martes, 13 de diciembre de 2016

La Eterna Violencia Españolista

Ya lo hemos señalado antes y lo volveremos a repetir cuantas veces sea necesario, el régimen español ha sido muy hábil para ocultar su centenaria inclinación por la violencia política tras una cortina de cínico victimismo.

Como prueba, este botón.

En Deia han dado a conocer que un vasco colaboracionista ha sido arrestado acusado de ser "yihadista". Perteneció a los GAL. Fue detenido y juzgado. Andaba libre.

Repetimos.

Andaba libre.

¿Por qué estaba libre Daniel Fernández Aceña?

¿Por qué no está en una cárcel del estado francés por haber cometido un acto terrorista en territorio francés en contra de un, según los jacobinistas, un ciudadano francés?

Sencillo, el asesinato que cometió fue realizado en favor del fascismo.

El jacobinismo estuvo - y está - dispuesto a obviar los excesos represivos del franquismo.

Los fascistas, sin importar su denominación local, han sido, son y serán cómplices en el negocio del exterminio de naciones enteras.

Así de sencillo. 

Andaba reclutando para DAESH, pero tras lo de Alepo y Palmira es obvio que Madrid ha preferido replegarse. De ahí su tan publicitada captura.

Lean ustedes:


Cumplió condena por el asesinato del ferroviario Jean Pierre Leiba en Hendaia en 1984

La Guardia Civil ha detenido este martes en la ciudad de Segovia al vasco Daniel Fernández Aceña, un exmiembro de los GAL --cumplió condena por el asesinato del ferroviario Jean Pierre Leiba en Hendaia en 1984--, por su reciente autoadoctrinamiento en el yihadismo, hasta el punto de que "tenía la determinación de cometer un atentado terrorista".

Según ha informado Interior, el individuo es considerado como muy peligroso "y no se descarta que pueda tener acceso a armas de fuego, por lo que se ha activado a la Unidad Especial de Intervención de la Guardia Civil para la práctica de la detención del mismo".

La agentes de la Guardia Civil están realizando registros en el domicilio del arrestado en Segovia y en otra vivienda de la localidad de La Granja (Segovia), donde esperan obtener elementos que ayuden a reconstruir posibles planes para atentar, y si para su ejecución contaba con ayuda de terceras personas, ya sea en España o en otros países. También se investiga si mantenía algún tipo de conexión con personas integradas dentro de la dinámica del DAESH.

El detenido se había autoadoctrinado "en el extremismo religioso de carácter yihadista, que realizaba labores de difusión de propaganda de DAESH y tenía la determinación de cometer un atentado terrorista". Había viajado a zonas de conflicto en Afganistán, Siria y Palestina, donde dijo haber estado dispuesto a cometer atentados suicidas si hubiera tenido la ocasión.

La investigación de la Guardia Civil permitió detectar la presencia de este individuo radicalizado, muy activo en redes sociales que actuaba en favor de organizaciones yihadistas. Desde el verano de este año había acelerado su proceso de radicalización, manifestando su apoyo a las acciones terroristas cometidas en Europa a lo largo de los últimos meses.

Según Interior, su alto nivel de radicalización le llevó, presuntamente, a intentar conseguir los medios para cometer un atentado terrorista, "estando dispuesto a realizar acciones suicidas de carácter indiscriminado contra medios de transporte".

Desde 2015, año en el que el Ministerio del Interior elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA-4), las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a un total de 173 presuntos terroristas yihadistas.



Nota: Como es nuestra costumbre cada vez que la prensa hace el favor de pixelear el rostro de un terrorista de estado convicto, nos hemos dado a la tarea de complementar esta nota con fotos de Daniel Fernández Aceña. Faltaba más.






°