miércoles, 27 de marzo de 2019

Genocidio y Lucro

Nos ha quedado bien claro que la soberbia del actual monarca español le ha llevado a declarar - por medio de sus lacayos, eso sí - que no está dispuesto a ofrecer disculpas por los excesos sanguinarios cometidos por las tropas españolas durante la conquista y colonización de Mesoamérica. Uno de los argumentos utilizados ha sido aquel que dice que no se pueden juzgar hechos acaecidos hace 500 años "a la luz de consideraciones contemporáneas".

Pues bien, si de contemporaneidad hablamos, tal vez nos puedan explicar porque Madrid no ofrece disculpas por el genocidio yemení a manos de sus socios comerciales, los monarcas saudíes.

Recordemos que no solo se pide una reflexión acerca de la matanza indiscriminada de hombres, mujeres, niños y ancianos... sino por el saqueo, la descomunal extracción de riquezas que fueron arrancadas de tierras americanas para ser llevadas a la metrópoli. O sea, la naciente España lucró con la desgracia de millones de personas, exactamente igual que hace hoy, según nos informa este artículo de Público:


Así lo han afirmado varias ONGs en la campaña #ElContadorDeLaVergüenza que pide al Gobierno y a los partidos políticos que se suspenda la exportación de armas a Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos para parar el contador de víctimas.

España ingresa 20 euros por segundo por la venta de armas a la coalición saudí que bombardea Yemen, un conflicto que en cuatro años se ha cobrado la vida de más de 60.000 personas, una cada 25 minutos, convirtiéndose "en la mayor catástrofe humanitaria actual creada por el ser humano". Así lo han afirmado las organizaciones Amnistía Internacional, Greenpeace, Oxfam Internacional, FundiPau y Save the Children en la campaña #ElContadorDeLaVergüenza que pide al Gobierno y a los partidos políticos que concurren a las elecciones que España suspenda las exportaciones de armas a Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos para parar ese contador de víctimas.

El contador, situado frente al Museo Reina Sofía de Madrid, registra dos cifras: el importe por venta de armas autorizadas por España a la coalición saudí que supera los dos mil millones de euros y la de muertos por bombardeos 60.218, una persona cada 25 minutos ."Hoy se cumplen cuatro años del inicio de los bombardeos por el conflicto armado en Yemen y queremos colocar este contador de la vergüenza para mostrar las cifras de la magnitud de esta barbarie", ha dicho el coordinador de la campaña, Alberto Estévez, quien ha recordado que Naciones Unidas ha reclamado que cese la venta de armas que la coalición saudí ha utilizado contra la población civil.

En este sentido, ha añadido que "no puede ser que España se ponga de perfil en este tema, lleva cuatro años vendiendo armas y los datos son escalofriantes: por segundo estamos viendo que España ha autorizado la venta de armas por valor de 20 euros y eso hace que en la escasa media hora que muere una persona en el conflicto de Yemen, España haya hecho caja por más de 30.000 euros". "España no puede ser cómplice de los crímenes de guerra que se están cometiendo en Yemen", ha insistido el portavoz de la alianza de ONG, quien ha aseverado que "cualquier medida que pretenda aliviar el conflicto debe pasar por detener la venta de armas para detener la guerra".

También ha insistido en que "hasta que los países que suministran armas, que son EEUU, Reino Unido y Francia, junto a España y otros, no suspendan la venta de armas y no presionen a las partes en conflicto, va a ser muy difícil que haya una solución".

Las ONG ha denunciado que los ataques de la coalición saudí y de Emiratos Árabes Unidos y de otros países de la zona han provocado que el 80% de la población de Yemen dependa de la ayuda humanitaria", tras los más de 19.000 bombardeos registrados en los cuatros años de conflicto.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario