jueves, 21 de marzo de 2019

A Altsasu por Bruselas

Este domingo 24 de marzo la cita es en Altsasu para mostrar solidaridad con los ocho represaliados, sus familias y vecinos.

La convocatoria ahora se refuerza con un llamado desde el corazón de la Unión Europea.

Aquí la información por conducto de Gara:


Primer día en Bruselas de los familiares de los jóvenes de Altsasu. Ayer intervinieron en el Parlamento Europeo para dar a conocer el caso. Las sensaciones son buenas. La sala se llenó y parlamentarios de otros países se acercaron hasta ellos. Irlandeses y portugueses suman su apoyo a los europarlamentarios del Estado español que defienden la causa.

Aritz Intxusta

La previsión era llegar de madrugada, pero el avión se retrasó. Casi dieron las diez para cuando Antxon Ramírez de Alda, Bel Pozueta y Edurne Goikoetxea pusieron el pie en Bruselas. Junto con ellos viajó Aritz Leoz, cara visible de la plataforma Altsasukoak Aske, la organización vecinal que apoya a los encarcelados. Leoz es amigo de Iñaki Abad, aunque cuando la pesadilla empezó todavía no sabía que la Guardia Civil también iría a por Abad. La quinta viajera es otra familiar, para «echar una mano con el inglés».

«Hemos tenido que coger un taxi para ir corriendo al Parlamento», explica el padre de Adur Ramírez de Alda. El acto consistía en una rueda de prensa con los partidos que siempre les ha apoyado en el Parlamento Europeo: Podemos, EH Bildu, PNV, BNG, Esquerra Republicana e IU. «Había mucha gente, se notaba interés. El movimiento va a más», remarca el padre.

Uno de los mensajes con los que llegaron las familias es la falta de noticias desde la carta que remitió Frans Timmermans (el máximo responsable en asuntos jurídicos de la UE) comprometiéndose a seguir el caso. Ramírez de Alda recordó que Amnistía Internacional sí que se ha pronunciado de forma muy crítica con una sentencia que arroja penas de hasta 13 años de cárcel y que los familiares califican como una barbarie.

«Se trata de una sentencia construida desde la versión de los acusadores, sin tener en cuenta las pruebas, testigos y evidencias presentadas por las defensas con el único fin de justificar una grave condena», aseguraron en su intervención.

Uno de los puntos en los que insistieron es en la utilización con fines políticos de la agravante de discriminación, que se aplica en este caso con un criterio nuevo. «El uso de agravantes artificiales como la discriminación, pensada para proteger a colectivos vulnerables (asimilando así a la Guardia Civil con estos colectivos) demuestra la voluntad de ampliar las penas».

En el acto intervinieron también Goikoetxea y Leoz, que trasladaron desde Bruselas su intención de «seguir dando la batalla jurídica, política y social. El domingo saldremos a las 12 del mediodía en Altsasu para denunciar que esto no es justicia. Iremos con el lema “Esto no es justicia. Altsasukoak Aske”». Todos los partidos hicieron sendos llamamientos a secundar la protesta del domingo.

No es la primera vez que los padres viajan a Europa. Ha habido otras dos visitas: en junio de 2017 y en el mismo mes de 2018. «Esta vez había más trajín en los pasillos. Se han acercado parlamentarios irlandeses y portugueses. Los portugueses nos han dado un abrazo con mucha emoción», apuntó Ramírez de Alda.

La agenda les marca para hoy una reunión con el exministro belga del Interior Jan Jambon. Ya por la tarde, la delegación de Altsasu tomará parte en unas jornadas organizadas por el ICEC (International Comission of European Citizens). El viernes mantendrán una reunión con el partido de los trabajadores belga (PTB-PVDA).

Leoz adelanta que intentarán atar más encuentros antes de que tengan que subirse al avión de vuelta. Calculan estar de regreso a Euskal Herria el viernes por la noche. «Cogeremos las fuerzas que podamos, porque el sábado será un día duro de preparativos. Queda solo el último esfuerzo para sacar adelante la manifestación», afirma el padre de Adur.

Barcelona y Foro Social rompen una lanza por los jóvenes, el Ejecutivo navarro lo decide hoy

La manifestación sigue sumando adhesiones. El Ayuntamiento de Barcelona aprobó ayer una declaración institucional propuesta por el Grupo Municipal Demòcrata calificando la sentencia en apelación como «claramente injusta y desproporcionada» y trasladando «el apoyo a los familiares de los condenados y a todo el pueblo de Alsasua», afectado por «una gestión partidista de los partidos españolistas». De este modo, la segunda ciudad del Estado reconoce que la persecución a los ocho jóvenes es una cuestión política.

Mientras, en Iruñea continúan recogiéndose adhesiones a la manifestación. Por la mañana llegó una nota de EH Bildu en la que se anima a tomar parte en la protesta del domingo como la última de una serie de movilizaciones «ejemplares» de un pueblo que «ha dejado claro que no acepta políticas vengativas, montajes policiales ni campañas de persecución mediática». Asimismo, subraya la dignidad mostrada por familiares y amigos de los jóvenes.

También Mikel Buil, líder de Podemos en Nafarroa, ha anunciado la presencia de los suyos en la manifestación del mediodía. «No defendemos ninguna agresión, condenamos cualquier agresión, no pedimos impunidad, como tampoco lo hacen las familias, pero todo este caso ha sido un completo desvarío jurídico desde el primer momento y hay que ponerle fin lo antes posible».

La única incógnita que queda por despejar es el papel que tomará el propio Gobierno navarro. En otras ocasiones, el Ejecutivo daba a conocer su postura en su rueda de prensa semanal de los miércoles. Ayer, sin embargo, no lo hizo. Tampoco lo preguntó ningún periodista. Según fuentes del propio Ejecutivo, Uxue Barkos podría despejar la duda hoy mismo durante del penúltimo pleno de la legislatura.

Aun con todo, queda claro que el motor de todo cuanto sucede son los vecinos. En la reunión preparatoria de anteayer para la manifestación aparecieron unas 250 personas. La tarea de acoger una manifestación así supone un reto. El frontón se habilitará para que la gente duerma el sábado y numerosos vecinos ofrecen su casa.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario