jueves, 13 de octubre de 2016

Manipular el Desarme

A continuación, les presentamos una bonita pieza de basura pseudo-periodística, alimentada claro desde la cloacas del régimen borbónico franquista.

Lean ustedes, ha sido publicada en la página mexicana Sin Embargo:

Según fuentes de la investigación, ETA pretendía usar ese material para negociar con los gobiernos de España y Francia.
Agentes de la Guardia Civil española y de la Dirección General de Seguridad Interior francesa (DGSI) encontraron en un bosque de Francia un arsenal de la organización terrorista ETA con 145 armas cortas, entre pistolas y revólveres, el mayor de la banda localizado en el país galo desde 2004.

Fuentes de la lucha antiterrorista española señalaron hoy a Efe que en el escondite hallado el miércoles también había munición y partes de armas como carcasas y cañones.

El 4 de abril de 2004 fueron localizados en Saint Michel (Francia) 500 kilos de explosivos y meses después, el 3 de octubre, tras las detenciones de los etarras “Mikel Antza” y “Anboto”, se encontraron también en Francia siete zulos o escondites con documentos, armas, 600 kilos de dinamita titadine y otros 500 de clorato de sodio, además de dos misiles.

Este último arsenal estaba en un paraje forestal de la localidad francesa de Carlepont, a unos 100 kilómetros al noreste de París, en el departamento de Oise.

Al parecer, según fuentes de la investigación, ETA pretendía usar ese material para negociar con los gobiernos de España y Francia.

Fuentes judiciales en Francia revelaron a Efe que una información recibida el martes por las fuerzas de seguridad llevó al descubrimiento de las armas, escondidas en cuatro bidones.

La colaboración entre la Guardia Civil y la DGSI permitió también acabar con la última cúpula de ETA en la denominada operación Pardines desarrollada en Francia hace un año y en la que se detuvo a los dirigentes de la banda Iratxe Sorzábal y David Pla.

En este sentido, el Ministerio español del Interior subrayó ayer el “excelente nivel de cooperación hispano-francés, tanto policial como judicial, en materia de lucha contra el terrorismo”.


O sea, a 5 años de iniciado el proceso unilateral de paz por parte de la organización armada antifascista ETA, misma que desde un principio ha incluído un proceso paralelo denomimano (DDR (Desarme, Desmovilización, Reinserción), Madrid y sus secuaces en París se dan el lujo de torcer la semántica al punto de quiebre al anunciar lo que obviamente se trata de una entrega de armas presentándolo ante la opinión pública como una "logro policíaco" fruto de una "información recibida".

Así mismo, lo que ellos llaman "acabar con la última cúpula" es en realidad una traición al proceso de paz, pues lo que hicieron los jacobinos en contubernio con los franquistas fue detener a los militantes que habían sido comisionados por ETA para destrabar el desarme, proceso al cual Madrid se ha negado desde hace 5 años, en una clara apuesta por la perpetuación de la violencia, esa que viene practicando esa metrópolis desde hace 500 años.





°