jueves, 18 de mayo de 2006

El Olvido de Ardanza

La edición digital de Gara ha publicado los pormenores de lo sucedido hoy durante la farsa del macrojuicio 18/98, aquí los tienen:

«Antton», desde su propia experiencia, desarbola la tesis principal de la Fiscalía

Nueve testigos llamados por la Fiscalía declararon ayer, entre ellos el prisionero vasco Carlos Almorza y la trabajadora de GARA Marga Izaga, y en todos los casos los testimonios fueron en favor de la defensa. Eugenio Etxebeste e Iñaki Herrán insistieron, como otros han hecho antes, que ETA no tiene relación orgánica con ninguna otra organización.

MADRID

Desde que siendo universitario ingresara en la organización armada, en 1972, hasta 1984, cuando comenzó un largo periodo de deportación, Eugenio Etxebeste, Antton, conoció de primera mano tres etapas y formas de estructurarse de ETA: aquella que desde la V Asamblea funcionó en cuatro frentes, el Político, el Militar, el Obrero y el Cultural; la que tras la escisión de 1974 pasó a denominarse ETA político-militar; y aquella que entonces se llamó ETA militar y que luego asumiría en exclusiva las siglas de Euskadi Ta Askatasuna.

Una dilatada experiencia de la que ayer se valió para desacreditar la principal tesis de la acusación del sumario 18/98. Aquella que sostiene que la organización armada se vale de otros organismos para desarrollar sus actividades y que mantiene a militantes «desdoblados» en otras organizaciones.

Una tesis que descartó de plano y que tildó de disparatada porque, como recordó, esa misma organización calificó de «error histórico» esa estrategia de desdoblamiento y doble militancia por la que sí apostó años antes ETA-pm.

Etxebeste, después de contestar al fiscal, Enrique Molina, y rechazar que ETA tuviera relación orgánica con KAS, expuso con detalle el proceso que, tras la acción que costó la vida a Carrero Blanco y las posteriores detenciones, desembocó en la desaparición de la estructura de frentes y en la división entre ETA-m y ETA-pm.

Explicó que, tras aquel debate, formulado en un Biltzar Ttipia de 1974, él optó por la estructura político-militar frente a la que optaba por que ETA desarrollara exclusivamente una actividad armada y tuviera un carácter independiente de cualquier otro organismo. Sobre esta base, detalló que ETA-pm sí que impulsó, siempre bajo una misma estructura orgánica, diferentes organismos sociales y políticos que implementaran su estrategia político-militar.

Como ejemplo relató su caso, en el que se responsabilizó de la organización en Donostialdea y luego en todo el herrialde, y que esa responsabilidad englobaba tanto a los comandos armados como a las organizaciones de masas. También afirmó que él participó como representante de ETA-pm en reuniones de KAS, cosa que no hacía ETA-m, y recordó que la organización político-militar impulsó la creación de un partido político siempre bajo la misma estructura.

La constatación de que esa estructuración volvía a adolecer de los errores de la estructura de frentes, y divergencias políticas de fondo con la dirección de ETA-pm, llevó a Etxebeste y a otros miembros de la organización a confluir con ETA-m, que después sería sólo ETA.

En esta organización, en ningún momento oyó que se plantearan desdoblamientos o dobles militancias. «Sería absurdo», declaró ayer, concluyendo que «si alguien planteara eso sería otro motivo de escisión».

También rechazó que durante su deportación en Santo Domingo hubiera recibido visitas de representantes de KAS, y recordó que todas las visitas que recibía eran bajo el conocimiento del Gobierno español, del francés y del dominicano.

Emisario de Mayor Oreja

Al igual que Antton, el ex preso político de Bilbo Iñaki Herrán insistió tajantemente en el carácter «totalmente autónomo e independiente» de ETA, organización que, según destacó, «no admite injerencias de nadie y tampoco pretende dirigir o fiscalizar la actividad de ninguna otra organización».

Detenido en 1999 en París, Herrán señaló que él participó en el aparato de relaciones internacionales de ETA, que sólo componían militantes de la organización armada, y relató que entre sus quehaceres estaba mantener relaciones con otros grupos armados, agentes políticos y gobiernos.

A modo de ejemplo, explicó que un emisario del ex ministro de Interior español Jaime Mayor Oreja se reunió con ellos apenas unas horas después de la acción que costó la vida a un concejal del PP de Sevilla, partido que «mientras estuvo en el poder siempre intentó mantener una vía de comunicación con ETA».

«Me dieron dos monumentales hostias delante de Ardanza»

En 1982, el arrasatearra Antonio Elorza, cuando supo que la Policía española había acudido en su busca, marchó a Madrid a ponerse a disposición del juez, viaje que hizo acompañado con quien era primer edil de Arrasate y posterior lehendakari, José Antonio Ardanza. «Nada más entrar me dieron dos hostias monumentales delante del alcalde de Mondragón», recordó ayer, emocionado, explicando que los policías amenazaron a Ardanza con recibir el mismo trato si no salía a la calle. A partir de ahí, «diez días de torturas y malos tratos» y tantos interrogatorios como días incomunicado. El fiscal ha incorporado al sumario la declaración policial que consta como suya y que él no reconoció ayer. -


Llama poderosamente la atención lo referente a José Antonio Ardanza que ya como lehendakari no hizo nada, absolutamente nada en favor de la autodeterminación de Euskal Herria. Que falta de dignidad, que falta de valentía.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario