miércoles, 26 de abril de 2017

Los Escuálidos Llegaron a Naiz

La imposible equidistancia.

De eso nos habla esta misiva en la que se deja claro que el internacionalismo vasco no se va a dejar engañas por el periodismo progre.

Les invitamos a leer esto que se ha publicado en Naiz, a quien debemos reconocer al menos el profesionalismo implícito en el respeto irrestricto al derecho de réplica:

Pablo Berroteran


Triste, muy triste. Es el sentimiento que fluye en este momento en mí, después de leer la crónica del diario NAIZ sobre lo acontecido ayer día 19 de abril en Venezuela, un periódico que tanta lucha y sacrificio le supuso al pueblo de Euskal Herria volver a sacarla a las calles después da la brutal agresión a la libertad de expresión por parte del estado imperialista español que supuso el cierre de "Egin".

Hay una frase en el corazón de Euskal Herria que repetimos multitud de veces:

«Porque fueron, somos; y porque somos, serán».

Yo soy, porque fueron Pakito Arriaran, Alba, Begoña, y otros muchos vascos que comprendieron que la lucha por la independencia de Euskal Herria, era la misma lucha por la independencia de la Patria Grande Nuestra Americana y por la lucha de los pueblos oprimidos del mundo. 
Ernesto «El Che» Guevara, siempre nos recordó:

«Sean capaces siempre de sentir, en lo más hondo, cualquier injusticia realizada contra cualquiera, en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda del revolucionario».

El internacionalismo supone colocarse del lado de los oprimidos y colaborar en la defensa de sus derechos frente a las estructuras de poder que se los niegan, nos recuerda en numerosos textos el internacionalista Jesús Valencia.

Triste, muy triste, por ver cómo el periódico del «pueblo» obvia totalmente la arremetida global en todos sus frentes que sufre la Revolución Bolivariana, al punto de equiparar al agresor y al agredido y ofrecernos un contenido totalmente despolitizado, tratando (imagino) de dar una imagen de «imparcialidad» que lo único que logra es desvirtuar lo que realmente ocurre en Venezuela desde que el comandante Hugo Chávez llego junto a su pueblo al poder, y confundir a sus lectores con una visión donde lo único que se nos propone es el de que la sociedad venezolana «está dividida».

Utilizar medios como "El Universal", o declaraciones de terroristas del imperio como fuentes confiables de lo que acontece en Venezuela es algo realmente muy peligroso y sobre todo muy triste, y me resulta muy difícil entender las intenciones detrás de este tipo de contenidos. Solo falta que el reconocido antichavista Iñaki Anasagasti, que llama abiertamente a la violencia en Venezuela asuma las crónicas.

Después de exponer mi crítica y mi tristeza a los responsables políticos del diario NAIZ por la línea informativa que manejan acerca de lo que acontece en Venezuela, solo me queda hacer un llamado a los lectores y al pueblo de Euskal Herria:

Más allá de medios que promueven y justifican golpes de estado en Nuestra América y los pueblos de mundo, y otros que se presentan como «objetivos» o «imparciales», hay muchos medios que con la crudeza que amerita, plantean los elementos con objetividad real, contextualizando los hechos y poniendo todos los elementos encima de la mesa para que los lectores de NAIZ y el pueblo de Euskal Herria puedan juzgar lo que realmente está ocurriendo en Venezuela.

Les animo a todas y todos a que no se conformen, que rebusquen, averigüen, analicen, y que creen su propia opinión antes de dejarse llevar por tibias crónicas, que lo único que logran es confundir y generar escepticismo ante la ardua batalla que enfrenta el pueblo venezolano y que hoy más que nunca, necesita del esfuerzo y la solidaridad de todos y todas para que la información llegue a cada rincón del planeta.

Quiero finalizar con dos frases de dos grandes revolucionarios.

El Che nos vuelve a recordar:

«Luchamos contra la miseria pero al mismo tiempo luchamos contra la alienación».

Y Malcolm X sentencia:

«Si no estáis prevenidos ante los Medios de Comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido».

Iraganik gabeko herria, etorkizunik gabeko herria.

Gora Euskal Herria Askatuta!

Gora Iraultza Bolivartarra!!

¡Venezuela no está sola! 

«Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copias a sus amigos: nueve de cada diez las estarán esperando. Millones quieren ser informados. El terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad. Derrote el terror. Haga circular esta información». (Rodolfo Walsh periodista y escritor argentino, asesinado por grupos paramilitares en la dictadura argentina).






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario