viernes, 9 de diciembre de 2016

Pregunta Necesaria

Sin mayores preámbulos, les compartimos este texto publicado en Naiz:


Han pasado ya cinco años desde que ETA anunció el cese definitivo de la lucha armada. Ha llovido mucho desde entonces, pero hay algo que no ha cambiado: los estados español y francés no han mostrado la más mínima voluntad para poner en vías de solución las consecuencias del conflicto. Al contrario, han endurecido aún más la cruel política penitenciaria, y se ha reprimido duramente la lucha por los y las presas políticas vascas. La represión y sus consecuencias han dejado una profunda huella en el estado de ánimo del movimiento solidario con los represaliados. Hasta el punto que la frustración y la desesperanza se instalaron en amplios sectores. Y, ya va siendo hora de que le demos la vuelta.

Joseba Aranibar, Garbiñe Urra, Josu Bravo y Karlos Perez | Expresos de Nafarroa

¿Cómo traemos a los presos y refugiadas a casa? pregunta necesaria. La clave está en reactivar la fuerza latente en este pueblo. Reactivarla desde la unidad y en la dirección adecuada creando nuevas condiciones políticas, sociales y jurídicas. Creación de nuevas condiciones para dar pasos sucesivos hacia adelante, para seguir creando nuevas condiciones para dar más pasos hacia el objetivo. Para ello, será imprescindible reactivar fuerzas en la dirección adecuada y utilizar todas las  palancas en clave de unidad y complementariedad.

Nos referimos a dinámicas plurales en favor de los derechos humanos de presos y presas, a la dinámica emprendida en el ámbito de los y las trabajadoras, a las que habrán de venir desde el ámbito institucional y el internacional, y al trabajo en el ámbito jurídico. La consecución de condiciones políticas, sociales y jurídicas que faciliten la liberación de los compañeros gravemente enfermos, el fin de la política de dispersión, y la superación del doble cómputo de penas se enfrentan a grandes desafíos, de ahí la necesidad de situar la cuestión presos en un lugar prioritario de la agenda política vasca. Igualmente, el desafío que suponen la ley 7/2003, que condena a decenas de compañeros y compañeras a cumplir 40 años íntegros, y la perpetuité francesa también habrán de ser vencidas y superadas para liberar a nuestras compañeras y compañeros.

No estamos descubriendo nada nuevo. Hace no tanto íbamos por buen camino, realizando movilizaciones históricas en contra de la dispersión, consiguiendo un amplio consenso en Ipar Euskal Herria, venciendo a la doctrina 197/2006 y consiguiendo excarcelar a 60 compañeros y compañeras. A finales de 2013 también EPPK hizo una importe aportación con el objetivo de aportar y buscar soluciones a la situación de bloqueo en las cárceles. Por todo ello, porque estábamos creando nuevas condiciones en la dirección adecuada, el Estado español golpeó tan duro. En septiembre del 2013 suspendió Herrira; en enero del 2014, dos semanas después de que el EPPK anunciara estar dispuesto a dar pasos, llegaron la detención y el encarcelamiento de los intermediarios del colectivo para neutralizar la herramienta que facilitaba al colectivo desarrollar una interlocución política y devolver al EPPK al aislamiento y la incomunicación. En cuatro meses, la represión convirtió la cuestión de los presos en un agujero que se agrandaría con las operaciones de enero de 2015 contra los abogados y las amenazas veladas y no tan veladas contra Jaiki Hadi y Etxerat que acabaron con decenas de familiares desfilando en la Audiencia Nacional mientras los delegados del gobierno prohibían toda expresión de solidaridad con los y las presas.

Debilitaron la llama, pero no consiguieron apagarla. La dinámica “Free Otegi, Free them all” trajo significativas adhesiones a la demanda de liberación de los y las presas políticas vascas y surgieron nuevas dinámicas en favor de los derechos humanos de los y las encarceladas. Los jóvenes protagonizarían una vistosa acción desobediente por los presos ahora hace un año, luego en el contexto de Abian, le sucederían 40 marchas a 40 cárceles y posteriormente los expresos saldríamos en apoyo de EPPK reuniendo a 20.000 persona en la manifestación del 17 de abril.

En todo este tiempo, estamos avivando la llama, pero todavía está lejos de arder con la fuerza necesaria. Por su parte EPPK ya ha anunciado que va a llevar a cabo un proceso de debate y en su comunicado decía: «A las y los militantes que nos ha tocado estar organizados en el EPPK también nos toca llevar a cabo nuestro proceso de reflexión y debate, tal y como harán las distintas organizaciones de la izquierda abertzale», «el objetivo del proceso de debate será cómo aportar, cómo incidir desde dentro y desde fuera», «la cuestión será cómo invertir las fuerzas para desarrollar la línea acordada en 2013». Y, como sucedió antes, EPPK volverá a tomar las decisiones colectivas que considere oportunas y volverá a contar con todo nuestro apoyo.

Entre tanto, los expresos y exrefugiados, junto a otros agentes de la izquierda abertzale, hemos puesto en marcha una dinámica de un mes largo de movilizaciones. La cita más importante será la cadena humana a realizar en la bahía de la Concha el próximo 6 de enero, pero no será la única. Durante todo el mes de diciembre llenaremos Euskal Herria de movilizaciones y actos y el encierro abierto de Usurbil en un marco de actividad por los presos. Queremos llevar la llama de la lucha, convertida en miles de fueguitos, a todos los rincones de Euskal Herria. Y con miles de llamas en miles de manos, reivindicaremos la excarcelación de todos cantando Kalera kalera! Doblemente kalera porque los necesitamos en la calle para seguir luchando a nuestro lado por una Euskal Herria independiente y socialista.

El pasado septiembre, el colectivo nos envió un claro mensaje: «tenemos que hacer frente al desafío que tenemos ante nosotros activando y cohesionando en perspectiva plural las fuerzas que tenemos dormidas; nunca dispersándolas». A qué esperamos. Kalera kalera borrokalari kalera!

* Firman también las expresas y expresos: Fermin Anzizar, Jon Arriaga, Juan Mari Beloki, Sotero Etxandi, Xabier Goldaraz, Mariló Gorostiaga, Josu Iparra, Jone Lozano, Alberto Matxain, Mikel Nieto, Kepa Oloritz, Juan Jose Zubieta, Miguel Angel Llamas ‘Pitu’, Bixente Goikoetxea, Miren Zabaleta, Josu Beaumont, Fran Balda, Fernando Sota, Egoi Irisarri, Ibai Sueskun, Gorka Sueskun, Eneko Oltza, Xabi Bidaurre, Elena Urabaien, Mikel Marin, Ibai Azkona, Eneko Compains, Iker Aristu, Garazi Autor, Juanlu Camarero, Jaime Iribarren, Alfontso Arnesto, Pol de Miguel, Eneko Villegas.





°