, en definitiva, pretenden pasar por encima de la voluntad de los millones de catalanes y catalanas que el 9N, y en todas las citas posteriores con las urnas, habéis demostrado que sois un pueblo mayor de edad que no necesita pedir permiso para decidir su futuro», explican Otegi e Iriarte.

Así, añaden que les duele «profundamente que se utilice el nombre de Euskal Herria al firmar un acuerdo que, objetivamente, fortalece y oxigene al Gobierno español».

Por eso, subrayan que ese pacto «no se ha hecho en nuestro nombre, ni mucho menos en nombre del conjunto de vascos y vascas».

«El lehendakari Agirre, que saliendo de La Vajol (Alt Empordà) compartió con el president Companys las primeras horas de exilio en Les Illes (Vallespir), nos instó hace ya 80 años a permanecer siempre a vuestro lado: ‘Nosotros, siempre con Catalunya’. Y así permaneceremos, compartiendo el anhelo de nuestros dos pueblos por conseguir la libertad, recordando las palabras de uno de vuestros grandes poetas, Salvador Espriu: ‘Ara digueu: Ens mantindrem fidels per sempre més al servei d'aquest poble’», concluyen.





°

La Generación Gernika Retorna

El gobierno de la Comunidad Autónoma Vasca ha llevado a cabo un acto para conmemorar el 80 aniversario de la partida de los niños conocidos como la Generación Gernika, o sea, todos esos infantes que fueron separados de sus familias y enviados a distintos países como refugiados y así ponerlos a salvo de la salvaje embestida genocida por parte de los sublevados bajo las órdenes de Emilio Mola y Francisco Franco así como las fuerzas militares de la Italia Fascista y la Alemania Nazi que les acompañaron en la Santa Cruzada.

Desafortunadamente, los organizadores, presos de su hipócrita equidistancia, han terminado por edulcorar el acto haciendo un llamado a "terminar con todas las guerras" sin exigir por ejemplo un fin a la violenta ocupación colonial perpetuada tanto por París como por Madrid.

Además, es necesario apuntar que esos niños, hoy ancianos, fueron desmovilizados y despolitizados en favor de la postura adoptada por los Aliados durante la postguerra con respecto al régimen de Francisco Franco. Por ejemplo, los que hoy habitan en Inglaterra no tienen empacho alguno en ser llamados españoles.

Pero bueno, ese es el problema de dejar temas trascendentales en las manos del PNV.

Aclarado pues lo anterior, les compartimos la información generada desde las páginas de El Diario:


"Son historias para no olvidarlas, pero tampoco para estar llorando: Deben servir para dar ejemplo a las nuevas generaciones".

Ochenta años después de haber tenido que huir de la Guerra Civil, un grupo de aquellos 'niños de la guerra' ha desembarcado en el puerto de Santurtzi que les vio partir para recordar, con emoción, lo vivido y la solidaridad que recibieron en los países de acogida.

El acto, organizado por el Gobierno Vasco y el Ayuntamiento de Santurtzi, ha unido a aquellos `'niños de la guerra' con los niños de ahora, que les esperaban en el puerto pesquero con globos blancos que han subido al cielo durante el atraque del barco.

Mientras, desde la Cofradía de Pescadores sonaba, como antaño, la sirena que recibía a los barcos que llegaban a puerto, anunciando la llegada de la embarcación de los "niños de la guerra", que, una vez en tierra y acompañados de las autoridades y vecinos, se han desplazado a la carpa donde ha tenido lugar el acto.

En él, Vicente Cañada, uno de los cerca de 4.000 niños que partieron el 21 de mayo de 1937 en el buque Habana hacia Southampton (Reino Unido), ha recordado cómo los niños estaban "nerviosos, apurados, tristes y asustados", mientras las "amatxus" se sentían "aliviadas" al alejarles del peligro.

Había pasado menos de un mes desde los bombardeos de Durango y Gernika, cuando Vicente, con sólo siete años, tuvo que marchar huyendo de la guerra para acabar en Southampton, donde los niños fueron "bien recibidos" y estuvieron bien atendidos, y tras dos años regresó con "recuerdos muy gratos de aquellas gentes".

Vicente ha tenido un recuerdo para los que no pudieron regresar, algunos porque "se habían quedado huérfanos" y a otros les recomendaron no volver, porque "las cosas estaban muy mal y sólo había penas, sometimiento y algo muy abundante, el hambre".

Tras recordar la "espantosa huida" de madres con sus hijos por carretera hacia Francia mientras sus maridos luchaban en el frente, este "niño de la guerra" ha pedido tener presente a los que ahora están viviendo una situación similar y huyen de sus países en guerra.

"Nosotros estuvimos en tal situación y creo que debemos solidaridad a estas personas. España no sé si cumple con esa solidaridad, pero debería ser así", ha manifestado para acabar su intervención.

"Dar ejemplo"

Una vez terminado el acto en la carpa, todos se han desplazado al mosaico instalado en el puerto pesquero hace una década para recordar la evacuación de los 'niños de la guerra' en Santurtzi, donde se ha realizado una ofrenda floral.

Juana Sacristán, tras la ofrenda floral y "emocionada" por el acto, ha recordado que el 21 de mayo se han cumplido 80 años desde que la "sacaron" cuando tenía 10 años camino de Gran Bretaña, donde estuvo un año y medio para regresar a España "cuando más hambre había".

Sus recuerdos de su estancia en Gran Bretaña son positivos, tanto que ha viajado hasta en tres ocasiones con su familia a Londres, ciudad que considera su "segunda capital".

El homenaje de hoy es para aquella niña que sigue recordando la huida del horror, "necesario" porque aquellos fueron "los primeros niños que sacaron de una guerra" y vivieron "historias para no olvidarlas, pero tampoco para estar llorando", que deben servir "para dar ejemplo" a las nuevas generaciones.

Al acto han asistido representantes políticos e institucionales, como la presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejeria; el portavoz del Gobierno, Josu Erkoreka; la consejera de Justicia y Trabajo, María Jesús San José; y la alcaldesa de Santurtzi, Aintzane Urkijo.

Erkoreka ha recordado que fueron más de 20.000 niños los que tuvieron que huir de la Guerra Civil y ha reivindicado la importancia de la "memoria" para construir "un mañana mejor y más justo" sin "intolerancias ni violencias " y "sin guerras ni personas refugiadas".

El portavoz del Gobierno Vasco ha señalado que aquellos niños que partieron hacia Francia, Bélgica, Reino Unido o la Unión Soviética sufrieron un "episodio duro y dramático" y ha pedido que sean "testimonio" del "grito que desde Euskadi" se lanza "en contra de todas las guerras".






°

jueves, 25 de mayo de 2017

Acerca de la Economía Feminista

Les compartimos este interesante reportaje publicado por Naiz:


Históricamente, en la relación Norte-Sur ha sido el Norte quien ha diseñado los proyectos de desarrollo o de cooperación, dejando al Sur el papel de receptor o ejecutor. En esta ocasión las tornas se han cambiado, pues han sido las mujeres mesoamericanas las que han pensado y puesto en marcha en sus países las Escuelas de Economía Feminista, que ahora han empezado a hacer su recorrido en Euskal Herria.

Gotzon Aranburu

Las Escuelas de Economía Feminista (EEF) son fruto del trabajo realizado a partir de 2008 por la Red de Mujeres Mesoamericanas en Resistencia por una Vida Digna en Costa Rica, Chiapas, El Salvador, Guatemala, Honduras y Panamá. Basadas en experiencias de Educación Popular y Pedagogía Feminista, las mujeres mesoamericanas elaboraron un programa compuesto de cinco módulos, cuyo objetivo es aprender a politizar sus situaciones vitales, descubriendo el funcionamiento del sistema patriarcal y el neoliberal, con el impacto que ambos suponen en sus vidas.

Los primeros tres módulos introducen los principales conceptos, que luego se profundizan. Se trata de ‘El patriarcado, división sexual del trabajo y economía feminista’, ‘El neoliberalismo en la vida de las mujeres’ e ‘Iniciativas económicas de las mujeres’. Los dos últimos módulos, de carácter más práctico, son ‘Experiencias económicas de resistencia desde las mujeres’ y ‘Propuestas sistémicas de resistencia anticapitalista, antineoliberal, antipatriarcal y decolonial’.

Una de las promotoras de la iniciativa mesoamericana es la hondureña Ana María Ferrera, que ha viajado a Euskal Herria de la mano de Mundubat –ONG vasca que desde 1988 coopera con asociaciones y comunidades del Sur en proyectos de desarrollo y transformación social– para participar en el tercer Encuentro de Economía Feminista, que se ha desarrollado en Eskoriatza. Las dos anteriores ediciones tuvieron lugar en Ozaeta en 2015 y en Zornotza el año pasado.

«En pocas palabras, Economía Feminista es economía para la vida y no para el mercado. Con las escuelas buscamos cambiar nuestras prácticas de vida, de consumo. Analizamos el papel fundamental de la mujer en la sustentabilidad de la economía mundial: si algún día las mujeres dejamos de hacer trabajo doméstico, productivo y reproductivo, la economía se viene abajo» señala Ana María.

La fuerza del patriarcado, el sometimiento de las mujeres, la división sexual del trabajo, son factores muy presentes en la vida de las mesoamericanas. Y el sistema neoliberal es el caldo de cultivo ideal para que esta situación se prolongue. De ahí que las EEF incidan con fuerza en la labor de concienciación, de politización de las mujeres, para luego pasar a trabajar experiencias de autocuidado, consumo responsable, empoderamiento económico… En palabras de Ana María, la formación recibida conlleva «cambios transformadores en la vida cotidiana de las mujeres, sea en el hogar, en el municipio, o en las comunidades. Partiendo del ámbito familiar, las mujeres están yendo más allá y asumiendo un papel de vanguardia en defensa del medio ambiente, de la tierra, cuestiones muy en boga en Centroamérica».

Más de 250 mujeres

Hasta el momento más de 250 mujeres mesoamericanas han completado el curso completo de las EEF, en diez escuelas territoriales que se han desarrollado desde 2012. No es fácil para muchas de ellas; si ya su vida cotidiana es muy sacrificada, con una dedicación casi total –y asumida en exclusiva– al cuidado de la familia, con jornadas que muchas veces se inician a las cuatro de la madrugada, el hecho de tener que desplazarse hasta la EEF y cumplir el horario de los cursos supone un esfuerzo más, añadido. Y no hay que olvidar que la toma de conciencia y la politización que se produce en estas mujeres las pone muchas veces en peligro en unas sociedades en las que actualmente «se vive una situación de enorme violencia, con feminicidios que quedan sistemáticamente impunes, y con un retroceso terrible en materia de derechos humanos y reproductivos. En las EFF nos toca hacer también de sicólogas, pues nos topamos frecuentemente con casos de acoso sexual, incesto…», señala Ana María.

En el aspecto puramente económico, de empoderamiento a escala personal o familiar, las EEF están permitiendo que las mujeres dar pasos, modestos en términos absolutos pero de gran importancia relativa, en cuestiones de alimentación, por ejemplo. Aunque resulte llamativo y difícil de comprender dado el clima y la fecundidad de la tierra en Centroamérica, lo cierto es que estos países padecen una gran dependencia alimentaria de las multinacionales. Hay que comprar lo que estas grandes cadenas decidan y al precio que establezcan. Pues bien, las EFF han dado a las mujeres las enseñanzas necesarias para preparar pequeños huertos familiares, donde recolectan todo tipo de verduras, o molinos domésticos, lo que les proporciona un cierto grado de soberanía alimentaria y ayuda a reducir el consumo de alimentos altamente procesados e insanos con que las grandes cadenas inundan el mercado.

Seis escuelas en Euskal Herria

Como hemos apuntado, las Escuelas de Economía Feminista han saltado hasta este lado del Atlántico. Las primeras EEF de Euskal Herria se crearon en 2015, a partir de la metodología desarrollada en Centroamérica, pero adaptada al contexto vasco, pues «el patriarcado y el neoliberalismo nos afectan a todas, pero de manera diferente», señala Sarai Martín, de Mundubat. En este momento funcionan cuatro escuelas en Bizkaia, dos en Araba y otras dos en Gipuzkoa, con cursos de un año de duración en los que se imparten los cinco módulos citados.

Es importante aclarar que no estamos hablando de cursos académicos convencionales, sino de sesiones de trabajo en equipo, de intercambio de experiencias, intercaladas con prácticas lúdicas. En los grupos vascos se da una presencia considerable de mujeres inmigrantes, que junto a las nativas conocen experiencias alternativas y de resistencia, caso, por ejemplo, del Huerto Urbano del Barrio de San Francisco (Bilbo), el Banco de Tiempo Feminista Ematruke (Donostia), la Cooperativa de Consumo Kidekoop (Bilbao) o el grupo de mujeres baserritarras Etxalde, que han intervenido en las EEF.

Lo aprendido y lo vivido en la escuela tiene posteriormente un efecto multiplicador, pues las mujeres-alumnas expanden esos conocimientos adquiridos en otros ámbitos de intervención, como indica la zarauztarra Ana Rosa al hacer su valoración de la EFF: «Es un subidón cuando te encuentras con compañeras de la escuelita en algún curso, en foros sobre soberanía alimentaria, bien vivir, ecofeminismo… Nadie dijo que los procesos de empoderamiento individual y colectivo fueran fáciles ni cómodos, pero creo que las compañeras de la escuelita feminista ya no somos las mismas mujeres que nos vimos por primera vez en la primavera de 2015».






°

Indefensión Aprendida y Viralizada

¿Por qué se hacen cada día más necesarios blogs como el nuestro?

Lean este excelente artículo dado a conocer en La Marea y entenderán:


“No es de recibo que un medio serio tenga secciones dedicadas a comentar las algaradas en las redes que a su vez comentan la propia actualidad mediática. Una espiral donde las ideas reaccionarias, especialmente audaces en su espíritu troll, hacen su agosto comunicativo.”

Daniel Bernabé

Todo está mal y no entiendo nada. Eso le solté el otro día a un amigo como resumen humorístico trágico de mi ánimo. Él reía viendo mi desesperación, entre otras cosas porque me entendía perfectamente: pertenecemos a la misma generación, tenemos oficios parecidos, vivimos en precario desde hace demasiado y compartimos referentes culturales y políticos. La situación es anecdótica pero expresa bien por qué dos personas conectan sin necesidad de recurrir a demasiadas explicaciones. Ese todo está mal y no entiendo nada, a pesar de ser una frase que aporta muy poca información por lo ámplio de su objetivo y lo exagerado de su semántica, hablaba de lo que nos disgusta y aterra y que no entraré a nombrarles por no acabar mañana y porque deduzco compartimos nudo diario en el estómago. Para acabar mi actuación airada le dije que odiaba los gifs y los memes, especialmente ese donde un gato con cuerpo de tostada vuela por un espacio indefinido dejando como rastro un arcoiris. Qué sentido tiene, a qué refiere, con qué conecta, qué quiere exactamente decir. Todo, además, me pone muy nervioso.

Bien, y si entre ese gato y la aceptación de la extrema derecha entre los jóvenes hubiera alguna relación. O más concretamente, y si la cultura de internet tuviera algo que ver con el auge de los ultras. La pregunta, así planteada, suena a aquellos informes del senado de los Estados Unidos que, en los años 50, culpaban de la violencia juvenil a los cómics y de los embarazos adolescentes al rocanrol, es decir, a excusa de clase dirigente senecta que busca un chivo expiatorio para liberarse de sus responsabilidades. Cambiemos su forma: ¿ha sabido aprovechar la extrema derecha la cultura de internet en su beneficio? Sin duda, ha sabido más que desarrollar una estrategia política maestra, entender que determinados cambios, casi casualidades, les eran favorables. Dejen volar al gato, que supongo despierta su simpatía, pero quédense con los motivos por los que me ponía nervioso: su significado ambiguo, su falta obvia de referentes.

Rara es la semana, casi el día, en la que no nos topemos en las redes sociales, en algún servicio de vídeos o foro masificado con una defensa de contenidos abiertamente reaccionarios cuando no directamente ultraderechistas. Lo escabroso llega cuando quien hace estas manifestaciones no es un individuo metido en alguna secta nazi, con toda su parafernalia de runas, cruces gamadas y germanofilia años 30, sino gente común, por lo general jóvenes saliendo de la adolescencia, no especialmente interesados en política y con aficiones de lo más variado y convencional. Si ya el individuo en cuestión tiene cierta relevancia pública, como puede ser el caso de humoristas, youtubers o algún tipo de creadores de contenido la polémica estará servida, con miles de detractores criticándole pero también con otros tantos defendiéndole, en algaradas que suelen acabar recogidas en algún medio con necesidad de visitas, imaginación escasa y una plantilla reducida a la nada.

Parece como si toda una generación hubiera pasado de recitar listas de Pokemon a manejar con soltura el ideario ultra sin solución de continuidad, y eso aterra. Toda esta ola de pensamiento reaccionario en línea no se corresponde a una ideología ordenada, recogida en algunos textos teóricos, con algún tipo de sistema filosófico que la sustente o un partido concreto que la lleve al terreno de lo práctico. Es más bien un vertedero lleno de recortes del s.XX, un cajón de sastre del que se extrae lo más conveniente para paliar los terrores nocturnos del presente y los enormes vacíos que la desaparición de las identidades fuertes llenaban. Con la vaporización en el terreno de lo simbólico de la pertenencia de clase, no de las clases, hoy creemos poder ser cualquier cosa sin posibilidad real de serlo, una escisión dolorosa y frustrante.

¿Qué encontramos en el desguace? Por un lado estaría el gran grupo de los conspirativos, los falseadores y los promotores del pensamiento irracional, algo así como si El pistolero solitario, aquel trío enamorado de Dana Scully, hubiera tomado esteroides al encontrase con Youtube. Si en 2017 muchos jóvenes se interesan por Slenderman, el hombre del saco contemporáneo, los supuestos montajes de la NASA en la llegada a la Luna o las renacidas teorías sobre que el planeta Tierra es plano, podemos hablar de cosas de la edad, o siendo más críticos de toda una generación que a pesar de la hiperconexión o precisamente por ella es incapaz de distinguir lo cierto de lo obviamente falso. Si desconocen cómo buscar una fuente fiable de información, por qué iban a diferenciar entre un documental casero hecho por un neonazi de Texas negando el holocausto y uno realizado por el museo de Auschwitz.

Otro de los grandes agregadores para hombres jóvenes y postadolescentes es el machismo. Desde el presentado como inocuo a través de los vídeos humorísticos hasta los métodos de expertos en seducción, desde las cuentas de tuiteros que dicen defender los derechos de los hombres hasta las que se dedican al acoso y la amenaza constante a feministas, su motivo viene a ser el destapar una supuesta conspiración -de nuevo- para silenciar a los hombres, reducirlos a la nada y robarles su forma de ser, todo esto en la senda de la tradición negacionista obviando las decenas de asesinadas por sus parejas cada año. El caso del Gamergate es significativo, donde tras una supuesta revelación de mala praxis en la prensa dedicada al videojuego no se encuentra más que el ataque a las mujeres relacionadas con el sector y donde caras visibles de la ultraderecha tuvieron un papel destacado. En el odio hacia lo LGTB las cosas funcionan de forma muy parecida, salvo que aquí, además, se juega ya con un odio abierto a lo considerado como anormal.

El último gran grupo sería el de los tradicionalistas digitales, una suerte de defensores de un nacionalismo excluyente basado en lo mítico que cargan de razones infra históricas las pulsiones de racistas y xenófobos. El islamismo es la estrella de este epígrafe, por la obvia preocupación que producen los atentados yihadistas en suelo europeo, pero también porque entronca con un espacio que usa la tradición del medievalismo de postal y la vexilología apolillada, de apariencia épica, para esconder con poco disimulo a la ultraderecha. Como si el Señor de los anillos se hubiera vuelto facha. De nuevo la conspiración, esta vez la de la invasión silenciosa de Europa a través de la inmigración, ayudada por la quinta columna del buenismo izquierdista, sirve a estos ultras para destacarse como los únicos que ponen orden frente a la barbarie. Da igual que ninguno sepa explicar por qué el capitalismo occidental y wahabita se complementan perfectamente, y cómo el problema de la radicalización de los musulmanes europeos tiene que ver más con esto que con una invasión inexistente, el caso es que les funciona a la perfección.

Que la misoginia, el racismo o las conspiraciones son un fenómeno previo a internet y con causas ajenas al mismo no significa que sus mensajes destructores no hayan encontrado un gran aliado en la cultura de internet. Mientras que la izquierda parece necesitar de análisis, contexto y una cierta estructura de pensamiento previa para la construcción de discurso a la ultraderecha le vienen bien lo fraccionado, la ambigüedad de significantes y la velocidad de información que apenas deja tiempo para detenerse en nada. La razón es sencilla, mientras que la izquierda juega siempre de inicio fuera del sentido común dominante a los ultras tan sólo les hace falta exagerarlo. Así es mucho más sencillo que llegue a tu grupo de Whatsapp familiar un meme con una imagen falsa sobre una niña católica molida a palos por unos moros en Albacete -la niña había sufrido un accidente de bicicleta y era nórdica- que explicar en ese mismo grupo el papel de la OTAN en la desestabilización de los países de Oriente Medio.

Por otro lado, los propios códigos estéticos de la cultura de internet hacen sencilla la participación de cualquiera. No es tan sólo la distribución de contenidos, sino que la baja calidad de los mismos provoca que sea mucho más sencillo construir un gif antisemita o machista que escribir un ensayo o rodar una película de contenido reaccionario. La vulgarización internetera, celebrada a menudo como el fin del elitismo de los profesionales de la cultura, ha abierto las puertas a la difusión del odio entre los jóvenes, sobre todo cuando estos abjuran cada vez más de libros, discos y películas en favor de los contenidos de digestión rápida de la red. Además, el sistema de estatus, fácilmente medible en las redes, dota de una legitimidad nueva a los mensajes, no por la trayectoria y fiabilidad intelectual de quien los emite, sino por su número de seguidores. Trágico final para los tecno-utopistas, que esperaban una revolución pacífica y liberal del conocimiento y se han encontrado con la Rana Pepe enseñando a odiar de forma simpática.

Todo este exitoso desguace reaccionario se presenta, además, como una simple diversión transgresora cuando en realidad favorece el proselitismo de lo sistémico. Según un aforismo popularizado en la red, la Ley de Poe, es imposible distinguir en internet un mensaje extremista de su parodia a no ser que vaya acompañado de un emoticono. Esta situación, que refleja un problema de comunicación, es también por donde se cuelan los monstruos. El permanente juego de ironías permite coquetear con ideas reaccionarias sin miedo a mancharse, cuando la realidad es que se está contribuyendo a su normalización y su difusión. Se ha establecido un triste consenso de que todo consiste en una secuencia de expresiones ofensivas que hieren sensibilidades exageradas ancladas en la tiranía de la corrección política. Si bien es cierto, como hemos insistido por aquí, que parte del activismo ha contribuido a esta confusión al verse incapaz de influir en los conflictos y dedicarse a paliar los resultados de los mismos a través del lenguaje, la tiranía de lo políticamente correcto es un mito, ya que nunca ha habido tanta libertad para expresar ideas reaccionarias ni tanto aplauso confundiendo la libertad de expresión con la libertad de agresión.

En este sentido, los defensores del invento de la postcensura no hacen sino dar una nueva vuelta de tuerca a la conveniente mentira. Lo que no es más que una pataleta de columnistas cabreados por perder su sitio prominente en el debate social, es decir, la teorización del desagrado que les produce que la gente les conteste a través de las redes a uno de sus múltiples patinazos reaccionarios, se ha convertido en un nuevo asidero para hacer pasar ideas perfectamente consensuadas en gritos de rebeldía amordazados. Además, de paso, introducen la idea de que no es el estado, sirviendo a las élites, el que censura, sino la propia gente convertida en una turba linchadora. Que se lo pregunten a los músicos y a los tuiteros condenados a multas y cárcel por expresar, esta vez sí, ideas contrarias el estado de las cosas, a ver qué opinan.

La postcensura sigue el camino de la postverdad, que es la versión creada no por los columnistas, sino por los directores y propietarios de los periódicos, para eximirse de responsabilidades en el ascenso de la ultraderecha. En primer lugar porque el adelgazamiento de las plantillas y su precarización ha provocado un descenso en la calidad de las noticias, cuando no una dependencia para obtener visualizaciones desesperadas de esa estupidez llamada arden las redes. No es de recibo que un medio serio tenga secciones dedicadas a comentar las algaradas en las redes que a su vez comentan la propia actualidad mediática. Una espiral donde las ideas reaccionarias, especialmente audaces en su espíritu troll, hacen su agosto comunicativo. Cuando todo se basa en el pirateo de la atención y el impacto emocional, la razón queda muy mal parada.

Es cierto que parece muy mal negocio cambiar el artículo mesurado de un experto por la última bravata reaccionaria que tu primo comparte en Facebook, como también es cierto que los medios llevan años prescindiendo del análisis de fondo para dar paso a bravatas bastante parecidas a las de las redes. De hecho es habitual encontrar cualquier barbaridad firmada con el nombre de afamados columnistas de extremo centro sin que nadie parezca notar la diferencia: es la Ley de Poe, pero es, sobre todo, la replicación en redes de unas formas atrabiliarias y de unos contenidos muy pobres. Del mismo modo que ha sido la exagerada codicia de la globalización neoliberal la que ha dado el pie definitivo al resurgir de la extrema derecha, han sido los grandes medios los que en su carrera alocada por prescindir del periodismo en favor de modelos de negocio espectaculares y afines al poder han dejado la natural necesidad de información en manos de la cultura de internet, algo que no surgió para tan enorme labor.

Esa es la tragedia, que justo cuando más necesitábamos al mejor oficio del mundo ya nadie se lo toma en serio, y sólo se atiende a gatos que vuelan, a ranas ultras y a un fascismo gif que se repite en bucle arrogante e infinito.






°

miércoles, 24 de mayo de 2017

A Juicio por Una Mierda

Como hemos venido reportando a últimas fechas, los españoles se sienten orgullosos de sus grandes héroes nacionales y rendirles tributo es algo que realmente les apasiona. Es por ello que cuando uno -en este caso dos- de sus conacionales se sale del guión la reacción es fulminante.

Con respecto al caso de los comediantes José Miguel Monzón y Daniel Mateo, quienes muy apropiadamente se refirieron a la cruz que corona el insultante adefesio arquitectónico denominado Valle de los Caídos como un excremento, según nos cuenta esta nota en El Diario, ya les han sentado en el banquillo.

Hasta ahí la libertad de expresión.

Aquí la tienen:


Los presentadores de 'El Intermedio' fueron denunciados por un delito contra los sentimientos religiosos por la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos tras realizar un chiste en su programa

Daniel Sánchez Caballero

El Gran Wyoming y Dani Mateo, presentadores del programa 'El Intermedio', declararán este miércoles a las 9.30 en el juzgado de instrucción número 4 de Pozuelo de Alarcón por un chiste sobre el Valle de los Caídos. Ambos están acusados de un supuesto delito contra los sentimientos religiosos.

El 10 de mayo de 2016, Dani Mateo, colaborador del programa, decía en antena: "El Valle de los Caídos alberga la cruz cristiana más grande del mundo, con 200.000 toneladas de peso y 150 metros de altura, el triple de lo que mide la torre de Pisa. Y eso es porque Franco quería que esa cruz se viera de lejos, normal, porque quien va a querer ver esa mierda de cerca".

El comentario jocoso les costó a ambos una denuncia de la Asociación en Defensa del Valle de los Caídos (ADVC). En un primer momento, el juzgado de Pozuelo no la admitió. Pero los denunciantes persistieron y elevaron la querella a la Audiencia Provincial, que la admitió a trámite. Uno de los jueces que lo hizo fue Senador por el PP entre 1996 y 1997, según desveló La Sexta Noche.

En una entrevista a este medio cuando se conoció que irían a juicio, el Gran Wyoming hablaba de "interpretación torticera" y afirmaba que "no hay ninguna ofensa a ningún símbolo religioso" porque Dani Mateo hablaba del monumento en sí, no de lo que simboliza.

La noticia de que los presentadores irían a juicio por bromear se hizo pública coincidiendo con todo un rosario de juicios y declaraciones de twitteros, anónimos o famosos, por supuestos delitos de enaltecimiento del terrorismo por, también, hacer chistes sobre Carrero Blanco o la Iglesia. La cara más visible de aquella serie de procesos fue Cassandra, condenada a un año de cárcel.

Según el auto de la Audiencia, al que tuvo acceso la Gaceta, "el uso de expresiones ofensivas o gravemente despectivas supone un ataque contra un grupo de personas". La Audiencia añade también un posible delito de odio, tipificado en el artículo 510 del Código Penal.

El auto pone al Valle de los Caídos por encima del valor arquitectónico cultural: "No se trata de una mera obra arquitectónica como lo sería un objeto cultural sin más (...). La relación con la obra como símbolo religioso sí que otorga la razón jurídica a la parte recurrente para que se admita a trámite la querella", sostiene.






°

lunes, 22 de mayo de 2017

Desaparción Forzada Impune en México

El caso de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, víctimas de desaparición forzada, ha puesto la lupa de la comunidad internacional sobre esta práctica que por común no deja de ser devastadora si se toma en cuenta las cifras a las que ha llegado esta lacra en México.

Al respecto, les compartimos este reportaje distribuido por el Comité Cerezo:


Quienes de plano expresaron su desacuerdo con la Ley General son los colectivos de familias de la Campaña Nacional contra la Desaparición Forzada. Desde 2012 éstos trabajaron en la elaboración de una iniciativa ciudadana que entregaron al Senado en 2015 y a la Cámara de Diputados en 2016; se denominó Ley General para Prevenir, Investigar, Sancionar y Reparar el Delito de Desaparición Forzada y la Desaparición Cometida por Particulares.

Gloria Leticia Díaz | Proceso

Al final de las discusiones de la nueva Ley General en Materia de Desaparición Forzada, el gobierno de Enrique Peña Nieto arrinconó a los colectivos de familias de desa­parecidos y defensores de derechos humanos para que cedieran en sus exigencias básicas. Ante el riesgo de perder incluso los avances parciales que ya se habían acordado, las familias aceptaron la iniciativa del Ejecutivo, que “no llega al corazón de la ley”, una Comisión Nacional de Búsqueda con un objetivo disperso y limitada para investigar, además de que los militares continúan protegidos.

Entrampados en los tiempos legislativos, colectivos de familias de desaparecidos y organizaciones de derechos humanos terminaron por aceptar “con reservas” un proyecto de ley elaborado por el Senado que no responde del todo a sus demandas y que se quedó atorado en la Cámara de Diputados el 28 de abril.

La llamada Ley General en Materia de Desaparición Forzada, Desaparición por Particulares y el Sistema Nacional de Búsqueda, no pasó en este periodo como esperaban las familias de las víctimas integradas en el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México (Mndmx) y la Campaña Nacional contra la Desaparición Forzada, que fueron sometidas a una presión inusitada para revisar las observaciones al dictamen que hizo el Ejecutivo a través de la Secretaría de Gobernación, seis días antes del cierre del periodo de sesiones del Congreso de la Unión.

Después de más de dos años de negociaciones en el Senado, esas familias se vieron obligadas a ceder en algunas de las condiciones mínimas expresadas en el dictamen que elaboraron con apoyo de organizaciones civiles, la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Participantes en esas reuniones señalan que a eso las orillaron las intervenciones a última hora del subsecretario de Gobernación Roberto Campa, del titular de la Unidad Jurídica de la misma secretaría, David Arellano, y del coordinador de asesores del procurador Raúl Cervantes, José Juan Torres.

Después de días de estira y afloja, los familiares tuvieron que ceder. “No nos quedó otra, es lo máximo a lo que llegamos, y decidimos acompañar la ley aunque sabemos que está mocha, corta y flaca en algunas partes, y que nos quedan debiendo”, reconoce en entrevista Yolanda Morán Isáis, coordinadora de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (Fuundec) y Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México (Fundem).

Madre de Dan Jeremeel Fernández, desa­parecido hace ocho años, puntualiza que la decisión de “acompañar con reservas” la ley que salió de las negociaciones de última hora se asumió después de consultar a familiares de 49 colectivos y 43 organizaciones civiles del Mndmx, convencidos de que tendrán que seguir el mismo camino que con la Ley General de Víctimas, ante cuya inoperancia tuvieron que promover una reforma.

Al recordar que en diciembre del año pasado el Mndmx impulsó la campaña #NiUnPeriodoMas para que el Congreso de la Unión aprobara la ley general sobre desaparición en el periodo que concluyó el 28 de abril, Morán Isáis explica:

“A nosotros nos urgía tener la ley, porque si no la sacábamos ahorita, no lo íbamos a lograr por las elecciones que vienen en los estados, luego viene la selección de candidatos para 2018 y luego las elecciones de 2018; creíamos que si no salía en este periodo nos íbamos a tardar en sacarla o de plano se iban a sentar en ella como otras leyes”.

Lamenta que los senadores y el Ejecutivo “quedaran a deber” a las familias con los temas torales. Las deficiencias de la ley se centran en las debilidades de la Comisión Nacional de Búsqueda, que operaría sin policía propia; la ausencia de castigo a los superiores jerárquicos en casos de desaparición forzada y la inclusión del término “personas no localizadas”, que no es considerado dentro de los estándares internacionales porque esas ausencias no se tipifican como atribuibles a la comisión de un delito o de una violación a derechos humanos.

Morán Isáis, cuyo hijo fue desaparecido por efectivos de inteligencia militar en Torreón, lamenta que las familias y organizaciones no pudieron remontar el “pacto de impunidad” de los políticos para que se consideraran en la ley sanciones para los superiores jerárquicos. Sólo podrán ser encausados mandos de bajo rango.

“La impunidad se queda, eso lo sabemos, porque lo negociaron entre ellos. Los legisladores aceptaron lo que les presentó Campa. El martes 25 Angélica de la Peña (presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado), quien nos había ayudado muchísimo, dijo: ‘Ya se me acabaron los cartuchos, yo hasta aquí llego. Ya no se mueve nada del planteamiento irreductible del Ejecutivo’. Por eso decimos que nos quedan a deber”, apunta Morán Isáis.

La vocera del Mndmx resalta que en este proceso los familiares prefirieron “50% de algo a 100% de nada”, y que ahora su labor va a ser “estar pendientes en que nos demuestren que lo que ellos (gobierno y senadores) propusieron va a resolver la problemática, y es ahí donde vamos a exigir que cumplan.

“Vamos a estar como chinches en la oreja para vigilarlos, y si no funciona la Comisión Nacional de Búsqueda, que es lo que más nos interesa, se los vamos restregar, porque claramente les dijimos qué hacía falta.”

Protección a militares

Quienes de plano expresaron su desacuerdo con la Ley General son los colectivos de familias de la Campaña Nacional contra la Desaparición Forzada. Desde 2012 éstos trabajaron en la elaboración de una iniciativa ciudadana que entregaron al Senado en 2015 y a la Cámara de Diputados en 2016; se denominó Ley General para Prevenir, Investigar, Sancionar y Reparar el Delito de Desaparición Forzada y la Desaparición Cometida por Particulares.

Nadin Reyes Maldonado, hija de Edmundo Reyes Amaya, miembro del Ejército Popular Revolucionario (EPR) desaparecido junto con Gabriel Cruz Sánchez en 2007, sostiene que en la ley “no se ve reflejado el reconocimiento del Estado sobre la gravedad de la desaparición forzada en el país, que es una realidad que vive México desde los años sesenta”.

Dirigente del Comité de Familiares de Detenidos y Desaparecidos “Hasta Encontrarlos”, Reyes Maldonado recuerda que en una reunión convocada el 31 de marzo en la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong se comprometió a “retomar las exigencias” de los familiares de las víctimas.

“Cuando vimos que la propuesta final del Ejecutivo (entregada el viernes 21 de abril) no había retomado ninguna de las peticiones, como las sanciones al superior jerárquico o el banco de datos autónomo, vimos que era una simulación y que no había voluntad para modificar esa propuesta”, dice Reyes Maldonado.

Sostiene que la Ley General aprobada en el Senado el jueves 27 y estancada en las comisiones de Gobernación, Derechos Humanos y Justicia de la Cámara de Diputados a partir del día siguiente, “va a perpetuar la impunidad de mandos militares”.

Relata que en Gobernación, con los senadores y funcionarios del Ejecutivo “se sentaron militares a formar parte de las negociaciones. Cuando se tocaba el tema de la responsabilidad castrense en algunas desapariciones, o insistíamos en que la comisión debería tener facultades incluso para entrar a los cuarteles a buscar a víctimas de desaparición, era evidente la molestia y se encorchetaban los temas bajo el pretexto de que no había consenso; una vez más vimos que hay protección hacia los militares”.

Remarca además la falta de voluntad del gobierno, expresada a través de los operadores de la ley: Campa y Arellano, de Gobernación, y Torres, de la PGR, que “no querían crear ninguna nueva institución, argumentando falta de recursos”.

Convencida de que la labor de la Campaña Nacional contra la Desaparición Forzada no ha culminado, Reyes Maldonado rescata el aprendizaje colectivo de estos años:

“Sabíamos que la ley es una herramienta. No quiere decir que el problema se va a resolver con ella, porque detrás de eso está la voluntad política para dejar de desaparecer a las personas, para investigar y castigar a los culpables, y mientras esa voluntad no exista y el Estado no reconozca su responsabilidad en las desapariciones, éstas van a continuar”.

“Nos acorralaron”

Margarita Michelle Quevedo Orozco, integrante de Enlaces Nacionales y de Familiares en Búsqueda María Herrera, también afirma que en la semana de negociaciones con Gobernación y el Senado las organizaciones representantes de las víctimas fueron presionadas:

“Nos acorralaron con la decisión. Ellos ya venían con una pared de lo que no se podía avanzar, y se peleó hasta el último momento, pero no lo logramos.”

La familia de esta joven sufrió la desa­parición de Gerson Quevedo Orozco, secuestrado en 2014, y los asesinatos de su hermano Alan y Miguel Caldelas, respectivamente el otro hermano y el novio de Michelle, caídos en un intento de rescatar a Gerson.

Margarita Michelle reprocha que Osorio Chong no haya cumplido su palabra: “Él se comprometió a crear una Comisión Nacional de Búsqueda robusta, y lo que tenemos no corresponde a lo que nosotros llamamos el corazón de la ley: queríamos una comisión con amplias facultades, de búsqueda inmediata, con policía propia, pero no fue así”.

Sin embargo, reconoce avances en temas forenses que pueden contribuir a la lucha de los colectivos, que también se dedican a buscar fosas clandestinas y restos humanos.

“Vamos a seguir con las búsquedas. Nada nos impide que sigamos haciéndolo. Creemos que es una forma de saber si la ley va a funcionar o no. Por lo pronto estamos conscientes de que no se atendió el corazón de la ley y que la Comisión Nacional de Búsqueda empieza con una gran cifra: 30 mil desaparecidos por lo menos, y que no se va a dar abasto”, puntualiza.

La saturación de casos podría ser mayor si se toma en cuenta que en la minuta de ley se incluyó como objetivos de la Comisión Nacional de Búsqueda encontrar a las “personas no localizadas”.

Michael Chamberlin, subdirector del Centro de Derechos Humanos Fray Juan de Larios, confirma que en la última intervención de Gobernación el tema de los “no localizados” se convirtió en irreductible, pese a que esa inclusión no está prevista en la reforma constitucional al artículo 73 que da atribuciones al Senado para legislar en materia de desaparición forzada y la cometida por particulares.

“El término responde al contexto de minimizar el tema de los desaparecidos, pero además tiene complicaciones operativas”, explica Chamberlin.

De acuerdo con un informe del Secretariado Ejecutivo sobre el Registro Nacional de Personas Desaparecidas, apunta, cada año se localizan 40 mil personas y 30 mil permanecen desaparecidas, por lo que “estamos hablando de 70 mil casos al año que debería atender la Comisión Nacional de Búsqueda, que va a terminar ahogándose en buscar a los no localizados, que son esos que se pierden en el súper y que la policía actualmente ha podido localizar”.

Humberto Guerrero, del Centro de Análisis e Investigación Fundar, apunta que en las discusiones “se convirtió en posición de Estado evitar las sanciones al superior jerárquico y (evitar) incluir en la ley la descripción de crimen de lesa humanidad para la desaparición forzada. Hubo una resistencia muy fuerte de la PGR, que participó en esta última etapa, para ceder a la Comisión Nacional de Búsqueda la investigación, la supervisión de operativos de exhumación y la atracción de competencias”.

Chamberlin y Guerrero reprueban el regateo que se dio en torno a la solicitud de las familias de que la Comisión Nacional de Búsqueda tuviera personal propio, así como el hecho de que al final esa instancia dependa de la disposición de agentes federales y estatales.

Ambos defensores, que acompañaron a las familias en el proceso de negociación de la Ley General, señalan que si bien no se consiguió la ley que pedían, hay avances respecto de la primera propuesta de Enrique Peña Nieto, expuesta en diciembre de 2015, e incluso en comparación con las observaciones del Ejecutivo presentadas en la última etapa.

Para Guerrero, las tensas negociaciones de los últimos días indican que “el Estado mexicano quiere esconder algo, quiere proteger a ciertas personas, por eso algunas de las resistencias que encontramos, pero la ley también logra poner herramientas para las víctimas que hoy no existen, para seguir exigiendo. Y no fueron concesiones. Si nos hubiéramos atenido a lo que el Ejecutivo proponía, sería lo mismo que tenemos ahora: nada”.

Chamberlin acepta que el cansancio de las familias también influyó en las negociaciones: “Ya habían pasado tres periodos de sesiones y la ley no salía, y se valoró que si no era en éste, la ley no iba a salir en el resto del sexenio”.

Para el defensor, el panorama resultante no es favorable para las víctimas de violaciones a derechos humanos:

“No veo condiciones políticas para que esto se mejore ni voluntad política para hacer una cosa diferente. Era lo que nos ofrecían o quedarnos como estamos. El avance va a depender de la presión que sigamos haciendo, una vez que la ley se apruebe, y vigilar que funcione lo que ellos propusieron”, puntualiza Chamberlin.

Este reportaje se publicó en la edición 2114 de la revista Proceso del 7 de mayo de 2017.





°