domingo, 16 de octubre de 2016

Doris Vive en Valladolid

Se ha llevado a cabo un acto en conmemoración del legado de lucha de Doris Benegas.

Aquí les compartimos la crónica publicada en ÚltimoCero:

“¡Doris vive, la lucha sigue!”

Multitudinario acto de homenaje a la abogada socialista, feminista y comunera / “Los que pensaron que has muerto tienen un problema y ese problema somos nosotros, tu pueblo; vives en cada puño en alto y tu sonrisa es nuestro ejemplo”, se dijo
Con un sentido grito de “¡Doris vive, la lucha sigue!” se ha dado esta noche por concluido el homenaje que más de 50 colectivos y organizaciones han brindado hoy en Valladolid a la abogada socialista, feminista y comunera, Doris Benegas, que falleció el pasado 29 de julio.

El teatro Carrión se ha quedado pequeño (se ha habilitado una carpa en el exterior) para asistir a este acto de homenaje que ha contado con la presencia de representantes de colectivos sociales, asociaciones, plataformas y partidos políticos de todo el estado.

Mientras se proyectaban fotos de la infancia y juventud de Doris Benegas, una modesta silla ocupaba el centro del escenario. Fue allí donde su hija, tras recorrer el patio de butacas bajo banderas de todas las nacionalidades del estado español y distintas luchas, depositó una foto de su madre para que presidiera el acto. Los abanderados fueron subiendo al escenario y fueron depositando junto al retrato de Doris claveles rojos. El auditorio, en pie y con el puño en alto, rompió con una sonora ovación.

El acto fue conducido por los periodistas Helena Martín y Fernando Valiño (de últimoCero). Fue precisamente este último el que tomó la palabra para advertir a los asistentes que lo bueno hubiera sido “venir llorados de casa”. “Doris siempre estuvo en el momento preciso donde había que estar. Delante, donde se reciben los golpes “, recordó Valiño, refiriéndose a la abogada como “un corazón valiente, resistente, inteligente, feminista y antiimperialista” y destacando su “generosidad y desobediencia”. Valiño también aprovechó para denunciar la “intoxicación enfermiza” a la que se vio sometida Benegas en los medios de comunicación tradicionales cuyo origen situó en las “cloacas del Estado”. “Ya te estamos echando en falta para luchar con renovadas fuerzas para seguir golpeando al régimen del 78”, dijo el periodista antes de concluir su alocución inicial con un “¡la lucha es el único camino!” que fue inmediatamente coreado por el público.

Por su parte, Helena Martín, centró su intervención inicial en destacar que el acto rendía homenaje “a la vida más completa, la de la militancia”. Un recuerdo a su sonrisa y su capacidad de lucha –“la alegría de luchar”, dijo- le sirvió para enlazar una idea final: “Valladolid ya no es Fachadolid, comienza a ser VallaDoris”.

Pepe Lobato, del movimiento Stop Deshaucios, Carmen Carballido de la Plataforma por la Sanidad Pública y Joaquín Isabel del sindicato Trabajadores Unidos fueron los encargados de ir repasando, de forma coral, los distintos hitos de la vida de Benegas desde su llegada a Valladolid con casi 22 años.

En el homenaje también se proyectaron mensajes de movimientos de lucha de distintas partes del mundo como el de Nidia Díaz, Inés Guerra Olgado, Rodrigo Cabezas, Julio Muriente, Carlos Alejandre…

Una actuación de María Desbordes, que concluyó con su primera canción compuesta en castellano como homenaje al 15M, dio paso a una emotiva intervención de una de las integrantes de Yesca reivindicándose con orgullo junto a su compañeros como “los chicos de la Doris”, un término acuñado por el ex alcalde del PP de Valaldolid, Javier León de la Riva, con intención de ofender.

“Tu ejemplo será eterno. Seguiremos plantando cara al sistema con tu sonrisa. Leona de Castilla tu camada está aquí, más castellana, y más rebelde que nunca… y más revolucionaria. La historia es nuestra, porque la escriben los pueblos desobedientes”, dijo.

Los presentadores del acto dieron lectura inmediatamente después a mensajes de apoyo de la UPG, la Izquierda Mirandesa, el Partido Comunista de Castilla y León, la Coordinadora Estatal de Solidaridad con Cuba, el BNG y el ex juez Baltasar Garzón.

El acto continuó con intervenciones de portavoces de partidos políticos de distintos pueblos. El primero en hacerlo fue Xosé Emilio González del BNG, que presentó a Doris Benegas como “ejemplo integral de revolucionaria”. “No se llora más de lo necesario para seguir su ejemplo hasta la victoria”, dijo abogando por un proceso de “ruptura democrática” con el régimen del 78.

Marian Beitialarrangoitia (diputada de EH Bildu), fue la segunda en intervenir para recordar que “los independentistas vascos siempre han tenido muy cerca de Doris, una luchadora con principios sólidos, de las que se visten por los pies y siempre tuvo clara la trampa de la transición”. Beitialarrangoitia, antes de concluir con un “¡Gora Doris!” quiso destacar en todo momento la “coherencia” de la abogada fallecida.

El diputado de Esquerra Republicana de Catalunya, Joan Tardá, recordó el “permanente apoyo político” de Benegas “a las duras y a las maduras” y su “incondicional solidaridad”. Retomando las palabras de Beitialarrangoitia, reclamó coherencia a las izquierdas para seguir el modelo de Doris, “el modelo del cariño”. “La memoria de Doris nos obliga a mantenernos firmes en nuestros ideales”, dijo Tardá antes de anunciar la proclamación de la República Catalana y desvelar que “su primer recuerdo cuando esto suceda será para todas las naciones ibéricas”.

Eudald Calvo (alcalde de Argentona por la Candidatura de Unidad Popular), arrancó un aplauso del público al presentarse como un representante de “los chicos catalanes de la Doris”. Tras recordar a la abogada como “una de las imprescindibles”, criticó el más que probable pacto PP-PSOE “para intentar impedir lo inevitable: la libertad de todas las nacionalidades”.

Sol Sánchez, compañera de candidatura de Doris Benegas en las listas de Unidad Popular recordó “la necesidad de unidad popular como declaración de intenciones”, de la necesidad de “formar un frente amplio contra el enemigo común” como defendía Doris. “Su sonrisa ha sido lo más revolucionario que he visto en mucho tiempo”, reconoció Sánchez.

Un Aurresku en honor a Benegas dio paso a la intervención de Selma Sorhegui, Conchi Minayo , Nina Infante, Sandra González y Mercedes, quienes se encargaron de recordar su lucha feminista comprometida con referencias a distintas batallas sociales y un poema.

Alberto San Martín también leyó un emotivo poema homenaje a Doris que acabó depositando junto a su retrato en el centro del escenario.

Luis Ocampo, “orgulloso” compañero de Doris durante más de 35 años, fue el último en intervenir conteniendo la emoción. Quiso desvelar una anécdota vivida en 2014 cuando en un viaje a Rusia para establecer contactos con el Partido Comunista, Doris acabó interviniendo en un mitin ante miles de personas a petición de los organizadores. “El tono soso de las intervenciones se rompió cuando Doris subió al escenario y, en inglés, se dirigió a los allí reunidos y concluyó con un ¡No pasarán!”, relató.

Ocampo destacó que este acto “demuestra que existe un mínimo común denominador que puede hacer posibles cosas más importantes y amplias” y puso de manifiesto la necesidad de “creer de verdad en el proceso de unidad popular” para acabar con el régimen del 78. “La luz de Doris seguirá brillando muchos años aunque físicamente haya desaparecido”, dijo el dirigente de Izquierda Castellana, compañero de Doris.

Justo después de que padre e hija se fundieran en un abrazo mientras recibían un ramo de flores frente al retrato de Benegas, tuvo lugar la actuación de Rojo Cancionero, que puso el punto y final a un acto que concluyó con el Canto de Esperanza comunero.

Ya en la calle, todos los asistentes al acto, se sumaron a la manifestación que concluyó en Fuente Dorada con la lectura de un manifiesto “a voz rota, como a ella le hubiera gustado”. “Tu recuerdo y tu sonrisa son nuestra mejor arma. Los que pensaron que has muerto tienen un problema y ese problema somos nosotros, tu pueblo; vives en cada puño en alto y tu sonrisa es nuestro ejemplo”, se dijo antes de que todos los presentes gritaran alto, claro y puño en alto: “¡Doris vive, la lucha sigue!”.




Todo bien, con excepción de la misiva del desfachatado de Baltasar Garzón a quien Doris venciese al impulsar a Iniciativa Internacionalista.





°