sábado, 23 de marzo de 2019

La Víspera en Altsasu

Mañana es el gran día y ya se dejan ver los primeros solidarios que han acudido a la convocatoria para manifestarse mañana domingo 24 de marzo en favor de los ocho jóvenes represaliados, víctimas de un montaje policial tras repeler una agresión por parte de Guardias Civiles alcoholizados.

Ara Info trae a nosotros un reporte previo a la gran jornada solidaria:


Miles y miles de personas llegarán este domingo a Altsasu desde todos los rincones de Euskal Herria, y también de Aragón, Països Catalans, Madrid... para participar en una nueva movilización contra una sentencia que mantiene en prisión a siete de los ocho jóvenes del municipio navarro condenados con hasta con 13 años de cárcel “por un tobillo roto”

Iker González Izagirre

Bajo el lema ‘Esto no es justicia. Altsasukoak aske’, las plataformas Altsasu Gurasoak, que agrupa a las familias de los ocho jóvenes condenados, y Altsasukoak Aske han lanzado un llamamiento a manifestarse este domingo por las calles de Altsasu en protesta por una sentencia “construida desde la versión de los acusadores, sin tener en cuenta las pruebas, testigos y evidencias presentadas por las defensas con el único fin de justificar una grave condena”.

Como en otras ocasiones, la llamada de Altsasu Gurasoak y Altsasukoak Aske será respondida por miles y miles de personas que llegarán al municipio navarro desde todos los rincones de Euskal Herria pero también desde Aragón, Països Catalans, Madrid, Andalucía y otros pueblos del Estado. En el recuerdo, la reciente movilización por “el derecho a decidir” del pasado sábado en la capital castellana que congregó a 120.000 personas y en la que también participó Altsasu Gurasoak.

Más de 250 vecinas y vecinos de Altsasu, un pueblo de 7.500 habitantes volcado y unido con esta lucha, llevan semanas trabajando para que la manifestación de este domingo, que arrancará a las 12.00 horas desde la Avenida Pamplona, sea un éxito. Una de las iniciativas puestas en marcha es la de acoger a toda la gente que llegue el sábado y darle un espacio donde dormir, el frontón y varias casas. Así, han habilitado un teléfono para reservas, y solo será necesario traer esterilla y saco.

La sentencia condenó a ocho jóvenes de Altsasu -Oihan Arnanz, Adur Ramirez de Alda, Jokin Unanumo (este domingo cumplirán 860 días en prisión), Iñaki Abad, Julen Goikoetxea, Aratz Urrizola, Jonan Cob (también en prisión) y Ainara Urkijo (la única de los ocho que se encuentra en libertad)- a penas de entre 2 y 13 años de cárcel, las máximas por delitos de atentado a los agentes de autoridad -que no se encontraban de servicio-, lesiones –un tobillo roto por parte de uno de los agentes-, desórdenes públicos y amenazas, en unos hechos ocurridos durante la madrugada en un bar de copas.

Continuando con la labor de internacionalización, la plataforma Altsasu Gurasoak, representada por Antxon Ramírez de Alda, Bel Pozueta y Edurne Goikoetxea, y Altsasukoak Aske viajaron esta semana a Bruselas para denunciar en el Parlamento Europeo “la desproporción del caso: desde la prisión preventiva, pasando por la desmedida acusación de terrorismo y las irregularidades del juicio, hasta la desproporción de las penas”.

En Bruselas recibieron el respaldo de eurodiputados y eurodiputadas de ERC, Podemos, PNV, IU, EH Bildu y BNG, además de parlamentarios irlandeses y portugueses. También en estos tres días han participado en distintos actos y comparecencias, como en unas jornadas organizadas por el International Comission of European Citizens, y en reuniones con el exministro de Bélgica Jean Jambon y con el Partido del Trabajo.

“Se trata de condenas desproporcionadas e injustas”, señala Antxon Ramírez para recordar que Amnistía Internacional denunció que “no hubo un juicio justo”. Ramírez criticó que a pesar de que hace más de un año el comisario europeo Frans Timmermans dijo que “seguiría el caso”, no han vuelto a obtener ninguna respuesta. Goikoetxea denunció que aunque en la sentencia no se les ha condenado por delitos de terrorismo las penas han acabado siendo “como si se tratase de terrorismo”.

Una sentencia que fue confirmada hace unas semanas por la Audiencia Nacional, lo que en opinión de las familias “demuestra su afán de venganza”. No obstante, ya han adelantado que están ultimando la presentación de un recurso de casación ante el Tribunal Supremo, y que si es necesario acudirán al Tribunal Constitucional y a instancias europeas “ante tanta injusticia” para seguir librando la “batalla jurídica”. La única que les queda por ganar, ya que la batalla social la conquistaron hace muchos meses, tantos como los que los jóvenes de Altsasu llevan en prisión.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario