sábado, 29 de octubre de 2016

La Huella de Lángara en el Futbol Asturiano

De Isidro Lángara ya hemos publicado acerca de sus andares por tierras mexicanas durante el exilio al que fueron obligados muchos vascos que huían de la barbarie genocida española en su modalidad franquista.

Aquí les presentamos esta anécdota que casi se merece la etiqueta Arzalluz-Kurlansky, misma que ha sido publicada en La Voz de Asturias:


El vasco defendió los colores del Real Club España, máximo rival de los del Centro Asturiano

Javier Braña

La semana pasada, con motivo de la llegada de INTERprotección como nuevo patrocinador del Real Oviedo, les explicaba la relación de la empresa con el Club de Fútbol Asturias, que paseó los colores del Real Oviedo por México durante varios años.

A raíz de realizar la documentación necesaria para el reportaje se podía entrever una larga senda llena de datos que dará lugar a varios reportajes con los que el seguidor carbayón podrá conocer historias azules del siglo XX.

El primer rastro nos llevaba a la extraña confrontación entre dos mitos oviedistas. El primero de ellos es el ya mencionado Club de Fútbol Asturias de México y el segundo el histórico goleador Isidro Lángara.

Club de Fútbol Asturias de México

En primer lugar, es necesario recordar brevemente la historia de aquel equipo azul y blanco. El Club de Fútbol Asturias es el germen del Centro Asturiano de México. Los asturianos que emigraron a México a principios del siglo XX vieron la necesidad de crear una grupo que les uniese y que sirviese como punto de encuentro. Es en ese momento cuándo, a iniciativa de José Menéndez Aleu, Ángel H. Díaz y Antonio Martínez Cuétara, se reunen y fundan el club.

Este conjunto creado prácticamente de la nada llegó a ser uno de los más importantes de su país, según reza la web del Centro Asturiano, gracias a que «todos aquellos que colaboraron en su formación y desarrollo, lo hicieron poniendo un poco o un mucho de sí mismos». La decisión final de la fundación se tomó en una reunión presidida por José Menéndez Aleu. En ella «se discutió y aprobó un programa mínimo que consistía en formar un equipo que llevara el nombre y los colores de la región: camisa azul y pantalón blanco».

El vasco fue el máximo rival de los asturianos en México

Todo seguidor azul ha oído hablar de las etapas de Lángara como oviedista. El vasco jugó en la capital del Principado en dos épocas bien diferentes. Entre medias, la situación política del país le obligó a emigrar a Latinoamérica. Tras una primera etapa en Oviedo, que duró 6 años (1930-1936, 220 partidos oficiales y 281 goles) y en la que se consiguió el primer ascenso a Primera División de la historia del conjunto carbayón (1933), el «Tanque» se comprometió a jugar con la selección de Euskadi.

Esta selección se dedicó a hacer un tour con el fin de recaudar fondos en Europa para los refugiados vascos y realizar una labor propagandística en favor del Gobierno Vasco y la República. Después de que Bilbao fuese tomada por el bando franquista, el combinado vasco decidió continuar con su labor en latinoamérica y terminó asentandose en México.

En 1939, con el fin de la Guerra Civil, el equipo vasco se disolvió e Isidro Lángara decidió continuar con su exilio y mudarse a Argentina para jugar en San Lorenzo, dónde fue héroe y partícipe de los mejores años del club (1939-1943, 121 partidos en Primera División y 110 goles).

En 1943 decidió poner fin a su andadura por Argentina y recalar en el Real Club España mexicano, máximo rival del Club de Fútbol Asturias por aquellos años.  Lángara consiguió anotar 27 goles en su primer temporada, 38 en la segunda y 40 en la última. Unas cifras escandalosas que frustraron en varias ocasiones las aspiraciones de los del Centro Asturiano, que aspiraban a todo.

Para ser más exactos, Lángara se fue de México habiendo ganado dos títulos de máximo anotador, una Copa y una Liga. Así se convirtió en la pesadilla de su máximo rival que compartía colores y escudo con el Real Oviedo.






°