viernes, 7 de octubre de 2016

Euskal Herria Marítima

Sin mayores preámbulos, les compartimos esta reseña literaria publicada en el Diario Vasco:

Azpiazu revela más historias de los vascos y el mar

En su nuevo libro incluye un capítulo redactado por Javier Elorza, quien defiende que un marino zumaiarra se adelantó a Cristóbal Colón

Felix Ibargutxi
El historiador José Antonio Azpiazu ha publicado 'Hielos y océanos. Vascos por el mundo', un libro que el autor considera prolongación de 'Y los vascos se echaron al mar', del año pasado. Ha intentado ofrecer «píldoras informativas» y aportar datos siempre de una manera amena.

«Existe el mito de que los vascos no han sido buenos comerciantes. Es un mito falso. Los vascos controlaban en Europa el mercado del bacalao y la grasa de ballena, pero eran también capaces de colocar en el mercado internacional la rica cuchillería de Bergara o las solicitadas prendas de lino fabricadas por nuestras abuelas», dijo en la presentación de ayer.

El libro de Azpiazu incluye un capítulo redactado por su colega y amigo Javier Elorza, quien narra un episodio que puede revolucionar la historia marítima. «Javier halló en el archivo de Simancas un documento que, por lo menos, pone en duda la excepcionalidad o la genialidad de Colón -comentó ayer Azpiazu-. Resulta que el capitán zumaiarra Miguel de Ibarra recibió de Fernando el Católico el encargo de ir en busca de las Indias. Le prometió 600 florines de oro por la empresa que le encomendaba, y salió a surcar el Atlántico, cuyos confines se desconocían, varios meses antes que Colón. Ibarra no volvió y no sabemos nada de su paradero. Fuimos a Sevilla en busca del testamento de su viuda, que viajó allí para reclamar el dinero prometido por el rey. Pero había desaparecido, se había quemado, no se sabe qué. Pero es casi seguro que en el océano de documentación de Simancas se esconderá el secreto de de cómo acabó aquella aventura».

Otro aspecto que narra Azpiazu en el libro es «el secretismo» con el que los vascos guardaban su sabiduría relacionada con el mar. «Hemos conseguido rescatar algunas perlas de cómo la ciencia del mar era controlada y transmitida dentro de la familia, en el grupo cercano, de generación en generación. Los cartularios, los mapas, los instrumentos de navegación, constituían un tesoro que no convenía compartir con el vecino, con la competencia».

En opinión de este historiador, los vascos superaron a los ingleses en la Edad Media, pero en el siglo XVII se produjo un cambio sustancial: «Los marinos ingleses contaron con total apoyo de la Corona, aquí los grandes marinos podían ser menospreciados, al ser dependientes de aristócratas desconocedores de las claves del mar o incluso temerosos de montar en un barco».

En otro capítulo cuenta cómo los vascos aprendieron de los inuits a hacer botas con pieles de foca.

El libro incluye también un apartado sobre los vascos y el Pacífico, escrito por José María Unsain, director del Untzi Museoa de San Sebastián, precisamente el lugar en el que ayer se llevó a cabo la presentación de la publicación. Y el prólogo ha sido redactado por Ramón Martín Suquía, encargado del archivo de protocolos de Oñati, toda una mina para los historiadores.






°