viernes, 9 de septiembre de 2016

Entrevista a Mark Kurlansky

Efectivamente, desde Naiz les traemos esta entrevista al autor estadounidense Mark Kurlansky, el origen mismo de la etiqueta Arzalluz-Kurlansky que aplicamos a esos hitos en la historia de los vascos y de su diáspora que casi nadie puede creer o que resultan auténticamente paradójicos.

El motivo de la entrevista es la reedición de la versión en castellano de su obra "La historia vasca del mundo".

Aquí la tienen:

«Quieren que los vascos sean como ellos y no entienden que los vascos son ellos mismos»

La pasión de Mark Kurlansky por los vascos, su conocimiento de nuestra realidad y su minuciosa mirada dieron origen a «La historia vasca del mundo», obra que recientemente ha sido reeditada en castellano y que combina con exquisitez el relato de las vidas humanas con la historia económica, política, literaria y culinaria de nuestro país.

Ruben Nieto
La dilatada trayectoria profesional de Mark Kurlansky atestigua su incansable esfuerzo por escribir “buenos libros”; una treintena de obras de ficción, libros infantiles y de ensayo por los que ha recibido numerosos galardones literarios.

Como periodista inició su carrera como corresponsal cubriendo los últimos años del franquismo, sobre todo en Euskal Herria. Y la experiencia atrapó a este escritor y periodista norteamericano, ya que anualmente nos ha vuelto a visitar durante los últimos cuarenta años. A pesar de que casualmente ha abierto un paréntesis en sus viajes a nuestras tierras, hemos podido conocer sus opiniones con motivo de la reciente publicación en castellano de “La historia vasca del mundo” por parte de la editorial El Gallo de Oro. Un libro atemporal e irrepetible, entretenido, anecdótico y muy documentado. Una buena carta de presentación de los vascos en el mundo narrada con destreza y encanto.

¿Cómo y por qué conoció el mundo de los vascos?

Lo conozco desde la época de Franco. Primero como reportero, y después durante la investigación de mi libro. Siempre que he podido he viajado allí, y desde siempre hemos realizado en Euskal Herria nuestras vacaciones familiares.

¿Qué recuerdos tiene de aquellos tiempos?

Tengo muy presente que en tiempos de Franco sentía mucha curiosidad acerca de cómo sonaba la lengua vasca. Nunca la podía oír. A veces, en Hendaia y San Juan de Luz, cuando yo entraba en un bar dejaban de hablar euskara y cambiaban al francés o al español.

¿Qué le sorprendió y que le llama de Euskal Herria?

Nunca pensé que la cultura vasca, especialmente la lengua vasca pudiera volver con la fuerza que tiene. Creo que nunca ha estado el euskara tan vivo como ahora. Eso es algo que me hace sentir feliz. Por otro lado, he subestimado los sentimientos anti-vascos de los españoles no-franquistas e izquierdistas. Una vez que entrevisté a Felipe González antes de su llegada al poder, cuando llegamos al tema de los vascos, me quedé muy sorprendido. Su encantador rostro desapareció de pronto. Se puso muy oscuro, muy tenso, muy rabioso sobre el tema.

A pesar de que podría ser delicado, siempre escribió sin complejos ni autocensuras. ¿Ha recibido críticas por ello?
No me preocupa la crítica. Creo que algunos franceses están enojados porque los encuentro tan represivos como los españoles. Y en algunos aspectos peores. Y los españoles, a veces optan por malinterpretar lo que estoy diciendo. Siempre he sido extremadamente duro contra la violencia. Pero a los españoles les gusta pretender que cualquiera que vea el punto de vista vasco apoya el terrorismo. Entiendo los argumentos de los vascos y ellos no entienden estos argumentos. Quieren que los vascos sean como ellos y no entienden que los vascos son ellos mismos

¿No era una apuesta arriesgada desde un plano comercial? Escribir sobre los vascos en aquella época de tensión política no tendría que ser sencillo…

Realmente no pienso en esas cosas. Si yo fuera una persona preocupada por el plano comercial no me habría convertido en un escritor. Trato de escribir buenos libros. Sin preocuparme por lo que piensen los demás o por tratar de que sea un éxito comercial.

¿La gastronomía define a los vascos, o el carácter de los vascos define su gastronomía?

Siempre es la cultura la que define la gastronomía. Eso es porque es interesante.

Rescate del olvido de un bestseller internacional

La pequeña editorial El Gallo de Oro ha realizado un importante esfuerzo por recuperar esta obra. “La historia vasca del mundo” fue editada por primera vez en lengua inglesa allá por el año 1999. La edición original no ha dejado de venderse en este tiempo, convirtiéndose en un libro de referencia para todos aquellos que han querido saber de nosotros. Su versión en castellano apareció de la mano de la editorial Planeta en el año 2000. A pesar de que se agotara en muy poco tiempo, no fue reeditado. Razones políticas parecen encontrarse tras esta decisión. Igual suerte corrió la versión en catalán publicada en las mismas fechas y que tampoco tuvo continuidad.

Por ello, recuperar este libro ha sido motivo de orgullo para la editorial y de ilusión para el autor. La opinión de Mark Kurlansky ha sido un activo a la hora de facilitar su publicación por una editorial vasca. Principalmente, porque en dos meses verá la luz la traducción al euskara realizada por Peio Onaindia.






°