domingo, 2 de octubre de 2016

Aseguran Vigencia de Apuesta por la Paz

Como ya se han enterado, los colombianos urbanos han apostado por el odio y la violencia, mientras que los colombianos rurales han mostrado su respaldo a la paz y a la reconciliación.

En la página de la revista Proceso se ha dado a conocer este artículo en el que ambos bandos refrendan su apuesta por el camino a la pacificación de Colombia:

El presidente colombiano Juan Manuel Santos dijo esta noche que seguirá buscando la paz con las FARC a pesar de que los electores rechazaron en las urnas los acuerdos con esa guerrilla y sostuvo que el cese del fuego bilateral con esa organización insurgente sigue y seguirá vigente.

Luego de aceptar el triunfo del “No” a los acuerdos de paz en el plebiscito de este domingo, Santos afirmó desde el presidencial Palacio de Nariño que este lunes convocará a una reunión con las fuerzas políticas que promovieron el rechazo a los acuerdos para buscar puntos de encuentro y unidad.

En un mensaje al país en cadena nacional, el presidente dijo que en las próximas horas viajarán a La Habana a reunirse con los comandantes de las FARC su jefe de negociadores, Humberto de la Calle, y el comisionado de paz, Sergio Jaramillo.

Además, señaló que están intactas sus facultades presidenciales “para buscar y negociar la paz”.

Por su parte, el comandante en jefe de las FARC, Timoleón Jiménez, Timochenko, aseguró desde La Habana que esa organización insurgente mantiene su voluntad de paz y tiene la disposición “de usar solamente la palabra como arma de construcción hacia el futuro”.

“Al pueblo colombiano que sueña con la paz, que cuente con nosotros”, afirmó, y dijo que el Secretariado de esa guerrilla analizará “con calma, todos los detalles” del resultado de la consulta popular.

El jefe guerrillero lamentó, al mismo tiempo, “que el poder destructivo de los que siembran odio y rencor haya influido en la opinión de la población colombiana”.

Los mensajes de Santos y Timochenko despejaron, por lo pronto, la primera incógnita que tenían los colombianos tras el triunfo del “No” en el plebiscito, al descartar un regreso a la guerra.

Pero falta que se aclaré qué pasará con los acuerdos firmados por el presidente y el jefe guerrillero el pasado lunes en Cartagena ante 13 mandatarios latinoamericanos y el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

En forma sorpresiva, porque todos los sondeos preelectorales anticipaban la aprobación de los acuerdos, el “No” se impuso con el 50.21% de los votos, mientras que el “Sí” obtuvo el 49.78%.

Santos aseguró en su mensaje desde el Palacio de Nariño que reconoce el resultado en contra de los acuerdos de paz que firmó con Timochenko.

Rodeado de su equipo de negociadores ante las FARC, el presidente recordó que la otra mitad del país dijo “Sí” a la paz.

“Como jefe de Estado, soy el garante de la estabilidad de la nación, y esta decisión democrática no debe afectar dicha estabilidad, que voy a garantizar. Como presidente, conservo intactas mis facultades y mi obligación para mantener el orden público y para buscar y negociar la paz”, agregó.

Dijo que tanto los que rechazaron los acuerdos en el plebiscito de este domingo como los que los aprobaron quieren la paz, por lo que este lunes convocará a una reunión a todas las fuerzas políticas, en particular a las que se manifestaron por “No”, para escucharlas, “abrir espacios de diálogo y determinar el camino a seguir”.

El líder de la campaña por el “No”, el expresidente Álvaro Uribe, quien dará un mensaje esta noche, había reiterado en las últimas semanas que el rechazo en las urnas a los acuerdos de paz debería llevar a una renegociación de los mismos.

Santos aseguró que con la derrota del “Sí” a los pactos con las FARC “tenemos una oportunidad que se nos abre, con la nueva realidad política que se manifestó a través del plebiscito” y “buscar puntos de encuentro y de unidad es ahora más importante que nunca; y es lo que vamos hacer”.

El presidente anunció que este lunes viajarán a La Habana para reunirse con los líderes de las FARC el jefe de negociadores del gobierno, Humberto de la Calle, y el comisionado de paz, Sergio Jaramillo, para mantener informados a los delegados guerrilleros “sobre el resultado de este diálogo político”.

Ahora, agregó, “vamos a decidir entre todos cuál es el camino que debemos tomar para que la paz, esa paz que todos queremos, sea posible y salga todavía más fortalecida de esta situación”.

Y dijo que seguirá buscando la paz hasta el último minuto de su mandato.

En su cuenta de Twitter, Timochenko señaló que en el diálogo político anunciado por Santos las FARC debe tener “un asiento como fuerza política que trabaja por la paz del país”.






°