viernes, 23 de diciembre de 2016

Luhuso Cohesiona

Al leer este artículo publicado en Gara tal vez usted sea un poco escéptico acerca de la implicación del PNV y de Podemos en el proceso de Desarme, Desmovilización y Reinserción de ETA, mismo que fue cínicamente bloqueado desde su mismo inicio hace ya cinco años y que con las detenciones de Daniel Pla hace un año y de los cinco artesanos de la paz de Luhuso hace una semana ha alcanzado cotas que debieran alertar de una vez por todas a la comunidad internacional con respecto a el régimen español y su conducta para con los derechos civiles y políticos, ya no decir humanos, del pueblo vasco.

Aquí lo tienen:
 

Lo ocurrido en Luhuso no solo fortalece la demanda de resolución en Ipar Euskal Herria. Provoca además un movimiento inédito en el sur: la mayoría política y sindical requiere a Madrid y París «un desarme ordenado, controlado, seguro y transparente», al que además contribuyan Iruñea y Lakua, instituciones que gobiernan varios firmantes.

Nerea Goti y Ramón Sola

La reacción política y social provocada por la operación policial de Luhuso salta la muga. Representantes de PNV, EH Bildu, Geroa Bai y Podemos de Nafarroa y Donostia –por la parte política–, y ELA, LAB, Steilas y ESK –por la sindical–, entre otros, han suscrito un comunicado conjunto en favor del desarme. Se trata de un texto que tiene varias novedades y además les compromete en la medida en que sustentan instituciones interpeladas en el mismo, como son los gobiernos de Gasteiz e Iruñea.

Así, en el cuarto y último punto se expone que «apostamos por que el Gobierno Vasco y el Gobierno de Navarra, dadas sus competencias en materia de seguridad, puedan contribuir a que ese desarme se desarrolle con éxito». Y se añade que «consideramos que los parlamentos de Gasteiz e Iruñea, así como la Mancomunidad que va a constituirse en Iparralde, deben tener la posibilidad de hacer un seguimiento de este proceso». La foto de ayer y la que dejó en Ipar Euskal Herria la Declaración de Baiona de 2014 permiten concluir que este deseo de implicación práctica tiene mayoría en todas las instituciones vascas a las que se alude en el texto.

Antes de ello se emplaza lógicamente a Madrid y París, que han pasado de reclamar el desarme de ETA a combatirlo con todo tipo de maniobras policiales y judiciales. «Igual que muchísimos cargos de Iparralde de todas las tendencias políticas, requerimos de los gobiernos español y francés que asuman su responsabilidad y coadyuven a un desarme ordenado, controlado, seguro y transparente, en línea con los estándares internacionales que se aplican en casos similares», declaran estos agentes reunidos ayer en Bilbo.

La perspectiva que toman sobre el asunto del desarme es similar a la que adoptó el Foro Social Permanente tras su última cumbre específica sobre el tema, realizada en Aiete en el quinto aniversario de la Declaración. Ponen de manifiesto que «la adecuada articulación entre instituciones representativas, instancias de verificación y organizaciones representativas de la sociedad civil puede contribuir sobremanera a culminar con éxito este proceso de desarme. Por ello, hoy aquí manifestamos el compromiso de nuestras organizaciones políticas y sindicales con la paz», concluye el mensaje conjunto. Le dieron lectura los secretarios generales de ELA y LAB, Adolfo «Txiki» Muñoz y Ainhoa Etxaide respectivamente, flanqueados por el líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi, o el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar. También estuvieron en el acto José Ramón Urtasun (Podemos Nafarroa), Ana Pérez (Steilas), Alazne Intxauspe (Etxalde), Isabel Castro (ESK)...

Además, muestran su satisfacción por la puesta en libertad de Béatrice Molle-Haran, Michel Berhokoirigoin, Michel Bergouignan, Stéphane Etchegaray y Txetx Etcheverry; valoran «muy positivamente el compromiso mostrado por cientos de electos y cargos institucionales y la movilización social desarrollada, que explican en gran medida este desenlace»; y no olvidan reivindicar la importancia de la Comisión Internacional de Verificación, remarcando el reconocimiento de que dispone en Euskal Herria.

PNV, I-E y Podemos

Destaca la presencia del PNV en este acuerdo dadas sus responsabilidades en Lakua, si bien ahora en coalición con el PSE. El texto puede abrir una nueva página diferente de la predominante hasta ahora, en la que el Gobierno Urkullu ponía en duda la voluntad de desarme de ETA y al mismo tiempo hacía énfasis exclusivo en su propuesta de desarme de diciembre de 2014, que desde el punto de vista de la izquierda abertzale presenta dudas de viabilidad.

Los recelos mutuos han llevado a malentendidos que ahora podrían entrar en vías de superación. Por ejemplo, desde Lakua y PNV se ha sostenido que ETA rechazaba su implicación, lo cual no parece cierto a tenor de otros datos. ‘‘El Diario Vasco’’ aseguró ayer que ETA envió hace dos años un mensaje directo a Iñigo Urkullu en el que ofrecía «una acción conjunta activa».

Por lo que respecta a Nafarroa, la foto de ayer en Bilbo implica a tres de las cuatro formaciones del acuerdo de cambio (Geroa Bai, EH Bildu y Podemos). Izquierda-Ezkerra es el cuarto socio, y aunque no suscribe este consenso sí apoya un escrito bastante semejante, presentado en paralelo.

Lo firman Podemos Euskadi, Ezker Anitza-IU, Equo Euskadi, Podemos Nafarroa (que está en los dos, por tanto), IU Navarra y Batzarre. Aboga por un desarme que se haga de forma «eficaz, segura y con garantías». Y en cuanto a las responsabilidades, subraya que «el Gobierno central tiene el derecho político y moral de facilitar este proceso» y añade que «esa labor puede y debe hacerse en un marco de colaboración recíproca con los gobiernos vasco y navarro».

Concentraciones hoy por el proceso, con impulso de ELA y LAB

Recogiendo el llamamiento hecho el lunes en Baiona por partidos, electos, organizaciones sociales y sindicatos, ELA y LAB lideran junto a otros agentes una convocatoria de concentraciones hoy ante los ayuntamientos de Bilbo, Donostia, Gasteiz e Iruñea, bajo un lema simple pero contundente: «Bake prozesuaren alde».

«Txiki» Muñoz y Ainhoa Etxaide, secretarios generales de los dos principales sindicatos, participarán en la convocatoria prevista en Bilbo, que será a las 12.00.

Sortu ha llamado a participar en estos actos de impulso al proceso, considerando que «ha llegado la hora de decir ‘basta’. La sociedad vasca quiere la paz, una paz integral y definitiva. Y no podemos aceptar que los enemigos de la paz nos lleven a un escenario sin soluciones. No lo vamos a aceptar».

Electos de Ipar Euskal Herria anuncian además una comparecencia conjunta ante la Subprefectura, en Baiona, con el mismo fin.

Bloqueos allí, avances aquí

2011

La Declaración de Aiete insta a los gobiernos español y francés a «iniciar conversaciones [con ETA] para tratar exclusivamente las consecuencias del conflicto», entre ellas lógicamente el desarme. Madrid y París eluden el emplazamiento.

2012

El Gobierno del PP remarca su desprecio a un desarme ordenado con esta frase del ministro de Interior: «Pueden dejar unas cuantas armas en alguna campa».

ETA propone a ambos estados acordar «plazos y fórmulas» sobre presos, desarme y desmilitarización. La respuesta del Gobierno del PP consiste en forzar que la delegación de ETA sea expulsada de Noruega.

2014

La Comisión Internacional de Verificación da fe y pruebas gráficas del inicio del sellado e inventariado del arsenal de ETA. Madrid desata una ofensiva total contra este paso: lleva a la Audiencia Nacional a los verificadores y lo intenta ridiculizar en los medios. París hace otro tanto.

Todo el arco político de Ipar Euskal Herria se une en la Declaración de Baiona, que anima al desarme y la solución del resto de temas.

La CIV revela nuevos avances en el sellado e inventariado. Lakua lo contraprograma, declarándolo insuficiente y presentando un plan propio, imperativo con ETA.

2016

El Foro Social plantea un desarme con liderazgo civil y soporte por parte de los gobiernos de Iruñea y Lakua.

La redada de Luhuso revela que ETA ha concluido el sellado e inventariado y encara la destrucción de arsenales dejándola en manos de la sociedad civil.





°