viernes, 14 de abril de 2017

De Gernika a Auschwitz

El horror nazi que se asomó en Gernika aquel día de mercado en abril de 1937 alcanzó sus cotas más altas en los campos de exterminio diseminados por Europa central y oriental.

En días próximos, Gernika quedará hermanada con Auschwitz, el que quiza sea el campo nazi más conocido a nivel mundial. Vascos, polacos y alemanes recordarán juntos a qué punto ha llegado la barbarie... no así los españoles, quienes continuarán negando haber estado involucrados en el bombardeo y que Franco de hecho fue aliado de Hitler y de Mussolini durante la Segunda Guerra Mundial, por más que ahora sus valedores yankis insistan en que se mantuvo "neutral".

Así mismo, es necesario recalcar que mientras Gernika sigue siendo un símbolo de resistencia antifascista e internacionalista, la memoria de Auschwitz es manchada por los sionistas que han estado utilizando lo sucedido ahí para justificar el genocidio palestino. 

Les invitamos a leer este artículo dado a conocer en El Correo Vasco:


Un total de 56 retoños se han diseminado por diferentes lugares del planeta desde 1995. El último será en la ciudad polaca conocida por el exterminio de judíos en su campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial

Gabriel Cuesta

El Árbol de Gernika ha echado raíces en medio mundo. Desde 1995, un total de 56 retoños simbolizan con sus robustos troncos y ramas las libertades del pueblo vasco en lugares como México, Australia, Argentina, Francia, Estados Unidos o Kenia.

El próximo destino donde se podrá contemplar un ejemplar será el antiguo campo de concentración nazi de Auschwitz, a partir del próximo 20 de abril. Doscientos alumnos de tres colegios vascos, junto al lehendakari Iñigo Urkullu y una delegación de las Juntas Generales de Bizkaia, viajarán a la localidad polaca para estrechar lazos entre dos lugares que han sufrido de distinta manera la barbarie del nazismo. Dos de ellos son vizcaínos: la ikastola Lauro y Urdaneta.

Las inmedaciones del campo de concentración Auschwitz-Birkenau, donde más de la mitad de las 400.000 personas internadas murieron durante la Segunda Guerra Mundial, tendrán un retoño de la ciudad que hace 80 años fue devastada por los bombarderos de la aviación Cóndor durante la Guerra Civil.

Será un acto cargado de simbolismo, donde las paladas de tierra asentarán al nuevo ejemplar en el parque Zasole mientras suena el Gernikako Arbola. Es necesario que el retoño presente sus mejores galas. Un trabajo desde la sombra que exige dedicación y un cuidado al milímetro.

Suelo helado

Uno de los que lo realiza es Kepa Txarterina, el ingeniero agrícola encargado del cuidado del Árbol de Gernika desde 2011. Él mismo se trasladó a Auswitch junto a otros dos operarios para dejar al retoño a punto para el acto. Algo que resultó más complicado de lo que parecía en un principio, porque las palas casi no clavaban en la tierra. «El suelo estaba helado, no me lo creía. Casi hacemos 2.500 kilómetros con dos árboles para no plantarlos», explica sobre su viaje 'express' del pasado 20 de marzo.

Por suerte todo quedó en un susto. Dejaron preparado el segundo ejemplar y el oficial lo guardaron en un almacén para evitar arriesgarse a su deterioro por el frío. «Durante el traslado el retoño debe sufrir lo menos posible. Que no sufra heridas». La plantación también tiene su aquel, ya que el roble debe mostrar un aspecto erguido. «En el hoyo donde se coloca el cepellón se introduce tierra vegetal y fertilizante. No puede quedar aire, porque se secan sus raíces», explica. Después, quedan ocho meses de actividad para que se asiente de nuevo con fuerza en el suelo.

Son muchos años los que pasan hasta que los retoños pasen de ser una bellota a ocupar la tierra de lugares como Nairobi, Sidney o Perón. «Desde que se recoge en otoño la bellota pueden pasar desde que germinan hasta 7 años en macetas», apunta Txarterina. Su último gran destino será Japón, donde se han enviado cuatro ejemplares que se asentarán en el Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima, lugar que emblemático de otra ciudad que también fue bombardeada en tiempos de la Segunda Guerra Mundial.






°