viernes, 26 de mayo de 2006

Hacer Frente a la Violencia Estatal

El tripartito ha actuado ya sea con suma apatía hacia el proceso de paz o con abierto colaboracionismo para con lo dictado desde Madrid durante los meses que han transcurrido desde el cese el fuego de ETA, es por eso que Etxerat les hace un llamado de acuerdo con esta nota publicada en Gara:

Etxerat exige a PNV, EA y EB que «hagan frente a la violencia estatal o dimitan»

«Seguimos padeciendo la violencia que ejercen los estados español y francés», manifestaron ayer Estanis Etxaburu y Argitxu Martínez, en nombre de Etxerat y acompañados por familiares de presos en la víspera de otro último viernes de mes marcado por la dispersión. Expusieron media docena de ataques ocurridos en las últimas semanas, y, tras denunciar «la impunidad» de los estados, calificaron de «cobardía política» la actuación de PNV, EA y EB.

DONOSTIA

Etxerat compareció ayer para exigir «compromisos prácticos para entre todos acabar con esta criminal y obstruccionista política de los estados que no hace más que causar sufrimiento e impedir una verdadera solución». En este sentido, Estanis Etxaburu y Argitxu Martínez denunciaron el uso de los represaliados para «el chantaje político y condicionar así una verdadera solución al conflicto que ha llevado a miles de nuestros familiares a padecer la tortura, la prisión, el exilio e, incluso, al cementerio».

«Cuando hablamos de una verdadera solución ­añadieron­ nos referimos a lo que no fue en 1977, es decir, pedimos una solución que no posibilite la creación de nuevos presos, exiliados y familiares». «Nuestro día a día es un tema de profundo sufrimiento causado por un conflicto no resuelto», subrayaron Etxaburu y Martínez.

Seis ejemplos

Como ejemplo de la vulneración de derechos que se siguen produciendo en el interior de las prisiones, citaron media docena de casos ocurridos en las últimas semanas. Uno de ellos es el de Jon Agirre Agiriano, que, pese a haber cumplido ya 25 años en prisión y sufrir diferentes dolencias incurables, ha visto cómo se le deniega de nuevo la liberación a partir del artículo 92. A Juanjo Rego, también con múltiples dolencias crónicas, le han rechazado la suspensión de la condena.

En Muret, mientras, Xabier Etxebarria «fue agredido por funcionarios que le propinaron fuertes golpes en las costillas. Además de la paliza, lo han tenido diez días en una celda de castigo», relató Etxaburu.

Añadió la reciente extradición desde México de seis ciudadanos vascos y su encarcelamiento. «En aplicación de una resolución del Tribunal Supremo español, ya son cuatro (José Ignacio Gaztañaga, Txomin Troitiño, Joseba Artola y Jesús Bollada) los presos a los que les ha alargado supuesta en libertad, prevista para estas últimas semanas. Sin olvidar los casos de Iñaki de Juana, Filipe Bidart y de más de un centenar de familiares presos secuestrados que tienen cumplidas sus tres cuartas partes de la condena».

Destacó también el accidente que padeció el 7 de mayo un amigo del preso Asier Uribarri cuando regresaba de la cárcel asturiana de Villabona. «Sufrió un tirón en las cervicales, tiene lesionada una vértebra, padece dolores en el pecho cuando respira y tiene golpes por todo el cuerpo. Este es el décimo siniestro en lo que llevamos de año. Las personas afectadas son 21», resaltó Estanis Etxaburu.

A su lado estaban Salvadora Arranz, madre de Txomin Troitiño ­que debía haber salido en libertad el pasado día 5­; Mariluz Sebastián, compañera de Rego; y Paki Justo, cuñada de Félix Salustiano García, extraditado por las autoridades mexicanas. Detrás de ellas, un nutrido grupo de allegados.

«Lo nuclear»

Tomando como base estos casos, Etxerat concluyó que «resulta evidente la total impunidad de los estados y la responsabilidad de los partidos que gestionan las instituciones de nuestro país, PNV, EA y EB, empezando por el lehendari». «Nos preguntamos qué hacen ante tanta vulneración de derechos y qué hacen para que les apliquen su estatus político y los repatríen», incidió.

Este organismo no dudó en calificar de «cobarde» la actuación de los citados partidos, que «ayudan a solapar esa violencia de los estados». Y les emplazó a «hacerle frente o dimitir».

«Nos causa temor que las instituciones no adopten compromisos ante tanta impunidad, tanto secuestro, tantas normas de excepción... Lo nuclear no es unos kilómetros arriba o abajo, sino que hablamos de aislamiento, soledad, maltrato, intervenciones, prohibiciones, humillaciones, enfermedades, agresiones físicas, tortura, muerte», remarcó.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario