martes, 31 de octubre de 2017

Estrategia Catalana a Tres Pistas

La precisión con que se ha desarrollado el mambo catalán ha dejado al descubierto las más grandes miserias de la comunidad internacional. Ni la Unión Europea, ni el Vaticano, ni naciones latinoamericanas como México o Uruguay han dado la justa dimensión a la violencia estatal que el régimen español ha desatado en contra del pueblo catalán. Con una insoportable levedad han sido omisos con respecto a la brutal represión policial vivida el 1° de octubre, al hecho de que ya hay dos presos políticos y desde ayer, asilados políticos en Bélgica.

Instituciones que supuestamente están ahí para velar por los derechos humanos, civiles, políticos y culturales de los pueblos ya no de Europa sino del mundo se han retratado claramente al cerrar filas con un estado que hoy representa lo más retrógrada de las opciones políticas. Un estado con un pasado colonialista y genocida, un régimen con un presente fuertemente vinculado a lo peor del fascismo europeo del Siglo XX.

Afortunadamente hay quienes han rechazado seguir el guión y precisamente eso es lo que impulsa a los catalanes a continuar incansables en su deambular soberanista.

De eso nos habla este texto dado a conocer en Facebook:


Txema Landa

La decisión de President Puigdemon de trasladarse junto con 5 de sus Consejeros a Bruselas, sitúa al Reino de España en una encrucijada. Prueba de ello son las virulentas reacciones del mundo unionista.

Si el motivo principal fuera el no someterse a la jurisdicción de la Audiencia Colonial Española, estaría plenamente justificado, porque es sabido que se trata del tribunal mas “a medida” del Reino de España, que junto con el Supremo y el Constitucional amparan todos los desmanes de la administración de la metrópoli.

Desde el punto de vista jurídico obligará al Reino de España ha disputar ante un juzgado, en principio menos parcial, que el que con dudosa legalidad quería llevar el pleito. Allí se verá cuanto aguanta la “novela” que la Fiscalía ha redactado para, con toda probabilidad, tratar de meter al máximo de miembros del Govern a la cárcel, metiéndose en un  galimatías  de dudoso sustento jurídico.

El Poder Judicial del Reino de España, iniciará un pleito ante la Justicia Belga, que con toda probabilidad terminará en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Si es que llega a tener algún recorrido. Al tiempo que la cuestión principal, la de la Independencia de la República Catalana terminaría probablemente en el Tribunal de La Haya.

Mientra tanto el primer soporte, el Gobierno de la República Catalana en el exilio, será uno de los escaparates abiertos para el reconocimiento definitivo de Catalunya como estado en el mosaico internacional, dicho Gobierno dirigirá la lucha por el reconocimiento y contará con otros soportes, necesarios para el éxito de lo propuesto.

El soporte ciudadano, que coordinado por las distintas asociaciones civiles y sindicatos tendrá a su cargo la desobediencia civil a todos los intentos represivos y que produzcan tensiones del Reino de España.

El soporte institucional liderado por los Municipios, que resistirá desde los ayuntamientos tratando de recuperar el máximo de competencias y colaborando con la ciudadanía para parar la represión del 155.

Por último los partidos políticos se enfrentaran al reto de las ilegítimas elecciones autonómicas, para convertirlas en constituyentes y en un instrumento más para derrotar el Golpe de Estado de 155.






°

La Iruña al Sur del Ebro

De vuelta en Nafarroa, corazón de Euskal Herria, les compartimos este interesante artículo acerca de la toponimia vasca en la parte sur del Ebro, el mismo ha sido publicado por Noticias de Navarra:


Eduardo Aznar Martínez | antropólogo e historiador

El archivo de la catedral de Calahorra es fuente de información imprescindible acerca de la historia medieval del espacio que se extiende desde el Cantábrico hasta las tierras de Cameros y los llanos del Ebro. Una de sus piezas más curiosas es el Libro de las Homilías, que recoge una recopilación de donaciones realizadas a la catedral entre los años 1125 y 1146, aunque se trata de anotaciones resumidas de documentos cuyos originales se perdieron hace tiempo. El caso es que en la carta nº 66 de esta colección (publicada en la Colección diplomática medieval de La Rioja de Ildefonso Rodríguez de Lama, 1992) se recoge la noticia de la donación que hizo un tal Babiles, presbítero de la iglesia de San Miguel en Sancto Petro, a la catedral calagurritana: un campo de cultivo en cierto lugar denominado Naua de Irunia.

Aunque el texto resulta algo enigmático por su brevedad, adquiere sentido al revisar la colección de documentos medievales del cercano monasterio de Fitero. En esta compilación, publicada en forma de tesis doctoral por Cristina Monterde (1978), tenemos dos documentos fechados en 1177 y 1179, donde podemos leer la existencia del lugar de naue de Urunnao naua de Urunia en San Pedro de Yanguas, nombre antiguo del actual San Pedro Manrique (Soria), y donde efectivamente existe una iglesia dedicada a San Miguel.

Como es conocido, Iruña, forma adoptada por el Ayuntamiento como nombre euskaldun de Pamplona, también muestra en la documentación medieval variantes con U- (Urunia) y O- (Oruna, Orunia), frente a las citas más habituales con I-. De hecho, hasta el siglo XX seguían perviviendo algunas de estas formas en labios de hablantes roncaleses (Uruña, Uriña). La causa de estas vacilaciones era de naturaleza meramente fonética y se debía a la influencia de la -u- sobre su cercana i- (asimilación vocálica), igual que en roncalés existía ulun por ilun (oscuro) o uturri por iturri (fuente). Por ello, todo conduce a pensar que en el topónimo de San Pedro Manrique vino a suceder algo parecido, y que el punto geográfico denominado *nava de Iruña a comienzos del siglo XII se deformó luego en nava de Uruña a fines de la misma centuria.

Ahora bien: ¿dónde pudo estar aquel rincón que parece indicar no sólo la presencia medieval del euskera en las alturas sorianas sino también la de una ciudad que actuaría de centro regional? Desafortunadamente, ni el texto de la catedral de Calahorra ni las dos referencias de la colección fiterana aportan datos que nos permitan ubicar su situación, y tampoco parece que el nombre haya sobrevivido hasta el presente en la localidad.

No obstante, hay otra pista que podría ayudar a encontrar a la Iruña sampedrana. En los documentos se observa que los frailes de Fitero tratan asuntos variados con cierto cabildo de clérigos sampedranos, y a las afueras de San Pedro todavía quedan en pie las ruinas de un pequeño convento del siglo XII (conocido generalmente como San Pedro el Viejo y que parece relacionado con el de Fitero), justo enfrente del que es el yacimiento arqueológico más importante de la región (Los Casares), con una secuencia ocupacional que va desde época celtibérica hasta la Alta Edad Media.

La presencia del convento de San Pedro el Viejo junto a la desaparecida ciudad de Los Casares anima a pensar en la posibilidad de que la Iruña de San Pedro esté haciendo referencia a aquel punto. Si tal cosa fuera cierta, nos surgiría la pregunta de si tal denominación fue aplicada por los reconquistadores navarros que ocuparon la zona en los siglos XI-XII, o bien el nombre era herencia de un estado de cosas anterior relacionado con el creciente conjunto de antroponimia ibero-vascona de época romana en la zona. Por otra parte, también podemos conjeturar que la misteriosa Iruña no hacía referencia a Los Casares sino al castillo medieval de San Pedro, ya que la iglesia de San Miguel donde servía Babiles está a poca distancia de él.

No son menos escasas las dudas que nos plantea la etimología de Iruña. A juzgar por la aparición de la expresión en varios puntos geográficos que fueron centros rectores de su entorno (por ejemplo Iruña de Oca junto a Veleia -la vieja capital caristia-, Irún en Guipúzcoa -emplazamiento de Oiasso-, Irunberri que es Lumbier, Uruñuela en La Rioja, o el castro de Gruña en Vera de Moncayo, transcrito Orunna en el siglo XIII), cabría deducir la existencia de un antiguo término en el léxico vasco *(h)iruin con el significado aproximado de capital, ciudad principal. De hecho, se trataría en origen de un genérico que se aplicaba a ciudades que ya de por sí poseían nombre propio (Pompelo(n), Veleia, Oiasso y, en el caso sampedrano, tal vez Savia), y que equivaldría a la expresión latina civitas.

Garibay, en su Compendio historial de 1571 propuso la primera etimología sobre la palabra, a la que hizo derivar de un supuesto *hiri ona, la buena villa, buena ciudad, pero esta propuesta sigue sin resultar del todo convincente y requiere de alguna prueba documental. Por otro lado, es discutible que la forma antigua del elemento fuera *Iruñe, como propuso Michelena en un artículo de 1958, idea vuelta a defender en 1983 y contestada con cierto tino por Policarpo de Iraizoz en 1980. En este sentido hay que señalar que en la zona navarra es habitual que topónimos que en sus primeras fases aparecen con -a del artículo definido singular terminen convertidos en formas en -ea (Aranea, Zabalea, Ibarrea…), debido al añadido de la -e- paragógica de la declinación tras consonante (-(e)an, -(e)ra, -(e)tik…). Esto me hace ver como hipótesis más económica que la base original del topónimo fuera *Iruin-a (det.) la ciudad, y que la -e-se aglutinara después por usos locales como Iruinean, Iruinera o Iruinetik, naciendo a partir de ellos la nueva variante en caso absolutivo Iruñea, mientras que en sus hermanas periféricas de Soria, Álava o La Rioja esto no llegó a suceder por haberse perdido el euskera como lengua viva mucho antes, quedando la forma regular Iruña cómo fósil del antiguo estado de cosas.

Al margen de las disputas sobre el nombre de la capital navarra, la Iruña sampedrana se muestra ante nosotros como un buen testimonio de la vitalidad del genérico, incluso en tierras situadas ya bastante al sur del Ebro.





°

La ANC y el 21D

De volea, en el área y sin portero, la ANC ha aprovechado el yerro injerencista por parte de Madrid, invitando a las formaciones independentistas catalanas a presentarse a las elecciones convocadas por la antigua metrópoli para el 21 de diciembre.

Con su president en el exilio, los catalanes podrán así demostrar al mundo, por enésima vez, que están por la labor de desalambrar lo que haya que desalambrar.

Les compartimos esta nota publicada por inSurGente:


La Assemblea Nacional Catalana (ANC) ha avalado que los partidos independentistas participen en las elecciones con el único fin de obtener “una victoria incontestable que ratifique la república, active la ley de transitoriedad jurídica y el proceso constituyente y restituya la soberanía de los legítimos representantes del pueblo catalán”.

Así lo ha acordado en su reunión del Secretariado Nacional, en el que también ha decidido convocar a la mesa de partidos y entidades civiles antes del viernes en la sede de la ANC para debatir la estrategia conjunta para las elecciones del 21-D, ha informado en un comunicado.

La ANC no considera que las elecciones sean “plenamente democráticas” porque argumentan que han sido convocadas de manera ilegítima desde el Gobierno central y porque creen que la presencia de efectivos de la Policía y la Guardia Civil en Catalunya pueden coaccionar el voto, según ellos.

El Secretariado Nacional también ha exigido la puesta en libertad “inmediata” de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, a quien consideran presos políticos, y ha reiterado que la ANC sólo reconoce la república catalana.

También han anunciado que continuarán trabajando “desde la calle y la movilización” para construir la llamada república catalana.







°

Viglietti se Fue a Seguir Desalambrando

Se nos fue Viglietti, el gran uruguayo que dedicara su vida a ponerle música a nuestra revolución.

Aquí les presentamos el artículo en memoria del hombre nuevo publicado por Cuba Debate:


El músico Daniel Viglietti, uno de los más influyentes de la música popular uruguaya, murió este lunes a los 78 años por complicaciones durante una operación quirúrgica, confirmó Eduardo Fernández, secretario del Partido Socialista.

Viglietti será velado hoy en el Teatro Solís entre las 10 y las 14 horas, según confirmó Daniela Bouret, directora de la institución.

El músico comenzó su carrera en 1963, con Canciones folklóricas y 6 impresiones para canto y guitarra, consolidando desde entonces una carrera ilustre como músico folklórico a pesar de haber tenido una formación como guitarrista clásico, de la mano de maestros como el guitarrista Abel Carlevaro. A lo largo de su trayectoria tomó elementos de la música clásica que incluyó en sus composiciones, además de elementos de la poesía, del rock y de la balada.

En las décadas de 1960 y 1970 se afirmó como un puntal del movimiento del canto popular, con canciones vinculadas con la ideología izquierdista y a las luchas sociales en América Latina, reflejada en discos como Canciones para el hombre nuevo, logrando una proyección internacional destacada, que lo convirtió en una de las voces más influyentes en todo el continente americano durante esa época.

A desalambrar, Gurisito, Canción para el hombre nuevo y Yo no soy de por aquí son algunas de sus composiciones más conocidas, que pasaron al cancionero popular uruguayo de inmediato, y que han sido también interpretadas por artistas internacionales, desde el español Joan Manuel Serrat hasta la mexicana Chavela Vargas.

En 1972 fue detenido por las autoridades uruguayas,y se inició una campaña de liberación que incluyó a Julio Cortázar y Jean Paul Sartre, entre otras figuras de la cultura a nivel mundial.

Entre 1973 y 1984, durante la dictadura, se exilió primero en Argentina y luego en Francia. En ese período grabó también en Cuba, junto a artistas como Silvio Rodríguez, Pablo Milanés y Chico Buarque.

A su retorno publicó su colaboración discográfica con Mario Benedetti, A dos voces, en la que se registraban recitales que ambos dieron durante su exilio fuera de fronteras.

Desde su retorno hasta la fecha continuó tocando y publicando discos. Su álbum más reciente fue el recopilatorio Trabajo de hormiga, lanzado en 2008, cuatro años después de Devenir, su último álbum con temas inéditos, aunque en ese caso se trataba de un disco en vivo en la que también había nuevas versiones de algunos de sus clásicos y de temas ajenos. A lo largo de su carrera publicó doce álbumes de estudio, y el último de estudio fue estrenado en 1992 (Esdrújulo).

Además de su carrera musical, Viglietti trabajó en radio y televisión, con programas como Tímpano (El Espectador) y Párpado, en Tv Ciudad, en los que trató la música uruguaya y latinoamericana, incluso defendiendo el crecimiento del rock uruguayo, un género al que siempre defendió y que fue de su agrado. Anteriormente había escrito en prensa en los semanarios Brecha y Marcha.

Su última presentación en vivo fue el pasado viernes, en Las Piedras, luego de su presentación en el festival Antel Fest, realizado en Piriápolis. Aquel día, Viglietti actuó en el auditorio “Batalla de Las Piedras” a unos 30 kilómetros de la capital, en un recital llamado “Recordando al Che Guevara”.

Esta noche de martes, en una cascada de mensajes y homenajes en las redes sociales, entre la emoción del adiós al cantante, algunos recordaban las últimas estrofas que cantó acompañado de su guitarra: “Larai, larai, larai, larai, laralero… ¡qué linda la llamarada alumbrando al mundo entero!”

.
.







°

lunes, 30 de octubre de 2017

Lecciones Catalanas para Euskal Herria

Esta editorial de Naiz se la dedicamos al religioso argentino de nombre Jorge Mario Bergoglio y su fragmentada idea de lo que está sucediendo en Europa ahora que los pueblos sojuzgados por el imperialismo decimonónico por fin han decidido ejercer sus derechos históricos, identitarios, civiles y políticos.

En el texto, se hace hincapie en todo aquello que el pueblo vasco puede aprender con respecto al pueblo catalán y la forma en la que estos último han articulado su estrategia conjunta para con un proces que hoy se muestra exitoso, a pesar de las amenazas que en estos mismos momentos se ciernen sobre Catalunya.

Aquí lo tienen:


En el conflicto entre la voluntad democrática del pueblo catalán y el monopolio de la violencia del Estado español, la declaración de la República catalana y el desarrollo del artículo 155 de la Constitución española –sin minusvalorar el uso expansivo del Código Penal– abren una nueva fase. Como en todo conflicto, la batalla del relato será vital. «A nivel interno y a nivel internacional», apuntaba ayer Germà Capdevila en “Nació digital”. Demócratas frente a autoritarios, República catalana frente a Monarquía española, pacíficos frente a violentos, electos frente a impuestos, progresistas frente a reaccionarios, pueblo soberano contra ley colonial, libertad contra cárcel… Todos esos marcos de lucha favorecen a quienes piensan que Catalunya es una nación, que tiene derecho a decidir su futuro y que sus aspiraciones e intereses son divergentes de los de Estado español, por lo que hace bien en buscar un camino propio para su desarrollo como sociedad libre, democrática y decente.

No es contagio, es afección o influencia

Catalunya afecta profundamente a Euskal Herria. Los relatos tradicionales de todas las familias políticas vascas han quebrado. Sin caer en el dramatismo, se puede afirmar que la clase política ha disipado seis años en la batalla por el relato, un periodo precioso por el carácter histórico del momento. No era fácil, pero se ha hecho bastante mal. Como en la mayoría de cuestiones, unos y otros han invertido más en desacreditar el relato del contrario que en fortalecer el propio.

La responsabilidad es colectiva, pero no todo el mundo tiene la misma. Hay que recordar que en ese periodo los líderes de la izquierda abertzale estaban en prisión por abrir un escenario de paz. Eso mismo decantaba el relato, pero unos por intereses y otros por dogmas, todos por complejos, no quisieron verlo.

Iñigo Urkullu se ha dejado llevar por sus peores obsesiones, ha rebajado el techo aspiracional de la sociedad vasca y ha abonado la mediocridad. Pese a su inapelable éxito electoral, ha cometido uno tras otro errores de cálculo severos: el PSOE no era la alternancia al PP tras la anterior legislatura; Rajoy no era la apuesta lógica en esta; el procés no se iba a evaporar; dar derecho a veto en Gasteiz a la minoría unionista es un error; y el centro no está en el sitio de siempre cuando un conflicto tiene una pendiente moral tan salvaje como la que se vio el 1-0 en Catalunya. Su último error, la intermediación entre el lobo y el cordero. De momento, ha salido trasquilado, pero lo peor es que sigue sin asumir que puede terminar mordido. No él, sino lo que representa para las instituciones vascas. Rajoy y el rey, con el apoyo del PSOE, han liquidado el estado de las autonomías.

Es por eso que el del autogobierno es el relato que más dañado sale del procés catalán. La concertación, término fetiche de Urkullu, no es viable si no es en clave de subordinación. No existe autonomía si las decisiones del otro son vinculantes para ti y no al revés, si los límites de tu voluntad democrática son los deseos autoritarios del otro. Eso no es bilateralidad.

La izquierda independentista tiene el reflejo permanente de decir «ya lo decía yo». Pero esa razón, objetiva, no ha sido políticamente efectiva, luego mejor haría en modificar el guión. Ahora resistir –la tentación jelkide–, no es vencer. Confrontar con el PNV así fortalece electoralmente a ambos, pero no altera el escenario. Hay más agentes y más planos. Y exigir cambiar al resto le exige a uno mismo un cambio a la altura. Unilateralmente.

El relato del unionismo democrático ha muerto antes de nacer. No hay condiciones ni objetivas ni subjetivas para democratizar el Estado español. No se puede. Y PSE y PSN tienen más difícil aquí que en ningún otro sitio confederar su destino al del PP. Además tienen problemas para sostener con Catalunya la misma excepcionalidad que defendían por la «lucha antiterrorista». Puigdemont no es “Argala”, pero menos aún Tejero.

El PP no tiene complejos. No necesita el espíritu de Franco, prefiere la letra de Fraga. Saben que en Catalunya se juegan Euskal Herria y quieren importar el miedo.

Euskal Herria necesita un relato emancipador, democrático, resiliente, inclusivo, culturalmente potente, socioeconómicamente viable, institucionalmente articulador, socialmente vibrante, ilusionante e inspirador. En eso se puede parecer al catalán, pero no es el mismo. Es complicado, pero una de las claves en un proceso constituyente es ofrecer un proyecto mejor que el adversario. Ese adversario, ese antimodelo, es el Estado español.






°

Llach y el Exilio Catalán

Como si fuera 1939, estamos ante el escenario de un régimen de clara inclinación fascista y un gobierno democrático y republicano en el exilio en Bélgica.

Esto es lo que Lluís Llach, autor de la icónica canción L'Estaca, ha dado a conocer al respecto por medio de Twitter -algo peligroso como nos ha explicado Alfredo Remírez- según nos relata esta nota publicada en La Vanguardia:


El exdiputado de Junts pel Sí se ha referido a la visita de Puigdemont a Bélgica

El exdiputado de Junts pel Sí, Lluís Llach, se ha referido este lunes al president de la Generalitat destituido, Carles Puigdemont ,como presidente de la República catalana en el exilio, asegurando que su viaje a Bruselas este lunes es una “denuncia” contra el Estado.

“El Molt Honorable President de la República exiliado es una denuncia contra España frente a los estamentos europeos, internacionales y para conservar la dignidad del 1 de octubre”, ha publicado el exparlamentario independentista en su cuenta de Twitter.

Este mensaje llega después de que se conozca que el expresident ha viajado a Bélgica coincidiendo con las querellas de la Fiscalía General del Estado contra él, su Govern y la Mesa del Parlament.

Según ha avanzado La Sexta, Puigdemont se encuentra en Bruselas junto a otros cinco consellers -Joaquim Forn, Meritxell Borràs, Toni Comín, Dolors Bassa y Meritxell Serret- dispuesto a pedir asilo político a las autoridades belgas. Esta misma mañana el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha anunciado una querella contra Puigdemont por los delitos de rebelión, sedición y malversación con el proceso secesionista.








°

Govern Catalán al Exilio

No, no es 1939, pero una vez más hay un gobierno catalán democráticamente electo que ha tenido que salir al exilio ante la amenaza de violenta represión por parte de un régimen que es heredero directo del régimen que eventualmente torturaría y asesinaría al president de ese entonces, Lluís Companys, tras este ser entregado por la Gestapo a Francisco Franco luego de ser capturado en el estado francés.

Tampoco es 1810, cuando Madrid acusara a Miguel Hidalgo, Josefa Ortíz, Ignacio Allende, Juan Aldama y Mariano Jiménez de sediciosos por haber declarado el inicio de la gesta independentista en contra de un imperio genocida que simplemente se niega a dejar atrás su legado destrucción y saqueo.

No, estamos en pleno Siglo XXI y el asunto está tomando lugar en la Europa Civilizada, la Europa de las Luces, la Europa de los Derechso Humanos.

Puigdemont y otros cinco políticos catalanes se encuentran ya en Bélgica, pendientes de la siguiente movida represiva por parte del régimen de Felipe Borbón y Franco.

Lean ustedes lo que se reporta desde las páginas de El Diario:


El Gobierno tendría que impulsar una euroorden de detención si el expresident permanece en Bruselas y no acude a declarar

Gonzalo Cortizo

El expresident de la Generalitat, cesado en aplicación del artículo 155, se encuentra refugiado en Bélgica, desde donde ha esperado la querella  presentada por la fiscalía que le atribuye los delitos de rebelión, sedición y malversación de caudales públicos. Carles Puigdemont ha viajado a Bruselas acompañado de varios exconsellers.  

Según ha podido confirmar eldiario.es, Puigdemont ha tomado la decisión de viajar a Bruselas asesorado por un equipo jurídico que le recomienda permanecer en ese país para forzar a la justicia española a profundizar en las acusaciones que le señalan como el máximo responsable de la comisión de un delito de rebelión.

Según publica El Periódico de Cataluña, Puigdemont ha viajado a Bruselas acompañado de los exconsellers Quim Forn, Meritxell Borràs, Dolores Bassa, Toni Comin y Meritxell Berret. Las mismas fuentes aseguran que este grupo habría viajado en coche hasta Marsella, en donde habrían tomado el avión que finalmente les ha llevado a Bruselas.

El movimiento del expresident catalán pretende internacionalizar las decisiones judiciales y obligar a la justicia belga a posicionarse sobre la posible emisión de una euroorden de detención por parte de España. Además, el expresident y los exconsellers que le acompañan se plantean la posibilidad de solicitar asilo político en ese país.

El exdiputado Lluis LLach ha calificado a Puigdemont de exiliado. A través de Twitter, Llach ha escrito: "El MHP (molt honorable president) de la república exiliado es una denuncia contra Ñ (España) ante los estamentos europeos, internacionales y en respuesta a la dignidad del 1 de octubre".

Bélgica es uno de los países europeos más garantistas en la concesión de extradiciones y permite (al igual que Reino Unido, Alemania u Holanda) que la defensa de los acusados puedan plantear un necesario análisis sobre los elementos indiciarios de la comisión de delitos, así como una serie de limitaciones y exigencias en materia de garantías en caso de entrega.

La historia de tensiones judiciales entre ambos países no es nueva y son numerosas las ocasiones en las que ese país negó extradiciones a España, incluso cuando las causas que requerían la extradición estaban relacionadas con el terrorismo de ETA.

A finales de los noventa la tensión entre el gobierno belga y la presidencia de José María Aznar tuvo un momento cumbre cuando el comisario belga para los refugiados aseguró que estudiaría "caso a caso" las solicitudes de asilo político de etarras. 

Carles Puigdemont dio a entender esta mañana que se encontraba en su despacho, ubicado en el Palau de la Generalitat. Lo hizo a través de la publicación de una foto en Twitter, tomada desde el interior del edificio. La imagen pretendía dar la idea de que el expresident se encontraba trabajando en su despacho, cuando en realidad ya estaba en Bruselas. El expresident catalán no ha asistido tampoco a la reunión de la dirección del PDeCAT , prevista para este lunes.

Posibilidad de asilo

Puigdemont se ha desplazado a este país solo un día después de que el secretario de Estado de Asilo y Migración belga, Theo Francken, provocase una polémica al abrir la puerta sobre la posibilidad de concederle asilo al expresident. Las palabras de Francken  no tardaron en ser corregidas por el primer ministro belga, Charles Michel.







°

Fragmentando la Libertad de Expresión

Iniciando por el muy papal Jorge Mario Bergoglio y continuando con todos los que desde la tribuna internacional se han pronunciado con más o menos las mismas palabras en contra de la fragmentación de la sacrosanta unidad europea, nos gustaría preguntarles si los ataques directos por parte de la corona borbónico bananera en contra de la libertad de expresión no representan algún tipo de amenaza en contra de tan frágil constructo paneuropeísta.

Lean ustedes lo que nos reportan desde Público:


Alfredo Remírez ingresará en prisión en los próximos días tras ser condenado en dos ocasiones por el delito de enaltecimiento del terrorismo. Será el primer detenido en las operaciones 'araña' que ingrese en prisión.

Alejandro Torrús

Alfredo Remírez tiene 37 años, vive con su pareja y un niño pequeño. Trabaja en una taberna en Bilbao, aunque tiene estudios como auxiliar de enfermería. Esa vida, no obstante, quedará en suspenso en los próximos días. La Audiencia Nacional ha ordenado recientemente su ingreso en prisión en cumplimiento de una condena por enaltecimiento del terrorismo del Tribunal Supremo en 2009 por unos hechos que se remontan a agosto de 2005. Está a la espera de una llamada, una notificación, que le diga que ya ha llegado el momento.

Remírez ha sido condenado en dos ocasiones por el delito de enaltecimiento del terrorismo. El primero, al portar un muñeco de cartón con la cara del condenado por colaboración con ETA Santos Berganza en el Salón de Plenos del Ayuntamiento durante el chupinazo de 2005. La segunda, que ha provocado su ingreso en prisión por la reincidencia, por dar la bienvenida en la red social Twitter a miembros de ETA a su salida de prisión tras cumplir condena. Remírez, de hecho, fue detenido el mismo día que el cantante César Strawberry durante la Operación Araña III. Y será el primero de los 76 detenidos por sus comentarios en redes sociales que ingrese en prisión aunque cumplirá la primera condena, de un año de cárcel.

"Tengo bastante claro que entraré en prisión a principios de mes. Estoy nervioso. A nadie le agrada entrar en la cárcel y menos por algo tan chorra y tan injusto. Tengo un trabajo que tengo que dejar, en una taberna. Se va a romper mi familia. No es fácil. Claro que sufro ansiedad. Están siendo unos meses muy chungos. Qué le vamos a hacer", responde Alfredo al otro lado del teléfono, desde Bilbao, justo después de terminar de dar de comer al menor.

El hombre fue detenido en mayo de 2015 en la Operación Araña III. Los agentes de la autoridad le detuvieron en la puerta de su casa cuando se disponía a acudir a su trabajo. Dice que nadie le dijo por qué estaba detenido hasta que llegó a la comisaría de Bilbao. Ahí le dijeron que era por sus tuits. ¿Y qué mensajes pusiste, Alfredo?

"Me acusaban de ser el autor de tuits que daban la bienvenida a Pablo Gorostiaga, ex alcalde de Llodio, que fue condenado por formar parte del periódico Egin y al que no le dejaron ni despedirse de su mujer antes de morir.  Me pasó lo mismo con Xabier Alegría, que fue condenado por algo de Egin también, y también por poner unos versos de una canción que decía algo así como: 'Los GAL no estuvo mal, me dice la muy bruta, yo opino que Galindo merece un tiro en la nunca'". Remírez no quiere decir el autor de la canción para no comprometer a nadie. Se trata de la canción del Nega, rapero Los Chikos del Maíz, titulado Mi novia es de derechas.

Alfredo Remírez fue a declarar ante la Audiencia Nacional la semana en la que el tribunal batió todos los récords en juicios por enaltecimiento del terrorismo. Fue el primero de las siete personas que pasaron durante la primera semana de marzo de este año por la Audiencia Nacional por sus comentarios en redes. El escrito de acusación de la Fiscalía señalaba que Remírez llevaba desde 2010 publicando en Twitter comentarios de "apoyo a organizaciones terroristas, a sus integrantes y acciones cometidas y de vejación a las víctimas del terrorismo", por los que pedía una pena de dos años de cárcel, 16 de inhabilitación absoluta y cinco de libertad vigilada.

Finalmente, la defensa de Remírez alcanzó un acuerdo con la Fiscalía, que fue aprobado por el juez, por el que se reducía la condena a un año de prisión, 16 de inhabilitación y a una sanción económica. Con ese acuerdo, Remírez y su defensa pensaron que podrían evitar el cumplimiento de la primera condena. Pero se equivocaban. "Quince días después de que la Audiencia Nacional aprobara el acuerdo con Fiscalía, nos llegó la notificación de que la Sala que me había juzgado en 2009 pedía mi ingreso en prisión. El motivo es que algunos de los tuits por los que se me había condenado los había publicado cuando estaba en el período de inhabilitación absoluta. Así que dijeron que era reincidente", prosigue Remírez en su relato.

"Así que el resumen para mí es que voy a prisión por un muñeco de cartón y unos tuits. Es decir, voy a prisión por un delito de opinión. Tanto en el delito de 2005, como en el de los tuits, lo único que he hecho ha sido denunciar la dispersión de los presos vascos porque suponen una doble condena para las familias de los condenados. Ya han muertos 16 personas en las carreteras mientras visitaban a sus seres queridos", relata Remírez, que recuerda que el mismo tribunal que le ha condenado por unos tuits dejó libre al torturador franquista Billy el Niño. "Es que en España se han indultado a torturadores, se ha absuelto a Billy el Niño y yo me voy a comer un año de cárcel por dar mi opinión y por unos cuantos chistes malos en Twitter. Yo soy un pringao, un tipo anónimo que escribe de vez en cuando, me parece ridículo que el Estado considere que tengo que estar en prisión", prosigue.

De hecho, Remírez considera que la clave de este asunto es qué busca el Estado con su ingreso en prisión. "La cárcel tiene una función de reinserción y yo estoy integrado en la sociedad. No tengo problemas con mis vecinos. No robo a nadie y tampoco van a conseguir hacer cambiar mi opinión. Entiendo que hay mucha gente que no opina como yo y que considera que defiendo los derechos de asesinos. Es su opinión. Yo digo que todos tenemos derechos y que la política de dispersión que se aplica a los presos vascos vulnera sus derechos", continúa el hombre.
El ponente José Manuel Maza

La sentencia que ahora tiene que cumplir Alfredo Remirez fue dictada por el Tribubal Supremo, en recurso de casación, y su ponente fue el actual Fiscal General del Estado José Manuel Maza. Los hechos descritos son los siguientes. La cuadrilla Herriarenak, de Amurrio (Álava), eligió como Reina y Dama de Honor de las fiestas a los condenados por colaboración con banda armada José Ángel Viguri y Santos Berganza, naturales de Amurrio y que en el momento de los hechos cumplían condena desde hace más de 15 años. El día del chupinazo, Remirez y otra compañera de la cuadrilla llevaron dos muñecos de cartón con las caras de sus elegidos al Ayuntamiento para su nombramiento oficial tratando de que se les pusiera las condecoraciones a los muñecos, algo que fue descartado por las autoridades municipales. Posteriormente, los dos jóvenes los sacaron al balcón municipal.

El ponente José Manuel Maza sentenció entonces que la acción de los dos jóvenes buscaba "ensalzar, encumbrar o mostrar como digna de honra la conducta de una determinada gravísima actuación delictiva, como lo es la de los elementos terroristas". Por tanto, ratificó la condena de un año que había impuesto la Audiencia Nacional. Por contra, el juez de la Audiencia Ramón Sáez se había distanciado de la sentencia dictada por su tribubal con un voto particular que pedía absolver a los acusados.

Los motivos de Sáez fueron los siguientes. La acción no había sido acompañada de ningún tipo de información y tampoco podía afirmarse que el nombre de los condenados por colaboración con ETA había sido pronunciado públicamente. Asimismo, destaca el magistrado, en el acto estaba presente el jefe de la policía local y el responsable del distrito policial de la Hertziana, que no observaron ningún acto de apología o enaltecimiento de terroristas, "lo que desvela que la imagen del rostro de los dos presos condenados no decía nada a la memoria colectiva".

Ahora, 12 años después de aquellos hechos, el condenado tendrá que cumplir la sentencia por haber reincidido a través de mensajes en las redes sociales a juicio de la Audiencia Nacional. "Protesté por la dispersión de presos. Me parece un castigo añadido a las familias de los condenados. Y años después, lo sigo pensando. La dispersión sigue vigente y quizá mis familiares sufran esa misma dispersión", denuncia Remirez.

El hombre de 37 años afirma que no se arrepiente de "estar al lado de los presos y sus familiares y haber denunciado de una forma pacífica y original una cosa tan cruel como es la dispersión de presos, que vulnera los derechos humanos más elementales". Remirez dice que su única arma es una cámara de fotos y la escritura y no entiende por qué tiene que ser condenado. "Yo sé que mis planteamientos políticos y sociales no van acordé con mucha gente. Eso lo entiendo. Pero creo que tengo derecho a expresarlos. A mi también me jode que se amenace a Puigdemont con acabar como Companys. Pero ellos tienen derecho a decirlo y parece que yo no", dice Remirez que sentencia la entrevista con la siguiente frase: "La libertad de expresión en España es como los billetes de 500 euros, no hay para los pobres".






°

Catalunya Ante el 21D

Como parte de la ejecución del artículo 155 a Madrid se le ocurrió la puntada de designar a una virreina en pleno siglo XXI, además, ha convocado a elecciones en un territorio que ya no gobierna, así de autista el asunto, incongruencia de la que ni el Papa Bergoglio se quiere enterar.

En Gara se ha publicado este análisis de la situación actual en el cuál se toca el tema de lo que debieran hacer los catalanes con respecto a las elecciones convocadas por el régimen borbónico bananero. De entrada la decisión por parte de las formaciones políticas catalanas debiera ser no reconocerlas y abstenerse de participar en ellas. Pero si el impecable juego de ajedrez soberanista que han estado elaborando desde hace por lo menos siete años requiriese participar en la jornada del 21 de diciembre nosotros, desde la diáspora vasca, pensamos que debieran considerar presentar una candidatura de unidad.

Dicho lo anterior, les dejamos con lo publicado por Gara:


Catalunya es, por tercer día consecutivo, una República independiente y una autonomía intervenida. Una importante manifestación unionista recordó que hay quien se siente más cómodo en la segunda. A la espera de que la Fiscalía entre hoy en acción, el debate entre independentistas se abre en torno a qué hacer ante las elecciones del 21D.

Beñat Zaldua

Segunda jornada de convivencia en la Catalunya duplicada, donde los abonados a la autonomía suspendida ocuparon las calles de Barcelona para reclamar la unidad del Estado español –fueron menos que el 8 de octubre– y donde los afectos a la República independiente gozaron de un domingo tranquilo. Ya se empezarán a decantar hoy las cosas. Ayer, plácida jornada otoñal en Barcelona; esmorzar, vermut, pollastre a l'ast y conversaciones escuchadas al vuelo en torno a una ración de seitons. «Joder, ya sé que no ha sido la mejor manera de hacer la DUI, eso lo sabe cualquiera, pero no nos han dejado otra opción». «Vamos a ver, que yo no pude aprender catalán por las circunstancias, pero que yo quiero que mis nietos aprendan catalán en la escuela». No falta gente con ganas de convertir esto en un infierno crispado e irrespirable ayer vimos a unos cuantos en la manifestación unionista–, pero el apego catalán a la tozuda rutina cívica se impone. No hay fractura social digna de tal nombre.

La manifestación de Societat Civil Catalana, contada por Martxelo Díaz en las próximas páginas, es un buen recordatorio de que sectores minoritarios pero nada despreciables de esta Catalunya duplicada se sienten más cómodos en la autonomía suspendida que en la República independiente. Factor a tener en cuenta a la hora de pensar los próximos pasos por parte de un Govern y un Parlament que hoy tendrán que decidir si la resistencia al 155 pasa también por seguir ejerciendo sus funciones pese a las suspensión de Madrid. El conseller –o ministro– de Territorio, Josep Rull, presidió ayer un acto simbólico, pero de momento, ni la web del Govern ni la del Parlament recogen convocatorias oficiales de ningún tipo para esta semana.

El debate principal se sitúa ahora entorno al 21D, una nueva fecha en el imaginario catalán. 21 de diciembre, el día en que Moncloa quiere convocar elecciones en la autonomía intervenida. Rajoy poniendo urnas; el unionismo en el terreno discursivo del independentismo. La República soberana tiene una decisión crucial que tomar. A su manera, siempre deficitaria –y acompañada del 155–, Rajoy ha planteado un reto político en forma de elecciones, dejando una patata caliente en manos de los dirigentes de la República recién nacida. Dependiendo de cuál sea su respuesta, la patata caliente puede quedar en manos de Rajoy.

La lógica más primaria dice que, en la Catalunya duplicada, la República independiente no puede admitir unas elecciones impuestas en la autonomía suspendida. Claro que la coherencia también dictaba que, nada más proclamado el nuevo Estado, el gobierno independiente tomase medidas efectivas para tratar de implementar la República. Y aquí desde el viernes no se ha movido nada. Estrategia coherente y estrategia ganadora no siempre son sinónimos. El líder del PSC, Miquel Iceta, disfrutaría viendo a la República aceptando los comicios de la autonomía suspendida, pero él mismo sirve de ejemplo: hace solo 10 meses de su inolvidable y exaltado «Pedro (Sánchez), líbranos de Rajoy y del PP, por dios», y ayer lo vimos haciéndose selfies con toda la cúpula catalana del Partido Popular y manfiestándose junto a varios grupos fascistas.

Ayer el vicepresidente, Oriol Junqueras, ya empezó a preparar a sus bases para el giro en un artículo en el “El Punt-Avui”: «Quizá habrá momentos de incertidumbre, de dudas o de contradicciones entre aquello que queremos y el camino que escogemos». «Los próximos días tendremos que tomar decisiones y no siempre serán fáciles de entender», añadió en un artículo que apenas hay que leer entrelíneas para descifrar: «No tenemos ninguna otra opción que seguir adelante, que acumular fuerzas, que seguir cargándonos de razones, de compartir anhelos y alegrías, fracasos y esperanzas, de saber encajar los golpes para volver a alzarnos, sin renunciar nunca a las urnas para validar la República».

Desde la CUP también se apunta a la «complejidad» del momento y nadie se cierra en banda a la convocatoria de elecciones. En las jornadas internacionalistas que celebró ayer en Sabadell, la portavoz del secretariado nacional, Núria Gibert, remarcó el carácter «ilegítimo» de «cualquier mecanismo de imposición que salga del artículo 155». Pero añadió: «No queremos ser cerrados ni irresponsables, tendremos todos los escenarios encima de la mesa».

Una cosa es reconocer la autonomía suspendida y las medidas dictadas por la virreina, Soraya Sáenz de Santamaría, y otra cosa es que la República independiente acepte, en nombre del pragmatismo, una contienda electoral que, si se lograse celebrar limpiamente, podría convertirse en el referéndum que España trató de impedir el 1-O. ¿Se puede permitir Rajoy una victoria del independentismo el 21D? La República va a tener que decidir en las próximas dos semanas si acepta el órdago de Moncloa. Y después, ganarlo. Pero todo es posible. Ayer el Girona, con un presupuesto de 4,6 millones de euros y con Puigdemont en el palco presidencial, remontó y ganó al Real Madrid. 471,5 millones de presupuesto y equipo del Reino de España por antonomasia.

Los apuntes del día

¿Asilo en Bélgica?

Ayer el ministro belga de Migración y Asilo provocó un fenomenal enredo diplomático al reconocer la posibilidad de conceder asilo a Puigdemont. No es del todo descartable. Una frase de la declaración del president el sábado pasó desapercibida: «Tenemos que preservarnos de su represión».

Los Comuns, a las elecciones

Catalunya en Comú sería pieza clave en un hipotético boicot a las elecciones del 21D. No estarán por la labor. Ayer, la portavoz, Elisenda Alamany, anunció que se presentarán y, aunque negó legitimidad a Rajoy como autoridad en Catalunya, asumió que el Parlament está disuelto.






°

domingo, 29 de octubre de 2017

Irresponsabilidad Papal

Lo que nos faltaba, de todas las reacciones irresponsables con respecto al proceso de autodeterminación emprendida por parte del pueblo catalán la que definitivamente se lleva el premio es la de Jorge Mario Bergoglio, actual dirigente de El Vaticano.

Parece increíble que el argentino haya tenido el mal tino, tomando en cuenta el largo historial de la Iglesia Católica en lo que respecta al respaldo de regímenes autoritarios y genocidas, de hacer declaraciones en contra de lo que los catalanes han construido de forma pacífica y democrática.

Así pues, consideramos nuestro deber recordar a Bergoglio que fue precisamente uno de sus predecesores, Achille Damiano Ambrogio Ratti -conocido como Pío XI- quien se encargó de fraguar el golpe de estado militar en contra de la Segunda República Española con la ayuda de Benito Mussolini y Adolph Hitler. En el conflicto armado subsecuente resultó aniquilada la entonces recién formada República Catalana, como olvidar el fusilamiento de su president, Lluís Companys, en 1940, tras haber sido entregado a Francisco Franco por parte de la Gestapo.

De aquellos polvos, los actuales lodos.

Habiendo dicho lo anterior, difícilmente se puede hablar de que los movimientos de autodeterminación que están activos actualmente en Europa puedan llegar a fragmentarla, no es que los estados-nación que de ellos emerjan puedan llevarse sus territorios a África o a Asia. Lo que debiera de pedir Bergoglio, si tan preocupado está, es que las instituciones supra europeas designen comisiones encargadas de encontrar la manera de eliminar de una vez por todas todos los resabios colonialistas del imperialismo europeo decimonónico -mal llamado nacionalismo- y que en un ejercicio democrático incluyente, se borren las fronteras que en la práctica ya se han eliminado para que así los pueblos atrapados en los diferentes estados nación actuales, en algunos casos divididos por fronteras arbitrarias que poco respeto mostraron cuando fueron dibujadas con los límites identitarios y culturales, puedan integrarse armónicamente a dichas instituciones.

Recordamos a Bergoglio que Europa se jacta de ser la luz de mundo, la campeona de los derechos humanos, sociales y políticos, la salvaguarda de la democracia. Pues que ponga todo lo anterior en práctica al momento de lidiar con las justas demandas de autodeterminación de catalanes, vascos, galegos, andaluces, bretones, corsos, sardos, escoceses, galeses... por mencionar algunos.

Les dejamos pues con esta nota publicada en La Jornada:


El papa Francisco está preocupado por la "fragmentación" de Europa, afirmó este sábado el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, en lo que parece ser una alusión a la crisis en la región de Cataluña, cuyo Parlamento aprobó el viernes una resolución para proclamar su independencia, declarada ilegal por España.

"El resultado del referendo británico el año pasado y la tendencia a la fragmentación que está golpeando al continente han llevado al Santo Padre a considerar la necesidad urgente de promover una reflexión más amplia y más centrada en Europa como conjunto, así como en su futura dirección, incluso más allá de los límites de la Unión Europea (UE)", señaló Parolin en un discurso publicado este sábado.

Entre los problemas en Europa que "preocupan" al pontífice, Parolin mencionó la crisis económica, la migración, el avance del populismo y el "regreso del nacionalismo".

En su discurso, llamó a los líderes de la UE a crear empleo, recibir inmigrantes y trabajar por la paz, al tiempo que sugirió a los cristianos "ver la política como un noble espacio para procurar el bien común y no como una plataforma de poder".

El papa Francisco afirmó que los cristianos pueden ayudar a conformar el futuro de Europa al promover el diálogo político, "especialmente donde es amenazado y donde prevalecen los conflictos". Dijo a líderes eclesiales y políticos que en lugar de promover un diálogo, como es su obligación, la política actual "se ha vuelto un foro para choques entre fuerzas opuestas".

También mencionó la prominencia de grupos extremistas que "tienen la protesta en el centro de su mensaje político, sin ofrecer (...) un proyecto constructivo".






°

Obsesionados con el Futuro Catalán

Les presentamos esta editorial de la página colombiana Semana acerca de los sucesos recientes en Catalunya.

En la misma, cierran preguntándose que viene después de la declaración de independencia por parte del Govern. Extraña pregunta, tomando en cuenta que se hace desde un país que libró una larga y cruenta guerra de independencia en contra de la misma metrópoli de la cuál se ha liberado Catalunya hace apenas un par de días.

¿Por qué les preocupa tanto el futuro?

¿No se han consolidado acaso las diferentes naciones que en América, Asia y África se fueron independizando del violento colonialismo español a lo largo de siglos de luchas emancipadoras?

Amén de que sea intervenida militarmente, Catalunya cuenta con muchas ventajas con respecto a las naciones de América pues se encuentra en el corazón mismo de una cuenca económica que es sustento para el gigante económico que representa la Unión Europea: el Mediterráneo.

Es además una de las diez regiones más consolidadas económica e industrialmente en Europa, sin olvidar que es punta de lanza en los rubros de ciencia y tecnología. 

Así que anden, dejen de preocuparse tanto por los catalens y como colombianos traten de consolidar el proceso de paz entre las FARC y el gobierno de derecha que por tantos años ha dañado a causado a esa nación.

Aquí les dejamos el texto:


La bomba de tiempo catalana, que explotó esta semana, hace que muchos teman un efecto dominó que eche leña al fuego de otras pretensiones separatistas europeas.

Poco importaron las advertencias del gobierno central español o de la Unión Europea: el Parlament catalán aprobó el pasado viernes la resolución para declarar unilateralmente la independencia. Después de casi un mes de incertidumbre, los ciudadanos de Cataluña que apoyan la separación absoluta de España salieron a la calle para festejar.

Y lo más grave es que este caso es solo uno de los tantos separatismos en Europa. Las dificultades históricas de formas Estados-nación con grupos que tienen culturas, lenguas y pretensiones políticas disímiles parecen estar pasando factura. Guardando proporciones, unas más avanzadas, otras incipientes y otras a fuego bajo, estos son algunos separatismos que desean formar nuevas fronteras en el Viejo Continente.

Los escoceses, por ejemplo, han querido independizarse del Reino Unido desde hace décadas, pero cuando tuvieron su oportunidad dorada (el referendo independentista de 2014) el 55 por ciento de los votantes afirmaron categóricamente que no querían separarse. Asimismo, en Irlanda del Norte siguen existiendo los unionistas (que quieren permanecer británicos) y los republicanos (nostálgicos por una Irlanda unida). Recientemente, los sentimientos de estos últimos se han ido exacerbando a raíz del Brexit. Es entendible: la salida del Reino Unido de la Unión Europea significaría la reaparición de fronteras entre Irlanda del Norte e Irlanda, cosa que, en vez de acercarlos, los alejaría aún más.

Incluso en la misma España, los vascos han tenido una historia diferente a la de los catalanes. Luego de que la dictadura franquista los reprimió por décadas, los ciudadanos del País Vasco tuvieron que lidiar con la estigmatización que produjo la violencia terrorista del grupo ETA. Sin embargo, hoy, con este desarmado y un fuerte sistema de partidos nacionalistas moderados, la comunidad autónoma de los vascos es la única de España que tiene total control sobre sus impuestos, una conquista que vale oro.

En otros casos, como el de los flamencos, en Bélgica, la mayor exigencia no consiste en separarse totalmente, sino que piden mayor autonomía en asuntos fiscales y tener el control de Bruselas, la capital. Es la misma posición que están tomando recientemente los vénetos y los lombardos, en el norte de Italia, que hace una semana votaron un referendo para mostrarle al gobierno que su gente quiere más autonomía económica.

Es claro que en algunas de las situaciones hay más tensión que en otras, pero si se miran en conjunto, todas las fronteras son artificiales. Las divisiones de cualquier mapa corresponden a las conquistas de unos y las derrotas de otros. En muchos casos, es inexplicable cómo comunidades tan diferentes terminaron por convivir en el mismo Estado-nación. Los separatismos evidencian estas contradicciones históricas y obligan a los países a encontrar salidas democráticas que dejen feliz –o por lo menos tranquilo– a todo el mundo.

La aventura independentista catalana está lejos de terminar. Cualquiera que sea su desenlace, lo cierto es que marcará un importante precedente para los nacionalismos de Europa y del mundo entero. No hay que olvidar las pretensiones de los kurdos, los cachemiros e incluso los californianos. El caso catalán le echa leña al fuego nacionalista, pero pone sobre la mesa una pregunta aún más difícil: ¿y después de la independencia, qué?







°

La Congruencia de Anticapitalistas Podemos

Buenas noticias llegan del Estado Español, la fracción Anticapitalistas de Podemos ha lanzado un comunicado en el que reconoce la proclamación de la República Catalana el pasado 27 de octubre.

Curiosamente, dos de sus rostros más visibles se han deslindado de dicho comunicado aduciendo que el ejercicio democrático del 1-O no es legal puesto que no toma en cuenta a quienes no votaron "Sí". Crasa equivocación, desde el primer minuto se dio a conocer la cantidad de votantes que habían optado por el "No", inclusive se hizo famoso el video en el que un chaval acude a su colegio electoral envuelto en la bandera franquista... no creemos que para votar sí.

Ahora bien, si lo que Teresa y Kichi quieren hacer es sacar a relucir eso de "las mayorías silenciosas" entonces sí que tendríamos que exigir a ambos líderes que no se dejen llevar por la pereza intelectual característica de los lacayos al servicio de La Zarzuela.

Dicho todo lo anterior, les dejamos con esta nota al respecto dada a cononcer en Público:


Teresa Rodríguez y José María González 'Kichi' se han desmarcado del reconocimiento de la República Catalana efectuado por la rama anticapitalista de Podemos y abogan por el diálogo y la negociación para llegar a un referéndum pactado.

La corriente Anticapitalistas de Podemos ha considerado hoy que la "nueva República catalana" proclamada por el Parlamento de Catalunya abre un proceso constituyente "que rompe con el régimen del 78" y enfrenta retos como integrar a los no independentistas y atender demandas "más allá del tema nacional".

Anticapitalistas ha emitido un comunicado "ante la situación en Catalunya", en el que argumenta que la proclamación se ha producido en un contexto "de amenazas constantes para aplicar el 155", una "salida autoritaria" a un conflicto que, a su juicio, "tiene que tener una salida eminentemente política y democrática".

Por ello, Anticapitalistas llama a "rechazar" la aplicación del artículo 155 y a la defensa democrática, pacífica y desobediente de la voluntad del pueblo catalán y su derecho a decidir".

La corriente ha responsabilizado de la aplicación del 155 al PP, que, a su juicio, actuó "espoleado" por Ciudadanos y con el apoyo del PSOE y "la presión de los aparatos del Estado".

"La nueva República catalana se enfrenta a retos internos que no puede soslayar, en un país en el que un sector importante de la población no se siente representado por el independentismo", prosigue Anticapitalistas, que marca el reto de la integración de los ciudadanos no independentistas como el primero que debe afrontar.

Tras éste, marca los de organizar un movimiento "capaz de resistir a la represión del Estado", poner las cuestiones sociales en el centro y democratizar "radicalmente" Catalunya.

Para la corriente de Podemos, lo que está en juego en Catalunya es "la posibilidad de la gente de decidir su futuro".

Anticapitalistas defiende la apertura de procesos constituyentes para "rearticular las relaciones entre los pueblos en igualdad", construir una sociedad "alternativa a la de las élites políticas y económicas" y conquistar nuevos derechos sociales y democráticos para las clases populares.

Finalmente, la corriente reconoce que su es "posición difícil" en el actual contexto y considera fundamental el diálogo y la oposición a la "involución autoritaria" que planea el Estado con la "excusa" de la cuestión catalana.

Teresa Rodríguez y 'Kichi' se desmarcan del comunicado

Teresa Rodríguez y José María González 'Kichi', dos de las cabezas visibles de Anticapitalistas, se han desmarcado del reconocimiento de la República Catalana efectuado por la rama anticapitalista de Podemos.

Así lo han hecho saber en un comunicado al que ha tenido acceso Público, en el que ambos representantes aseguran que siguen apostando "por la vía del diálogo y la negociación".

Además, el comunicado asegura que los líderes andaluces "condenan la represión y el 155" pero entienden que la declaración unilateral de independencia (DUI) ignora al resto de la sociedad catalana "que no se incluye entre quienes fueron a votar sí el 1-O".






°

Ante las Medidas Injerencistas

Madrid ha decidido hacer el papel del tonto de la villa exigiendo obediencia por parte de quienes han decidido por medio de un ejercicio democrático impecable separar su destino de aquel que quedó atado y bien atado con la Constitución del 78. Los lacayos de Felipe Borbón y Franco quieren dar a entender que todo sigue igual, que el 27 de octubre nunca sucedió y que el anacrónicamente violento estado español aún tiene qué decir y decidir en los asunto de los catalanes.

Pues bien, desde una de las formaciones políticas que abanderó la apuesta democrática y republicana emprendida por el pueblo catalán, le recuerdan a Madrid que la desobediencia y la insumisión son componentes esenciales del ejercicio del derecho a la autodeterminación.

Aquí les compartimos esta nota publicada por Naiz:


La portavoz del Secretariat Nacional de la CUP, Núria Gibert, ha afirmado que la formación contempla «todos los escenarios» pero ha urgido al Govern cesado a fijar medidas que consoliden la República proclamada por el Parlament.

En una rueda de prensa para valorar la actualidad política después de un encuentro de concejales y cargos electos de la CUP, Gibert ha sido preguntada sobre si aceptarán ir a las elecciones convocadas por el Gobierno del Estado español en aplicación del artículo 155 como respuesta a la declaración de independencia.

«No descartamos presentarnos el 21 de diciembre porque no descartamos nada, y esto lo tiene que decidir la militancia y el consejo político. Pero no avalamos ninguna medida del 155, sólo aceptamos el mandato del 1 de octubre», ha señalado en un mensaje abierto.

Y es que Gibert ha recordado que «la situación política es compleja y, como actor político responsable y que comprende el momento político, la CUP plantea analizar todos los escenarios» y «no descarta ningún escenario».

«Pero en absoluto validamos nada que salga de la aplicación del 155, que quiere usurpar la legitimidad de nuestras instituciones. No le damos absolutamente legitimidad a nada que salga del 155. Ni elecciones, ni virreinas, ni nada por el estilo», ha insistido.

La CUP ha manifestado su apoyo al Govern «legítimo de la república», y ha aclarado que no reconoce la autoridad del Gobierno del Estado: «Nosotros no tenemos ni rey ni virreina. Desde el 1-O no somos súbditos. A quien quiera usurpar esta legitimidad, ni se la damos ni la legitimamos».

Gibert ha querido en este sentido trasladar un «mensaje claro y diáfano» de que desde el referéndum del 1 de octubre «la mayoría social se pronunció para no ser más súbditos y para instaurar una república e iniciar un proceso constituyente que pusiera sobre la mesa los problemas que afectan y preocupan a la ciudadanía».

Con ese objetivo, Gibert ha lanzado un aviso a Carles Puigdemont, recordándole que la «prioridad absoluta» es el despliegue concreto del «paquete de medidas» que «el Govern considere necesarias y óptimas y que sean oportunas, y cuanto antes mejor», para «hacer concreta la república».

«Emplazamos a que cuanto antes mejor el Govern haga públicas las medidas y las comparta con el conjunto de población», ha sentenciado la dirigente anticapitalista.






°

Llamado a la Digna Insumisión

Llámele usted resistencia pacífica, nosotros preferimos el término insumisión.

Ante las amenazas por parte del régimen borbónico bananero, se hace un llamado al pueblo catalán a enfrentar y sortear con inteligencia los obstáculos que Madrid vaya implementando en su obcecado intento por detener el devenir de la historia.

Les invitamos a leer este reportaje publicado por La Jornada:


Seguiremos trabajando para construir un país libre, dijo Puigdemont en un mensaje difundido por la tv autonómica

Armando G. Tejeda

Un día después de la histórica jornada en la que Cataluña se convirtió en el foco de la actualidad internacional la confusión continúa. Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, hasta ayer presidente y vicepresidente de la Generalitat y líderes destacados del movimiento separatista, anunciaron en declaraciones públicas que no acatan su cese por parte de las autoridades españoles e hicieron un llamado a la sociedad civil a mantener la "resistencia pacífica y democrática".

Mientras, en Madrid, el Ejecutivo del derechista Mariano Rajoy asumió el control del aparato administrativo catalán y concretó las primeras medidas ejecutivas de calado; entre ellas delegó en la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, las funciones de la presidencia de la Generalitat de Cataluña, y cesó al mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Luís Trapero, quien se despidió con una carta en la que asumió la orden e instó a sus compañeros a respetar a la nueva autoridad.

En menos de 24 horas, el Parlamento catalán declaró la independencia unilateral y el nacimiento de un nuevo Estado en forma de "república", anuncio que fue recibido con júbilo por los más fieles simpatizantes del independentismo. Pero, sólo unas horas después, el gobierno español, en virtud de las atribuciones otorgadas por el Senado en una histórica votación, en la que se autorizó la aplicación del artículo 155 de la Constitución –inédito hasta ahora desde 1978– firmó cuatro decretos presidenciales con los que destituyó al gobierno catalán, cerro las oficinas más importantes de la Generalitat –incluidas sus delegaciones extranjeras, también la de México–, disolvió el Parlamento catalán y convocó a elecciones autonómicas para el próximo 21 de diciembre.

Cataluña dejó su condición de autonomía del Estado español para convertirse en una nueva república para que, unas horas después, desde Madrid se derogara cualquier iniciativa en esa dirección, al tomarse el control del gobierno catalán y dar por finalizada la legislatura catalana para dar paso a un nuevo periodo electoral.

Confusión creciente

Todo esto en medio de una confusión creciente; mientras los más entusiastas del secesionismo siguen celebrando la llegada de la "nueva república" en plazas y calles de la región, y sus líderes insisten en no reconocer la legalidad impuesta por el Estado español, en Madrid y en buena parte de los partidos políticos catalanes, y de la propia policía autonómica, asumieron que ahora el gobierno de la Generalitat está en manos del Ejecutivo español. En concreto de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, quien por designación de Rajoy será la máxima autoridad en la región hasta que se constituya un nuevo Parlamento y, por tanto, un nuevo gobierno.

Para añadir más confusión, el presidente cesado, Puigdemont, emitió un mensaje grabado por la televisión autonómica catalana (TV3), que se emitió mientras él paseaba por las calles de Girona, su ciudad, donde recibió el respaldo público de decenas de vecinos.

En su mensaje, Puigdemont se negó a reconocer la autoridad y la legitimidad de la aplicación del artículo 155 de la Constitución y anunció que resistirá hasta el final.

"Nuestra voluntad es continuar trabajando para cumplir los mandatos democráticos y buscar la máxima estabilidad y tranquilidad", al tiempo que reclamó una "oposición democrática".

"Seguiremos trabajando para construir un país libre y para garantizar una sociedad que tenga menos injusticias, más igualdad, más solidaridad y más fraternidad con todos los pueblos del mundo, empezando por los pueblos de España. No tenemos ni queremos la razón de la fuerza. Nosotros no. Os lo pido convencido de que esta demanda es la que espera todo el mundo, también fuera de nuestro país", dijo al finalizar su intervención.

En términos similares se expresó el vicepresidente cesado, Junqueras, quien afirmó que "todos son y tienen que ser conscientes de las dificultades que les han puesto y les pondrán, pero los grandes retos siempre exigen esfuerzo y perseverancia".

Por lo que pidió "a los más convencidos que acompañen especialmente a aquellos que tienen dudas e inquietudes, con serenidad, humildad y respeto". En la misma línea se manifestó el diputado de Esquerra Republicana de Catalunya Joan Tardá, quien advirtió que "en los próximos días, defender la república quiere decir mantener serenidad, no caer en ninguna provocación de los violentos y apoyar al Govern en todo lo que haga falta".

Sugieren amplia coalición

A la confusión sobre quién tiene la rúbrica del gobierno en Cataluña se sumaron otras afirmaciones que generaron aún más dudas en la población. Como la de la diputada autonómica de Podemos, Angels Martínez, quien afirmó: "Puigdemont es el presidente de la República Catalana", con lo que dio por válida la votación del viernes, la cual fue rechazada por la mayoría de su grupo y de los líderes nacionales, que consideraron que carecía de la "legitimidad necesaria".

El líder de Podemos en Cataluña, Albano Dante, también sugirió que la formación se plantea si participaría en las elecciones autonómicas convocadas por el gobierno central, ya que esto"supondría dar validez a la aplicación del artículo 155". Incluso sugirió que podrían concurrir a los comicios, pero en una amplía coalición con el resto de fuerzas independentistas.

Una de las primeras medidas adoptadas por el gobierno español, una vez que cada ministerio se hizo cargo de las respectivas carteras de la administración catalana, fue la destitución del mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Luís Trapero, con el argumento de que enfrenta una querella judicial por el delito de "sedición".

Fue remplazado en el cargo por su mano derecha y segundo de a bordo, Ferrán López, quien asumió el puesto a instancia del ministro del Interior español, José Ignacio Zoido.

Trapero acató la decisión y se despidió de sus compañeros con una carta en la que les instó a apoyar a las nuevas autoridades emanadas de la intervención española.

El gobierno no va a valorar las palabras de este sábado de Puigdemont, quien no se ha dado por destituido como presidente de la Generalitat, pero le ha recordado que está cesado "a todos los efectos", por lo que desde este momento la calificación de sus conductas "corresponde al ámbito judicial".

El vocero del gobierno español, Íñigo Méndez de Vigo, advirtió que actualmente Puigdemont, Junqueras y el resto de sus consejeros y altos cargos que fueron cesados "no tienen competencia ni poder alguno" para adoptar decisiones que afecten a las instituciones catalanas.

De hecho, explicó que desde España ya se está trabajando para "recuperar la normalidad institucional y democrática" de las instituciones catalanas y que, con la vista puesta en los comicios, no le parecería mal que se presentaran como candidatos los actuales dirigentes del movimiento independentista. Al margen, se refirió a los problemas que tienen con la justicia, los cuales "deberán resolverse en los tribunales".

La Fiscalía General del Estado presentará esta semana una querella ante el Tribunal Supremo por el delito de "rebeldía" contra el pleno del gobierno catalán cesado y la Mesa del Parlamento, incluida su presidenta Carme Forcadell, cuyas penas podrían alcanzar los 30 años de cárcel.

Este domingo está convocada una manifestación por "la unidad de España y Cataluña" en Barcelona, que se prevé será masiva y que está respaldada por los tres partidos unionistas de la región: Ciudadanos, el Partido Popular y el Partido Socialista de Cataluña, además de las plataformas civiles que apuestan por mantener el statu quo.






°