martes, 20 de diciembre de 2016

Los Artesanos de la Paz

El pueblo vasco ha "bautizado" a los cinco represaliados políticos de Luhuso como "artesanos de la paz".

En este artículo publicado en Gara nos relatan los diferentes llamados a la solidaridad que se han dado en diferentes puntos de Euskal Herria y el sur de el estado francés desde que se diera a conocer el secuestro de los cinco involucrados en el proceso de DDR de ETA.

Aquí lo tienen:


El fin de semana concluye con nuevas movilizaciones de apoyo a las cinco personas detenidas en Luhuso por implicarse en el desarme de ETA. A la marcha del sábado en Baiona le siguió otra ayer en Donibane Garazi, donde hoy habrá otra protesta. El periodo de detención se ha prolongado hasta el martes a las 20.30. Serán llevados a París.

Ion Salgado

Las muestras de apoyo a los «artesanos de la paz» se han sucedido todo el fin de semana en Ipar Euskal Herria, convulsionada por la operación y por la identidad de los detenidos, muy conocidos. Ayer, horas después de que 4.000 personas reclamarán en Baiona la puesta en libertad de los cinco, otra marcha recorrió las calles de Donibane Garazi, de nuevo bajo el lema “Atxilotuak askatu. Libere les ‘Artisans de la paix’”.

La capital de Nafarroa Beherea (Luhuso se sitúa entre Lapurdi y este herrialde) se movió también para denunciar el arresto de «Txetx» Etcheverry, Michel Berhocoirigoin, Béatrice Molle-Haran, Michel Bergougnan y Stéphane Etchegaray, a los que cabe sumar a Michel Tubiana, que no fue detenido exclusivamente porque todavía no había llegado a Luhuso.

Según informó Mediabask, los detenidos, a los que se pretendería acusar de «asociación de malhechores con fines terroristas» e «infracción a la legislación tenencia de armas y explosivos», se encuentran todavía en la Comisaría de Baiona a la espera de pasar a disposición judicial. El periodo de custodia ha sido prolongado hasta el próximo martes a las 20.30. Tras algunas dudas iniciales, se da por seguro que serán llevados a París, probablemente hoy.

Además, este lunes están previstas nuevas marchas en apoyo a los arrestados, cuya única responsabilidad real es haber participado voluntariamente en el impulso al desarme de ETA, tal como revelan las cartas publicadas por Mediabask y recogidas por GARA en su edición de ayer. En una misiva inicial fechada el 3 de octubre, Tubiana, Berhocoirigoin y Etcheverry anunciaban a ETA que «estamos dispuestos a implicarnos, proponiendo nuestra participación concreta en las iniciativas que puedan posibilitar que este proceso de desarme culmine y el que el proceso de paz avance».

Esta propuesta fue bien recibida por ETA, que una semana más tarde mostró su disposición a «acometer mediante los agentes internacionales y la sociedad civil la inutilización o puesta fuera de uso de las armas y la destrucción de los arsenales, aunque no quepa renunciar a la participación de los gobiernos, a fin de que el proceso tenga mayor seguridad».

En una carta posterior de este cruce de mensajes, recogiendo el planteamiento de estos tres activistas, ETA anunciaba que deja en manos de la sociedad civil «la responsabilidad del proceso de inutilización de las armas. Nuestro objetivo es declarar lo antes posible a ETA como organización desarmada».

Convocatoria de Bake Bidea

Además de las manifestaciones previstas en Luhuso y Donibane Garazi, hoy también tendrá lugar una reunión de agentes políticos, sindicales y sociales convocada por Bake Bidea en Baiona. El Foro Social Permanente hizo suya ayer la cita y aplaudió la unión de diferentes formaciones y colectivos, evidenciada desde el primer momento con la reunión urgente y la manifestación del sábado tarde en la capital labortana.

«Esta es, justamente, la primera representación de lo que propusimos en el III Foro Social que celebramos en Gernika: una triangulación basada en la instituciones, la sociedad civil y la labor de la Comisión de Verificación y Monitoreo, con el apoyo de los partidos políticos. Todos juntos para apoyar un camino civil hacia el desarme total de ETA frente a la actitud irresponsable de los estados español y francés», añadió. Y destacó que la marcha de Baiona ha puesto de manifiesto que «somos miles las personas que estamos dispuestas a ser artesanas de la paz y a coger el testigo de los cinco detenidos».

A este respecto, el Foro Social Permanente se preguntó qué horizonte barajan los estados: «¿Llenar las comisarias de detenidos? ¿O reflexionar y acometer el camino del desarme ordenado en modos a acordar?».

«La operación policial deja en evidencia que, para que este desarme pueda desarrollarse en condiciones adecuadas, son necesarias, de una parte, garantías de seguridad para los intervinientes en este proceso y, de otra, la participación y colaboración de los responsables institucionales, partidos políticos, agentes de la sociedad civil y de la comunidad internacional», señaló. El Foro ya invitó hace un mes desde Aiete a los gobiernos de Gasteiz e Iruñea a implicarse en estas tareas.

Otegi llama a responder en Hego Euskal Herria con la misma unidad que en Baiona

El líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi, puso en valor la respuesta dada por las fuerzas políticas de Ipar Euskal Herria a la operación de Luhuso. «Si en el sur del país se diera el nivel de alianzas, compromisos y movilizaciones del conjunto de las fuerzas políticas del norte, seguramente la estrategia del Estado español ya no tendría más recorrido», destacó Arnaldo Otegi, instó a la sociedad civil y a los partidos a lograr en Hego Euskal Herria el «compromiso de Iparralde».

«Llenar la calle para defender la paz y la solución», reclamó Arnaldo Otegi, en una rueda de prensa de EH Bildu en Donostia en la que estuvo acompañado por Miren Aranoa, Julen Arzuaga e Ikerne Badiola.

Otegi también censuró la actuación de los estados, que han decidido «sabotear» el camino emprendido por la sociedad civil «porque necesitan que el conflicto siga abierto». «Los estados español y francés se sitúan en un esquema de vencedores y vencidos, en una lógica de guerra y conflicto frente a un escenario y una sociedad que reclama pasos hacia la paz y la resolución. Por eso se empeñan en operaciones de sabotaje, y solo así se entiende el absurdo de que arremetan contra conocidas personas de diferentes ámbitos sociales que intentan colaborar en el desarme de una organización que hace cinco años declaró que abandonaba la vía armada de manera definitiva, como lo hicieron antes contra los verificadores internacionales», señaló.

A su juicio, ha llegado el momento de actuar con «responsabilidad y coraje», de poner en valor el compromiso de «Txetx» Etcheverry, Michel Berhocoirigoin, Beatrice Molle-Haran, Michel Bergougnan y Stéphane Etchegaray. «Tenemos que situar a la sociedad civil en esa dirección para que se convierta en protagonista y sujeto principal en la consecución de soluciones integrales y definitivas».





°