miércoles, 26 de abril de 2017

Gernika Maniatada por el Autonomismo

Continuamos con las publicaciones dedicadas al aniversario ochenta del bombardeo fascista a Gernika con este texto publicado en el blog Borroka garaia da!:


80 años han pasado desde que un día como hoy, el fascismo europeo a mandato del español, redujera una Gernika indefensa a escombros mediante bombas pesadas, seguidas de incendiarias y ametrallamientos en uno de los crímenes de guerra más conocidos y más impunes. Uno más de los innumerables crímenes de guerra y no guerra cometidos contra Euskal Herria por las fuerzas de invasión u ocupación a lo largo de la historia, no menos impunes cada uno de ellos.

Poco es lo que falta de saber en cuanto a las características del bombardeo y sus consecuencias pese a que lo primero que hicieron cuando Gernika fue bombardeada es acusar al rojo-separatismo del crimen que ellos mismos habían cometido y cuando finalmente fue ocupada por tierra destruir los registros de las cientos de víctimas mortales que habían causado. Hasta hoy, así se ha quedado. Lo que se ha llegado a saber no ha sido gracias ni a la ONU, ni a ningún tribunal, ni a ninguna organización internacional de derechos humanos. Un periodista perdido y sobre todo un pintor fueron los que consiguieron la relevancia internacional gracias a un cuadro y el resto de información sacada del esfuerzo de un pueblo que no olvidó. No hubiera sido sino más que una gota en la lluvia o un grito perdido en el silencio. Algo que no solo intentaron que fuera entonces sino hoy en día con cualquier caso de tortura, asesinato o violencia de estado.

Hermann Göring en el juicio de Nuremberg llegó a decir que el apoyo de la aviación nazi tenía dos objetivos: impedir la expansión del comunismo y probar nuevas técnicas de guerra. También sabemos que atacando Gernika de esa manera el nacionalismo español atacaba uno de los símbolos abertzales más significativos y castigaba mediante el terror a la población civil que sustentaba ese proyecto. Más allá de las intenciones generales y de las teóricas y supuestas particulares de acotar la movilidad del ejército vasco, lo que no se habla tanto es de lo que se cocía en segundo plano.

Previamente y en el contexto del bombardeo de Gernika el PNV a espaldas de todos estaba negociando con el fascismo italiano una rendición. De hecho, la aviación italiana que también participó en el bombardeo tenía ordenes expresas de bombardear solo una carretera y un puente al este de Gernika y por razones políticas que no constan en el informe y que se desconocen pero que se intuyen, no adentrarse en la propia Gernika. Y prácticamente eso hicieron, lanzaron 1800 kilogramos de explosivos en la periferia y el daño causado en la propia Gernika fue limitado a solo varios edificios. En las siguientes oleadas llegó la aviación nazi y el resto es historia. Sin ninguna lógica militar más que el terror, arrasar con todo y con todos.

El bombardeo de Gernika consiguió sus objetivos. La táctica de ataque a población civil iniciada en Durango y extendida a más localidades aumentando el nivel de violencia descarnada logró que la moral del ejército vasco y la población quedara resquebrajada. Todo ello mientras el PNV no pensaba en la guerra y en ofrecer resistencia, sino en rendirse. El efecto de la conjunción de esos factores junto a los problemas en el frente dio como resultado un contexto, probablemente para el PNV dado como óptimo para llevar finalmente a cabo el acuerdo de Santoña pocos meses más tarde.

Su Excelencia Aguirre, Bilbao — tengo el honor de comunicar a vuestra excelencia que los generales Franco y Mola, interrogados expresamente acerca del asunto, han hecho conocer ahora a la santa sede las condiciones de una eventual rendición inmediata de Bilbao. 1: se empeñan en conservar intacto Bilbao. 2: facilitarán la salida de todos los dirigentes. 3: completa garantía que el ejército de Franco respetará personas y cosas. 4: libertad absoluta para los milicianos soldados que se rindan con las armas. 5: (…). 6: serán respetadas la vida y los bienes de aquellos que se rindieren de buena fe, aún para los jefes. 7; en el orden político, descentralización administrativa en la misma forma que la disfruten otras regiones. 8; (…), el Santo Padre exhorta a vuestra excelencia a tomar en atento y solícito examen dichas proposiciones con el deseo de ver finalmente cesar el sangriento conflicto. Cardenal Pacelli.

Y al igual que ocurriera con el bombardeo de Gernika, en Santoña se ejecutaron más de 500 sentencias de muerte. Lo cual a veces me lleva a pensar si parte de la ejecutiva del PNV sabía de antemano que el bombardeo de Gernika se iba a producir debido a los tratos que ya mantenía con el fascismo italiano.

Cuando el fascismo tomó Gernika unos soldados quisieron talar el árbol de Gernika mientras unos fascistas requetés lo impidieron y le hicieron un homenaje. Bajo órdenes directas del general Mola se puso guardia protectora del árbol, de toda la simbología foral y las instituciones.

¿Qué ha cambiado en estos 80 años? En lo fundamental la única diferencia es que ya no necesitan bombardear Gernika. Ya lo hicieron una vez y se impusieron, hasta hoy. La bandera que portaban las tropas fascistas entonces es la que hoy ondea en Gernika junto a simbología foral mientras que la infraestructura y fábricas que el PNV no quiso inutilizar y por tanto dejó intactas en manos del franquismo hoy en día están en manos de una burguesía muy conocida. Autonomismo se hace llamar.






°