domingo, 9 de octubre de 2016

Un Tesoro Etnográfico en Arteta

Desde su propia creación este blog se ha dedicado a mostrar a Euskal Herria al mundo más allá del conflicto político que enfrenta al pueblo vasco con los dos estados colonialistas y genocidas que hoy ocupan su territorio.

Euskal Herria es una nación porque en su territorio se han generado las condiciones para que un pueblo desarrollase su identidad, instituciones políticas, rasgos culturales y tradiciones a lo largo de siglos, y eso es algo que no pueden negar ni los ultra nacionalistas españoles ni los franceses más jacobinos.

Es por eso que nos complace compartir esta reseña cultural publicada en Naiz:

En 1964, Joxe Ulibarrena abrió un pequeño museo etnográfico en Berriobeiti y en 1986 lo trasladó a Arteta, donde fue reinaugurado por Joxemiel Barandiaran y apadrinado por el Ayuntamiento de Ollaran (Valle de Ollo). Este 30 aniversario se celebra durante estos días con diversas actividades culturales.

Iñaki Vigor

Joxe Ulibarrena ha sido siempre una persona inquieta, creativa y prolífica. Aunque es conocido sobre todo por su faceta de escultor, también ha sido pintor, decorador, escritor, etnógrafo y promotor cultural. Esa creatividad, junto al amor a su tierra, Euskal Herria, fue lo que le impulsó a crear en 1964 un museo etnográfico en Berriobeiti con piezas que él mismo había ido adquiriendo.

Diez años después, en 1974, el museo ya contaba con un gran número de piezas y fue reorganizado por los hijos de Joxe Ulibarrena. En 1982 se creó la Fundación Mariscal Pedro de Navarra, que sirvió de protección al museo. Este fue mejorando y aumentando sus fondos en años sucesivos, hasta que en 1986 se trasladó a la casa Fantikorena, un singular edificio de arquitectura popular construido en 1641 en la localidad de Arteta, donde Joxe Ulibarrena sigue viviendo a sus 92 años de edad.

El Museo Etnográfico de Arteta acoge unas 8.000 piezas representativas de más de un centenar de gremios de la sociedad rural vasca, procedentes de diversas zonas de Euskal Herria. Lo primero que llama la atención es su entrada, donde el taller de  Ulibarrena comparte espacio con trillos, arados, carruajes, aperos y una prensa de uva.

En la planta baja están representados los oficios relacionados con la ganadería, agricultura, pesca, carpintería, forja, construcción, cantería y pastoreo, junto a herramientas utilizadas tradicionalmente en la elaboración de pan, vino, miel y queso, e incluso algunos de los primeros modelos de motocicletas que salieron al mercado. El propio Ulibarrena muestra con orgullo monedas del  Reino de Navarra y antiguas piezas metálicas donde ya aparece grabado el escudo de Euskal Herria. «Para que luego vengan diciendo algunos que es un invento moderno», suele comentar con cierto tono de enfado.

En la primera planta se conserva la primitiva cocina de Fantikorena, con útiles de diversas épocas y un armario empotrado construido en 1641, el mismo año que se levantó este caserón. Trajes antiguos, tejidos, bordados, calzados y máquinas de coser adornan las alcobas y cuartos de esta planta.

La segunda planta es un abigarrado laberinto de salitas temáticas de juguetes, juegos, música, fotografía, cine, imprenta, medicina, veterinaria, farmacia y objetos relacionados con la mitología y las creencias populares.

Por último, la tercera planta alberga una cocina, un baño y un horno construidos a principios del siglo XX, artículos de higiene, peluquería, cestería y piezas de cerámica. También se encuentra allí la llamada Sala de Teodosio de Goñi, desde donde se contempla una amplia panorámica del valle.

Jornada de puertas abiertas

Los actos para celebrar este 30 aniversario comenzaron el pasado día 1 con una exposición de fotografías sobre la trayectoria del propio Museo Etnográfico, sin duda el más importante de Nafarroa en su género. Ese mismo día se proyectó el documental ‘Esculpiendo la historia, Joxe Ulibarrena’, y el día siguiente, domingo, hubo una jornada de puertas abiertas y visitas guiadas al  museo.

Este domingo, día 9, habrá una segunda jornada de puertas abiertas, y el día 12 se proyectarán los documentales ‘Las pelotaris’ y ‘Neskatoak’, seguidos de coloquios con sus directores.

Para el día 15 se han organizado numerosos actos conmemorativos de estas tres décadas de vida del museo, que comenzarán a las 11:00 con una recepción y un concierto del akordeolari Enrike Zelaia. A las 12:00 se servirá un almuerzo y a continuación habrá conciertos a cargo de Beltxaren bikotea y Josetxo Goia-Aribe y Ana B. García.

A las 13:30 habrá una exhibición de Nafar Laiariak, seguida de una comida popular en el frontón y posterior actuación de Ortzadar Euskal Folklore taldea, para finalizar con una charla y exhibición de Iñaki Perurena.






°