sábado, 6 de septiembre de 2014

De Narcotraficantes a "Víctimas"

Para desacreditar la lista de "víctimas" de ETA - y por lo tanto a los grupos de choque como la AVT o el COVITE - basta con el nombre que encabeza la lista, el colaborador de la Gestapo y represor Melitón Manzanas.

Si a eso añadimos falangistas y franquistas de alto rango como Ricardo Sáenz de Ynestrillas o Luis Carrero Blanco pues entonces ya empezamos a tener un mejor panorama.

La lista se complementa con jueces alevosos, empresarios corruptos, mercenarios, torturadores, chivatos, periodistas enchufados y un largo etcétera.

Pero pocas personas fuera del estado español saben que en la lista, por lo general bajo el membrete "ciudadano", aparecen varios traficantes de heroína y otros estupefacientes.

Pues bien, este hecho es noticia debido a ciertas declaraciones por parte de Juan Carlos Monedero de Podemos, lean esta nota al respecto publicada en inSurGente:



Indignación y fusilamiento mediático han causado las palabras de Juan Carlos Monedero en un video antiguo done afirmaba, que  “la Policía distribuía heroína donde había una juventud peleona”.

Según sus palabras, su intención era que, en vez de «optar por salidas políticas», la juventud «se metiera en la heroína». Por ese motivo, ETA habría empezado a asesinar a camellos.

«La Policía empezó a distribuir heroína en los lugares donde había una juventud más conflictiva y más peleona». Juan Carlos Monedero, uno de los ideólogos de Podemos, se pronunció de esa manera en un acto de Izquierda Unida en Castilla-La Mancha.

En la época a la que hace referencia Mondero no eran pocas las personas que pensaban lo mismo.

«¿Por qué ETA empezó a asesinar a dealers [camellos] en el País Vasco?», se preguntó Monedero en ese mismo acto. «Porque resulta que se empezó a distribuir heroína por parte de la Policía en sitios donde la gente podía optar por otras salidas políticas, así que era mejor que se metieran en la heroína».

La Confederación Española de Policías (CEP) aseguró este jueves que está tramitando la interposición de una querella contra el portavoz de Podemos, Juan Carlos Monedero, por las "acusaciones de extrema gravedad" que ha realizado contra la Policía.

Asimismo, el portavoz de la CEP expresó que "la Policía jamás ha distribuido droga" y que, más aún, "ha luchado durante muchas décadas contra esa lacra", y agregó que, con sus palabras, este dirigente político ha insultado a un colectivo de cerca de 70.000 hombres "que se han dejado la vida luchando contra el tráfico de droga y el terrorismo" en el País Vasco.

Según Labrado, Monedero está buscando "el enfrentamiento social" y sus palabras son "gratuitas" y "demagógicas". Por ello, dijo que, si prospera la denuncia que están preparando, "tendrá que decir en sede judicial" en qué se basa para decir que las Fuerzas de Seguridad entregaban droga a los jóvenes para que no se dedicaran a cuestiones políticas.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha solicitado al Consejo de la Policía que la Dirección General de la Policía, dirigida porIgnacio Cosidó, emprendan las acciones penales y civiles oportunas contra el portavoz de Podemos, Juan Carlos Monedero, por acusar al Cuerpo de dar droga a los jóvenes para frenar así el avance de ETA.

El SUP hace esta petición "de cara a salvaguardar la imagen de la Policía y del colectivo policial, dignificando la función que con respeto a la Constitución y las leyes desempeñan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad". También pide con ello "dar a conocer al ciudadano la falsedad de las declaraciones del activista y portavoz de la organización política Podemos'".

El Sindicato Unificado de Policía anuncia que, "una vez vistas las medidas que adopte la administración, valorará personarse en la causa o interponer querella contra las citadas declaraciones" que, a su juicio, "suponen un ataque directo" a la Policía, "perjudicando su imagen, la de todos sus integrantes y su normal relación con los ciudadanos, al utilizar los medios de comunicación para verter declaraciones falsas, y desconsiderar gravemente a todas las víctimas del terrorismo de ETA y los policías que en su día dedicaron su esfuerzo y dedicación en la lucha antiterrorista dentro del País Vasco".


Pues claro que están molestos los de las fuerzas represivas - ellos gustan llamarse fuerzas de seguridad - del estado, si se sigue el hilo, por encima de esos tiradores de droga (camellos), tarde o temprano se llegará a algún jefe policíaco, o, como en el caso de los GAL, a un político de alto rango.

Se rasgan las vestiduras y dicen que se falta el respeto a víctimas y policías, policías como esos que fueron acusados y condenados por practicar la tortura en contra de militantes vascos.

¿Se imaginan el escándalo si la comunidad internacional se entera que muchas de las laureadas "víctimas" eran meros narcotraficantes operando a las órdenes de los cuerpos policíacos?





°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario