miércoles, 26 de octubre de 2016

Euskal Herria Contra el CETA

Desde Valonia sonaron la alarma, ahora es el turno de Hegoalde de tomar el testigo.

Les compartimos esta nota publicada en Naiz:

La Carta de los Derechos Sociales llama a movilizarse contra el CETA y el TTIP el 5 de noviembre

La Carta de los Derechos Sociales de Euskal Herria ha convocado movilizaciones contra el CETA y el TTIP en las cuatro capitales de Hego Euskal Herria para el 5 de noviembre, unos acuerdos que consideran «diseñados por las multinacionales y por el capital financiero especulativo».
Los colectivos que componen la Carta de los Derechos Sociales de Euskal Herria ha convocado manifestaciones contra los acuerdos comerciales entre la UE y Canadá y EEUU (CETA y TTTIP) para el 5 de noviembre en Iruñea, Gasteiz, Bilbo y Donostia.

En un acto llevado a cabo en la capital bizkaitarra para llevar a cabo una campaña informativa y de sensibilización a la ciudadanía sobre la negociación de estos tratados de negocio internacionales han recordado que «las negociaciones de los mismos «se están haciendo a espaldas de la ciudadanía y con muchísimo oscurantismo» y están «diseñados por las multinacionales y por el capital financiero especulativo».

El 5 de noviembre, en Gasteiz, la manifestación partirá a las 12:00 desde la Virgen Blanca, en Iruñea lo hará a las 13:00 desde la antigua estación de autobuses, en Donostia a las 17:00 desde el Boulevard y en Bilbo a las 17:30 desde la plaza Biribil.

La representante de LAB Arantza Sarasola ha denunciado que tanto el CETA como el TTIP «buscan proteger los intereses del capital financiero especulativo incluso a costa de mermar y perjudicar el más básico nivel de protección de los derechos laborales, sociales y medioambientales». En su opinión, son unos tratados «profundamente antidemocráticos» que vienen a «beneficiar única y exclusivamente los intereses de una élite».

Por su parte, el responsable de ELA Mikel Noval ha incidido en que se trata de acuerdos que van en una dirección «nefasta», y ha defendido que «hay una alternativa». En este sentido, ha explicado que «se está tratando en la ONU la creación de un instrumento vinculante para obligar a las empresas trasnacionales a respetar los derechos humanos, económicos y medioambientales».

«Valonia ha decidido que no apoya la firma del CETA y desde Euskal Herria, las organizaciones que estamos aquí, que defendemos el derecho de los pueblos a decidir su futuro, vemos con envidia que en Valonia sean capaces de decir sí o no a si hay que aprobar el CETA y en Euskal Herria no tengamos esa capacidad», ha añadido invitando a reflexionar a Uxue Barkos e Iñigo Urkullu.






°