martes, 23 de mayo de 2006

La Autodeterminación Como Derecho Inalienable

Este análisis nos ha llegado por parte de Prensa Vasca:

EL DERECHO DE AUTODETERMINACIÓN EXISTE

Triunfo de la opción independentista en Montenegro

La Comisión Electoral confirma la victoria de la opción independentista

La Comisión Electoral Estatal ha confirmado la victoria de la opción independentista en el referéndum celebrado ayer en Montenegro, con el 55,4% de los votos. Miles de partidarios de la independencia han salido a la calle a celebrar el resultado.

El derecho de autodeterminación existe. La democracia que reconoce ese derecho es posible. El presidente español José Rodríguez ya no puede seguir jugando a las escondidas con fines electorales. Por eso la semana pasada se adelantó a informar que comenzaba la negociación con ETA en junio. La realización del referendum en Montenegro y el probable triunfo independentista lo descolocaría. Ahora, se cayó el argumento del derecho de autodeterminación como exclusivo para casos de descolonización.

La pregunta de Ibarretxe

El presidente de la CAV preguntó al presidente español si va a respetar lo que decidan los vascos. Lo hizo en un reportaje que le realizó el diario GARA. Juan José Ibarretxe afirmó que ha llegado el momento de alcanzar los acuerdos políticos necesarios para ello. Considera que «la normalización pasa necesariamente por un acuerdo sobre cómo ejercer el derecho a decidir» y emplaza al PSOE a «aclarar si aceptará o no lo que decida la sociedad vasca».

Como es habitual, las frases de Ibarretxe tienen un significado "inminente". Parece que, en cualquier momento, van a cobrar significado. Pero sólo eso. Respondió a una de las preguntas diciendo «El protagonista del futuro es el pueblo vasco, pero lo ha sido también del pasado ­afirma­, y la sociedad vasca hará imposible una vuelta atrás en el ámbito de la violencia y también nos va a exigir que aprovechemos esta oportunidad para alcanzar acuerdos políticos». El pueblo vasco tiene que ver sólo con el pasado o con el futuro, pero no con el presente. Esto es lo que ha dicho. El protagonismo del presente es para las negociaciones entre partidos, mejor dicho, entre burocracias que resuelven los asuntos más importantes de espaldas a sus mandantes.

En el reportaje, se asume como "motor" del proceso, para separar otra vez a Nafarroa. «La principal garantía que tenemos es que las decisiones las vamos a tomar "aquí" y, a su vez, a nadie se le va a imponer nada. Navarra hará lo que quieran los navarros». A este desmembramiento territorial a la hora de decidir, los sostiene con que «No tenemos que plantearnos las cosas en términos cerrados». Repite, con habilidad dialéctica, la versión cargada de soberbia que anunció un alto exponente del PNV de Argentina: «Recuperaremos Euskadi, luego iremos a por Navarra, y después, a revasquizar Iparralde».

Ibarretxe volvió a reivindicar la actuación represiva de la Ertzaintza al servicio de la Audiencia Nacional. «Estamos ante actuaciones que tienen que ver con decisiones judiciales. Haríamos mal y vosotros también haríais mal trasladando a la ciudadanía que ante determinadas peticiones judiciales la policía puede actuar de forma discrecional», afirmó. El pasado viernes, la Ertzaintza actuó violentamente contra tres concentraciones convocadas por Segi en pro de la indepedendencia. A las cargas y los golpes habidos en Donostia, Bilbo y Gasteiz, hubo que sumar las once detenciones realizadas por los agentes en esta última localidad. La dignidad, tan perdida como aquel «Se acata pero no se cumple», cambiado por la expresión del propio Ibarretxe por «Cumpliremos la legalidad (española) como es debido».

La respuesta de Rodríguez

El presidente del Gobierno español le respondió -en el acto del PSE en el BEC de Barakaldo- que «los ciudadanos de Euskadi decidirán su futuro, dentro de las leyes». Las leyes, claro, las impone Madrid, y las vascos deben acatar. La "democracia monárquica" española es un régimen donde el derecho de imposición español está por sobre el derecho de autodeterminación.

En ese mismo acto, Rodríguez, anunció que en junio comunicará a las fuerzas políticas el inicio de un diálogo con ETA «para alcanzar el fin de la violencia». Rodríguez aludió también a Btasuna, diciendo que todas las ideas políticas y sentimientos de identidad son defendibles, siempre por medios políticos, y preconizó el diálogo con todos los partidos para alcanzar «un gran acuerdo de convivencia para Euskadi y de Euskadi en España».

Insuficiente

La declaración, que se oficializará en el Congreso de los Diputados, es importante porque, junto con el alto el fuego permanente decretado por la organización armada vasca, abre uno de los caminos por los que debe transitar el proceso de paz y de normalización democrática. Pero en medios abertzales, se considera insuficiente este paso, puesto que el conflicto es de Euskal Herria con el estado español, no ETA con el Gobierno de Madrid.

En su editorial de hoy, GARA dice que hay «soluciones que deben ser abordadas en Euskal Herria por el conjunto de agentes políticos de este país». Y este es un asunto urgente, por la situación de apartheid, de ilegalización, de criminalización, que mantiene parias políticos, impropio de un sistema democrático.

Salvo el Partido Popular, la casi totalidad de fuerzas políticas y sociales está de acuerdo en sentarse alrededor de una mesa a negociar la solución, que ha de basarse en el respeto de los derechos que, como pueblo, le corresponden a Euskal Herria.

Más compromisos

El portavoz abertzale Arnaldo Otegi reiteró el sábado que «ya ha llegado el momento de construir la mesa de diálogo multilateral», apuntando a la misma como «la mejor garantía que necesitará el proceso». Anunció que la semana próxima adoptarán «nuevos compromisos» en esa línea, con el fin de buscar desde el compromiso propio el del resto de los agentes. También reclamó a los estados español y francés «que cesen todas las agresiones contra este pueblo».

El portavoz independentista insistió una vez más en que «no hay ninguna duda de que nos encontramos frente a una oportunidad histórica», a la vez que lamentó que también hay quien desde el inicio de este proceso «ha intentado no sólo sabotearlo, sino hablar de esta oportunidad histórica en términos de manipulación ideológica y de intoxicación».

Batasuna también aprovechó la cita de ayer para dar a conocer su propuesta «Euskal Herria ezkerretik eraiki» («Construir Euskal Herria desde la izquierda»), cuya presentación pública estaba prevista hace ya varios meses, si bien la ilegalización motivó que no fuera así.

La formación concretó dicha estrategia a través del proceso Bide Eginez y, tal y como indicó Marije Fullaondo, se trata de «una herramienta». «Batasuna tiene su proyecto político propio, que es el de una Euskal Herria independiente, socialista y euskaldun. Pero ese proyecto sólo se conseguirá por la vía de la lucha».

De todos modos, la portavoz independentista también explicó, ante más de medio millar de personas, que para poder llevar a cabo la lucha a la que apelan «necesitamos nuestra propia línea de trabajo, una alternativa política integral. Y eso es ‘Euskal Herria ezkerretik eraiki’, una alternativa política integral para una estrategia popular global», puntualizó.

Batasuna cree necesario «un estado propio» para «conseguir la transformación social, y para transformar el modelo social no nos queda otra que acabar de cuajo con el sistema capitalista», indicó. Y es que, según agregó, «queremos construir un nuevo orden social y económico que reniegue de cualquier tipo de explotación». También para ello la formación tiene su propia alternativa: «La democracia socialista vasca. La alternativa que, incluyendo los valores universales del socialismo, se adapte a la personalidad y características del pueblo vasco».

Lo que viene

Hay intensas gestiones por la Mesa multipartita. Hay tiras y aflojes con respecto a las condiciones. La izquierda abertzale ha puesto a disposición de esta iniciativa paciencia y capacidad de concesión. Las especulaciones de Madrid y Lakua giran más en torno al tema electoral que en dirección a los objetivos declarados públicamente. ¿Tiene opciones esta etapa del proceso, que no sea seguir avanzando hacia la mesa de negociaciones? Batasuna advirtió que la situación es delicada y que todo es «reversible». Aún así, los costos políticos ya son muy elevados como para asumir la responsabilidad de un fracaso.

Lo ocurrido en Montenegro, al fin de cuentas, cobra mayor relevancia frente a las referencias de siempre, de Irlanda y Catalunya. Da un notorio envión. Hay mucho, muchísimo camino por recorrer, pero cada vez está más claro para todos hacia adónde se dirige este tren.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario