miércoles, 21 de diciembre de 2016

Carmen Lamela Montada en Sus Trece

Por si a alguien le queda duda acerca de la "autonomía" con que actúan los jueces españolistas con respecto a la Zona Especial Norte, les invitamos a leer esta nota publicada en Naiz:


La juez Carmen Lamela, que instruye la causa contra nueve jóvenes de Altsasu acusados de participar en una trifulca con dos guardias civiles y sus parejas, está impidiendo que la defensa de los acusados presente sus pruebas. Así lo ha denunciado Amaia Izko, letrada de varios de los procesados, que ha criticado la celeridad de los trámites y la indefensión a la que están sometidos sus clientes. 

Alberto Pradilla

«Hay indicios suficientes». Esta es la respuesta que la juez de la Audiencia Nacional española, Carmen Lamela, ha dado a las peticiones de testigos de los abogados de los nueve jóvenes de Altsasu procesados por una trifulca con dos guardias civiles y sus parejas. Siete de ellos están en prisión desde hace más de un mes. Sin embargo, la magistrada no ha querido escuchar los testimonios propuestos por sus letradas, argumentando que con lo que ya ha escuchado (básicamente, las declaraciones de los agentes y sus parejas, así como los informes de la Guardia Civil y la Policía foral) ya es suficiente para seguir adelante con la acusación.

La abogada Amaia Izko ha denunciado hoy la «celeridad» con la que se está desarrollando el procedimiento. Los hechos ocurrieron a mediados de octubre y, a día de hoy, ya se ha emitido un auto procesando a nueve de los jóvenes. Un trámite «exprés» que, a juicio de la letrada, daña el derecho a la defensa de sus clientes.

Las protestas de Izko no quedan ahí. Según ha relatado, las defensas tenían intención de presentar testigos que explicasen dónde estaba cada uno de los jóvenes en el momento de los hechos, ya que estos niegan haber participado en la agresión. La magistrada, sin embargo, argumenta que este no es el «momento procesal». Es decir, que, en todo caso, escuchará estos testimonios en la vista oral, si es que finalmente el procedimiento termina en juicio. «Se están haciendo cosas con merma absoluta del derecho de defensa», ha señalado Izko.

Los nueve procesados (siete de los cuales se encuentran en prisión) han tomado parte hoy en la declaración indagatoria. Este es un trámite judicial por el cual los imputados confirman haber recibido el auto de procesamiento y pueden expresar su conformidad o disconformidad. Todos los jóvenes han rechazado el contenido de las acusaciones. Las declaraciones se han tomado por videoconferencia, tanto desde las cárceles de Soto del Real y Alcalá Meco como desde el juzgado de Iruñea.

Por otro lado, ayer se celebró la vista en la que la sección cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional española analizaba los recursos presentados por las defensas de los jóvenes que permanecen encarcelados para que sean puestos en libertad. Fiscalía defendió que sigan en prisión. Los jueces tomarán una decisión en los próximos días.





°