sábado, 17 de diciembre de 2016

Operación Fascista en Luhuso

Una vez más Madrid y París apuestan por la violencia, una vez más queda claro para quien quiera verlo que estos dos estados se niegan a renunciar a su genocida pasado colonialista.

Les invitamos a leer esta nota publicada en EiTB:


Una manifestación ha recorrido Baiona durante la tarde del sábado para condenar la operación y reivindicar la liberación de los arrestados.

Cinco activistas y sindicalistas de Iparralde que se habían ofrecido a ETA para mediar en el proceso de desarme y destrucción de armas fueron detenidos el viernes por la noche en una operación de la Guardia Civil en la localidad labortana de Luhuso. Un tweet publicado por la cuenta @bakeaEHan informaba a las 20:30 horas de la operación:



Según informó después el portal Mediabask, los arrestados fueron Mixel Berhokoirigoin (antiguo presidente de Euskal Herriko Laborantza Ganbara) y Txetx Etxeberri (miembro de los movimientos Demo y Bizi), dos personas muy conocidas en Iparralde y vinculadas a sindicatos agrarios y movimientos por la paz.

También fue detenida la dueña de la casa donde se produjeron los arrestos, periodista de Mediabask y antigua corresponsal de Radio Euskadi Beatrice Molle, así como un cámara que trabaja como freelance y que se disponía a grabar la reunión (Stephane Etxegarai) y un viticultor de Baigorri (Mixel Bergougnan). Todos ellos fueron trasladados a la comisaría de Baiona.

A pesar de que las primeras informaciones apuntaban a la detención de Mixel Tubiana (presidente de honor de la Liga por los Derechos del Hombre de Francia), él mismo lo ha desmentido tras asegurar que no participó en la reunión que tuvo lugar el viernes en Luhuso. Según ha asegurado al diario Le Monde, el Gobierno de Francia tenía conocimiento de la operación.

En una carta de los activistas que trascendió tras el arresto, señalaban que como "miembros de la sociedad civil y sin ningún lazo ni subordinación a ETA, hemos decidido comenzar con el proceso de desarme de la organización armada y proceder a la destrucción de un primer stock de armas" que supondría "alrededor del 15% del arsenal del que dispone ETA".

ETA aceptó la mediación, según dos cartas publicadas por Mediabask

También se hicieron públicas dos cartas de ETA, fechadas los días 19 de octubre y 16 de noviembre, en las que la banda armada aceptaba la mediación de estas tres personas y abogaba por "delegar en la sociedad civil la responsabilidad política del desarme".

"Os pedimos una sola cosa: que el procedimiento utilizado no deje ningún margen a una lectura deshonesta en términos de vencedores y vencidos", indicaba ETA en la segunda de las cartas remitidas a los tres activistas y redactada en francés.

"Nuestro objetivo es el de poder declarar en el plazo más breve posible que ETA ya no es más una organización armada", sostenía la banda.

El Gobierno de Francia confirmó los cinco arrestos de Luhuso

El Ministerio francés del Interior confirmó este sábado el arresto el viernes por la noche de cinco personas "en relación con la organización terrorista ETA". En un comunicado, el ministro del Interior, Bruno Le Roux, consideró la operación como "un nuevo duro golpe a ETA" tras el descubrimiento de otro depósito de armas de la banda armada el pasado 12 de octubre en un bosque situado a 100 kilómetros al noreste de París, en el municipio de Carlepont.

Informó, a su vez, de la incautación de un "importante" depósito de "armas, explosivos y municiones" en la localidad labortana de Luhuso. Según el Ministerio del Interior del Gobierno de España, el depósito descubierto por la Guardia Civil y agentes franceses contenía decenas de armas, abundante munición, explosivos y material para la confección de artefactos y bombas lapa.

Reacciones en cadena tras la operación

Las reacciones no se hicieron esperar tras las detecciones de Luhuso. PNV, EH Bildu, Elkarrekin Podemos, PSE y PP manifestaron sus opiniones en Radio Euskadi, mientras que el Gobierno Vasco hizo público un comunicado en el que reiteró la necesidad de "un desarme verificado".

Además, el senador socialista Frédérique Espagnac mostró su apoyo a Txetx Etxeberri y a Mixel Berhokoirigoin, porque trabajan sin violencia por la paz. Por otra parte, el vicepresidente de derechas del consejo del departamento de los Pirineos Atlánticos Max Brisson aseguró no entender lo ocurrido, y lamentó que el Gobierno de izquierdas se muestre en contra del desarme.

También se han pronunciado el sindicalista y eurodiputado José Bové así como el presidente de Córcega Gilles Simeoni para pedir que los detenidos sean puestos en libertad.





°