viernes, 5 de mayo de 2006

En la Gran y Democrática Europa

Es obvio que la paranoia estadounidense se ha extendido a Europa. Lo peor de todo es que a causa de esto los europeos siguen el camino señalado por el genocida George Bush, implantando leyes draconianas que van en contra de las garantías individuales y los derechos humanos de los ciudadanos europeos.

Behatokia indica que la cosa va más lejos en Euskal Herria.

Aquí está la nota al respecto que apareció en Gara:

Vascos en el foro social de Atenas

«Euskal Herria es el laboratorio represivo europeo»
Behatokia denuncia las restricciones de libertades con «la excusa de la seguridad»

Giza Eskubideen Behatokia participó ayer en un seminario sobre el aumento de las coacciones de libertades en el marco europeo. Trasladó al Foro Social la realidad que se vive en Euskal Herria, y citó expresamente los casos de la organización juvenil Segi y el movimiento pro amnistía.

Atenas

La representante de Giza Eskubideen Behatokia Iratxe Urizar participó ayer en el seminario «Leyes antiterroristas, listas negras y políticas de seguridad en Europa», en el marco del Foro Social Europeo que se celebra estos días en Atenas, y trasladó la realidad que se vive en Euskal Herria en cuanto a las coacciones de libertades. Se centró en los casos de la organización juvenil Segi y del movimiento pro amnistía.

Urizar, que participó junto a miembros de organizaciones en defensa de los derechos humanos de Inglaterra, Alemania e Italia, arrancó su intervención contextualizando el auge de las restricciones de libertades con el incremento de la llamada «lucha antiterrorista», tras los atentados perpetrados en Nueva York y Madrid, y la construcción paralela de la Unión Europea.

Euroorden y prisión preventiva

Aun y todo, la representante de Behatokia hizo hincapié en que las medidas represivas que los estados de la Unión Europea paulatinamente han ido acogiendo ­euroorden, acuerdos de Schengen y Maastricht, listas negras...­, estarían planteadas con anterioridad a los citados atentados. Para ello, expuso como ejemplo que la inclusión de la organización juvenil Segi en la lista negra de «grupos terroristas» de la Unión Europea fue con anterioridad a que el juez Baltasar Garzón emprendiera acciones judiciales y policiales contra sus miembros.

Urizar expuso a los presentes cómo dos organizaciones con una entera actividad pública son criminalizadas en la Unión Europea, y tachadas de «ilegales», aún sin haber una sentencia firme. Citó la incongruencia, por ejemplo, de que el Estado español tilde de ilegal a Segi, mientras que el Estado francés no actúa de forma directa contra la misma. Expuso el desarrollo de la dinámica de ilegalización del Estado español, las aplicaciones de la euroorden contra militantes de Segi, la permanencia en prisión preventiva de cerca de cuatro años o el juicio celebrado en la Audiencia Nacional española.

La representante de Behatokia señaló que «el estado de excepción silenciado que vivimos en Euskal Herria es el laboratorio represivo que se sitúa en el centro de la Europa Occidental» y alertó de la posible extensión a otros países.


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario