jueves, 29 de diciembre de 2016

No Son Héroes

Les presentamos el reportaje que Gara ha publicado con respecto a la detención en Grecia de los internacionalistas Begoña Huarte y Mikel Zuloaga:


Mikel Zuloaga y Begoña Huarte, los dos activistas vascos detenidos el martes en Grecia por intentar traer a Euskal Herria a ocho personas refugiadas desobedeciendo la legislación europea, pasarán hoy ante el juez acusados probablemente de «trata de personas». Una comparecencia multitudinaria en Bilbo respaldó la acción «humanitaria».

Nerea Goti

«Declaramos públicamente que hemos trasladado ilegalmente a personas refugiadas. Manifestamos que asumimos las consecuencias de la iniciativa desde la no colaboración con esta barbarie comparable a otros grandes exterminios de la historia». Es el testimonio que los activistas vascos Mikel Zuloaga y Begoña Huarte, detenidos el martes en Grecia, dejaron previamente grabado en un vídeo, en el que explican que su acción «sin ánimo de lucro y autofinanciada por diversas personas de los movimientos sociales, no tiene más fin que la solidaridad humana y la denuncia política».

En su alegato, defienden «el derecho de las organizaciones sociales, la ciudadanía, la gente de buena fe» a desobedecer «trayendo a personas refugiadas y haciendo de Euskal Herria tierra de acogida», mientras los gobiernos «sigan legalizando el horror, vulnerando los derechos humanos e incumpliendo su raquítico cupo» de acogida a personas refugiadas.

Zuloaga y Huarte fueron detenidos la tarde del martes en el puerto de Igoumenitsa. Viajaban en una autocaravana acompañados de ocho refugiados que trasladaban ocultos. Se disponían a acceder al ferry que cruza el Adriático con destino a Italia y de allí, el plan consistía en traerlos por carretera a Euskal Herria. Policías griegos de paisano interceptaron la autocaravana y detuvieron a los dos cooperantes vascos.

La noticia, llegada a Euskal Herria por la mañana, generó una sacudida en los movimientos sociales y en organizaciones políticas y sindicales, que organizaron una comparecencia de urgencia en Bilbo para mostrar su total respaldo a la acción humanitaria.

Dispuestas a «pringar»

Representantes de partidos políticos, sindicatos y colectivos, acompañados de multitud de personas que acudieron a título individual abarrotaron la comparecencia ante los medios en Bilbo, en la que reclamaron la inmediata excarcelación de los activistas e hicieron un llamamiento «a la desobediencia civil frente al trato que reciben las personas migrantes».

«Somos una representación plural de diferentes organizaciones», destacaron, para agregar que defienden la obediencia a los derechos humanos «no a leyes injustas. «No han cometido ningún delito», remarcaron, y explicaron que la iniciativa de Zuloaga y Huarte responde a «una acción cofinanciada por muchas gentes de buena voluntad que se han querido pringar en esta iniciativa».

Tras detallar las circunstancias en las que se produjeron los arrestos, comentaron que contactaron con los dos activistas, que «se encuentran bien». Tal y como indicaron, pasarán hoy a disposición judicial y se conocerán entonces los cargos de los que se les acusa, probablemente relacionados con el «tráfico de seres humanos», delito duramente castigado en Grecia. Dejaron claro a este respecto que esta no es la única acción humanitaria que se ha intentado criminalizar. «Quienes saltaron al mar para rescatar personas también fueron acusados de trata», recordó una participante.

«No somos héroes»

Lanzaron un último mensaje que, según insistieron, les trasladaron los propios Zuloaga y Huarte, en el que solicitaban no ser tratados como «personas diferentes ni héroes», sino como «parte de un movimiento de personas muy amplio que llama a desobedecer leyes injustas».

Hibai Arbide, periodista vasco que fue testigo de la detención de los activistas vascos, recogió ayer en su cuenta de Twitter testimonios de Zuloaga y Huarte, clarificando que en Grecia sí se puede hablar con los detenidos. Según relata, la activista navarra comentó que la liberación de los refugiados fue «el momento más bonito». «Nos han abrazado y dicho gracias. Hemos dicho ‘volveremos’», señaló.

Escribió, asimismo, algunas palabras de Zuloaga, que manifestó que «ahora ya sabemos qué ha fallado» y avanzó que «la próxima vez todo va a salir bien, porque claro que vamos a ayudar a refugiados a viajar de nuevo». Arbide apuntó, además, que una de las personas refugiadas relató presiones de la Policía para que dijera que Zuloaga y Huarte son traficantes.

En un comunicado, el Gobierno de Lakua indicó que «comprende la motivación de indignación y desacuerdo», pero «no comparte el método elegido». Agregó también que el Ejecutivo está «en contacto con la Plataforma Ongi Etorri Errefuxiatuak, las familias, el Gobierno español y el Gobierno griego».

En la misma línea, el Gobierno navarro consideró «comprensible» la indignación por la política europea de refugio y asilo, pero añadió que debe velar porque las llegadas a Nafarroa de refugiados se hagan «dentro de los cauces legales».

Preguntados por su valoración de estas gestiones de Lakua, los portavoces de los movimientos sociales consideraron que «cada quién es responsable de sus estrategias y del papel que juega en la sociedad».

Tras la comparecencia, en la que anunciaron que habrá movilizaciones para apoyar este tipo de acciones desobedientes, se improvisó una masiva concentración, en la que se corearon lemas como «La solidaridad no es delito» o «La guerra mata, Europa remata».

Formaciones como EH Bildu, Sortu, Podemos o Ezker Anitza expresaron su apoyo a la iniciativa de los activistas vascos. La coalición soberanista instó a las instituciones de la CAV y Nafarroa a interceder en favor de Zuloaga y Huarte y subrayó que «defender los derechos humanos y la justicia social no pude ser castigado».

Perfil [ Mikel Zuloaga] | Conocido activista de la desobediencia

El bilbaino Mikel Zuloaga es un conocido activista de los movimientos sociales vascos, ligado desde hace décadas a la defensa de la desobediencia civil. Autor del documento «Piztu Euskal Herria», en el que aportaba un marco de reflexión dirigido a los organismos sociales vascos en este sentido, fue procesado y detenido dentro del sumario 18/98 por orden del juez Baltasar Garzón, acusado de actuar a las órdenes de ETA. En su declaración ante el tribunal aseguró que «que no somos de ETA lo sabe todo el mundo» y dejó sentado que «si vuelvo a la Audiencia Nacional espero que sea por haber practicado la desobediencia civil, ya que no me dieron tiempo siquiera de practicarla».

Perfil [ Begoña Huarte ] | Integrante del Foro Social Permanente

Natural de Leitza, pero afincada desde hace años en Iruñea, Begoña Huarte es una persona muy conocida en la capital navarra, ya que ha estado ligada de antiguo a diferentes movimientos sociales ya sea en la lucha en defensa del ecologismo, el euskara, en el ámbito social y en favor de la desobediencia civil. Huarte fue integrante de la coordinadora Lurraldea, movimiento ecologista contrario al trazado de la autovía de Leitzaran. Docente de profesión, participa actualmente en el Foro Social Permanente para impulsar el proceso de paz en Euskal Herria, como integrante del cual intervino recientemente ante el Parlamento de Nafarroa, en la presentación de las conclusiones de esta iniciativa.





°