viernes, 28 de abril de 2017

Gamberrismo a la Sevillana en Bilbo

Para estos momentos ya son conocidas las andanzas de un grupo de cavernícolas que con el pretexto de un partido de futbol viajaron desde Sevilla hasta Bilbo para divertirse muy a su manera, tanto dentro como fuera del estadio.

Nosotros no lo consideramos como un acto de violencia circunscrito al deporte, la lacra que debe ser eliminada del futbol como dicen algunos.

No, este hecho no es un hecho aislado ni del todo relacionado con el gamberrismo en el futbol. Esto es violencia estatal española buscando generar condiciones para poder utilizar la represión como pretexto. Afortunadamente no hubo enfrentamiento con seguidores del Athletic, que era precisamente lo que se buscaba.

Les compartimos pues esta nota publicada en El Desmarque:


El atestado le imputa un delito por "trato degradante"

La Ertzaintza ha abierto un atestado de oficio contra los tres hinchas del Betis implicados en la agresión el jueves a un hombre en la Plaza Nueva de Bilbao y les ha imputado un delito de trato degradante. Aunque la víctima no ha presentado denuncia por los hechos, la policía vasca, que identificó ayer a los agresores, ha remitido el atestado al juez para que abra las diligencias oportunas.

Los hechos se produjeron al filo de las 13.00 horas de ayer cuando la victima se encontraba sentado tranquilamente en una terraza de la Plaza Nueva de Bilbao. El agresor le increpó y le propinó varios golpes entre las risas de sus acompañantes. En el audio se puede escuchar como el agresor se acerca diciendo "tú, Gabilondo. Arriba España. ¿Eres proetarra?", para a continuación tirarle una bebida encima, propinarle una bofetada y emprenderla a patadas contra él y su perro mientras la víctima corre para tratar de refuergiarse en un bar. Sus dos acompañantes graban la escena y ríen la 'gracia' al agresor. "Gabilondo de mierda, asqueroso, proetarra...", se puede escuchar al final del video.

Posteriormente, una patrulla de la Policía autonómica vasca identificó y estuvo con el agresor y con algún acompañante suyo, y confirmó que todos ellos eran hinchas del Betis. La Ertzaintza contactó también con la víctima, que no presentó denuncia y se dio el caso por cerrado.

.
.







°